Archivo

Posts Tagged ‘óscar aguado’

MAGIA

 

MAGIA

El seis de enero de 1985
mis padres me dejaron bajo la cama
un estuche de latón
con su goma, sacapuntas y lapicero
sin que nadie lo viera
ni siquiera mis padres
tan atentos esa noche
sin que ni mis padres ni yo lo viéramos
Don Melchor
tras beber agua del grifo
dejó bajo mi cama
una pelusilla
que me dio la virtud de jugar
de inventar juegos
El seis de enero de 1986
mis padres me dejaron bajo la cama
un balón de reglamento
y un monopoly
sin que nadie escuchara sus pasos
ni siquiera mis padres
tan sigilosos aquella noche
sin que ni mis padres ni yo escucháramos sus pasos
Don Gaspar tras beber vino blanco del grifo
dejó bajo mi cama
en forma de calcetín con agujeros
la capacidad de amar sin límite
El seis de enero de 1987
mis padres me dejaron bajo la cama
un ordenador personal
y unos guantes de lana
sin que nadie se percatara de su presencia
ni siquiera mis padres tan ocupados esa noche
sin que ni mis padres ni yo nos percatásemos de su presencia
Don Baltasar
tras beber tequila del grifo
e ir chocándose con todos los muebles de la casa
dejó bajo mi cama
un lapicero viejo con la punta rota
que me ofreció el don de la poesía
Nunca se lo conté a mis padres
y nunca conté a los reyes magos
que esa misma noche
recibía regalos por partida doble
Nunca se lo conté a los reyes magos
porque nunca se hubieran creído que mis padres en realidad existían.

 

 

 

Aguado, Óscar. El arco iris de un anticuario. Madrid; Ed. Amargord, 2006.

 

HOY: OCTAVA LECTURA EN EL CICLO DE LECTURAS POÉTICAS EN NdelT. ÓSCAR AGUADO.

13094172_606109639551489_3208717147356722038_n

 

Esta noche es la octava y penúltima lectura del ciclo de lecturas poéticas en NdelT. Hoy le toca el turno a Óscar Aguado.

Aquí tienen uno de los poemas que aparece en la plaquette (con diseño de Cristina Morano) con la que se obsequiará a los asistentes:

 

VIVIMOS secuestrados en un circo de falsos payasos
en un zoo retransmitido por televisión
de erizos y serpientes domésticas
en un arca de lobos fantasma
que asustan a los niños ciegos
en una piscina hinchable
con miles de avispas muertas
en su agua verde
vivimos en un acuario de peces de colores
donde nos devoramos unos a otros
en una paleta de colores inmiscibles
en un maldito reality show de enanos y contorsionistas
de payasos que hacen llorar con su risa torcida
de acróbatas con coches tuneados
vivimos mordidos en la lengua
por pirañas del espectáculo
tertulianos que asesinan los buenos modales del galgo
egoístas que apilan cerdos en hora punta en cubículos con ADSL
morimos besando banderas o subiendo peldaños
en nuestro cadalso de chalet adosado al último paraíso fiscal
vivimos en continua hibernación en la sala de espera
rodeados de cuadros valiosos y objetos de aluminio
pasando el tiempo sin ni si quiera descalzarnos.

 

MAÑANA: ÓSCAR AGUADO EN EL CICLO DE NdelT

Cartel definitivo Óscar Aguado'

 

EL FALSO LLANO

diciembre 10, 2015 Deja un comentario

Óscar Aguado

 

LUCHAN los tuyos y los míos
contra los nuestros
mueren los nuestros
los tuyos
los míos
rodean aquel cuchitril
que nos vio atracarnos de perdices.

 

 

 

 

MI LENGUA  es una medusa
lo demás es agua prestada
de un mar muerto.

 

 

 

 

INTERMEZZO

xxxxxI

Un mundo de desorden en el que cabe cualquier estupidez
que nos haga girar el cuello
hacia el lugar más insospechado
la misma sombra que nos devoró el pecho
con el ansia de una reencarnación
la misma vida encallada en whisky barato
y la belleza empírica de un transeúnte.

