Archivo

Posts Tagged ‘silvio rodríguez’

LA CRUZ DEL SUR

La cruz del sur

 

 

DISCO 1

Vine del norte (Ismael Serrano)
Historia de las sillas (Silvio Rodríguez)
Acabaré (Inma Serrano)
Y los conserjes de noche (Quique González)
Milonga paraguaya (Jorge Drexler)
Todo eres tú (Antonio de Pinto)
Vente (Carlos Chaouen)
Rompeolas (Quique González)
Aunque no esté de moda (Silvio Rodríguez)
No sabes cuánto te he querido (Nauta)
Corazón de mudanza (Tontxu)
Créeme (Vicente Feliú)
Esta sonrisa que te doy (Sergio Sleiman)
A dónde van (Silvio Rodríguez)
Carnaval (Quique González)
Tengo una muñeca que regala besos (Sabina y Páez)
¿Qué va a ser de mí? (Ismael Serrano)
Paseo por el parque (Los Planetas)

 

 

DISCO 2

Ardiendo a un clavo (Quique González)
Ángel caído (Luis Pastor)
Oasis (Pedro Guerra)
Tu fantasma (Silvio Rodríguez)
“M” (Los Piratas)
Yo me bajo en Atocha (Sabina y Páez)
Canción sin luna (Alejandro Filio)
Agua (Jarabe de palo y Jorge Drexler)
El aire en que no estás (Pedro Guerra)
Quién fuera (Silvio Rodríguez)
Dondequiera que estés (Serrat)
Aurora (Javier Ruibal)
De haberlo sabido (Quique González)
Chueca (Tontxu)
Te extraño (César Rodríguez)
Cuando me vaya (Serrat)
Deseo (Pedro Guerra)

 

 

DISCO 3

Luna negra (Jorge Drexler)
Ángel de puntillas (Tontxu)
Raquel (David Broza)
Si tú… (Los Piratas)
A medio pulmón (Carlos Chaouen)
Tratado (Antonio de Pinto)
Aunque tú no lo sepas (Enrique Urquijo y Los Problemas)
Que la noche es de huir (Nauta)
Al final de la segunda luna (Silvio Rodríguez)
Menos tu vientre (Serrat)
Silencios en tu contestador (David Broza)
Pintando el cielo (Carlos Chaouen)
Semilla en la tierra (Carlos Chaouen)
De menos (Pedro Guerra)
Nada es suficiente (Olga Román)
Llueve, corre, mira (Paco Bello)
Otro domingo sin sol (Alejandro Filio con Amaury Pérez)
Flores en el mar (Jorge Drexler)
Credo (Javier Álvarez)
Reloj de plata (Quique González)

 

 

DISCO 4

Del sueño a la poesía (Silvio Rodríguez)
Prodigios (Aute)
El cielo está al caer (Luis Illescas)
Voy a acabar contigo (Amaral)
Jugar al revés (Mal de amores)
Fuimos lo que fuimos (Mal de amores con Jorge Drexler)
El reloj de los presos (Mal de amores con Pedro Guerra)
La página dos (José Antonio López)
El violinista (Víctor Manuel)
Un muerto encierras (Ismael Serrano)
Cuando tú no estés (David Broza)
Una mujer desnuda y en lo oscuro (Serrat)
Antes (Jorge Drexler)
Envuelta en besos (Álvaro Peire)
Cara y cruz (Pedro Guerra)
Me va la vida en ello (Aute)
Sin hijo ni árbol ni libro (Silvio Rodríguez)

 

AUSENCIAS Y TRÁNSITOS

Lo siguiente que leí de Pepe Ramos, se encontraba en una antología que guardo como oro en paño, la antología ‘Poemas para cruzar el desierto’ de la tristemente desparecida editorial Línea de Fuego. Aquí les dejo algunos de los poemas de Pepe que aparecían en dicha antología en la que también estaban poetas de la talla de Cristina Peri Rossi, Luis Felipe Comendador, Michel Gaztambide, Karmelo Iribarren, José Antonio Martínez Muñoz, Manuel Vilas, David González, Antonio Orihuela, Violeta C. Rangel, Vicente Luis Mora o Pablo García Casado.

