Archivo

Archivo del autor

‘TRABAJO SUCIO’, DE EVA VAZ

noviembre 12, 2017 Deja un comentario

 

Antes de ayer, mientras esperaba con M a que comenzara la presentación del nuevo libro de Javier Moreno, estuvimos echando un vistazo por la sección de poesía de la librería en la que se llevaría a cabo la presentación, cogí el último libro de Eva Vaz, ‘Trabajo sucio’, publicado por La Isla de Siltolá, y con leer un solo poema decidí llevármelo.
El poema en cuestión era éste:

 

 

BRUXISMO

Vivir apretando y rechinando
los dientes
es como cargar con 90 kgs. de peso
sobre mis mandíbulas.

Mis dientes son pequeñas astillas,
gastadas como piedras de arena.
Menudos y devastados.

Tengo que llevar una férula dental,
una brida,
un bozal,
un trozo de plástico
que te escupiría ahora mismo
como un reproche inaudito.

Trituraría tus paabras
como bolas de cristal
rompiendo mis dientes planos
como lijas de carne.

Te escupiría con los maxilares de piedra
porque no tengo dientes
pero sí veneno y calcio.

Me duelen las encías
por no sangrar de pasado:
cada diente es una miseria,
una piedra más en la maleta,
dentro de mi boca.

Bruxismo: parafunción mandibuar
del comportamiento bruxópata.

El recuerdo y el asco
de tus dientes perfectos.
Mi forma de sacarle los dientes
al mundo, así,
como un potaje cálcico.

Sé que me estoy quedando sin dientes,
pero nunca, oídme, nunca,
me quedaré
sin voz.

 

REGALOS DE CUMPLEAÑOS

noviembre 11, 2017 Deja un comentario

 

Siguen aumentando mi biblioteca y mi discoteca particulares. Parte del resultado de que ayer fuera mi cumpleaños.

 

Categorías:Música, Relato

ESTA NOCHE; ‘UN PASEO POR LA DESGRACIA AJENA’ EN MURCIA

noviembre 10, 2017 Deja un comentario

 

Esta tarde, a las 20:00 h, estará Javier Moreno presentando su nuevo libro en la Librería Educania de la ciudad de Murcia.
Cualquier libro de Javier Moreno es una fiesta así que, si les interesa, allí nos vemos.

 

INDEFINICIÓN

 

A veces, desde la ventana de mi cuarto, escondido tras los renglones de la persiana como un ladrón de imágenes, veía tender la ropa a una de ellas y no lograba, ya digo, averiguar si se trataba de la una o de la otra. Y en esa indefinición, pienso ahora, leía la falta de indefinición del mundo, del que no sabemos si es bueno o malo hasta que nos acaricia o nos destroza, en cualquier caso, siempre demasiado tarde. Así yo, cuando me encontraba con una de las dos hermanas, ignoraba quién era hasta que me pasaba la mano dulcemente por el pelo o me escupía alguna obscenidad. De no ser porque en más de una ocasión las había visto juntas, habría llegado a pensar que se trataba de un solo cuerpo con dos identidades diferentes. El horror, quizá, residía en aquella neutralidad aparente, que es también la neutralidad de que se disfraza la vida para asestarnos sus golpes más brutales.

 

 

 

Millás, Juan José. Tonto, muerto, bastardo e invisible. Madrid; Ed. Alfaguara, 1995.

 

TODO LO Q YO EXISTO NO EXISTE

 

HE SALIDO A MANCHAR mi espacio en el mundo.

acércate a un sueño despierto, idormido ien iel itiempo ino lle-
garás ia iningún isitio, iel imundo ise estira hacia ningún lugar,
los párpados vuelan a ningún lugar isobre ilos rescoldos de tus
caricias.

quiero q te des cuenta de cuando no estoy cerca, de cuando no
estoy protestando, de cuando no estoy empezando de cero.

quiero q te des cuenta ide iq iel iParaíso ino iestá iperdido, isino
olvidado iy iescondido ibajo ialguna serpiente enrollada; trataré
de dejar el espejo a un lado y idejar ide ilado iel miedo q he he-
redado.

he isalido ia imanchar ilo iq ies mío en este mundo y me han de-
tenido, iy ime ida iigual, ipq ihasta q no te oiga ipronunciar esas
palabras, no tendré la certeza de q te las crees.

y no, no puedo vivir sin dolor, páginas ien iblanco q me reflejan
un ivacío iintroductor ia ila inovela ide iAllan Poe en la q yo soy
uno de los muchos icuervos iprodigiosos iq imueren en el inten-
to de avisar a Odín de sus hazañas, ientre iel ipensamiento y la
memoria, la cabeza de la guerra y su poesía.

 

 

 

 

EFECTO MARIPOSA de las piscinas al abrirse.

desangrado cadáver debajo de la moqueta, la ilucha ide una cu-
caracha dada la vuelta para ponerse en pie.

y ives ia iUlrike iMeinhof imirando isentada idesde isu sillón, su-
surrándome ial ioído iq ino ihay inada iq iperder, iq ila lucha por
las libertades está ganada ipor encima de legalidades e indicios
morales.

la acción posterior a la reacción, ila paradoja del espontaneísmo
revolucionario, iel iefecto icuaternario idel isusurro ide iMeinhof,
un caos q se ordena solo, irestos de una supernova q se convier-
ten en un sistema solar.

