Archive

Archive for 30 noviembre 2012

LA LENGUA POPULAR

noviembre 30, 2012 Deja un comentario

La lengua popular

 

El último disco de Andrés Calamaro que entró en casa fue ‘La lengua popular‘, un disco que está a la altura de lo mejor que ha hecho en su vida.

Y no hay mejor texto para hablar de este disco que el del escritor bonaerense Rodrigo Fresán (que pueden encontrar en la web de Andrés Calamaro):

“Una de mis canciones favoritas de Andrés Calamaro (“Señal que te he perdido”) en uno de mis discos preferidos de Andrés Calamaro (Nadie sale vivo de aquí) comienza con versos donde la acción se convierte en definición: “Abro la puerta como un poeta fértil / Dándose a conocer”.

Tantos años y canciones y álbumes después, casi dos décadas, es ese mismo poeta fértil –curtido ahora como “poeta malhablado”—quien, “el día menos pensado”,  vuelve a recibir el consuelo del retorno de las musas en una de mis canciones preferidas de Andrés Calamaro (“Carnaval de Brasil”) en uno de mis discos favoritos de Andrés Calamaro y que tal vez el mejor y más logrado de toda su carrera (La lengua popular).

Un sitio donde todos y cada uno de sus doce tracks funcionan como piezas de un puzzle armacabezas (la de Calamaro y las nuestras y el modo en que Calamaro les canta esas cosas con la suya luego de armarla desarmándonos) a la vez que se oyen como potentes hits en potencia. Doce momentos engañosamente pequeños y universalmente íntimos en los que un grande sin atenuantes hace sentir que está cantando exactamente lo que uno siente sin saber exactamente lo que uno está sintiendo. Supongo que de eso se trata el genio.

Producido y contenido con astuta y colaboradora sabiduría por Cachorro López, La lengua popular es, también, el sitio exacto y la parte de su cuerpo en la que Andrés Calamaro se reencuentra con el fino arte de componer y cantar canciones redondas. Canciones que pueden ser un gozoso y funeral cántico hooligan (“Los chicos”); una nota de agradecimiento y temor a aquello que inspira (la ya mencionada “Carnaval de Brasil”); una graciosa exploración del lado oscuro del músico en la carretera y de las limpias poluciones que acaso se piensan en una habitación de hotel (“5 minutos más [Minibar]”); amorosas exploraciones del lado luminoso del corazón (“Soy tuyo” y ese standart instantáneo que es el bolero-rumba-sinfónico “Cada una de tus cosas”); el pop de profundidad arrojándole deseos a los trenes que pasan (“Mi gin tonic”); el pop populista de alcurnia down-under (“La espuma de las orillas”); la postal turística que sólo puede ocurrírsele a un local (“Comedero piquetero”); la declaración de principios finales (“Sexy & Barrigón”, donde el rocker se describe, casi apocalíptico, con un “Soy una buena combinación / De Homero Simpson con rolling stone / Saco ventaja de la confusión / Ya sé soy sexy y barrigón); los aires terrenos y muy dylan-mex (“De orgullo y de miedo”); el pacífico himno de batalla del redimido enamorado pero que no olvida la pesadilla sedienta y existencial antes del sueño realizado (“La mitad del amor”, donde se oye un gracioso “Voy a tomarme hasta el pelo / Mi pelo, por favor, con mucho hielo / Voy a tomarme hasta los trenes que no van a venir” para después ascender en un coro gritado que todos gritaremos con Calamaro dentro de poco en vivo y en directo: “Parte de mí no cambió y a la vez / Ya no soy el viejo Andrés que no dormía jamás / Qué subidón, que momento ideal / Encontré la mitad del amor”); y la coda findemundista (“Mi Cobain [Superjoint]”) donde se nos advierte, sin angustias pero sin anestesia, que “Nadie miraba pero se veía venir”.
Igual que se veía venir el retorno del poeta fértil.
Aquí está, ya llegó.

Contracorriente, como corresponde, El Salmón ha vuelto a casa. Pero –fértil y malhablado, con las palabras justas y sacando la lengua popular—no para descansar para siempre sino para seguir viviendo y haciéndonos vivir mejor que nunca.

Reabriendo la puerta y dándose a reconocer.
Señal que lo hemos encontrado.
Otra vez.”

 

De ‘La lengua popular‘, disco al que me parece que no le sobra ni un tema, voy a dejar hoy aquí ‘La mitad del amor‘, entre otras cosas, porque me gusta mucho la autorreferencialidad de la que hace gala Andrés Calamaro.

 

 

LA MITAD DEL AMOR

Voy a tomar unos apuntes, voy a tomar para olvidar,
voy a tomar unas medidas urgentes… urgentes,

voy a tomarme hasta el pelo, mi pelo por favor
con mucho hielo,
voy a tomarme hasta los trenes
que no van a venir.

