Archivo

Posts Tagged ‘william carlos williams’

POEMAS – WILLIAM CARLOS WILLIAMS

.

ESTO ES SOLO DECIR

Me he comido
las ciruelas
que estaban en
la hielera,

las cuales
probablemente tú
guardabas para
el desayuno.

Perdóname,
estaban ricas,
tan dulces
y heladas.

.

.

.

.

.

LA CARRETILLA ROJA

tanto depende
de

una carretilla
roja

reluciente de gotas
de lluvia

junto a las gallinas
blancas.

.

.

.

.

.

RETRATO PROLETARIO

Una joven alta sin sombrero
con delantal

Su pelo recogido atrás parada
en la calle

Un pie en calcetín la punta
en la acera

Su zapato en la mano. Mirando
atentamente adentro

Le saca la plantilla de papel
para dar con el clavo

Que la ha estado lastimando.

.

.

.

.

.

MAÑANA DE ENERO

FRAGMENTO

xxxxxI

yo he descubierto que la mayor parte de
las bellezas del viaje se deben a
las horas extrañas en las que vemos:

las cúpulas de la iglesia de
los Padres Paulinos en Wechawken
contra un alba humeante —el corazón agitado—
son bellas como las de San Pedro
divisadas después de años de anticipación.

.

xxxxxXV

Todo
Todo esto—
xxxxxxxxxxxxxfue por ti, vieja.
Quise escribir un poema
que tú pudieras entender.
Porque ¿a mí de qué me sirve
si tú no lo entiendes?
xxxxxxxPero tienes que esforzarte—
Pero—
xxxxxxxBueno, ¿tú sabes cómo
las muchachitas retozan riendo
en Park Avenue de noche
cuando debieran estar en casa acostadas?
Bueno,
es lo mismo conmigo en cierta manera.

.

.

.

.

.

DANZA RUSA

Si yo cuando mi esposa está dormida
y el bebé y Catalina
están dormidos
y el sol es un blanco disco de fuego
entre nieblas de seda
sobre árboles brillantes,—
si yo en mi cuarto norte
danzara desnudo, grotescamente
ante mi espejo
agitando mi camisa alrededor de mi cabeza
y cantando bajo para mí mismo:
“Estoy solo, solo.
Nací para estar solo,
y estoy mejor así!”
Si yo admiro mis brazos, mi cara,
mi hombros, flancos, nalgas
contra las amarillas persianas corridas,—
¿Quién diría que yo no soy
el feliz genio de mi hogar?

.

.

.

.

Williams, William Carlos. Poemas (Trad. José Coronel Urtecho y Ernesto Cardenal). Madrid; Ed. Visor, 1985.

.

DEDICACIÓN DE UN LOTE DE TERRENO

.

DEDICACIÓN DE UN LOTE DE TERRENO

Este lote de terreno
frente a las aguas de esta ensenada
es dedicado a la viviente presencia de
Emily Dickinson Wellcome
que nació en Inglaterra, se casó;
perdió a su marido y con
su hijo de cinco años
se embarcó para New York en un velero;
fue llevada a las Azores
llegó al garete a los bancos de Fire Island,
se halló a su segundo marido
en una pensión de Brooklyn,
se fue con él a Puerto Rico
tuvo tres hijos más, perdió
a su segundo marido, vivió una vida dura
por ocho años en Santo Tomás,
Puerto Rico, Santo Domingo, siguió
a su hijo mayor a New York,
perdió su hija, perdió al «tierno»,
cogió los dos muchachos del
mayor de su segundo matrimonio
hizo de madre— estando ellos
sin madre— peleó por ellos
contra la otra abuela
y las tías, los trajo aquí
verano tras verano, se defendió
aquí contra los ladrones,
tormentas, sol, incendios,
contra las moscas, contra las
que venían a husmear, contra
sequías, contra malezas, crecidas del mar,
vecinos, comadrejas que robaban sus pollos,
contra la debilidad de sus propias manos,
contra la creciente fuerza de
los muchachos, contra el viento, contra
las piedras, contra los transgresores,
contra las rentas, contra su propio juicio.

Ella cavó esta tierra con sus manos,
fue mandona en este tramo de hierba,
insolente con el mayor hasta que
lo hizo comprarlo, vivió aquí quince años, alcanzó
una final soledad y—

Si no puedes traer a este lugar
más que tu carroña, vete de aquí.

.

.

.

.

Williams, William Carlos. Poemas (Trad. José Coronel Urtecho y Ernesto Cardenal). Madrid; Ed. Visor, 1985.

.

EL AMOR YA NO ES CONTEMPORÁNEO

David González 'El amor ya no es contemporáneo'

 

xxxxxNOTICIAS DE OTROS MUNDOS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxlas realidades se hunden en el silencio.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxHart Crane

xxxxxalgunos niños
xxxxxse suicidan
xxxxxllevándose a la boca
xxxxxun trozo de pan
xxxxxun pez
oxxxxun vaso de agua

 

 

 

LA LEY DEL CUADRILÁTERO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxComemos la sonrisa
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxy escupimos los dientes.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCharles Simic

Me sacaba seis años. Era un poco abusón.
Un poco mucho. Sé cuando va a cambiar el tiempo
porque empieza a dolerme el hombro izquierdo.

Una mañana le sorprendió mi padre.