 

 

 

 

MIENTRAS EN MI CAMA YAZCO, ilos ilibros icaen isobre iicomo
murciélagos a la noche.

a imi ilado ila ieterna idurmiente itocada ipor la santa negra, q se
divorció de Cupido no hace tanto.

trampa del destino q hace q un poeta se vuelva asesino.

marcado como las reses, isuplicado ichopo, ileve irisa del amor q
nunca es cierto, típico como nieve en invierno.

todo iclaro iya, ibuscaba iel icielo ien la boca, pechos, coño de las
mujeres.

ahora ime itengo q iconformar icon iacariciar ilibros isobre iDafne
y Apolo.

ahora me destroza la vida sus sueños de malicia.

pero ahí sigue a mi lado, pudriéndose poco a poco.

el olor envuelve la habitación pero yo no quiero salir de ella.

brisa iprecisa, xinsumisa, xuna iespecie ide idiosa iexpulsada idel
Paraíso por culpa de su tristeza maquillada en sonrisa.

un beso q ha matado despacio.

 

 

 

 

OLVIDO.

olvido las tartas de mis cumpleaños.

olvido cada instante de paz q hubo entre nosotros dos.

casi tengo q inventármelo.

como los alemanes olvidan la guerra y el nazismo, icomo olvi-
dan 40 años de comunismo i(mientras ahora son los reyes del
banco central europeo)

pues yo también olvido.

olvido mi condición, olvido mis verdades.

olvido quien soy y me meto en el papel de santo.

olvido la miseria a ratos, olvido a los refugiados.

olvido ila iluz ien itus iojos ial idifuminarse entre la muerte de
animales inocentes en una ibarbarie ide sufrimiento económi-
camente barato.

olvido la programación televisiva para poder dormir.

olvido las serpientes de colas ruidosas q me han picado la sen-
tencia de muerte.

olvido tus penas para poder convivir con ellas.

olvido para callar, para silenciar.

pero también recuerdo, y cuando recuerdo todo se complica.

 

 

 

 

¿Q ES LO Q SOY? alma entre hayedos, estanque con musgo verde
sobre un mar de hojas marrones.

cándido ibeso iescondido ien iun iportal io icandidiasis vaginal mo-
lesta.

«¿q es lo q soy?», ime ipregunto imientras iclavo imis ipupilas ien
el iespejo, ipirata ide aguas bravas y barquitos de papel, héroe de
capa caída.

q soy yo sino esperanza negra, un guiño al futuro incierto.

q soy yo sino el aura impura de los hombres mentirosos.

merezco imis ipenas imás iprofundas, ilos icortes icon imis sueños
rotos ide icristal, isus heridas abiertas, en las q supongo q puedes
entrar a ojear.

 

 

 

 

ME ENFRIÉ debajo de tus sábanas y ahora te imploro.

oh Nagasaki, en tu silencio te añoramos; los hijos de la des-
trucción esperamos tu doctrina con avidez.

 

 

 

 

QUIERO LEER TU PIEL en braille, escuchar lo q me cuenta en el
amparo de la oscuridad, pq eres ese tipo de persona q al fondo
de la niebla le esperan machos cabríos a dos patas.

tú, q llevaste el mal a tu familia, q te cortaste la ceja un día de
verano en una noche de sudores fríos, q comiste cerebro y q
mataste al dios de tu abuela.

tú, q has llevado la desgracia a tu casa, con excusas revolucio-
narias para poder agarrar la enfermedad de la rabia y conver-
tirla en tu forma de vida sana, fitness.

quiero follarte lento, mirándote a la cara, y q me devores el
alma.

 

 

 

 

ASPIRANTE A PRINCESA, memento mori, el universo cae sobre ti
en forma de cintarazos.

la iestatua ide ila ilibertad isujetando iun ihelado q se va derritien-
do, niños q piden el fin del sarcasmo negro en las aulas.

carne fresca y pálida, manzanas.

 

 

 

Martínez Rodríguez, Víctor. Todo lo q yo existo no existe. Madrid; Ed. El sastre de Apollinaire, 2017.

 

DISIMULANDO LOS DOS

 

Olegario, siendo aún muy pequeño, fue un día a ver a los Reyes Magos a unos grandes almacenes. Había mucha gente, una multitud, y el niño se soltó un momento de la mano de su padre y lo perdió, perdió a su padre, y comenzó a buscarlo con el llanto agolpado en la garganta, pero no lo veía, de manera que cuando estaba calibrando las ventajas de entregarse a la desesperación, al llanto, vio a un señor con bigote tan angustiado como él porque había perdido a su hijo y también lo buscaba entre la multitud cargada de regalos.Entonces Olegario se acercó y le tendió la mano con naturalidad, como si aquel señor fuera su padre, y el señor del bigote, después de dudar unos instantes, se la cogió y salieron juntos de los grandes almacenes, disimulando los dos, como si de verdad se hubieran encontrado. Y al llegar a la casa, la esposa del señor del bigote también disimuló e hizo como si Olegario fuera su propio hijo, de manera que se quedó a vivir con ellos y Olegario se dio cuenta en seguida de que él era mejor hijo que el de verdad, porque el de verdad, por ejemplo, se meaba en la cama y él no, en fin, para aquellos padres resultó muy ventajoso el cambio, pero para Olegario también por el asunto del bigote (su padre verdadero no tenía y resultaba imposible disfrazarse de él), así que durante toda la vida mantuvieron la ficción de ser una familia, disimulando como yo había disimulado mi subnormalidad, esto no se lo dije, claro, y fueron muy felices, aunque nunca volvieron a visitar a los Reyes en unos grandes almacenes por miedo a que apareciera el verdadero padre, o el verdadero hijo, y tuvieran que restituirse mutuamente.

 

 

 

Millás, Juan José. Tonto, muerto, bastardo e invisible. Madrid; Ed. Alfaguara, 1995.

 

HOY PRESENTA ‘RITMO Y COMPÁS’ ÁLVARO RUIZ EN MURCIA

 

Yo no me lo perdería así que, si les apetece, allí nos vemos.

 

Categorías:Música Etiquetas: ,
LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más