Archivo

Archive for 30 junio 2017

PUNTOS DE NO RETORNO

 

1995

EN ESTA FOTO inesperada eres
el hermano pequeño de Bob Dylan,
el hijo de Joey Ramone.
Sostienes un cigarro entre los dedos.
Miras a la pantalla de un ordenador
donde estás escribiendo algo.
Sobre tus hombros
cae la tarde. Pareces Eddie
Vedder recién salido de la ducha .
No faltan la tabla de surf
ni la guitarra eléctrica a tu lado.
Eres Antonio Vega en el perfil
de un sueño. El sol
se va por los naranjos de la huerta
y tú, desconocido,
eres Jeff Buckley, Jim Morrison, Kurt
Cobain, Josele, todos a la vez.

Tal vez sea 1995.

Ajeno a la inmortalidad,
vistes de negro y fumas.
Este es tu retrato ecuestre:
cabalgando a lomos del humo,
en las volutas yéndote
al cielo.

Hoy también —tanto tiempo después— fumas,
miras a la pantalla
como pidiéndole una explicación.
Aún arde en tus labios
aquello.
Aspíralo hasta el fondo —como entonces—,
retén su oscura letanía.
Suéltalo todo al aire
y otra vez vuelve a sostener
en tus palabras
la radiante revolución del mundo.

Así brilla la luz de nadie
que llevas dentro.

 

 

 

 

CORRIENTES

QUE LAS CORRIENTES desbocadas
de los ríos del norte
escriban en mi nombre este poema.
Que lo hagan por mí
con su furia,
xxxxxxxxxxxxa su antojo.
Que en su descenso
precipitado, en su furiosa espuma
y en sus rápidos contra las rocas,
arrastren las cosas que soy
y he sido,
las canciones que prefería,
mis años.
Que lo conviertan todo en otra cosa más noble.

Ojalá este deshielo
de las altas montanas de la noche
me lleve —como
lijando mi mala fortuna—
y me destroce
y me arranque de cuajo
y me destine al mar por ríos y barrancas,
a las playas desiertas y remotas,
hacia ese otro deshielo último
que espero
y que me nombra.

 

 

 

García Cerdán, Andrés. Puntos de no retorno. Madrid; Los versos de Cordelia, 2017.

 

JOSÉ ALCARAZ, PREMIO DE POESÍA ‘ANTONIO GALA’

 

Ayer nos enterábamos: José Alcaraz (una de las dos cabezas visibles de la editorial Balduque) acaba de alzarse con el Premio de poesía ‘Antonio Gala’. Pueden leer la noticia aquí y aquí.
Espero poder mostrarles algún poema del libro pronto.

Pero desde aquí lo que quiero hacer es felicitarlo, que es lo que se merece.

 

NI MUSA NI PRINCESA

 

Hace nada les decía que me acababa de llegar a casa el primer libro de Andrea Mazas (libro que va acompañado por el nuevo trabajo discográfico de Antonio de Pinto, en el que éste musica poemas de Andrea).
Hoy quiero dejar aquí uno de los poemas del libro, el que da título al blog de Andrea (que pueden ver aquí).

 

NI MUSA NI PRINCESA

la poesía, según Nicanor Parra, es llamar a las cosas por su nombre
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpues venga
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxGonzalo Escarpa

antes de que me digan princesa
antes todavía de que algún
poeta cantautor pintor peón de construcción camarero
actor teleoperador adolescente etcétera
me intente embaucar
haciéndome creer que yo soy su nueva musa,
quiero advertir, si es que sirve de algo,
que yo no quiero ser como raquel ni leonor,
no quiero tener sus bocas carnosas y rojas
ni que me queden tan bien como a ellas sus faldas

no quiero las curvas de infarto de silvia,
ni la melosidad de marta,
ni las dulces formas de ángeles
ni ser risueña como patricia

no envidio los buenos modales de ana
porque no los necesito,
ni aparentaré más la inocencia de rebeca,
la picardía de laura, la rebeldía de clara
ni el modernismo de maría
ni, por supuesto, intentaré ser tan fina como su hermana
porque nunca seré como ellas

no aspiro al máster de carmen
ni a tener el sentido del ritmo de paloma:
nunca he sabido bailar ni hacer un striptease

no voy a tatuarme una mariposa en el culo
ni una araña en una teta
ni diablo ni guarra ni amor en japonés,
no quiero un piercing en la lengua
para poder prometer algunas noches
la mejor mamada de su vida
a ningún chulo de discoteca
como nunca quise convertir
en el amor de mi vida
a ningún rubio de ojos azules
con mi amor único y redentor

