Archivo

Posts Tagged ‘rafael saravia’

PEQUEÑAS CONVERSACIONES

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxHay quienes adquieren la mala
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcostumbre de ser infelices
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxT.S. Eliot

xxxxxI

Amarte es perderme el respeto,
caer de nuevo en el vagabundeo
que tanto nos gusta,
y no es plan de ser feliz así,
tan de repente.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx“[…] estos besos fríos, esa espuma
xxxxxxxxxaunque no sea éste el mar que habíamos escogido“.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAlberto R. Torices

xxxxxIV

Y cómo decirte que cada vez
me acuerdo más de nuestras ausencias,
de nuestras vidas putas
y no pobres una junto a la otra.

Cómo decirte lo bien que lo pasé
y lo que nos molestábamos unidos.

¡Éramos tan bellos como dicotomía!
¿Te acuerdas?
Tú de rojo y yo de azul…
eso fue lo más cerca que estuvimos el uno del otro.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxNos prohíbes las lágrimas ahora.
xxxxxxxxxxxxNo nos queda otro remedio que ser hombres
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJaime Sabines

xxxxxVI

Sabemos a qué atenernos,
sabemos a qué atenernos por separado.
Tú anuncias tu libertad,
yo la amontono en las esquinas
y no consigo diferenciarla
de todas las libertades mías.

Tal vez me pese demasiado
darme cuenta de que hoy,
como hace tantos milenios,
te resuelva en el vaso de ningún lugar en concreto,
te absuelva en el hueco de nadie, en efecto.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxEl que sospecha invita a
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxtraicionarlo
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxVoltaire

xxxxxVII

Que dios te quiera es aparte de mi estado.
Nunca los celos me avisaron de ti,
de esas esdrújulas que alivias en pequeños jirones,
aspectos propios de párpados recién planchados.

Anoche salimos vivos de nosotros mismos.

 

 

 

 

CANCIÓN SEGUNDA

¡Tanto camino juntos, mi niña,
y aún confundo la pasión con el drama,
tus ojitos con la nada
y mi amor, pequeña criatura,
con todas las rarezas que cobijé entre tus canas!

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxEl animal perfecto es feliz en los claustros
xxxxxxxxxxxxxxxxy su lengua es melodiosa en el llanto
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAntonio Gamoneda

xxxxxVIII

Qué tal mi dulce hembra,
dime cómo andas de tangos en la reserva,
háblame de lo que murmuras sobre mi aire
cuando yo ando lejos,
sopesándote en cada uno de mis abrazos pasajeros.

Qué tal pequeña promesa de nadie,
ave quebrada, bisturí de ópalo,
atajo de usurpaciones varias…
dime tú, pequeña dama,
cómo se camina in-extremis por el filo de mi desgana.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSe aparcan las ganas
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxinundando recodos silenciosos
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxD. P. Maio

xxxxxXVI

Funcionas como almanaque de agudos,
encontrador de lamentos
puestos en fila bárbara y deforme.

Pasan los momentos y ambos seguimos aparte.
El sol nos une y nos deja tan de lejos la mirada…

Al final, reuniendo cuentas,
el mundo no es más mundo por nosotros,
y eso, pese a quien pese,
duele hondo en la conciencia.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxLa luna nueva late dentro del corazón
xxxxxxxxxxxxxxxxxxde un hombre declarado clandestino
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRaquel Lanseros

xxxxxXVII

De cuando en cuando
me levanto sin más pretensiones

que amar.

Amar hasta el punto de abrirnos
con daños de gran calibre.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxEl único rincón, enmohecido entre las paredes
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxde una obra perdida en el tiempo
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSergio Santa Cruz

xxxxxXIX

La vida, en sí, no se descuida.
Tornan los ciclos, lentos,
a lo sumo precarios en sus formas.

Llueve entonces más despacio
y el tiempo, con otro olor, de otra forma,
pasa con urgencia de inquilino.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxUna gaviota me trae dulces de hojaldre azul
xxxxxxxxxxxxy cada mano o sustancia que toco eres tú
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCarlos Chaouen

xxxxxXX

Sirves al amor con la importancia
abierta al infinito, sin apliques
ni marcapasos que limiten tus buenos excesos.