Voy a tomar, para no llorar, lágrimas de cocodrilo,
voy a tomarme mi tiempo, para vivir tranquilo,

voy a tomarme hasta el pelo, mi pelo por favor,
con mucho hielo, voy a tomarme hasta los trenes,
que no van a venir.

Parte de mi, no cambió y a la vez,
ya no soy el viejo Andrés, que no dormía jamás,
que subidón , que momento ideal,
encontré la mitad del amor.

Voy a tomarme el olivo, voy a tomar que tengo sed,
Voy a tomar agua bendita, voy a beber para creer,

voy a tomarme hasta el pelo, mi pelo por favor,
con mucho hielo,voy a tomarme hasta los trenes,
que no van a venir.

Parte de mi, no cambió y a la vez,
ya no soy el viejo Andrés, que no dormía jamás,
que subidón , que momento ideal,
encontré la mitad del amor.

Dicen que para reír, no hace falta mirar atrás,
Y esta vez para mi, tienen razón.
Que subidón , que momento ideal,
encontré la mitad del amor. (bis.)

 

EL SALMÓN

noviembre 29, 2012 Deja un comentario

El salmón

 
Lo de ‘El salmón‘ fue una de esas cosas que sacudió el mundo musical. En 1999 Andrés Calamaro sacaba ese disco quíntuple (!!) y muchos no sabíamos qué pensar. Algunos lo dejamos pasar y tuvimos la suerte de encontrarnos el disco a 9 euros algún tiempo después, así que ahora forma parte de nuestra discoteca particular. Elegir sólo unos cuantos temas del disco es más que arriesgado, lo que me gusta es el riesgo que corre Andrés Calamaro mostrando una obra como ‘El salmón‘ y dejando que los demás hablaran.

Como ya saben que me gusta dejar un tema, en esta ocasión dejaré aquí uno de los temas del primero de los cinco discos de ‘El Salmón‘, un tema que lleva por título ‘Horarios esclavos‘.

 

 

HORARIOS ESCLAVOS

Vieja me quedo en casa
tomando mate y bizcocho de grasa.
Pasa que ya no puedo
es este cuerpo que no aguanta el pedo.

Hoy te quiero decir que hoy
no me decidí tampoco.
que no sé si cambiar
mi forma bohemia de ser y pensar .

Quiero que me comprendan
y que me dejen vivir a mi modo
pero parece malo no respetar
los horarios esclavos.

Hoy me quedo a escuchar
algunas canciones preferidas
quiero ordenar los discos y
ver el fútbol por televisión.

Quiero que me comprendan
y que me dejen vivir a mi modo
pero parece malo no respetar
los horarios esclavos.

Vas a tener que esperar
si quieres llevar el pescado al agua
el pobrecito tiene hora en clase fuera
no puede respirar.

Nada, nadita, nada,
no me interesa lo que piense nadie
uno es uno solo
y eso es algo que nadie lo cambia

Quiero que me comprendan
y que me dejen vivir a mi modo
pero parece malo no respetar
los horarios esclavos.

No respetar los horarios esclavos.
No respetar los horarios soretes.
No respetar los horarios esclavos.

HONESTIDAD BRUTAL

noviembre 28, 2012 2 comentarios

 

Sin ser fanático, reconozco que hay varios discos de Andrés Calamaro que deberían formar parte de casi cualquier discoteca. Además del que hablaba ayer, creo que su siguiente disco, ‘Honestidad brutal‘, publicado en 1999 es otra de esas joyas que uno debería tener. Este disco contiene himnos como ‘El día de la mujer mundial‘, ‘Los aviones‘, ‘Prefiero dormir‘, ‘Jugar con fuego‘, ‘Socio de la soledad‘, ‘Ansia en Plaza Francia‘, ‘No tan Buenos Aires‘, ‘Victoria y Soledad‘ o ‘Naranjo en flor‘; pero uno de los temas que siempre me vendrán de inmediato a la cabeza cuando hable de este disco que, como pueden leer en su misma página, Andrés Calamaro hizo porque quiso, porque supo y porque pudo, es ‘Clonazepán y circo‘.

