Archivo

Posts Tagged ‘pedro lópez martínez’

LIBRO CIUDAD

Libro ciudad

 

 

14

xxxxxAquí un día lunes uno de enero del tercer milenio
un hombre hecho añicos se desangra
xxxxxxxxxxxxiiixxxxxxxxse desangra por dentro mientras muda de piel y de sombrero
y emerge con el corazón o con el índice
tras el vaho anónimo de su ademán vencido

o tal vez saluda obscenamente a su reflejo obsceno en la luna blindada de un cajero automático

poco a poco este hombre emerge y se desangra
y recoge sus tripas poco a poco
y como en un mal sueño contagiado de invierno las acuna en sus manos
sucias de metamorfosis las manos y las tripas
amarillas de vómitos entrambas en el objetivo adyacente de un fotógrafo miope aficionado

ahora el hombre xxxxx este hombre que mira el rostro propio y se desangra
se incorpora lentamente xxxxx lentamente
len x ta x men x te x limpia su puñal con un kleenex
len
ta
men
te xxxxx comienza a desandar su cansada peripecia de flores mutiladas y ojos en abismo
por una calle negra
xxxxxxxxxixxnegra
xxxxxxxxxixxnegra
xxxxxxxxxixxnegra calle de insomnio y pesadilla conjurados

camina hacia sí mismo y no lo sabe

o no lo sabe aún xxxxx este hombre
no sabe que no sabe que camina errabundo hacia su encuentro

 

 

 

12

xxxxxLas camareras de las terrazas del centro
son las camareras que mejor nos inspiran

ellas contribuyen al deseo sin pretensiones de ser puro deseo
es decir se suman a la contradictio in terminis de serlo cuando
vienen de frente xxxxx interrogantes
y muerden el labio y toman nota y vanse de cadera entre las mesas y en bandeja nos sirven un simple cappuccino del tipo delizioso

el cielo abre sus puertas a un pecado agridulce
y entonces esa sangre cumple un rito de muslos que recorre la espalda respira odor di femina desliza manos diestras
y entonces esa trama dichosa deletrea en su idioma la orfandad camarera de un pacto delizioso

ellas son las camareras del poeta sentado
versión de mariposa que muerde el verbo y dicta su albedrío de recompensa
amas
xxxxxamo
amamos a las camareras todas de todas las terrazas entoldadas del centro de firenze
amas
xxxxxamo
amamos como un whitman trasterrado que de su alforja cósmica sustrae el eco integrador del canto de sí mismo

 

 

 

26

xxxxxYo no sé tocar una guitarra
ni tengo una guitarra que tocar
mis dedos no saben repetir un cristo de dalí en la baldosa

yo escribo pájaros que nadie lee
para que las palomas de esta plaza del sur no se sientan tan solas

dan pena las palomas de esta plaza
dan pena y sin embargo
siempre se esfuerzan las palomas en ser siempre palomas
día tras día perdonan las palomas a los niños que acuden a espantarlas
y a los vagabundos que en la siesta asesinan sus vuelos en rasante
y a las viudas dementes que ceban su crepúsculo con diarias sobredosis de panizo rancio

la muchacha más bella interpreta su versión de imagine a la guitarra
el muchacho más tardo de la tarde renueva en la baldosa su cristo de dalí con tizas de colores

y mientras yo escribo pájaros que nadie lee
nadie nadie nadie
ni las palomas de esta plaza del sur han leído nunca mis pájaros

 

 

 

3

xxxxxCada mañana se les ve pasar planchados de arriba abajo
corgan con su maletín xxxxx lo agarran fuerte
se nota que se les nota la presión al cuello del nudo de la corbata

si sonríen al pasar o es que pasan sonriendo
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxnadie lo sabe aún
he aquí la enigma que soporta el nudo de las responsabilidades sin excusa

pero se advierte que el amletín es negro y que el lazo aprieta
y la leve sonrisa concluye siendo apenas el principio de una mueca que tira de su nudo
una mueca así que ni sabe ni saluda cuando parece que saluda y dice
buenos días y adiós
de arriba abajo xxxxx de oreja a oreja
cuando observamos que el maletín es negro como un féretro negro que proyecta en el asfalto su ruta irrefutable
pero el nudo prosigue a eso de las 10.00 en el café
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxa eso de la hora sin hora de un martini con mensaje de móvil
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxa eso de las 15.30 en lo que llaman almuerzo de trabajo
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxa eso de las tantas en la fe menopáusica de un local con fervor de karaoke
el rastro necio del cadáver planchado ya busca madriguera como cada noche
sin aflojar el nudo

 

 

 

11

xxxxxÉl
cierra los párpados con tristeza de naipe
y cruza helado de lado a lado de la nada entre semáforos en ámbar

él se sabe pasajero ocioso de jardín en jardín
xxxxxxxxxxxxxxxxiixxxxxxde luna en luna
mientras neones de azúcar amenizan las alamedas dormidas de su alma dormida
y rectifica en el espejo los rasgos que no volverá a ver

él sueña o recuerda que ya no va a morirse a los quince ni a los veintiuno ni a los treinta y tres
y exhala el artificio vegetal que la ciudad erige en medio del desdén
y maldice el abyecto desafío de gorriones en los intersticios de un convento de monjas de clausura

de repente todo es como lluvia que salpica en otro patio

él
entonces
abre los ojos con angustia de lunes y se encara conmigo

 

 

 

López Martínez, Pedro. Libro ciudad. Sevilla; Editorial Renacimiento, 2006.

