Archive

Archive for 28 febrero 2014

DONDE ACABA EL HORIZONTE…Y UN POEMA

Antonio Marín Albalate 'donde acaba el horizonte...y un poema'

 

 

SENTADO EN EL MUELLE DE LA BAHÍA,
Alguien muy oscuro tira una línea
De plata paralela a un horizonte
Cuajado de boria y lejanas chalupas
Semejantes a puntos suspensivos.
Una línea de plata profunda
Como el color de sus ojos arrasados
Por el viento. Una línea, alguien…
Toda la soledad del mundo
En esa mirada que apenas sostiene.

 

 

 

SENTADO EN EL MUELLE DE LA BAHÍA,
Alguien, un hombre en solitario, es, nunca una estatua
–Aunque lo parezca a lo largo de las horas por venir
Y a juzgar por el peso de su barba–, y, siempre, siempre,
–Aunque no se llame Job, ni semejante o así–
El perfil de la palabra paciencia.

 

 

 

SENTADO EN EL MUELLE DE LA BAHÍA,
Un hombre, ya sin rostro apenas
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxQue añadir al paisaje
Indaga en el agua, –como un ángel de piedra–,
La inmersión de la luz del crepúsculo
En el blando corazón algológico
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxDe una muy seria marea.
Su profunda, imposible y submarina belleza.

 

 

 

SENTADO EN EL MUELLE DE LA BAHÍA,
Un hombre con ademán sediento –como de arena–
Sueña que se bebe todo el mar de pronto y canta.
Como un dios oscuro de norays, canta
El cruce casi ebúrneo y copulativo del pico de sal
De una gaviota con el infinito.

 

 

 

COMO LA VOZ SORDA DEL VIENTO Y SU MEMORIA –siempre a temer en cuenta–:
El agua fría y fatal de la noche que se extiende a perpetuidad,
Tiene filos donde herirse seriamente si en ella entra el hombre
Con ojos de estatuay números quebrados.

El agua, sí, el agua oscura y maldita
De los condenados al marfil de los tiburones.
El agua traidora que se aquieta bajo la luna para que se confíen
Los barcos que serán naufragio pasado mañana.
El agua mala de una ciudad fantasma.

Y…temblando, ya definitivamente sobre el papel, un poema.

 

 

 

Marín Albalate, Antonio. Donde acaba el horizonte…y un poema. Murcia; Ed. Nausícaä, 1999.

 

UN MAL DÍA LO TIENE CUALQUIERA

Antonio Marín Albalate 'Un mal día lo tiene cualquiera'

 

 

Un mal día lo tiene cualquiera,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxEs cierto.

Lo triste es que, luego, vengan los demás,
–Haciéndolo suyo–, a contarlo por ti.

 

 

 

Marín Albalate, Antonio. Un mal día lo tiene cualquiera. Salamanca; Ed. lf ediciones & el sornabique, 1999.

 

LA MEMORIA DEL VIENTO

Antonio Marín Albalate 'La memoria del viento'

 

 

EN TANTO NO LLEGAN MIS LABIOS A TU BOCA

Derramando agua de fuego,
Mi corazón (caballo loco) cabalga
Como un sioux desesperado.

 

 

 

PORQUE TE QUIERO

Te entrego la noche de plata
De mi pelo.
xxxxxxxxxxxY con un beso
La luna exacta de mi alma.

Y mi sombrero.

 

 

 

DESPIERTO AMOR BAJO LA PIEL ARDIENDO

No un sueño.

Real,
xxxxxComo el incendio de una rosa en la noche,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxTu cuerpo.

 

 

 

ENERO Y FEBRERO

Escucha, amor, el largo gemido
De los tigres en las azoteas.

Esta hora del viento negro
Mordiendo el corazón del invierno.

 

 

 

Marín Albalate, Antonio. La memoria del viento. Madrid; Ed. Huerga y Fierro, 1998.