 

 

xxxxxII

Un mundo de hiedras y ojos que nunca serán nuestros
desencajar los juguetes del cajón de la memoria
y abrir una tormenta de sueños que se cumplieron
sin la más mínima satisfacción
el mismo dedal que contenía el verdadero sueño
es el niño que se aburría al mirar fijamente
la misma recompensa.

 

 

 

 

MUERE la magia en manos del mago
cuando el truco de amor
lanza sus cadáveres al mar.

 

 

 

 

UN POEMA DE AMOR no se trabaja
es la reencarnación de un hombre feliz en un perro
no tiene tildes ni tiene rima
porque un poema de amor es tiempo convertido en vaho
es un hogar al que se le cae el techo
un plato que compartes el cigarro que apuras
se muere uno cuando se encuentran las palabras exactas
que nunca buscaste
como un jinete montado en un caballo invisible.

 

 

 

 

LA FELICIDAD no es un poema
es un niño sin tiempo
un gato que va a desayunar
y una madre que ve llegar un tren
un hombre que llega a casa
un árbol que toca el cielo
un niño sin tiempo
sin tiempo
con todos lo voy a celebrar
porque yo fui contigo
el niño el gato la madre el hombre
y el árbol.

 

 

 

 

ELLA DORMÍA abrazada a su espalda, eran las 00:36, estuvieron así hasta las 2:48, cuando ella se giró hacia el otro lado de la habitación, donde se encontraba la ventana, él hizo lo mismo, giró su cuerpo como si tuviera una venda y buscó el cuerpo de ella, lo abrazó y siguió durmiendo como el que encuentra un tesoro en un sueño, a las 3:38 él giró su cuerpo hacia el otro lado, donde se encontraba la puerta de la habitación, ella sintió que le faltaba el aire y se dio la vuelta y e abrazó, a las 4:22 exactamente ella volvió a girarse hacia la ventana, él despertó (o no) y con los ojos cerrados como un ciego o un niño, palpando un aire nuevo, giró su cuerpo y la abrazó, el narrador de esta historia, que quizá sea yo, se quedó dormido a las 5:20 pensando que su guardia literaria no merecía la pena, porque ni siquiera un fin del mundo, ni tan siquiera el que siempre jode los cuentos iba a ser capaz de enturbiar el sueño de estos dos amantes.

 

 

 

 

EL AMOR es un valle esquizofrénico
un agujero por el que ves el horizonte
la forma que tiene la vida de darnos las gracias
un hacha que puede cortar un árbol o un dedo.

 

 

 

Aguado, Óscar. El falso llano. Toledo; Ediciones Mandres, 2015.

 

MI FRACTAL POESÍA 5.0

noviembre 30, 2015 Deja un comentario

Cinco años. Cinco ediciones de Fractal Poesía. Cinco años llenando de poesía (en todas sus vertientes) una ciudad como Albacete. Un festival que toda provincia debería tener. Porque Fractal Poesía no se mira el ombligo, fomenta algo que algunos tenemos como seña de identidad: el intercambio cultural; no hay mejor manera de nutrirse. Poesía disfrutada y compartida, mezclada con artes plásticas, cine, música, fotografía y escultura.

Cuando yo llegué ya se habían llevado a cabo la inauguración de la exposición ‘Misterios’ de Chema Arake y el taller impartido por Sergio Delicado. Y la lectura que dieron Javier Lorenzo Candel, leyendo poemas de ‘Juegos de construcción’ y ‘Manual para resistentes’, entre otros; y Matías Miguel Clemente, leyendo algunos de sus poemas en prosa de ‘Dreno’, recién publicado por La Bella Varsovia.

12243486_436048779914600_2362351141264045819_n

12247089_436049406581204_2915909275701704507_n

12247052_436048953247916_3470882629437783000_n

 

Pero es que también se habían llevado a cabo la lectura de Pedro Mateo ‒que acaba de publicar ‘Funeral Tropical’‒ y José Iván Suárez; y la presentación, la mañana del día que llegaba yo, de ‘Armonía en rebelión’, de José Alfonso Iglesias Huelga, libro ganador del III Premio de Poesía Festival Fractal.

