Archivo

Posts Tagged ‘w. b. yeats’

ALBERTO GIRRI

Hace poco llegó a mi biblioteca la selección de poemas que Alberto Girri tradujo de la ‘Antología de Spoon River’ de Edgar Lee Masters, pero el primer libro de Girri que formó parte de mi biblioteca me lo regaló hace ya unos cuantos años un buen amigo. El libro en cuestión son las ‘Versiones’ que Alberto Girri publicó en la Editorial Corregidor de Buenos Aires en 1974. En el libro hay traducciones/traiciones de poemas de Yosano Akiko, Kitagawa Fuyuhiko, Tachira Michizo, Rabidranath Tagore, W. H. Auden, Robert Graves, Gerard Manley Hopkins, W. B. Yeats, Robert Lowell, Wallace Stevens o William C. Williams, entre otros.

 

Alberto Girri

 

Hoy dejo aquí algunas de las versiones que aparecen en el libro.

 

 

Yosano Akiko

MIS CANCIONES

Porque mis canciones son breves
la gente cree que atesoré palabras.
Nada he ahorrado en mis canciones.
No hay nada que pueda agregar.
Distinta de un pez, mi alma se desliza sin agallas.
Yo canto sobre un suspiro.

 

 

 

W. H. Auden

EPITAFIO DE UN TIRANO

Una suerte de perfección era lo que perseguía,
y la poesía que inventaba era fácil de entender,
conocía la locura humana como el dorso de su mano
y estaba grandemente interesado en ejércitos y flotas;
cuando reía, venerables senadores estallaban de risa,
y cuando lloraba los niños morían en las calles.

 

 

 

Robert Graves

POR IMÁGENES FRAGMENTARIAS

Él es rápido, piensa con imágenes claras;
yo soy lento, pienso con imágenes fragmentarias.

Él se torna obtuso, confía en sus imágenes claras;
yo me torno agudo, desconfío de mis imágenes fragmentarias.

Confiando en sus imágenes, él acepta la importancia de ellas;
desconfiando de mis imágenes, yo cuestiono su importancia.

Aceptando su importancia, él acepta el hecho;
cuestionando su importancia, yo cuestiono el hecho.

Cuando el hecho se le escapa, él cuestiona sus sentidos;
cuando el hecho se me escapa, yo apruebo mis sentidos.
Él persiste rápido y obtuso con sus imágenes claras;
yo persisto lento y agudo con mis imágenes fragmentarias.

Él en una nueva confusión de su entendimiento;
yo en un nuevo entendimiento de mi confusión.

 

 

 

W. B. Yeats

TRES MOVIMIENTOS

Los peces shakesperianos nadaban en el mar, lejos de la tierra.
los peces románticos nadaban en redes que iban a parar a una mano;
¿qué son todos esos peces que yacen boqueando sobre la playa?

 

 

 

T. S. Eliot

EL NOMBRE DE LOS GATOS

El nombre de los gatos es una cuestión delicada,
no es tan sólo uno de eso juegos para un día feriado;
ustedes pensarán que estoy loco como un sombrerero
cuando afirmo: un gato debe tener TRES NOMBRES DISTINTOS.
Primero, está el nombre que la familia emplea a diario,
como Pedro, Augusto, Alonso, Jaime,
como Víctor o Jonás, Jorge o Bill Baily,
todos ellos sensatos nombres cotidianos.
Si suponéis que suenan mejor, existen nombres más fantasiosos,
algunos para los caballeros, otros para las damas,
como Platón, Admeto, Electra, Deméter,
sensatos nombres cotidianos también estos.
Pero yo sostengo que un gato debe tener un nombre exclusivamente de él,
un nombre especial y más digno,
de otro modo, ¿cómo podría mantener erguida su cola,
o alardear de sis bigotes, o alimentar su orgullo?
Nombres de esa clase yo puedo sugerirles muchos,
Mankustrap, Quaxo, o Coricopat,
Bombalurina, o bien Jellylorum,
nombres que nunca pertenecen a más de un gato.
Pero además de esos nombres todavía queda otro,
el nombre que jamás lograremos adivinar,
el nombre que ninguna búsqueda humana puede descubrir
pero que EL GATO CONOCE, aunque nunca habrá de confesarlo.
Cuando sorprendan a un gato en intensa meditación,
la causa, les advierto, es siempre la misma:
su mente está entregada a la contemplación
del pensamiento, del pensamiento, del pensamiento de su nombre,
su inefable, efable,
efinefable,
profundo e inescrutable Nombre único.