no quiero las medidas de marilyn
ni los ojos de greta,
no tengo el descaro de mae west,
no aspiro a ser ninguna yoko
ni ser de nadie la maga que busca

reconozco que no quiero la tristeza de alejandra,
aunque a veces me arrastre de los pies,
ni los colores de frida,
aunque siempre salga a la calle manchada de ellos

no quiero apoyarme en las ventanas como gala
para ver cómo se pelean por mí jules y jim
porque no me suicidaré con ninguno de ellos

no voy a aprender a fumar
como fumaba mi madre a mi edad,
ni pretendo volver loco a mi padre
porque ya lo hice

no me voy a casar
en las vegas con lennon
disfrazada de gioconda
ni en iglesias ni en juzgados
con ningún hombre de provecho

no quiero hacer lo que hicieron
las vanessas que enamoraron a todos mis amantes
ni llorar como lloran las vírgenes
ni ser en la cama más puta que la magdalena
ni más señora que las putas en las tiendas
ni más falsa que las señoras en la calle

no quiero saber qué es lo más adecuado en esta situación
ni las guarradas de la a a la zeta
que ponen a cien a los hombres en los bares
no me trencé nunca el pelo estilo julieta,
como tampoco esperé sentada a que
un rebelde o un malote
tirase piedras a mi ventana
para llevarme en su harley
a un granero abandonado
o al huerto
o a una bonita duna
o al faro del fin del mundo
para cogerme como nunca me han follado
nunca pedí el teléfono a ningún camarero
(de esto sí me arrepiento)

cartas de amor no quise
y las que escribí las niego
porque salieron de mis manos sin permiso
cuando de ebriedad me rascaban las ganas

caballeros y oficiales,
finales de película felices,
rosas sin vino,
su banda sonora se desafina en mi guion:
no sé soñar como sueñan las princesas,
ninguna amiga me confesó el secreto
que convertía en príncipe de cuento
cada rana que besó

así que por qué ahora tendría
que maquillarme como las cabareteras
o desnudarme como lo hacen las ninfas
ni se os ocurra pensar que fingiré mis orgasmos
yo no sueño con una noventa y cinco
ni con pesar menos de sesenta
ni con uñas de porcelana,
largas pestañas, piel de seda
me da igual si me dicen guapa los poetas
o si me escriben poemas los obreros
yo no necesito que nadie me diga
cómo me queda mejor el pelo,
ni qué color le sienta mejor a mi boca,
ni qué camino he de seguir
para no dejarme perder
si el que sigo no me lleva
a su cama otra noche
por última vez:
no quiero ser la princesa de nadie,
bastante tengo con intentar saber
quién es Andrea

 

 

 

Mazas, Andrea. Mi columna vertebral. Tenerife; Ediciones de Baile del Sol, 2017.

 

‘NIÑOS’, DE JORGE GUILLÉN

 

Acabo de leerme esa joya que pueden ver en la imagen: ‘Niños’, de Jorge Guillén, una antología realizada por el propio autor, publicada en Begar ediciones en 1983, colección dirigida por Dionisia García y Salvador López Becerra. Antes de esta antología habían publicado ya ‘Dos Fragmentos sobre el amor’, de María Zambrano; ‘Nueve Enunciaciones’, de José Ángel Valente; ‘El Ocio y sus Mitos (I)’, de Juan Gil-Albert; y ‘Selva’, de Julia Castillo; y tenían en preparación ‘Del Diario’, de Carlos Edmundo de Ory y ‘Tratado de Ipsidiades’, de Jaime Siles.
No digan que la colección no era una joya.

 

Aquí tienen una selección de poemas de este ‘Niños’.

 

NIÑO

Claridad de corriente,
Círculos de la rosa,
Enigmas de la nieve:
Aurora y playa en conchas.

Máquina turbulenta,
Alegrías de luna
Con vigor de paciencia:
Sal de la onda bruta.

Instante sin historia,
Tercamente colmado
De mitos entre cosas:
Mar sólo con sus pájaros.

Si rica tanta gracia,
Tan sólo gracia, siempre
Total en la mirada:
Mar, unidad presente.

Poeta de los juegos
Puros sin intervalos,
Divino, sin ingenio:
¡El mar, el mar intacto!