 

ESCALERA DE PALABRAS PARA BAJAR

Antonio Marín Albalate 'Escalera de palabras para bajar'

 

 

COSTUMBRES

Nada nuevo,
Satisfecho ya el instinto animal
De quienes se amaron en esa habitación.

La mujer que habitó, desnuda y soluble,
La cama (ahora deshecha), duerme,
Como una bestia dulce, cubierta de amor.

Lejos de ella,
Un hombre escribe
Acerca de lo efímero de la dicha
Que ha creído alcanzar.

 

 

 

ESCALERA DE PALABRAS PARA BAJAR

Ni amor,
xxxxxxxxNi ternura,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxNi belleza,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxNi morbo.

Ni pasión,
xxxxxxxxxNi deseo,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxNi aventura,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxNi besos
Rabiosos,
xxxxxxxxxNi números obscenos.

Nada.
xxxxxxNada.
xxxxxxxxxxxxNada,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxSin
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSexo.

 

 

 

PLAZA CASTELLINI

El paso de luz de un pie púber.
Ese golpe de belleza en su mirada.

Perfil de invierno en la palabra pull-over.

Palomas en la plaza.

 

 

 

UN DESTINO

De nada sirve huir del mar muerto de un espejo.

Ese es tu rostro.
xxxxxxxxxxxxxxxEse tu cuerpo.

Acéptalo así o zambúllete ciego en sus aguas
De dudosa geometría
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxY algología quebrada,
Para romperte infeliz contra tu propia imagen
Como un kamikace.

 

 

 

Marín Albalate, Antonio. Escalera de palabras para bajar. Cartagena; Fundación Emma Egea, 1998.

 

OPÚSCULO

Antonio Marín Albalate 'Opúsculo'

 

 

SINTIENDO EL TORCIDO BESO DE LA TARDE SOBRE EL ROSTRO DEL ABANDONO

Qué triste es estar solo, hija mía.
Oblicuamente solo.

 

 

 

A FAVOR Y EN CONTRA

A favor
Las horas por venir.

En contra
Este minuto tan triste.

 

 

 

SI NO FUERA

Si no fuera por ti, hija mía,
El mundo sería una bola loca
En mis manos de asesino.

 

 

 

VENTANA TRISTE DE OTOÑO

Pegada a un cristal,
Una mujer llorando,
Es siempre un planeta
Deshabitado.

 

 

 

TRISTE COMO LOS OJOS DE TU MADRE BRILLANDO EN LA OSCURIDAD DE UN CUARTO CERRADO

Cae una lluvia muy triste
Densa y amarga como los ojos de tu madre
Brillando en la oscuridad de un cuarto cerrado.

Sí.
Cae una lluvia muy triste.

Parece que fuera otoño en toda la tierra,
Hija mía.

 

 

 

LLUVIA EN LA TARDE

De nuevo la lluvia en la tarde,
La desolación de un cuerpo.

El lento hundimiento
De un corazón de piedra.

 

 

 

Marín Albalate, Antonio. Opúsculo. Málaga; Vizland&Palmart, 1996.

 

BARCAIAR (CUARENTA POEMAS Y UN DÍA)

Antonio Marín Albalate 'Barcaiar'

 

 

UNO

Espantado del espejo como las ovejas del lobo,
Extraigo de la manzana de la noche su gusano
De miedo y fermento.
Y grito, corriendo grito,
Con la metralla del mundo a mis espaldas,
Bajo la fría matemática de un abejorro
Metálico. Y huyo.
(Dicen que huyendo se mide la angustia).
Huyo mientras el mal asola y golpea
Con su martillo de azufre mi nuca.
Huyo y me desordeno junto a esa página
Tan triste del libro que yace abandonado
En el corazón de un yunque.
Huyo en tanto se organiza la piedra
En la sábana para ser arrojada.
Huyo como una novia olvidada
En la última señal del día.
Huyo porque ya no soy yo.

 

 

 

DOS

Hoy el mar está cercano, lo huelo.

