Archivo

Posts Tagged ‘óscar hahn’

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (123)

.

Pues acaba de llegar a casa ‘Imágenes nucleares y otros poemas’ de Óscar Hahn, publicado por Cartonera del escorpión azul, junto a algunos Manuales de instrucciones más, entre los que había un par que no tenía (el resto serán para darle difusión a aquella maravilla).

Si quieren ponerse en contacto con ellos para conseguir alguna de las joyas que ya tienen publicadas o de las que vendrán, solo tienen que mandarles un e-mail a lacartoneradelescorpionazul@gmail.com. Y si quieren echarle un vistazo a lo que van haciendo, solo tienen que echarle un vistazo a su página de Facebook.

.

LGC3 – ÓSCAR HAHN

noviembre 21, 2019 Deja un comentario

 

POBLACIÓN MUNDIAL

Siete mil millones de cabezas
Siete mil millones de cerebros
pueblan el planeta

Cada uno con sus propios pensamientos
sueños recuerdos imágenes
y todo lo que suele circular
por los subterráneos de la mente

Cada uno con su propia vida
Cada uno con su propia muerte

¿Qué otra cosa se alberga en el espacio
de esos siete mil millones
de cerebros?

Se albergan seres

Seres que esperan
Seres que están a punto de salir
al mundo exterior
y reemplazarnos

Siete mil millones de seres
Catorce mil millones de ojos

A lo mejor ya salieron
A lo mejor ya estamos hablando
por sus bocas

A lo mejor ya somos ellos

 

 

 

 

DEPREDADORES

Esos depredadores implacables
que acechaban al hombre primitivo
entre el follaje de la selva oscura
ahora operan a plena luz del día
en elegantes centros comerciales
Nunca se hartan de comerse todo
y quieren más y quieren mucho más
aunque ya estamos en los puros huesos

Es la jungla de vidrio y de cemento
Abre de par en par su fauces ávidas
para que ingresen hombres y mujeres
en largas filas por las escaleras
Y se agolpan ansiosos en los shoppings
blandiendo sus tarjetas de colores
Son los consumidores consumidos
por alimañas de afilados dientes

Estos depredadores insaciables
son de forma humanoide con mandíbulas
poderosas: el radio de su vista
es el de la serpiente cascabel
Los dedos de sus manos y sus pies
tienen garras que nadie puede ver
Ellos tragan sin pausa más oxígeno
que todo el resto de la humanidad

 

Categorías:Poesía Etiquetas: ,

ÓSCAR HAHN

septiembre 29, 2013 Deja un comentario

Óscar Hahn

 

 

DE LA NATURALEZA DE DIOS

Hace tiempo que Dios no me habla
que no me saluda
que trata de evitarme cuando se cruza conmigo
Si Dios fuera mujer
le lamería los muslos
le mordería los pechos
le daría besos con lengua
Pero Dios no es mujer
y mientras Él no cambie de sexo
no voy a desear su compañía
y tendré que conformarme con el vicio solitario
esa religión solipsista
en la que Dios y el creyente
son uno y el mismo

Mientras Dios sea hombre no me interesa
Tampoco si se hace un cambio de sexo
o si se transforma en travesti
o si se disfraza de mujer
Cuando sea mujer de verdad
con caderas anchas y sus cosas bien puestas
cada una en su lugar
para regocijo de mis manos
para fiesta de mi lengua
para cauterio de mis ojos
voy a creer en Dios
Será un amor ardiente
como el del Cantar de los Cantares

Dios es esa secretaria de pelo largo
falda ajustada y escote pronunciado
que cuando se inclina hacia adelante
se le ve la vía láctea
La misma que entre medio de los muslos
esconde el origen del mundo
La única a la que puedo mirar a los ojos
y desar comérmela en forma de hostia
pero que jamás
podría acusarme de acoso sexual
Porque los mandamientos
los dictó ella misma hace muchos años
como amar a Dios sobre todas las cosas
y yo los estoy cumpliendo estrictamente

Yo soy el ser que adora a la Dios
y la Dios me adora a mí

 

 

 

SOCIEDAD DE CONSUMO

Caminamos de la mano por el supermercado
entre las filas de cereales y detergentes

Avanzamos de estante en estante
hasta llegar a los tarros de conserva

Examinamos el nuevo producto
anunciado por la televisión

Y de pronto nos miramos a los ojos
y nos sumimos el uno en el otro

y nos consumimos

 

 

 

NINFAS EN JEANS A LA CADERA

Los ojos no nos bastan
no nos basta mirar
lo que el cuerpo nos pide
lo que ansía es tocar

Tocar las carnes frescas
las caderas impúdicas
y lamer lentamente
las esbeltas cinturas

Pasan frente a nosotros
como si no supieran
rubias y pelirrojas
trigueñas y morenas

Se agachan a buscar
algo que está en el suelo
y al final de la espalda
se insinúa el misterio

Sobre la tierna piel
una rosa tatuada
Cómo nos gustaría
pasarnos de la raya

Pero después de todo
somos civilizados
y no tocamos nada:
solamente miramos

Mejor volver a casa
darse una ducha fría
y meterse en la cama:
mañana es otro día