 

NECEDARIUS, VICEVERSAS, ETC.

Necedarius, viceversas, etc.

 

 

1.

Una moneda al viento
Es fe
xxxxxSuperstición

Mas decantado el vértigo que oficia

 

 

 

1.12

Hay ganas de quedarse
César
xxxxxxPlantado en este verso

Cual vallejo

 

 

 

1.21

Autopoetas
De
La
Autoexperiencia

Ah umbilical misterio
Ah melindrosa proeza
Ah mistérica diarrea

 

 

 

2.

El arte es compromiso y es sigilo

 

 

 

2.3

Ebria adolescencia
Hecha añicos
A ras de la promesa

En tu ovación de antaño
Como el eco
Persisto

 

 

 

3.211

Del naufragio perfecto
Que procuras
Búscame entre los restos

 

 

 

3.212

Rumbo a dónde
xxxxxxxxxxxxxxxPreguntas
Y te respondes

xxxBrújula y norte

 

 

 

3.2121

Porque me ahoga
El mar
xxxxxxxPresentimiento
Nado al fui
Desde el soy

 

 

 

3.311

Acaparo del beso su pereza

 

 

 

3.42

Como un balcón
Tu espalda

 

 

 

López Martínez, Pedro. Necedarius, Viceversas, etc. Murcia; Servicio de publicaciones de la universidad de Murcia – Aula de poesía, 1999.

 

IMÁGENES DE ARCHIVO

Imágenes de archivo

 

 

PONGAMOS LA MESA
sobre las cartas.
Hagamos sólo
las trampas necesarias
para no perder.
Pero no me mates
con tu compasión.
Hablemos de cosas
sin ninguna importancia.
(Ellos no lo entenderían,
no lo entienden,
pero también lo hacen
los muy hacedores).
A ver, muéstrame las tuyas…
No está mal
xxxxxxxxxxxni bien,
pero la partida es larga.
Vale todo
menos el aburrimiento.
Mira: tengo
un póker de deseo
y ni yo mismo me lo creo:
compártelo conmigo.

 

 

 

HE VISTO A PAUL NEWMAN
silbando
sobre la primera bicicleta del Oeste.

Lo he visto sin duelo
y sin pasión
bajo una caja de sorpresas.

Y al otro Paul, y a Lennon:
los hemos visto a todos.

Ahora dejadnos;
entonaremos
«Yesterday» alrededor de una botella
de ginebra sin marca.

Dejadnos el camino
y la cantimplora.

Todo lo demás es vuestro.

 

 

 

PIRATEANDO

xxxxxxxxxxxxxxAhora lo recuerdo
Éramos limpios
Como el cristal del sueño
Como el vino
Como la lluvia cuando nada exige
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA cambio
Tú tenías melocotón por boca
Y entre los muslos el camino más largo
Distancias xSabor sin nombre xBotín
xxcapturado en los mares salvajes
Que espera
Pacientemente espera
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxAhí
Para que yo me incruste como un caracol
En su casita
Lamiendo xEnsalivando xE inundando
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxDe mí
Tus zonas más amables.

 

 

 

EPÍLOGO ANÓMALO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxEl mayor defecto del olvido
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxes que a veces incluye a la memoria
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJorge Luis Borges

Citar a Borges siempre queda bien.
Siempre queda bien citar a Borges.

xxxxxxxxxxxx–FINIS–

 

 

 

López Martínez, Pedro. Imágenes de archivo (1967-1991). Barcelona; Ed. El bardo, 1993.

 

LA GALERA

En el otoño de 1998 salía a la calle el primer número de ‘La Galera‘, una pequeña revista de dieciséis páginas, con una tirada de 250 ejemplares que saldría a la calle trimestralmente. Y aquello nos desbordó durante una buena temporada y en el siguiente año y medio vieron la luz cuatro números de poesía, un especial de relatos e incluso un almanaque para regalar una dosis mensual de poesía.

 

 

Aquí les dejo varios de los poemas de aquellos primeros números en los que publicamos a poetas como Cristina Morano, Antonio Marín Albalate, Alberto Barberá, Julio César Jiménez, Antonio Aguilar, María del Rosario de Gorostegui, Ángel M. Gómez Espada, Pedro López Martínez, Andrés García Cerdán, Alexis Díaz Pimienta, Francisco Plata o Natalia Carbajosa.