Diste fe, ganas, ternura en diminutos colosales,
resquemor juvenil en tu intacta mirada de niña
alcanzando la madurez más acá de la cama.

Eres impresión, constancia,
requisito para el alma sana
erguida en pro de la humanidad.

Siembras brillantes, vida,
largas batallas a favor de pichurri y del mundo,
umbrales cálidos en nuestro hueco y,
zalamerías aparte, un lugar eterno en mi recodo.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxÉsta es la alegría, sólo esta es,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxentra y sale sola […].
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMiguel Ángel Curiel

xxxxxXXIII

Encontrar el norte repleto de aire y pequeños espacios.
Confinar mi vida, xxxxxxxxxxxxxxxxdichosa,
a las faldas de cualquiera, xxxixxxxdichosa.

Mis tesoros no son más,
y me advierto torpe en cualquier otra decisión.

Encontrarme…
xxxxxxxxxxxxxxno estaría mal.

 

 

 

Saravia, Rafael. Pequeñas conversaciones. Madrid; amargord ediciones, 2009.

 

EL ABRAZO CONTRARIO

diciembre 13, 2017 Deja un comentario

 

Afirma Antonio Gamoneda en el prólogo de este libro, después de hablar de la farsa y de la burla hacia personajes y/o estamentos o grupúsculos, que con quien no hay burlas, ni voluntad de que las haya, (no se concibe ninguna buena conciencia de la que pueda surgir tal voluntad) es con los seres humanos —aludidos por mí— que soportan una dictadura económica muy mal encubierta con la cosmética de una inservible, incompleta —en definitiva falsa, únicamente supuesta— democracia, ingenua o ladinamente vitoreada por unos y otros, por demasiados.

 

Aquí dejo tres poemas del libro.

 

 

LOS MERCADOS

El compendio de todas las palabras
que le sobran a la razón,
la mordedura de lobo
que se aferra a los tobillos del desconcierto.

El salmo responsorial de los verdugos sin fe.

 

 

 

 

III

Escribir no siempre tiene sentido.
No siempre aflora más garganta en la tensión del signo.
No existe vocación de abismo en cada letra,
no hay sangre caliente en la medianía del verso equilibrado.

Escribir no siempre tiene sentido.
No hay más frontera que un bostezo rubricado,
no hay más daño que un kilo de palabras al por mayor,
no sostiene siempre el vicio,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxni la letra erre,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxni su continuación.

Escribir no siempre tiene sentido.
Sólo en esos casos,
en los que el error se apropia del rango,
la caligrafía danza sin bragas
y la codicia se repliega en un decir…

Sólo en los alimentos insatisfechos,
en sus voces encorvadas,
en los cuencos tintados de precisión equívoca…
Sólo en casos sin remedio,
sin vergüenza y bien regados con la duda y sus reliquias,
sólo en esos casos,
un escribir tiene sentido.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxY por eso escribo.

 

 

 

 

VII

Cuento la historia sin creerme el final dictado.
Ni las cazuelas se llenaron
siempre que la voz se alza pidiendo equidad,
ni el nombre avanza con más celeridad hacia la Tercera
que cuando se pronuncia involucrado de lluvia.

Las plazas siguen teniendo fugas;
ellas se aprietan las convocatorias en fechas señaladas
y ansían el amor libre fuera de domingos comerciales.

Los contenedores jamás han vivido una paz tan duradera
en época de hambre y disimulo.

No obstante, la especie evoluciona.
Se sabe esclava de su condición,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxy eso ya es mucho saber.

En el siglo XXI,
apenas un par de décadas después de su inicio,
la vocación de libertad está demodé.
Dos asalariados valen una paga,
un funcionario sacia el doble de amargor
por menos de un sobre de sacarina.

La Seguridad Social es ese lugar donde duele la vida privada
y los enfermos son más subjetivos que en los espacios de Topor.

La justicia es un producto por encima de nuestras posibilidades.

No hay arcén para la disidencia,
no hay alternativa para el que piensa que vivir
es un derecho y no una subvención.

Cuento la historia sin intención de creer.
Los bocados de argumento están naciendo ahora.

La esperanza viene de hoy.

 

 

 

Saravia, Rafael. El abrazo contrario. Madrid; Bartleby editores, 2017.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más