Archivo

Posts Tagged ‘poesía española del siglo de oro’

EN QUE SATISFACE UN RECELO CON LA RETÓRICA DEL LLANTO

.

xxxEsta tarde, mi bien, cuando te hablaba,
como en tu rostro y tus acciones vía
que con palabras no te persuadía,
que el corazón me vieses deseaba.
xxxY amor, que mis intentos ayudaba,
venció lo que imposible parecía;
pues entre el llanto que el dolor vertía,
el corazón deshecho destilaba.
xxxBaste ya de rigores, mi bien, baste,
no te atormenten más celos tiranos,
ni el vil recelo tu quietud contraste
xxxcon sombras necias, con indicios vanos:
pues ya en líquido humor viste y tocaste
mi corazón deshecho entre tus manos.

.

UN POEMA DE SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

.

xxxHombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois ocasión
de lo mismo que culpáis;
xxxsi con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?
xxxCombatís su resistencia
y luego con gravedad
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.
xxxParecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.
xxxQueréis con presunción necia
hallar a la que buscáis
para pretendida, Tais,
y en la posesión, Lucrecia.
xxx¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo
y siente que no esté claro?
xxxCon el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos si os tratan mal,
burlándoos si os quieren bien.
xxxOpinión ninguna gana,
pues la que más se recata
si no os admite, es ingrata,
y si os admite, liviana.
xxxSiempre tan necios andáis,
que con desigual nivel
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.
xxxPues ¿cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata ofende
y la que es fácil enfada?
xxxMas entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere,
y quejaos enhorabuena.
xxxDan vuestras amantes penas
a sus libertades alas
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.
xxx¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada
o el que ruega de caído?
xxx¿O cuál es más de culpar
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?
xxxPues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

.

UN POEMA DE CALDERÓN DE LA BARCA

.

xxxDe los desdenes de Gila,
¡oh qué enfermo anda Pascual!
¿Cómo ha de sanar si es ella
la cura y la enfermedad?
Ella es su muerte y su vida,
y aún no se la quieren dar;
¡desdichado del que vive
por ajena voluntad!

.

UN POEMA DE ESTEBAN MANUEL DE VILLEGAS

.

xxxEa, mi dulce Lesbia,
vivamos, pues, y amemos,
y no se nos dé un cuarto
de los padres severos;
que los soles, si mueren,
vuelven como antes bellos,
pero nosotros todos
cesamos en muriendo.
Por eso, dulce amiga,
dame, dame mil besos,
y luego ciento y mil,
y luego mil y ciento;
otros ciento, otros mil
me das luego tras éstos,
y así los revolvamos
y el número turbemos
aún, porque ni tú ni yo
sepamos cuántos fueron,
ni el malo nos envidie
contando tantos besos.

.

UN POEMA DE PEDRO SOTO DE ROJAS

.

TISBE

xxxTisbe a su amante, que en cadáver mira
con temerosa mano el rostro toca,
límpiale con los cabos de la toca
y en los labios desiertos le suspira.
xxxEngañada imagina que respira
y es el aliento de su misma boca;
su fin estudia, a su maestro invoca,
sus manos tuerce, sus cabellos tira.
xxxNadie le ayuda en tanta desventura
sino la muerte, ¡oh caso lastimoso!,
el pecho arroja a la enemiga espada;
xxxasió la mano de su esposo dura,
y miróse en el tálamo espantoso
doncella, viuda, muerta y desposada.

.

TRES POEMAS DE JUAN DE TASIS

.

xxxDebe tan poco al tiempo el que ha nacido
en la estéril región de nuestros años,
que premiada la culpa y los engaños
el mérito se encoge escarnecido.
xxxSer un inútil anhelar perdido
y natural remedio a los extraños;
avisar las ofensas con los daños,
y haber de agradecer al ofendido.
xxxMáquina de ambición, aplausos de ira,
donde sólo es verdad el justo miedo
del que percibe el daño y se retira;
xxxviolenta adulación, mañoso enredo,
en fe violada han puesto a la mentira
fuerza de ley y sombra de denuedo.

.

.

.

.