 

 

CLONAZEPÁN Y CIRCO

Perdimos estabilidad.
No sabemos de qué lado
vamos a quedar parados.
Se agotó lo natural,
mentimos una vez más,
no cantamos la verdad.
En nuestra vida real
siempre fuimos decadentes,
tuvimos la libertad
apretada entre los dientes.
Alguien cantó no va más.
Con los párpados pegados,
por un sueño postergado,
nos cansamos de luchar.
Demasiada camiseta
y cada vez menos gambeta.
La sonrisa cuesta más.
De qué país estoy hablando.
Las neuronas van marchando,
mucho traje de fajina,
pero sobra cocaína;
y con el precio que tiene
éste lugar me conviene.
Gente fina, delincuente;
algunos ya diputados,
y brindo por nosotros
dos tarados que les pagamos.
Antes pelo, ahora gente.
Antes lucha ahora circo.
Antes pán, ahora clonazepán.
Pastillas, la última esperanza negra.
Podés pedirle pastillas a tu suegra.
No me digas la verdad, no me mientas,
ya me dí cuenta que no es lo que era,
de eso se da cuenta cualquiera.
Antes o después de las rosas
ves a través de las cosas.

 

ALTA SUCIEDAD

noviembre 27, 2012 Deja un comentario

 

Sigo con mi discoteca particular y me engancho con ‘Alta suciedad‘, aquel disco que Andrés Calamaro sacó en 1997 y que hizo que muchos alucináramos con él. ‘Alta suciedad‘ se ha convertido en uno de los discos esenciales del rock en castellano; un disco del que no pienso decir nada porque ya hay cientos de páginas hablando sobre él. Y sí, están temas como ‘Alta suciedad‘, ‘Donde manda marinero‘, ‘Media verónica‘ o ‘El novio del olvido‘, pero el primero o uno de los primeros temas que me vienen a la cabeza cuando hablo de ‘Alta suciedad‘ es ‘Nunca es igual‘, una canción inclasificable, como el propio Calamaro, en la que colabora Antonio Escohotado.

 

 

NUNCA ES IGUAL

El gaucho se despierta a la mañana
y mira el horizonte otra vez,
lleva sin dormir una semana:
perdió una china de rojo libanés.

¿Qué está pasando?
Algo está cambiando:
siempre era el que apagaba la luz.
¿Qué está pasando?
Grita el viejo Armando
mientras hace trampas en el mus.

Qué verde que amanece con María,
qué fácil que parece el porvenir
cuando el gaucho
saluda al nuevo día.
¡Qué bien, hoy va a comer!

Pobrecitos animales de la granja,
les falta el alimento principal;
a la vaca que da chocolate
le queda chocolate comercial.

Qué está pasando…

Qué verde era mi valle cuando había
una china siempre en mi habitación;
eso sí, la cama nunca está vacía,
pero no es igual, nunca es igual.

Qué está pasando?…

Parece que no hay mal que resista mucho sueño y ayuno. Nos dicen que hagamos otras cosas y especialmente que nos miremos ciertos líquidos, periódicamente, asiduamente. Pero yo no conozco un mal que resista a veinte horas de sueño y un prudente ayuno.
Ayuno quiere decir por ejemplo tomar gazpacho y ajo; y en invierno, guisos con abundante tocino, y pan.
Y darse cuenta de que no siempre que uno piensa que se va a morir y que está hecho polvo, se muere uno.
Y entonces si tenemos miedo, no evitamos el dolor, pero encima lo anticipamos. Quiero decir, para seguir viviendo, a veces, con tal de estar sanos, vamos a hacernos chequeos, nos preocupamos, porque nos ha salido una mancha o un dolor.
Nuestra meta es vivir largo tiempo, y claro, en el fondo no pretendemos vivir largo tiempo, pretendemos vivir a secas, pretendemos vivir.
Si uno intenta vivir largo tiempo el día a día se puede envenenar bastante, pero si uno no intenta, si uno no intenta cuidarse, tampoco es buen plan.
Uno confunde la valentía con la temeridad, se granjea grandes cantidades de dolor, de modo que
Cuentan de Alejandro que una vez se metió en un rio tumultuoso de la India, todo con barro, persiguiendo al ejército que peleaba con él, y que cuando iba en mitad, los caballeros perdieron pie, aquellas aguas estaban heladas, y se volvió a sus compañeros y dijo:
-Me cago en la leche, ¿os dais cuenta de las cosas que tengo que hacer para que me tengáis respeto?-
Eso pasa poco ahora. Respeto.

AMARAL

noviembre 26, 2012 Deja un comentario

 

Dejo mi biblioteca por unos días y me dispongo a repasar mi discoteca y me causa un efecto extraño volver a escuchar el primer disco de Amaral, que salió hace casi quince años (!!) y que tenía joyas como ‘1997‘.

 

 

1997

El año en que Allen Ginsberg murió
el cielo estaba roto de estrellas de metal
de gotas de mercurio
de patinadores sobre la lámina del pozo

El año en que Allen Ginsberg murió
montones de crisálidas salían del letargo
entraban en mi armario
devoraban los guantes de lana

El año en que Allen Ginsberg murió
el cielo estaba roto de estrellas de metal
de gotas de mercurio resbalando
de patinadores sobre la lámina del pozo

El año en que Allen Ginsberg murió

 

Categorías:Música Etiquetas: , ,

‘SAL EN LOS OJOS’ EN ‘LA AZOTEA’

noviembre 25, 2012 4 comentarios

El viernes por la noche se presentaba en el local de la Asociación Artística y Cultural ‘La Azotea’ de la ciudad de Murcia el nuevo libro de Natxo Vidal, ‘Sal en los ojos‘, publicado por la editorial Los papeles del sitio.