 

 

 

 

EL NIÑO DICE…

¿Qué dice? Ni un balbuceo.
Sólo un susurro en apunte.
Basta que a los labios junte,
Aguzándose en deseo.
Este espíritu que veo
Pendiente de mi respuesta.
Él es quien se manifiesta
Sin palabras, de tal modo
Jovial que lo dice todo
Con una salud en fiesta.

 

 

 

 

NENE

xxxxxxxxNada sabe.
Y toda su torpeza se convierte en un guante

xxxxxxxxQue acaricia,
Mientras por todo el cuerpo circula una sonrisa
xxxxxxxxQue alabanza
Su candor animal como celeste gracia.

xxxxxxxx¿Hay malicia
Cuando el instinto al vuelo con lo más dulce atina?

xxxxxxxx¡Qué mirada
La criatura asesta de súbito! Ya manda.

 

 

 

 

NIÑEZ

Disparada inocencia de albor animal,
Destello de joya en bullicio,
Diamante impaciente que canta.
Pájaro nítido:
Llévanos tú bajo los soles
Que te descubren y dan sus dominios,
Arrebátanos en tus ráfagas
De paraíso,
Elévanos.
A la alegría sin tacha de tu infinito.

 

 

 

 

PLAYA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxx(NIÑOS)

Este sol de la arena
Guía manos de niños,
Las manos que a las conchas
Salven de los peligros.
Conchas bajo la arena
Tienden hacia los niños,
Niños que ya hacia el sol…
Pero el sol rectilíneo
Viene. Los rayos, vastos
Arriba, tan continuos
De masa, deslizándose
Llegan aunque sus visos,
Sin cesar rebotando
De ahincos en ahincos
De ondas, se desbanden.
Aquí, por fin, tendidos
Se rinden a las manos
Más pequeñas. ¡Oh vínculos
Rubios! Y conchas, conchas.
Acorde, cierre, círculo.

 

 

 

 

TRÉBOL

Lloraba una criatura.
Y en el día, tan hermoso,
Brilló la existencia impura.

 

 

 

 

MANERA ACTUAL DE SER NIÑO

Antonio viaja que viaja
Por tierra, por mar, por aire,
Va de un continente a otro
Porque el mundo ya no es grande,
Mira desde su avión
Cordilleras y ciudades
Como si, soñando aún,
Sobre algún mapa trazase
Con el dedo rutas, rumbos.
¿Ser hombre es estar de viaje?

 

 

 

 

TRÉBOL

¿Por qué tanta infancia exquisita?
¿Porque ingenuamente se ignora,
Y a su presencia se limita,
Y todo el niño ocurre ahora?

 

 

 

 

APERTURA DE CURSO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxPara Jacques Deguise

No te equivocas, niño. La fuerza de tus pocos
Meses —robustos meses—
Te empuja hacia una incógnita. ¿No hay cocos
En la noche del cuarto? Mira bien y no ceses
De querer con afán
Descubrir este mundo por la senda
Terrible donde van
Amor y destrucción, el odio, la alegría.
¿No es un lote de Cid aunque nadie lo entienda?
Tu puño dice ya: La vida es mía.

 

 

 

 

EL MÁS PUERIL

¿Quién más pueril que este gato pueril,
Quién sin cesar más niño?
Triscador, caprichoso, zahorí,
¡Cómo saca partido
De cualquier elemento que pueda remover,
Bola, flor o cordel!
Criatura inocente
Creando paraíso,
¿Quién con más absoluto no saber de la muerte?

Juega, mortal sin dios: tu cielo es el olvido.

 

 

 

 

LA NIÑA Y LA MUERTE

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(A. G.)

Todo su ser irradia luz de vida,
Una vida animal
Llameante de espíritu,
Espíritu invasor que, de repente,
Descubre la gran sombra.

¿Tan pronto se da cuenta
De verdad aquella alma tan minúscula?
Una obsesión de sombra se interpone
—Revolviéndose hostil—
Entre el mundo y la niña.

Respirando se alumbra el alma nueva,
Que un mundo inmenso para sí reúne,
Sin cesar más inmenso.
Y la niña clarísima respira,
Devora trasparencia, más entiende.

Un árbol. «Seco», dice.
«No tendrá primavera. Moriremos
Tú y yo. Nos moriremos todos. ¡Todos!»
Morir es un escándalo
Para la vida ingenua.