 

 

 

LOLITAS

Somos los viejos locos
los viejos que nos acostamos
con muchachas 40 años menores que nosotros
los que tratamos de ignorar a la muerte
como si fuera una amante de otra época
a la cual ya no quisiéramos ver
y cruzamos muy rápido a la acera de enfrente
donde está la ninfa esperándonos
senos duros pezones rosados
y labios de la vulva frescos y rojos
no el sexo seco de la muerte
esa fruta que ya no da jugo
Y nos arreglamos el nudo de la corbata
mirándonos en la vitrina de una tienda
donde ahora vemos nuestra cara arrugada
el pelo escaso la barba canosa
entre computadoras y teléfonos celulares
y el reflejo de la muchacha que nos sonríe
con la guadaña en la mano

 

 

 

Hahn, Óscar. Poemas de la era nuclear. Madrid; Ed. Bartleby, 2008.

 

POEMAS DE LA ERA NUCLEAR

septiembre 28, 2013 Deja un comentario

Poemas de la era nuclear

 

555 EL MUERTO EN NAGASAKI

Entramos en un bosque furiosamente quemado,
violentamente abrasado.

Extraños árboles de pie nos ofrecieron frutos
llamados ascuas, flores llamadas brasas.

De estos árboles o frutos o flores
la quemadura es la sustancia, el ojo en llamas:

ascuas florales, quemaduras arbóreas,
brasas frutales son.

Y había flamencos de carbón que cantaban pavesas.

Sólo al muerto en incendio
le es dado ver esas canciones.

 

 

 

ADOLFO HITLER MEDITA EN EL PROBLEMA JUDÍO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA los niños de Auschwitz

Toma este matamoscas y extermina a los ángeles,
después con grandes uñas arráncales las alas.
Ya veo sus muñones, ya los veo arrastrarse:
desesperadamente tratan de alzar el vuelo.
Toma este insecticida. Oigo sus toses blancas
prenderse y apagarse. Una puesta de sol
o una puesta de ángeles es lo mismo sin duda
porque la noche ahora levanta su joroba
y ellos se van hundiendo lentamente en el suelo.
Levanta el pie despacio. Así mismo. Tritúralos.
Que les saquen las plumas con agua hirviendo y pongan
esos cuerpos desnudos en las fiambrerías.
Ahora me van pasando sudarios de juguete
y ataúdes con cuerda. Ahora me van pasando
las cruces más pequeñas, para que se entretengan
los infantes difuntos. Pásame el insectario,
los alfileres negros. Toma este matamoscas
y extermina a los ángeles.

 

 

 

HOMBRE CON QUITASOL

Ese hombre con un quitasol
petrificado en una calle de Hiroshima

¿de qué quería protegerse?

¿Del resplandor de los mil soles
o de la lluvia radiactiva que caía sobre su cabeza?

Ahora no es más que un puñado de polvo
en el museo de Hiroshima

sólo leyenda en la memoria del mundo

Y nosotros
somo aún menos que eso:
estatuas de ceniza en las calles de Hiroshima

Sin quitasol
sin leyenda
sin Hiroshima

 

 

 

DOMINÓ

Como piezas de dominó verticales
los rascacielos de Manhattan

A la derecha el Empire State
A la izquierda el Edificio Chrysler
Al centro las Torres Gemelas

Viene el diablo y sopla

 

 

 

HUESO

Curiosa es la persistencia del hueso
su obstinación en luchar contra el polvo
su resistencia a convertirse en ceniza

La carn es pusilánime
Recurre al bisturí a ungüentos y a otras máscaras
que tan sólo maquillan el rostro de la muerte

Tarde o temprano será polvo la carne
castillo de cenizas barridas por el viento

Un día la picota que excava la tierra
choca con algo duro: no es roca ni diamante

es una tibia un fémur unas cuantas costillas
una mandíbula que alguna vez habló
y ahora vuelve a hablar

Todos los huesos hablan penan acusan
alzan torres contra el olvido
trincheras de blancura que brillan en la noche

El hueso es un héroe de la resistencia

 

 

 

SECRETARIO DE ESTADO

Lavaste tu conciencia
y la colgaste en el cordel
donde se seca la ropa limpia

Pero cayeron gotas de agua sucia
que formaron un charco
y luego un río turbio
que fue a dar a la mar

Por ese mar navegan acorazados
destroyers portaaviones
submarinos atómicos
que escupen fuego radiactivo

Los que no tienen nada
sólo tuvieron que lavar su sangre
y recoger a los heridos
y enterrar a sus muertos

 

 

 

RETRATO DE FAMILIA IRAQUÍ

El padre de turbante
y denso bigote negro
con los brazos cruzados
A la izquierda su esposa
con abaya bordada
y velo blanco
Ahmad y Zainab
los dos hijos pequeños
tomados de la mano
Los abuelos sentados
en un sillón de mimbre
Todos ellos sonriendo
desde una foto a medio chamuscar
hallada entre los escombros
de su casa
después del bombardeo

 

 

 

Hahn, Óscar. Poemas de la era nuclear. Madrid; Ed. Bartleby, 2008.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más