 

 

 

William C. Williams

LOS POBRES

La anarquía de la pobreza
me seduce, la vieja
casa amarilla de madera carcomida
entre las nuevas viviendas de ladrillo

o un balcón de hierro fundido
con recuadros mostrando ramas de encina
en pleno vigor. Eso se adecua bien
a las ropas de los niños

reflejando cada uno de sus estadios y
hábitos de la indigencia,
a las chimeneas, a los techos, a las cercas
de amdera y metal en una época

sin vallas y que no encierran
casi nada, al viejo
de suéter y blando sombrero
negro, que barre la acera,

los tres metros que le pertenecen,
bajo un viento que a intervalos
doblando la esquina
ha arrollado la ciudad entera.

 

LA EXCUSA (y II)

 

En el segundo número de La Excusa tuvieron a bien publicarme mis tres primeros poemas; de hecho, fue genial, porque yo sólo quería publicar uno, pero uno de los encargados de la revista me pidió más y terminó publicando tres. El poema aquel –ya tan antiguo– y que yo quería publicar era este

 

DIVERTIMENTO SACRO

Qué suplicio recordarte
sin tu pregonada eternidad.
Tú, que te hiciste hostia viva,
cuerpo ante mi lengua,
entre mis manos,
bajo mi sexo,
dejándote masticar
sin impedimentos
y sin importarte mi tráquea
o esófago;
a ti, que te recuerdo uva sacra,
vino sobre mis labios,
por mi garganta,
hacia mi estómago,
recorriendo libre
y sin preguntas
mis arterias
o venas.
Y qué absurdo intentar relamer
tus caducas migajas y gotas
esparcidas por el tiempo.

 

Sí, ya sé, las influencias literarias son exageradas, pero esto es lo que hay, así empezó uno…

 

 

 

De todos modos, si hay algo que me gusta recordar -vamos, lo he recitado infinidad de veces en público (sobre todo el comienzo)- de aquel número de La Excusa es el relato que publicó Óscar Tropovski y que lleva por título

 

ÍNTIMAS TORMENTAS EN EL OSCURO CLUB DE JAZZ

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCaught in that sensual music all neglect
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMonuments of unageing intellect.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxW.B.Yeats

xxxÓscar llega tarde, como siempre, pero el grupo no ha empezado todavía: maldita suerte la suya, truhán de poca monta, terrorista de tres al cuarto armado con un lápiz Staedler de punta blanda, pues no pretende diseccionar con semejante cetro la piel tostada y sabrosa de las parroquianas de este garito…

xxxSu amada pasa la lengua por las esquinas, todas amazacotadas en un yeso rotundo y cargado de sutiles remembranzas de la infancia. Será salvaje, lamedora incauta y maldita, oh pelo castaño recién lavado oloroso a champú barato, pero qué refrescante, qué fragancia,

xxxy su hermano sólo roe, también lame de vez en cuando, ahora roe con avidez las colillas abandonadas en este rincón ajeno y único del planeta, y venga a roer, y mira con ojos viciosillos a su cuñado

xxxque sigue sentado y a la espera, el grupo aún no empieza, Óscar se repliega sobre sí mismo, observa su ombligo pacientemente con la ayuda de un catalejo que según las lenguas eruditas perteneció a Sir Drake, magnífica torre en miniatura con la que el reputado pirata se ayudaba para masturbar a sus amantes caribeñas, que tesón, oh allende los mares, el viejo verde, y ahora sólo Óscar mira y espera, y pide otro whisky sin agua

xxxy recuerda la frase de un irlandés acerca del whisky y del agua, en una conocida película

xxxpero maldita la gracia que hace a nadie, un chiste tan manido, la gente se repliega, un poetastro borracho y monótono con sus malditas metáforas, y que si qué océano de alcohol y miradas sucias, este bar a estas horas de la noche

xxxdonde apenas entran los rumores de los coches, bestias fáusticas de colmillos cromados y gases de azufre y sal

xxx-Sr. Tropovski, su TERCER whisky.
xxx-¡Anda y que te folle un pez calvo, maldito camarero calvo y bigotudo, verdadero esperpento satánico, mesías de la hueca podredumbre, déjame ya siquiera paladear esta primera nota, pobre sombra del gran Miles

xxxqué sabrán todos, joder, y qué subidón…

xxxpuedo volar, amigos…

xxxPero ya nadie le oye, pues el trompetista reclama las turbias luces y las pasiones vaporosas de los sexos reunidos en torno a su íntima tormenta.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más