Como te vuelva a ver pegándole,
los puñetazos te los devuelvo yo.
A mi hijo no le pone la mano encima nadie
más que yo, procura no olvidarlo.

Después de eso, los puñetazos cesaron,
pero amí aún me llevaría algunos años más
entender una verdad tan simple como esta:

no te pegan porque hayas hecho nada malo,

te pegan porque no puedes devolver los golpes
ni tienes a nadie
que los devuelva por ti.

 

 

 

SEAMOS REALISTAS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa apagar las estrellas
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxWilliam Carlos Williams

en este sitio
nadie cuenta
estrellas
por la noche.

 

 

 

EL RESTO DEL CAMINO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcomo si nada de esto hubiese sucedido, realmente…
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAntonio Orihuela

a veces ocurre:

me quedo parado
en mitad del pasillo,
mirando fijamente
las baldosas del suelo,

sin reconocerlas,
ni reconocer en ellas

los
pasos
perdidos.

 

 

 

xxxxxMATIZ DE REGENERACIÓN

xxxxxAsí como la animosidad entraña peligro para la vida, el miedo es causa de seguridad para ella.
xxxxxLeonardo Da Vinci

xxxxxTodos mis colegas de entonces
oxxxxestán muertos
oxxxxestán otra vez en el talego
oxxxxandan por ahí tirados,
xxxxxbuscándose la vida
xxxxxcomo malamente pueden.

xxxxxYo no.

xxxxxCambié.

xxxxxDejé a un lado
xxxxxesa clase de vida.

xxxxxTuve miedo.

xxxxxMucho miedo.

 

 

 

xxxxxSILVIA LA DEL PELO ROJO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxTodo cambia aunque yo me paralice
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxel mundo de afuera y el mundo de adentro.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMiriam Reyes

xxxxxSi te he de ser sincero
xxxxxquedé con ella
xxxxxcon la sana intención
xxxxxde llevarla en el coche
xxxxxa un descampado
xxxxxa echarle un polvo.

xxxxxLa encontré rara,
xxxxxno sé,
xxxxxno tenía chispa en los ojos,
xxxxxestaba despeinada

xxxxx¿Cómo es que te dio por llamarme?

yxxxxel jersey,
xxxxxel jersey azul cielo,
xxxxxlo tenía todo lleno
xxxxxde quemaduras de cigarrillos,

xxxxxNo sé, tenía ganas de verte.

yxxxxestaba en los puros huesos.
xxxxxDaba pena verla, y sin embargo,
xxxxxya ves, no sé, era
xxxxxla misma tía con la que años atrás
xxxxxiba por la calle gritando
xxxxxsexo, drogas y guns n’ roses
xxxxxsexo, drogas y guns n’ roses

xxxxx¿Sabes algo de Santi y de Flor?,
xxxxxle pregunté mientras conducía.

xxxxxSanti le ponía los cuernos a Flor
xxxxxsin parar. Flor había tenido otro
xxxxxhijo.

¿Yxixxqué es de Carmen?

xxxxxCarmen estaba de puta
xxxxxen una barra americana.

¿Yxxixde Juanjo?

xxxxx¿No te enteraste?

xxxxx¿De qué?

xxxxxLa palmó.
xxxxxUna sobredosis.
xxxxxEl día de Nochebuena.

Yxxxxtú, ¿qué tal?
xxxxxNo sé quién me dijo
xxxxxque te habías separado,
xxxxx¿es verdad?

xxxxxSí.

xxxxx¿Por qué? ¿Qué te pasó?

xxxxxA mí nada. A él,
xxxxxque era un hijoputa,
yxxxxun cerdo.

xxxxx¿Qué te hacía?

xxxxxDe todo.
xxxxxMe pegaba.
xxxxxSe metía caballo
yxxxxluego llegaba a casa
yxxxxme pegaba,
xxxxxme daba unas palizas de muerte,
yxxxxme forzaba sexualmente.

xxxxxLo dijo así. No dijo
xxxxxme violaba
oxxxxme follaba a la fuerza. No.
xxxxxLo dijo así:
xxxxxme forzaba sexualmente.

xxxxx¡No me jodas!

xxxxx
yxxxxhasta tuve que abortar.

xxxxx¿No podías tener el hijo o qué?

xxxxxFue mi madre. No quiso
xxxxxque lo tuviera. No quiso
xxxxxque tuviera
xxxxxun hijo
xxxxxde ese hijo
xxxxxde puta.

xxxxxDi una vuelta a la ciudad,
yxxxxluego la llevé otra vez a casa.
xxxxxMe sentía raro, mal,
xxxxx¿sabes lo que te digo, no?,
xxxxxcomo si fuera culpa mía
xxxxxque le hubiera pasado todo eso.

xxxxxUn día de estos te vuelvo a llamar.

xxxxxNo dijo nada.

xxxxxPero al levantarse
xxxxxpara salir del coche
xxxxxse le subió un poco el jersey
yxxxxle dejó un trozo de espalda
xxxxxal descubierto.
xxxxxAhí estaban las marcas
xxxxxLos renegrones.
xxxxxLas cicatrices.

xxxxxLa historia
xxxxxque me acababa de contar.

 

 

González, David. El amor ya no es contemporáneo (Poemas y relatos 1997-2004). Tenerife; Ediciones de Baile del sol, 2005.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más