.

xxxDespués, amor, que mis cansados años
dieron materia a lástima y a risa,
cuando debiera ser cosa precisa
el costoso escarmiento en tus engaños;
xxxy de los verdaderos desengaños
el padre volador también me avisa,
que aunque todo lo muda tan aprisa,
su costumbre común niega a mis daños;
xxxcuando ya las razones y el instinto
pudieran de mí mismo defenderme
y con causa fundada en escarmiento;
xxxen otro peligroso laberinto
me pone amor, y ayudan a perderme
memoria, voluntad y entendimiento.

.

.

.

.

.

xxxDe cera son las alas cuyo vuelo
gobierna incautamente el albedrío,
y llevadas del propio desvarío
con vana presunción suben al cielo.
xxxNo tiene ya el castigo, ni el recelo
fuerza eficaz, ni sé de qué me fío,
si prometido tiene el hado mío
hombre a la mar como escarmiento al suelo.
xxxMas si a la pena, amor, el gusto igualas,
con aquel nunca visto atrevimiento
que basta a acreditar lo más perdido,
xxxderrita el sol las atrevidas alas,
que no podrá quitar al pensamiento
la gloria, con caer, de haber subido.

.

DIEZ POEMAS DE QUEVEDO

.

A ROMA, SEPULTADA EN SUS RUINAS

xxxBuscas en Roma a Roma ¡oh, peregrino!,
y en Roma misma a Roma no la hallas;
cadáver son las que ostentó murallas,
y tumba de sí propio el Aventino.
xxxYace, donde reinaba, el Palatino;
y limadas del tiempo las medallas,
más se muestran destrozo a las batallas
de las edades, que blasón latino.
xxxSólo el Tíber quedó, cuya corriente,
si ciudad la regó, ya sepultura
la llora con funesto son doliente;
xxx¡oh, Roma!, en tu grandeza, en tu hermosura
huyó lo que era firme y solamente
lo fugitivo permanece y dura.

.

.

.

.

.

DESCUIDO DEL DIVERTIDO VIVIR A QUIEN LA MUERTE LE LLEGA IMPENSADA

xxxVivir es caminar breve jornada
y muerte viva es, Lico, nuestra vida,
ayer al frágil cuerpo amanecida,
cada instante en el cuerpo sepultada.
xxxNada, que siendo, es poco y será nada
en poco tiempo que ambiciosa olvida,
pues de la vanidad mal persuadida,
anhela duración, tierra animada.
xxxLlevada de engañoso pensamiento
y de esperanza burladora y ciega,
tropezará en su mismo monumento;
xxxcomo el que divertido el mar navega
y sin moverse vuela con el viento,
y antes que piense en acercarse, llega.

.

.

.

.

.

ARREPENTIMIENTO Y LÁGRIMAS DEBIDAS AL ENGAÑO DE LA VIDA

xxxHuye sin percibirse lento el día
y la hora secreta y recatada
con silencio se acerca y despreciada
lleva tras sí la edad lozana mía.
xxxLa vida nueva que en niñez ardía,
la juventud robusta y engañada,
en el postrer invierno sepultada
yace entre negra sombra y nieve fría.
xxxno sentí resbalar mudos los años,
hoy los lloro pasados y los veo
riyendo de mis lágrimas y daños;
xxxmi penitencia deba a mi deseo,
pues me deben la vida mis engaños
y espero el mal que paso y no le creo.

.

.

.

.

.

CONOCE LA FUERZA DEL TIEMPO Y EL SER EJECUTIVO COBRADOR DE LA MUERTE

xxx¡Cómo de entre mis manos te resbalas!
¡Oh, cómo te deslizas, edad mía!
¡Qué mudos pasos traes, oh muerte fría,
pues con callado pie todo lo igualas!
xxxFeroz de tierra el débil muro escalas,
en quien lozana juventud se fía;
mas ya mi corazón del postrer día
atiende al vuelo sin mirar las alas.
xxx¡Oh, condición mortal! ¡Oh, dura suerte,
que no puedo querer vivir mañana,
sin la pensión de procurar mi muerte!
xxxCualquier instante de la vida humana
es nueva ejecución, con que me advierte
cuán frágil es, cuán mísera y cuán vana.

.

.

.

.

.

