Archivo

Archive for 31 diciembre 2013

MADERA

diciembre 31, 2013 Deja un comentario

'Madera' Sergi Gros

 

Hace unas semanas, tras ver que había subido unos poemas de su anterior libro, ‘Las rendiciones’ (Huacanamo, 2009), Sergi Gros tuvo a bien enviarme el que ya es su nuevo libro, ‘Madera’.

Tras haberlo leído alguna que otra vez, aún sigo planteándome si lo que ha publicado son uno, dos o tres libros. Uno lee la salutación poética que escribe Antonio Gamoneda a modo de frontispicio y la sensación es la misma que la de un estallido. Pero es que uno se adentra en los poemas y es imposible salir indemne.

Aquí les dejo algunos poemas del libro ahora que ya está en la calle.

 

 

3

NOS soltaron en una encrucijada
miserable.

Los caminos calcinados
conducen a las hogueras
sobre las que se cocinan
nuestras tazas funerarias.

Los caminos congelados
están llenos de monedas
consignadas al barquero.

 

 

 

5

APRENDIMOS a seguir
la dirección de las bestias.

Sus derivas.

Sus atajos entre el fuego.

Desdeñamos la insultante belleza
de los pájaros.

Nuestras antorchas congregan
a los peces.

 

 

 

10

DEJAREMOS las palabras
para poder dedicarnos
a un lenguaje de graznidos
que nos transforme la boca.

Un sistema de comunicación
que no incluya la tristeza.

Ni la ambigüedad.

Trenzaremos nuestra casa
en las copas de los árboles.

 

 

 

12

ARTESANOS competentes
os sugerirán el modo
de trabajar la madera
hasta obtener una caja.

Un altar. Un yugo.

Una barca que sostenga
a los muertos.

Las canciones de dolor
correrán de nuestra cuenta.

 

 

 

18

PROTEGEDNOS de los fuegos
que refulgen en el bosque.

De la angustia acumulada
en los ojos de los bueyes.

Protegednos del dolor.

De las moscas en la fruta.

Que la vida se derrame
sosegadamente.

 

 

 

Gros, Sergi. Madera. Madrid; Ed. Polibea, 2013.

 

e. e. cummings

diciembre 30, 2013 Deja un comentario

cummings

 

 

5

quiero mi cuerpo cuando está con tu
cuerpo. Es algo tan nuevo.
Los músculos mejor y más los nervios,
quiero tu cuerpo, quiero lo que hace,
quiero sus modos, quiero el tacto de su espina
dorsal, sus huesos y la palpitante
-lisura-fiel que he de
otra vez otra y otra
besar, quiero besarte aquí y allí,
quiero, lentamente palpar, rozar el vello
de tu eléctrica piel, y aquel que nace
sobre la hendida carne… Y ojos grandes migas de amor,

y tal vez quiero el estremecimiento

bajo de mí de ti tan nueva

 

 

 

8

oDA

o

dado al gobierno del mundo
suave & anciano pueblo (y yo y
tú con tal de que no seamos demasiado
prudentes)

O,

dadivosos amados necios
Él-y Ella–
figuras de cera henchidas
de ideas muertas (colmada oh

cifra de increíbles
pueriles píos desdentados
y-siempre-tan-
metomentodos

bípedos) OH
dadores de enojo
queridos innecesarios viej
o

s

 

 

 

11

mi querida vieja etcétera
tía lucía durante la reciente

guerra sabía decirte y lo
hacía ampliamente y con justeza
por qué iban todos a

luchar,
mi hermana

isabel hizo cientos
(y
cientos) de calcetines sin
contar camisas pasamontañas antipulgas
etcétera puños etcétera, mi
madre esperaba

que yo muriese etcétera
con bravura se entiende mi padre
enronquecía diciendo que ello era
un honor y que si él
pudiera entretanto yo

mismo etcétera estaba quieto
en el hondo fango et
cétera
(soñando
et
xxcétera, en
Sus sonrientes
postrados ojos y en su Etcétera)

 

 

 

cummings, e. e. poemas (Trad. Alfonso Canales). Madrid; Ed. Visor, 2000.

 

COLERIDGE

diciembre 29, 2013 Deja un comentario

Coleridge

 

 

TRABAJO SIN ESPERANZA

Toda la naturaleza parece trabajar. Las babosas dejan su cubil,
agítanse las abejas… Vuelan los pájaros…
Y el invierno durmiendo al aire libre,
muestra en su rostro sonriente ¡un sueño de primavera!
y yo, mientras, el único ser desocupado,
ni hago miel, ni pareja, ni construyo, ni canto.

Sin embargo, bien conozco las orillas donde se mecen los amarantos,
he encontrado la fuente de donde manan corrientes de néctar.
Floreced, ¡oh, vosotros, amarantos! Floreced para quien queráis,
¡para mí no florezcáis! Deslizaos ricas, ricas corrientes!
Con labios apagados, frente sin laureles, yo paseo:
¿aprenderiais los encantamientos que adormecen mi alma?
Trabajo sin esperanza saca néctar en un tamiz,
y esperanza sin objeto vivir no puede.