Y esa niñez, que de repente sabe…

 

 

 

 

SOLEDADES

xxxxxxxxxxxxxxx(1958)

xxxxxxxxxxxxxxxxxxLa Lola…

La niña
Se va muy lejos,
Anita,
Por el aire, sobre la ola
Se va a su puerto,
La niña,
Lejos, muy lejos
Con su gracia tan chica,
Y Europa
Se queda,
xxxxxxxxxse me queda
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxsola.

 

 

 

 

PRIMERA NAVIDAD

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(A. G. 1959)

Dice nerviosa, la niña:
«¡Santa Claus! No habrá venido».
Expectantes, vamos todos
A descubrir el prodigio,
Y ante ella, que nos precede,
Surge el Árbol, encendido,
Con sus tesoros. ¡Son muchos!
Y la niña queda en vilo,
Gravemente inmóvil bajo
La amenaza de un peligro.
Es imposible afrontar
Sin terror el Paraíso.

 

 

 

 

LAS GAVIOTAS INNUMERABLES

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Isabel y Anita

Inmensa entre mar y dunas,
No se veía la playa
Bajo los blancos inmóviles
De tantas aves posadas.
Dos niñas, rubias al sol
Suyo que las alegraba,
De pronto corrieron, no,
Quietas ya: maravilladas
Ante la brusca ascensión
Unánime de las alas.

 

 

 

 

EN ESTOS AÑOS DE TORMENTAS

Niños desnudos por las carreteras
Huyen enloquecidos. Las hogueras
Bajo las bombas arden al servicio
Del hombre occidental: negocio, vicio.
«Ellos mueren. Yo, Jefe, mientras, hablo.»
¿Se destruye también el blanco diablo?

 

 

 

 

ARTE RUPESTRE

De la guerra civil no sabe nada.
Él era entonces niño inocente
Sin odio ni retórica de espada.
Ni heredero ni juez. —¡Adán!— Presente.

 

 

 

Guillén, Jorge. Niños. Málaga; Begar ediciones, 1983.

 

GIACOMETTI MIRA ESTRELLAS PENSANDO EN ALEJANDRO

 

TESELA

ENCERRADO en sí mismo, Giacometti
esculpe,
con su delicadeza hecha de sangre y vísceras,
un piélago de amor
en las médulas de la noche.

 

 

 

 

ESTRELLAS

MÍRALAS, siempre ahí.
Son las estrellas extinguidas.

 

 

 

 

ALEJANDRO

ALEJANDRO de Macedonia, arúspice,
dormía con la espada de los días
bajo la almohada persa, abrazado
como un dios a una Ilíada. Él fue
por solo esto un héroe. Muy lejos
de las guerras, muy dentro de la noche,
un héroe. En su nuca recogía
la suavidad terrible del papiro
donde alguien dejara escritas
las luchas entre el dánao y el teucro.
Con la ajena docilidad de un perro
de nadie, en su secreto protegió
la memoria del hombre y su hermosura.
Como a él, como entonces, llegan hoy
a mis sienes los sueños, el metálico
golpe y el lamento de quienes doblan
las rodillas tras recibir la flecha
de Apolo. En su honor, muerden el polvo.
Lo muerdo yo también mientras espero
noticias de otro invierno en la ciudad.

 

 

 

García Cerdán, Andrés. Puntos de no retorno. Madrid; Los versos de Cordelia, 2017.

 

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (L)

 

Hace apenas unas horas me ha llegado a casa este regalo, ‘Mi columna vertebral’, libro de poemas de Andrea Mazas y que, además, contiene el octavo disco de la carrera de Antonio de Pinto.
Comentaba Antonio de Pinto hace poco en su facebook que había desmontado los poemas para poder rearmarlos después en forma de canción.

Voy a leerme el libro y a escuchar el disco (unas cuantas veces más). Ya les contaré.

 

Mientras tanto, aquí tienen algunas de las canciones que Antonio ha subido ya a su canal de Youtube.

 

 

 

 

 

MANIFESTACIÓN EN APOYO DE LOS TRABAJADORES DEL MUSEO ‘RAMÓN GAYA’

 

Esta tarde, a las 20:00 h, se llevará a cabo una manifestación en la plaza de Santa Catalina de la ciudad de Murcia, para apoyar a los trabajadores del Museo Ramón Gaya.

La inciativa, que ha partido de José Cantabella, lleva por nombre ‘6×5’ en referencia a las cinco nóminas sin cobrar que tienen los seis trabajadores de este referente cultural de la ciudad.

Aquí tienen la noticia en prensa.

¡Allí nos vemos!

 

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más