 

Pepe Ramos 'Poemas para cruzar el desierto'

 

AUSENCIA DE TI Nº 15

xxxxxxxxxxxxxxxxxxx“Me acuerdo de ti;
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxme cago en tus muertos…”
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRoberto Iniesta

Que se te muera el perro.
Que te deje de hablar la peña
y que tu hermana
vuelva a la secta.
Que te despidan.
Que te escriban puta en el coche,
que tu madre se haga ludópata,
que te fallen los frenos y la píldora,
que tengas resaca siempre
y que no me olvides nunca.

 

 

 

AUSENCIA DE TI Nº 22

xxxxxxxxxxxxxxxxxxx“Ya no te espero,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxya eché abajo ayer mis puertas,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxlas ventanas bien despiertas
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxal viento y al aguacero,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxa la selva, al sol, al fuego.”
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSilvio Rodríguez

Es sólo una mala racha,
es sólo una mala racha,
repito mi mantra a diario
como un vulgar salvapantallas.
Suenen sirenas de silencio.
Borro tu nombre del victimario.
Sino cruel; ¿a qué has venido?
reza la letra de un tango.
Fumo mucho, bebo demasiado.
Suelto tacos, protesto:
hoy me acuesto ya cansado
de cerrar los ojos y ver tu cara,
de abrirlos y no ver nada.

 

 

 

DE PASO

Cuando vivía junto a la estación
tenía la sensación de estar de paso.

Ahora vivo junto al cementerio.

Y la sensación es la misma.

 

CUARTO DE MALA MÚSICA

febrero 14, 2013 2 comentarios

Cuarto de mala música

 

Éste fue el primer libro que leí y me compré de Alexis Díaz-Pimienta, y desde entonces no he dejado de leerlo junto a los otros doce libros suyos que tengo. Aquí tienen varios poemas de ese primer libro suyo que leí.

 

 

CUARTO DE MALA MÚSICA

Este cuarto está lleno de ruidos indeseables y perfectos.
Todo el silencio en sus paredes, toda la indiferencia.
Está lleno de pasos y silbidos,
de pedazos de aire que desplaza un adiós,
sacudidas de un polvo al que ya pertenezco.
Más allá de su espacio está su música,
gris y mojada como pan de nadie.
Medusa acústica, sus voces trepan las paredes,
se cuelgan de sus lámparas,
me acorralan, me invaden: goznes, mamparas, grifos,
escalones, muebles, piedras, raíces del cuarto
mandándome callar, engordando de mí,
volviéndome otra voz de su memoria.
Lo siento girar, lo oigo sangrar a gritos.
La madera enfermiza suelta todo su odio,
fotos anónimas, telarañas crujientes,
largo escándalo más allá de sí misma.
Cómo escapar de esta música atroz,
este cáñamo apretando mis palabras,
a quién rogar un toque de nudillos, un módico saludo.
Por sus hendijas no entra luz sino tiempo,
no entra aire sino gorjeos cíclicos,
imitaciones de las voces del cuarto.
Y caen sobre mi cáscara, sobre mis vidrios interiores,
contra mi voz residual, única y débil.
Sálvense ustedes, no crucen el umbral.
Hay todo un laberinto y más allá mi voz
y más allá la puerta, siempre la puerta
con forma de palabra feliz, de gesto amable.
Aquí duermen los ruidos de todos los tiempos:
yelmos y palomas, escafandras y lotos, cemíes y poetas.
Sálvense del Rumor Universal.
Las paredes son todo el silencio,
la maldición perfecta, conjuro irreversible.
Sálvense ustedes y déjenme así,
momia envuelta en sonidos,
celador de un relicario acústico.
Somos el cuarto y Yo.
Nos amamos incestuosamente.
Nos odiamos incestuosamente.
Somos el cuarto y Yo. Los únicos.