La presentación fue una fiesta en la que Natxo estuvo acompañado a la guitarra por José María Ramón y por un buen puñado de amigos que leyeron algunos de sus poemas. Como pueden comprobar, entre otros, estuvimos allí José Daniel Espejo, Isabelle García Molina, Diego Sánchez Aguilar, José Antonio Martínez Muñoz, Manuel Pujante, José Óscar López, Cristina Morano y un servidor.

Y aquí tienen algunas de las fotos del evento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las dos últimas fotos subidas son de la post-lectura; y es que ‘La Azotea‘ es un lugar en el que uno no puede tomarse sólo una cerveza, parte de lo cual corresponde a los responsables de la asociación.

 

Y aquí tienen tres de los poemas del libro, tres razones para hacerse con él.

 

SOMOS la evolución:
las correcciones a las correcciones
de una prueba de imprenta milenaria.
Y míranos: apenas damos
para una modesta edición
de fe de erratas.

 

 

APUNTE DE REALIDAD Nº 1,
EN EL ANIVERSARIO DE LA MUERTE
DE MI ABUELA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA todos ellos

Mis cuatro abuelos
sobrevivieron a la guerra, al hambre,
al frente de Teruel,
a las cartillas de racionamiento.

Mis cuatro abuelos, mi tío Marcial,
sus compañeros de partida
en los altos de un bar con mucho humo
sobrevivieron a la guerra, al hambre,
al frente de Teruel,
a las cartillas de racionamiento.

Mis cuatro abuelos, mi tío Marcial,
sus compañeros de partida
en los altos de un bar con mucho humo,
algunos hombres
a los que vi volviendo cada tarde
de los campos, habiéndola perdido,
sobrevivieron a la guerra, al hambre,
al frente de Teruel,
a las cartillas de racionamiento.

Luego la paz
los fue matando a todos, despacito.

 

 

APUNTE DE REALIDAD Nº 2

Ayer estuve todo el día
con dos amigos míos (quiero decir poetas)
un poco como yo (quiero decir de buenos)
o mejores.
Compartimos cervezas y hablamos de lo nuestro
con la imprudencia
que nos caracteriza.
Sobra decir que lo pasé muy bien.
No coincidimos sólo en una cosa:
ellos son futboleros y yo haría
lo que fuera por no ver un partido.
El caso es que tres horas después de saludarnos
no éramos los mismos;
ya sabes, las cervezas.
Así que yo quería complacer
su gusto por el fútbol y el de todos
por la literatura,
especialmente por la poesía,
y dije:
somos el triplete más ofensivo
de toda la segunda división
poética española.
No sé si volveré a verlos.
Los poetas
son gente vanidosa.

 

 

VIDAL GUARDIOLA, Natxo. Sal en los ojos. Sevilla, Los papeles del sitio, 2012

 

MUERTE Y LEVITACIÓN DE LA BALLENA

noviembre 24, 2012 Deja un comentario

 

A Rómulo Bustos Aguirre lo conocimos hace un par de años en La Mar de Letras, el ciclo de literatura enmarcado en La Mar de Músicas en la ciudad de Cartagena, junto a Piedad Bonnett. Tuvo a bien regalarnos su ‘Muerte y levitación de la ballena‘ (Premio Blas de Otero de Poesía 2009) y aquí dejo varios poemas de dicho libro. Que los disfruten.

 

EL JUGADOR

Se sabe que en el caso de Dios
estamos ante un incorregible jugador de dados

Eso aclara
la paradoja extrema del misterio cristiano
en que Dios
se apuesta a sí mismo contra sí mismo

Y pierde

 

 

POÉTICA I

La cicatriz es la que escribe
Tú solo pones la herida
La cicatriz es la que escribe
Es anterior a ti y a toda tu oscura sangre
Extraños labios hablantes, callantes
xxxxxxxxxxxxxxxxxbalbuceantes
desde el primero cielo de los orígenes

 

 

POÉTICA II

¿Qué impulso hace al colibrí
detenerse en el aire –la cuerda
xxxxxxxxxxxxxxxxxifloja del aire–
trazar con el pico una flor en el aire
y en esa flor de aire
sostener su vuelo?

 

 

BUSTOS AGUIRRE, Rómulo. Muerte y levitación de la ballena. Madrid, Serv. de publicaciones de la Univ. Complutense, 2010.

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más