Sobre un andamio de espuma
Una barca atraviesa mi garganta,
Mientras estalla un pez.

Es la hora del agua,
Y yo tengo sed.

 

 

 

SIETE

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Nuria Marín

La tierra entera se hace hermosa
Cuando dice mi hija:
Píntame un poema, papá.

(La ecuación del infinito
Es una incógnita a despejar).

Píntame un poema, papá.

(Nunca me gustaron las matemáticas).

Píntame un poema, papá.

Que se pajareen todos los poetas locos.
Es lo único que importa.
B a r c a i a r.

 

 

 

NUEVE

La noche es un sorbo lento
De brasa y silencio
Que me quema y bebo.
Mientras se hunillan los diccionarios
Con inútiles palabras y verbos.

 

 

 

ONCE

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Carlos Edmundo de Ory

Con un coño incrustado en el cerebro,
Mariposo insaciablo varonilo,
Voy de sexo en sexo.

 

 

 

DOCE

Como el verso que nace muerto,
La vida tiene hoy el color amarillento
De un tren triste y sin regreso.

 

 

 

VEINTICUATRO

Por ti he vertido, ciego y absoluto
De whisky en esas noches sin luna del Mar Menor,
Desconsolados y emocionados discursos
Que nadie entendió.

Vamos a pasar esta oscura y triste página.

La mano abierta sobre el cuchillo
Aguarda pronunciar con elegancia
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSu última palabra.

 

 

 

VEINTICINCO

Como el pez cuando muerde el anzuelo
El hombre muere por la boca.

 

 

 

UN DÍA

Porque sabía que podía estar
Allí esperándome,
Me fui desnudo y solo
A encontrarme con ella
–La vida–,
En esas luengas playas
Anilladas de aceite
–Con sus mil lenguas de luz morena–,
Donde niñas abiertas como mandarinas
En su jugo me ofrecerían su gajo mejor.

Y nada entonces, excepto yo, ardiendo
Junto a esos cuerpos, tendría sentido.

Cuando al fin mi pie, lento de plomo y raíces, pisó
El blando litoral de aquella mar sin tiempo
Que tanto soñé,
El verano ya se había ido con sus niñas, su luz
Y su aceite.

Otra vez el caballo del viento,
Saltándose el otoño,
Señalaba delante de mí
Un Norte desierto
Cuajado de miedo y silencio.

Me dio mucho frío, muerto ya mi sueño,
Aquel día tan grave. Y volví a vestirme.
Volví otra vez al espejo.
Para espantarme y seguir huyendo.

 

 

 

Marín Albalate, Antonio. Barcaiar (cuarenta poemas y un día). Vitoria; Diputación Foral de Álava, 1996.

 

HASTA ENCONTRARME A MÍ

Antonio Marín Albalate 'Hasta encontrarme a mí'

 

 

POEMA INFLAMABLE

Por toda la gran soledad
De los poetas universales:

Hoy pronuncio mi verso
Hacia el aire en combustión,
Con una cerilla encendida.

 

 

 

SUEÑO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxPregunté al mar si podía comérmelo,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxy el mar me dijo que podía.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxGregory Corso

Blandamente, bajo la sombra
De un mar sin aristas,
Los ahogados duermen.

 

 

 

CALLE CONDE DE ASALTO

En el corazón de la noche.
Allí tú.

Esperando, como Penélope,
A Ulises,

Para librar la más hermosa
De las batallas.

 

 

 

SOLITARIO DE AMOR ALCANZANDO EL DURO OBJETO DE PLACER

Miro, amor, esa tu fotografía, bella y magnífica,
Con tanto acierto colgada en la pared:

Y ya mis ojos febriles y delirantes,
Adelantan el inmediato acontecimiento
De una mano silenciosa y tensa,
Con cinco dedos como cinco días,
Alcanzando el duro objeto del placer.

 

 

 

Marín Albalate, Antonio. Hasta encontrarme a mí. Burgos; Ed. Estío, 1996.

 

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más