 

 

 

ÁNGULO CERO

Las esquinas siempre fueron lugares difíciles,
podios hacia la nada, vértices.
El más conocedor de las esquinas
alguna vez equivocó las flechas y dobló hacia sí mismo.
Una esquina terrible y una esquina feliz
sólo se diferencian en los ojos del hombre que la cruza
o en las manos del que regresa del utópico
otro lado de la esquina.

Los peatones reflexionan en la esquina
sobre la eternidad del próximo paso.
Los cojos se detienen, los ciegos se detienen,
los ancianos miden el día por las esquinas que descuentan,
las novias no aceptan que las citen sino es en cierta esquina
(un mismo novio en cada esquina de la ciudad es otro.)
Los perros orinan mejor en las esquinas.
Los gorriones, con migajas y esquinas, son felices.
Los suicidas nacen en las esquinas.
Los divorciados lloran.
Los locos sueltan la risa como un conejo mágico.

El mundo es sólo eso: una esquina redonda.
Y el universo un dédalo de esquinas mal trazadas
con transeúntes extraviados e inermes.

Todo tiene su esquina engañosa:
los edificios, los árboles, las hembras,
las canciones de amor, las corbatas de uso,
la misa, el eco, el pan intacto:
todo tiene su esquina para caerse boca arriba.
Y hubo épocas de esquinas incendiadas,
esquinas de rituales, de suplicios, de adulterios.
Y hubo héroes de esquina, santos de esquina,
ídolos y líderes con una esquina al hombro.
Y, finalmente,
todos somos una esquina de tiempo:
un infinito cruce de fechas alternas.

 

 

 

EN EL PARQUE

xxxxxxxxxxxxxxxxxpara Lilo Vilaplana

Una joven acaba de cruzar las piernas
y el poeta espera que el viento sea su cómplice.
Vigila irrespetuosamente el borde del vestido,
el único camino a la felicidad.
La joven sonríe, ajena a la importancia de su muslo,
hablando de perfumes o novios o promesas.
Y el viento soplará
–ante tanta insistencia soplará–
pero la dicha está en que la mano de la joven
baje a tiempo, en que su piel siga siendo posible.

 

 

 

CASI UNA ELEGÍA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Carmen Gloria Quintana y Rodrigo
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRojas, jóvenes chilenos quemados por
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxuna patrulla en plena calle.

Yo pude amarte, Carmen Gloria,
ser piel sobre tu piel sin llagas,
ser alpinista en tus tobillos jóvenes.
Pudimos estar citados aquel día
diez minutos antes o después
y encendernos a besos
y explotar
porque un cuerpo de mujer es muy inflamable.
Pude, incluso, no ser fiel contigo.
Uno es tan mujeriego, Carmen Gloria.
Pero hoy no reconozco este pedazo de papel
rescatado del fuego
recorte donde un ex-rostro de mujer
quema las manos.
Entonces ardo,
alzo tus esquimosis como una pancarta,
envidio a Silvio cuando va a Santiago
y me apago en la ventana
viendo como se queman los parques en silencio.

 

 

 

SOBRE LA INUTILIDAD DE LA POESÍA

Morirán los violines
a fuerza de tratar de convencer al tiempo
(morirán, simplemente.)
Y quedaremos huérfanos, infelices,
con todas nuestras culpas.

Y al entierro de los violines
vendrán las mariposas.

Morirán las mariposas
a fuerza de tratar de convencer al tiempo
(morirán, simplemente.)
Y seguiremos doblemente huérfanos,
infelices, con todas nuestras culpas.

Y al entierro de las mariposas
vendrán los poetas.

Morirán los poetas.
Morirán los poetas, simplemente.

 

 

Díaz-Pimienta, Alexis. Cuarto de mala música. Murcia: Editora Regional de Murcia, 1995.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más