REPRESÉNTASE LA BREVEDAD DE LO QUE SE VIVE Y CUÁN NADA PARECE LO QUE SE VIVIÓ

xxx¡Ah de la vida! ¿Nadie me responde?
Aquí de los antaños que he vivido;
la fortuna mis tiempos ha mordido;
las horas mi locura las esconde.
xxx¡Qué sin poder saber cómo ni dónde,
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido
y no hay calamidad que no me ronde.
xxxAyer se fue, mañana no ha llegado,
hoy se está yendo sin parar un punto,
soy un fue y un será y un es cansado;
xxxen el hoy, y mañana y ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.

.

.

.

.

.

SIGNIFÍCASE LA PROPIA BREVEDAD DE LA VIDA SIN PENSAR Y COMPADECER SALTEADA DE LA MUERTE

xxx¡Fue sueño ayer, mañana será tierra;
poco antes nada y poco después humo,
y destino y ambiciones, y presumo
apenas punto al cerco que me cierra!
xxxBreve combate de importuna guerra,
en mi defensa soy peligro sumo,
y mientras con mis armas me consumo,
menos me hospeda el cuerpo que me entierra.
xxxYa no es ayer; mañana no ha llegado,
hoy pasa, y es, y fue con movimiento,
que a la muerte me lleva despeñado;
xxxazadas son la hora y el momento,
que a jornal de mi pena y mi cuidado,
cavan en mi vivir mi monumento.

.

.

.

.

.

ENSEÑA CÓMO TODAS LAS COSAS AVISAN DE LA MUERTE

xxxMiré los muros de la patria mía
si un tiempo fuertes, ya desmoronados;
de larga edad y de vejez cargados,
obedeciendo al tiempo y muerte fría.
xxxSalíme al campo; vi que el sol bebía
los arroyos del hielo desatados,
y del monte quejosos los ganados
porque en sus sombras dio licencia al día.
xxxEntré en mi casa; vi cómo cansada
entregaba a los años sus despojos;
miré mi espada de la misma suerte;
xxxhallé mi ropa de servir gastada,
y no vi cosa en que poner los ojos
que no me diese nuevas de la muerte.

.

.

.

.

.

AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

xxxCerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;
xxxmas no de esotra parte en la ribera
dejará la memoria en doble ardía:
nadar sabe mi llama la agua fría
y perder el respeto a ley severa.
xxxAlma a quien todo un Dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido;
xxxsu cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.

.

.

.

.

.

ÚLTIMO SENTIMIENTO DEL AMANTE

xxxNo me aflige morir, no he rehusado
acabar de vivir, ni he pretendido
halagar esta muerte que ha nacido
a un tiempo con la vida y el cuidado;
xxxsiento haber de dejar deshabitado
cuerpo que amante espíritu ha ceñido;
desierto un corazón siempre encendido
donde todo el amor reinó hospedado;
xxxseñas me da mi amor de fuego eterno,
y de tan larga y congojosa historia
sólo será escritor mi llanto tierno;
xxxLisi, estáme diciendo la memoria
que, pues tu gloria la padezco infierno,
que llame al padecer tormentos gloria.

.

.

.

.

.

DEL AMOR FÍSICO Y EL AMOR INTELECTUAL

xxxMandóme, ¡ay Fabio!, que la amase Flora
y que no la quisiese, y mi cuidado,
obediente, confuso y mancillado
sin desearla su belleza adora.
xxxLo que el humano afecto siente y llora
goza el entendimiento amartelado
del espíritu eterno, encarcelado
en el claustro mortal que le atesora.
xxxAmar es conocer virtud ardiente;
querer es voluntad interesada
grosera y descortés caducamente;
xxxel cuerpo es tierra y lo será y fue nada;
de Dios procede a eternidad la mente:
¡eterno amante soy de eterna amada!

.

UN POEMA DE FRANCISCO LÓPEZ DE ZÁRATE

.

CENIZA, LA HERMOSURA

xxxÁtomos son al sol cantas beldades
con presunción de vida siendo flores,
siendo caducos todos sus primores
respiran anhelando eternidades.
xxxLa rosa, ¿cuándo, cuándo llegó a edades
con todos sus fantásticos honores?
¿no son pompas, alientos y colores
rápidas, fugitivas brevedades?
xxxTú de flor y de rosa presumida,
mira si te consigue algún seguro
ser en gracias a todas preferida;
xxxni es reparo beldad, ni salud muro,
pues va de no tener a tener vida
ser polvo iluminado o polvo oscuro.

.