 

SERGIO GALLEGO

La intención que conduce mis pasos
es la responsable de la historia.
Mi último paso es el primero,
pues mi intención es nómada,
y mi historia y mi leyenda
un relato por escribir
y un clásico en la memoria.

 

 

ANTONIO MARÍN ALBALATE

18199

Palabras para unas piernas,
Hermosas palabras de quien
Vengo a recordar ahora, ardiente
Como una diosa blanca en el asfalto,
Marcándose un baile ante mis ojos de Sátiro en celo,
Con su vino de Grecia en los finos labios,
–Quiero decir cuévano y boca–
Nunca satisfecho tras beber la ambrosía,
Allí donde se estremecieron las piedras
De la Historia misma cuando sus piernas precisas
Pisaron, con infinito amor, el placer intenso
De los días contados que un día volverán a ser Paraíso.
Vino lento y caliente digo,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxBajando,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxBajando
Como un hilillo de sombra sensual y fuerte,
Hacia la oscuridad de un zapato, para beberlo.

 

 

ANDRÉS GARCÍA CERDÁN

LA NEVERA

xxxxxxxxxxxxxxxxxx«y todo por tan poco precio,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxseñores, por tan poco precio»
xxxxxxxxxxxxxxxxxxx-Leopoldo María Panero-

Tengo veintiséis años. Cualquier día de éstos
le diré a la nevera que hiele mis imágenes
para que no se pudran y no huelan a tiempo.

En el congelador no hay sitio ya, pero caben
-al lado de la carne, la leche y las verduras-
las palabras, cabemos tú y yo y la calle,

un cigarro de hierba, una ración de duda
razonable, el bar donde tomamos café,
la fe de Garcilaso, la noche azul de Judas.

Cabe este sucio ruido de ganar y perder
y una niña que baila aburridísima y sola.
Me pregunto si cabe la nostalgia también,

si cabe un fiat brava, tu ron con cocacola,
nuestra vida de lunes. ¿Y el dolor? ¿Y el odio?
¿Caben las malas intenciones, el pan, las sombras?

Me pregunto si hay allí un sitio para todo,
y si será bastante con congelar la vida,
porque sospecho que los días arden y el polvo

arde y no caben dos heridas en una herida.
Y si será posible detener para el mundo
este tiempo salvaje, y no perder la orilla,
y no amanecer nunca ni podridos ni absurdos.

 

 

ALEXIS DÍAZ PIMIENTA

PRIMERAS INSTRUCCIONES PARA ANDAR POR EUROPA

No te acerques a los desconocidos,
no preguntes la hora ni el rumbo exacto hacia ninguna parte.
Los desconocidos viven orgullosos de serlo.
No confundas su paso apurado
con el aleteo de los pájaros en la jaula.
Dobla en la próxima esquina, siéntate en un parque,
y finge tu también ser un desconocido.
Sólo así la ciudad admitirá que tengas pan y sombra.
Sólo así las noticias del periódico
no tendrán nada que ver contigo,
ni la presentadora de televisión te mirará a los ojos,
siempre a los ojos, como si te conociera de antes.

Y si no tienes cerillas, por favor, no fumes.

 

 

ALBERTO BARBERÁ

No te voy a negar mi aliento,
no me pertenece.
Diré hoy que me das lástima,
al rato, que envidio tu concreción,
la nitidez con que te recortas
en un paisaje.
Entiendo que fueras feliz,
que puedas volver a serlo.
Mañana sabré que no tienes futuro ni pasado,
como la piedra a la que te encaramas
para gritarme,
xxxxxxxxxxxxxpreguntarme algo.

Habré olvidado y aceptaré tu vida.
Después volveré a decidir
que no me interesa lo que te ocurra.
Te daré la espalda y quedarás
en la orilla,
xxxxxxxxxxcreyendo que me miras.

 

HOY ES DOMINGO

 

Hoy es domingo, y desde hace años todos los domingos me viene a la cabeza un poema de Pedro López Martínez, un poema de su libro ‘Imágenes de archivo‘, éste:

XXPROFANACIÓN APÓCRIFA
QUE NI EL RIMBAUD MALDITO
xxHUBIERA JAMÁS FIRMADO
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxACASO

Amada Mía que estás en el lecho
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxDeificados
Sean tus ojos
xxxxxxxxxxxxVenga
A mi boca tu boca
xxxxxxxxxxxxxxxxHáganse
Tus deseos así en tu cuerpo
Como en el mío

El flujo nuestro de cada luna
Citémoslo ahora
Y sé paciente con mis perversidades
Y caprichos
xxxxxxxxxxxAsí como yo
Comprendo y me entrego a los tuyos

Déjate caer en la provocación
Librémonos del aburrimiento

He dicho

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

El blog de Ben Clark

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más