 

 

 

JUVENTUD Y VEJEZ

Verso, brisa entre flores errante,
donde la esperanza se aferra alimentándose, como abeja,
¡ambas eran mías! La vida celebrando mayo iba.
xxxxxxxxxxcon naturaleza, esperanza y poesía,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx¡cuando yo era joven!
¿Cuándo yo era joven? –¡Ay, desdichado cuando!
¡Ay, por el cambio entre ahora y entonces!
Esta casa que respira no construida con manos,
este cuerpo que me inflije lastimoso mal,
sobre aéreos acantilados y cegantes arenas,
cuán fácilmente entonces se inflamaba:
como esos esquifes esbeltos, desconocidos antaño,
en arremolinados lagos y anchos ríos,
que ayuda no piden ni de vela ni de remo,
que no temen maldad de viento ni de marea!
De nada se cuidaba este cuerpo del viento ni del tiempo
cuando la juventud y yo en él juntos vivíamos.

Las flores son preciosas; el amor es como las flores;
la amistad es un árbol cobijante;
¡oh los júbilos, que caían como lloviznas,
de la amistad, el amor y la libertad!
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx¡Antes de que fuera viejo!
¿Antes de que fuera viejo? ¡Ay, desdichado antes,
que me dice que ya no hay más juventud!
¡Oh, juventud! Durante años tan dulce y espléndida,
es sabido que tú y yo éramos uno,
no lo tomaré sino como una presunción querida…
¡No puede ser que tú te hayas ido!
Tu campana vespertina aún no ha doblado:
¡y tú fuiste siempre una máscara osada!
¿Qué extraño disfraz ahora te has puesto,
para fingir que te has ido?
Veo estos rizos en los plateados mechones,
este andar abatido, este vestido alterado:
¡pero flores primaverales en tus labios,
y lágrimas que reflejan el sol desde tus ojos!
La vida no es sino pensamiento: así creeré
que la juventud y yo aún compartimos la misma casa.

 

 

 

Coleridge, S. T. Balada del viejo marinero y otros poemas (Trad. José María Martín Triana). Madrid; Ed. Visor, 1999.

 

INOCENTES

diciembre 28, 2013 Deja un comentario

Algunos creemos que los auténticos Santos Inocentes fueron los que hace dos años se creyeron todo esto:

 

Inocentes

 

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

AVISO

diciembre 27, 2013 Deja un comentario

Otra vez acudimos a los científicos para que dejen las cosas claras.

 

Aviso

 

NEGRA NAVIDAD

diciembre 26, 2013 Deja un comentario

German Coppini

 

 

Ayer, C y yo nos despertamos con la maldita noticia del fallecimiento de Germán Coppini, uno de los músicos esenciales en la historia de la música española de los últimos treinta años.

Ahora no dejan de sonar en mi cabeza algunos de los temas de Golpes Bajos, temas con una calidad excepcional como ‘Tendré que salir algún día’ o ‘Hansel y Gretel’. En su memoria los dejo aquí.

 

 

TENDRÉ QUE SALIR ALGÚN DÍA

Y es que nunca me acuesto
sin haber aprendido algo nuevo,
escondiendo mi cabeza entre las sábanas,
derrochando minutos y no ando sobrado de ellos,
tomando del día las últimas bocanadas.

Como alma en pena encerrado
en el cuarto de los huéspedes,
creando aureolas de fantasía,
donde hago oídos sordos a las súplicas diarias,
esperando el Pater Noster, la pesadilla.

El futuro es ya
el que algo quiere, algo le cuesta,
me lloran los ojos al abrirlos a la claridad.
Tiemblan mis manos cuando acaricio tu cabello
no dejando de sentirme un fracasado.

Como alma en pena encerrado
en el cuarto de los huéspedes,
creando aureolas de fantasía,
donde hago oídos sordos a las súplicas diarias,
esperando el Pater Noster, la pesadilla.

 

 

 

HANSEL Y GRETEL

Por la casita encantada
no te ha dejado caer,
los dulces se están perdiendo,
está volviendo a llover.

Regalos amontonados,
Hansel y Gretel están llorando,
las hadas buenas ya se han marchado.

La pequeña bailarina
por ti ha vuelto a preguntar.
Sentados los dos al fuego,
cuentan cosas de su capitán.

Te echamos todos de menos,
no han vuelto a dar cuerda a la caja musical,
¡qué tristes parecen las burbujas del champán!

¿En qué he vuelto esta vez a fallar?
¿En qué he vuelto esta vez a fallar?

Se van quedando dormidos
en cada rincón del hogar,
los corazones de trapo
están muy lejos de la realidad.

Dejo entornada la puerta,
de un momento a otro puedes cruzar el umbral
aferrado a tu retrato…

No das señales de vida,
yo ya empiezo a envejecer.
¿Te acuerdas de esa casita?
Pues ahora han construido un hotel.

Regalos amontonados,
Hansel y Gretel están llorando,
las hadas buenas ya se han marchado.

 

 

Y aquí, la versión magistral que realizó Germán Coppini para la reunión de Golpes Bajos en 1998.

 

 

 

Germán, maestro, que la tierra te sea leve.

 

FELIZ NAVIDAD (SIN SOL)

diciembre 24, 2013 Deja un comentario

Para hoy y para mañana. Ya saben: Feliz Navidad (sin sol).

 

 

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más