CUATRO POEMAS DE LOPE DE VEGA

.

ESCRIBE A UN AMIGO EL SUCESO DE UNA JORNADA

xxxClaudio, después del Rey, y los tapices
de tanto grande y forastero incauto;
no tiene la jornada, salvo el auto,
qué te puede escribir que solemnices;
xxxfue todo cortesanas meretrices
de las que pinta en sus comedias Plauto;
anduve casto, porque yo soy cauto,
en ayunarlas o comer perdices.
xxxYa los ventores con el pico al Norte
andaban por las damas circunstantes,
que al recibir las cartas se da el porte;
xxxpartióse el Rey, llevóse los amantes,
quedó al lugar un breve olor a Corte,
como aposento en que estuvieron guantes.

.

.

.

.

.

xxxEsta cabeza, cuando viva, tuvo
sobre la arquitectura de estos huesos
carne y cabellos, por quien fueron presos
los ojos que mirándola detuvo.
xxxAquí la rosa de la boca estuvo
marchita ya con tan helados besos;
aquí los ojos de esmeralda impresos,
color que tantas almas entretuvo.
xxxAquí la estimativa que tenía
el principio de todo movimiento;
aquí de las potencias la armonía;
xxx¡Oh hermosura mortal, cometa al viento!
¿Donde tan alta presunción vivía
desprecian los gusanos aposento?

.

.

.

.

.

xxx¡Tanto mañana y nunca ser mañana!
Amor se ha vuelto cuervo, o se me antoja;
¿en qué región el sol su carro aloja,
desta imposible aurora tramontana?
xxxSígueme inútil la esperanza vana,
como nave zorrera o mula coja,
porque no me tratara Barbarroja
de la manera que me tratas, Juana.
xxxJuntos amor y yo buscando vamos
este mañana: ¡oh dulces desvaríos!,
siempre mañana y nunca mañanamos;
xxxpues si vencer no puedo tus desvíos,
sáquente cuervos destos verdes ramos
los ojos… Pero no, que son los míos.

.

.

.

.

.

xxxA mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.
xxxNo sé qué tiene el aldea
donde vivo y donde muero,
que con venir de mí mismo
no puedo venir más lejos.
xxxNi estoy bien ni mal conmigo,
mas dice mi entendimiento
que un hombre que todo es alma
está cautivo en su cuerpo.
xxxEntiendo lo que me basta,
y solamente no entiendo
cómo se sufre a sí mismo
un ignorante soberbio.
xxxDe cuantas cosas me cansan
fácilmente me defiendo,
pero no puedo guardarme
de los peligros de un necio.
xxxÉl dirá que yo lo soy,
pero con falso argumento:
que humildad y necedad
no caben en un sujeto.
xxxLa diferencia conozco
porque en él y en mí contemplo
su locura en su arrogancia,
mi humildad en mi desprecio.
xxxO sabe naturaleza
más que supo, en este tiempo,
o tantos que nacen sabios
es porque lo dicen ellos.
xxx«Sólo sé que no sé nada»,
dijo un filósofo, haciendo
la cuenta con su humildad,
adonde lo más es menos.
xxxNo me precio de entendido,
de desdichado me precio,
que los que no son dichosos
¿cómo pueden ser discretos?
xxxNo puede durar el mundo,
porque dicen, y lo creo,
que suena a vidrio quebrado
y que ha de romperse presto.
xxxSeñales son del juïcio
ver que todos le perdemos:
unos por carta de más,
otros por carta de menos.
xxxDijeron que antiguamente
se fue la verdad al cielo;
tal la pusieron los hombres
que desde entonces no ha vuelto.
xxxEn dos edades vivimos
los propios y los ajenos;
la de plata los extraños
y la de cobre los nuestros.
xxx¿A quién no dará cuidado,
si es español verdadero,
ver los hombres a lo antiguo,
y el valor a lo moderno?
xxxTodos andan bien vestidos,
y quéjanse de los precios,
de medio arriba, romanos,
de medio abajo, romeros.
xxxDijo Dios que comería
su pan el hombre primero
en el sudor de su cara
por quebrar su mandamiento,
xxxy algunos, inobedientes
a la vergüenza y al miedo,
con las prendas de su honor
han trocado los efectos.
xxxVirtud y filosofía
peregrinan como ciegos;
el uno se lleva al otro,
llorando van y pidiendo.
xxxDos polos tiene la tierra,
universal movimiento:
la mejor vida, el favor,
la mejor sangre, el dinero.
xxxOigo tañer las campanas
y no me espanto, aunque puedo,
que en lugar de tantas cruces
haya tantos hombres muertos.
xxxMirando estoy los sepulcros,
cuyos mármoles eternos
están diciendo sin lengua
que no lo fueron sus dueños.
xxx¡Oh bien haya quien lo hizo,
porque solamente en ellos
de los poderosos grandes
se vengaron los pequeños!
xxxFea pintan a la envidia,
yo confieso que la tengo
de unos hombres que no saben
quién vive pared en medio.
xxxSin libros y sin papeles,
sin tratos, cuentas ni cuentos,
cuando quieren escribir
piden prestado el tintero.
xxxSin ser pobres, ni ser ricos,
tienen chimenea y huerto;
no los despiertan cuidados,
ni pretensiones, ni pleitos;
xxxni murmuraron del grande
ni ofendieron al pequeño;
nunca, como yo, firmaron
parabién ni pascuas dieron.
xxxCon esta envidia que digo
y lo que paso en silencio,
a mis soledades voy,
de mis soledades vengo.

.

TRES POEMAS DE GÓNGORA

.

GOZAD VUESTRA JUVENTUD

xxxMientras por competir con tu cabello,
oro bruñido al sol relumbra en vano,
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;
xxxmientras a cada labio, por cogello,
siguen más ojos que al clavel temprano,
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello;
xxxgoza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,
xxxno sólo en plata o vïola trocada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

.

.

.

.

.

xxxLa dulce boca que a gustar convida
un humor entre perlas destilado
y a no envidiar aquel licor sagrado
que a Júpiter ministra el garzón de Ida,
xxxamantes no toquéis si queréis vida;
porque entre un labio y otro colorado
Amor está, de su veneno armado,
cual entre flor y flor siempre escondida.
xxxNo os engañen las rosas, que a la aurora
diréis que, aljofaradas y olorosas,
se le cayeron del purpúreo seno;
xxxmanzanas son de Tántalo y no rosas
que después huyen del que incitan hora,
y sólo del Amor queda el veneno.

.

.

.

.

.

xxxDuélete de esa puente, Manzanares,
mira que dice por ahí la gente
que no eres río para media puente,
y que ella es puente para muchos mares.
xxxHoy, arrogante, te ha brotado a pares
húmedas crestas tu soberbia frente,
y ayer me dijo humilde tu corriente
que eran en marzo los caniculares.
xxxPor el alma de aquel que ha pretendido
con cuatro onzas de agua de achicoria
purgar la villa y darte lo purgado,
xxxme di ¿cómo has menguado y has crecido?
¿cómo ayer te vi en pena, y hoy en gloria?
Bebióme un asno ayer, y hoy me ha meado.

.

TRES POEMAS DE BARTOLOMÉ LEONARDO DE ARGENSOLA

.

EPIGRAMA

xxxViéndose en un fiel cristal
ya antigua Lice, y que el arte
no hallaba en su rostro parte
sin estrago natural,
dijo: «Hermosura mortal,
pues que su origen lo fue,
aunque el mismo Amor le dé
sus flechas para rendir,
viva obligada a morir;
pero a envejecer ¿por qué?»

.

.

.

.

.

xxxNi soles, oh tahúr, lunas ni auroras
te han visto soñolientas las pestañas;
tu estado espira, al sucesor engañas,
pues tu fe y su esperanza le empeoras.
xxxTu abuelo en esas tenebrosas horas
que velas tú, jugando sus hazañas,
armado, por difíciles montañas
pasaba sus escuadras vencedoras.
xxxSabe que la nobleza es sucesiva
más por nuestra opinión que por su efecto,
y sin virtudes nunca meritoria;
xxx¿qué acuerdo tomas pues, ¡oh indigno nieto!,
sabiendo que es ajena aquella gloria
que del valor ajeno se deriva?

.

.

.

.

.

xxxYo os quiero confesar, don Juan, primero
que aquel blanco y color de doña Elvira
no tiene de ella más, si bien se mira,
que el haberle costado su dinero.
xxxPero tras esto confesaros quiero
que es tanta la beldad de su mentira,
que en vano a competir con ella aspira
belleza igual de rostro verdadero.
xxxMas ¿qué mucho que yo perdido ande
por un engaño tal, pues que sabemos
que nos engaña así Naturaleza?
xxxPorque ese cielo azul que todos vemos
ni es cielo ni es azul. ¡Lástima grande
que no sea verdad tanta belleza!

.

UN POEMA DE ANDRÉS REY DE ARTIEDA

.

A LAS ILUSIONES MILITARES

xxxComo, a su parecer, la bruja vuela,
y untada se encarama y precipita,
así un soldado, dentro de una garita,
esto pensaba, haciendo centinela:
xxx«No me falta manopla, ni escarcela,
mañana soy alférez, ¿quién lo quita?,
y sirviendo a Felipe y Margarita,
embrazo y tengo paje de rodela.
xxxVengo a ser general, corro la costa,
a Chipre, gano, Príncipe me nombro,
y por Rey me corono en Famagosta.
xxxReconozco al de España, al turco asombro…»
Con esto se acabó de hacer la posta
y hallóse en cuerpo, con la pica al hombro.

.

DEL CANCIONERO ANÓNIMO

.

xxxAnda amor, anda,
anda, amo
r.

xxxLa que bien quiero,
anda amor,
de la mano me la llevo,
anda amor,
y ¿por qué no me la beso?,
anda amor,
porque soy mochacho y necio
y anda amor.

.

.

.

.

.

xxxAlguno piensa
que tiene amada
y no tiene nada.

.

.

.

.

.

xxxAgora que sé de amor
me metéis monja,
¡ay, Dios, qué grave cosa!
xxxAgora que sé de amor
de caballero,
agora me metéis monja
en el monasterio,
¡ay, Dios, qué grave cosa!

.

.

.

.

.

xxxPensóse el villano
que me adormecía;
tomó espada en mano,
fuese a andar la villa.
xxxPensóse el villano
que me adormilaba;
tomó espada en mano,
fuese a andar la plaza.
xxxFuérame tras él
por ver donde iba;
viérale yo entrar
en cas de su amiga.
xxxFuérame tras él
por ver donde entraba;
viérale yo entrar
en cas de su dama.

.

.

.

.

.

xxxParióme mi madre
una noche oscura;
cubrióme de luto,
faltóme ventura.
xxxCuando yo nací,
en hora menguada,
ni perro se oía,
ni gallo cantaba;
ni gallo cantaba,
ni perro se oía,
sino mi ventura
que me maldecía.
xxxApartaos de mí,
bien afortunados,
que de sólo verme
seréis desdichados.
Dijeron mis hados,
cuando fui nacido,
si damas amase
fuese aborrecido…
xxxSobróme el amor
de vuestra hermosura;
sobróme el dolor,
faltóme ventura.

.

UN POEMA DE FRAY LUIS DE LEÓN

.

xxx¡Oh, cortesía! ¡Oh, dulce acogimiento!
¡Oh, celestial saber! ¡Oh, gracia pura!
¡Oh, de valor dotado y de dulzura
pecho real, honesto pensamiento!
xxx¡Oh, luces, del Amor querido asiento!
¡Oh, boca, donde vive la hermosura!
¡Oh, habla suavísima! ¡Oh, figura
angélica! ¡Oh, mano! ¡Oh, sabio acento!
xxxQuien tiene en sólo vos atesorado
su gozo, y vida alegre, y su consuelo,
su bienaventurada y rica suerte;
xxxcuando de vos se viere desterrado,
¡ay!, ¿qué le quedará sino recelo,
y noche, y amargor, y llanto, y muerte?

.

UN POEMA DE GUTIERRE DE CETINA

.

xxxHoras alegres que pasáis volando
porque a vueltas del bien mayor sienta;
sabrosa noche que en tan dulce afrenta
el triste despedir me vas mostrando;
xxximportuno reloj que, apresurando
tu curso, mi dolor me representa;
estrellas con quien nunca tuve cuenta,
que mi partida vais acelerando;
xxxgallo que mi pesar has denunciado;
lucero que mi luz va obscureciendo,
y tú, mal sosegada y moza aurora,
xxxsi en vos cabe dolor de mi cuidado,
id poco a poco el paso deteniendo,
si no puede ser más, siquiera una hora.

.

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más