12243175_436189539900524_2475786401185692755_n

12299301_436443919875086_8940516169149129776_n

 

Yo llegué a Fractal a la hora perfecta: la hora de la comida. Compartir alimento y bebida (sí, y tabaco, aunque sea políticamente incorrecto) es uno de los mejores métodos que conozco para entablar conversación. Allí estábamos Andrés García Cerdán, Matías Miguel Clemente, Javier Temprado, David Sarrión Galdón, Javier Sánchez Menéndez, Natxo Vidal Guardiola (con su inseparable José María Román y un par de acompañantes más) y un servidor.

IMG_20151121_161616

 

Y a partir de ahí todo fue un no parar. La tarde comenzaba en el espacio artístico y social La Casa Vieja, uno de esos espacios que toda ciudad debería tener. Curioso, entrañable, arriesgado, dedicado a la cultura, a la sociabilización y unas cuantas cosas más.
Lugar con múltiples espacios como pueden ver en las fotos:

12243215_436189446567200_1915806027502153023_n

12243156_436189403233871_8638201667663107632_n

IMG_20151121_165751

IMG_20151121_165834

IMG_20151121_170036

IMG_20151121_170644

IMG_20151121_201708

IMG_20151121_201715

IMG_20151121_201718

 

En La Casa Vieja, entre una exposición de José Enguídanos y otra a cargo de Rafael Picó y Marta Gómez, que llevaba por título ‘Memorablemente’, se vivieron los dos recitales de la tarde.
El primero fue el de María Moreno y Lucía Plaza. María Moreno acaba de publicar ‘The Woman Under The Mango Tree’, publicado por Polibea tras conseguir el Premio de Poesía Javier Lostalé, y en él se encuentran tanto una serie de inquietudes sociales como su personalísima visión sobre el Caribe, donde estuvo viviendo durante dos años. Lucía Plaza, por su parte, volvió a leer en Albacete poemas de su ‘Lonely Planet’ con un público absolutamente entregado.
Después le tocó el turno a Natxo Vidal Guardiola, acompañado de José María a la guitarra. Natxo leyó poemas de su ‘Ícaros desorientados’, que a veces José María sólo acompañaba y otras se convertían en canciones. Y para afrecer sus poemas en distintas voces, Natxo nos invitó a leer algunos poemas suyos a Javier Temprado, a Matías Miguel Clemente y a un servidor.
Las lecturas sirvieron para que uno se interesara por acercarse a esos libros, a intentar descubrir eso que se escapa en un recital. Porque esa fue una de las mejores cosas de la tarde, ver desde qué anécdotas habían creado algunos de los poemas.
En contra sólo hubo dos cosas. La primera fue que empezar con los autores de casa hace que en cuanto termina el recital de estos, parte del público desaparece, mostrando sólo cierto interés hacia los autores, no hacia la poesía. Y luego la temperatura, porque ese mismo día empezó a llegar el otoño en condiciones a Albacete; y es que aunque el entorno ayudara, el descenso progresivo de la temperatura hizo que se terminara deseando entrar en algún lugar cerrado.
Aun con todo esto último, repito: toda ciudad debería tener un lugar como La Casa Vieja, donde llevar a cabo eventos como el de esa tarde (sí, a pesar incluso del frío), porque muchos llegamos a Fractal Poesía con el anhelo de un calor que no tiene nada que ver con la temperatura y que se dio con creces en aquel espacio.

IMG_20151121_174644

IMG_20151121_175014

10891640_436189203233891_6368136828657618555_n

IMG_20151121_183034

IMG_20151121_175445

IMG_20151121_184253

IMG_20151121_185927

 

Después de reponer fuerzas, la noche explosionó en La Leche Militina. Se podría haber bautizado como ‘La noche Siltolá’, porque todo giró en torno a esta magnífica editorial sevillana, en cuyo catálogo se encuentran Isabel Bono, Julián Cañizares, Enrique Villagrasa, Carlos Martínez Aguirre o Kepa Murua, entre otros, en su colección de poesía.
Y digo que se podía haber llamado ‘La noche Siltolá’ porque en La Leche Militina se juntaron el poeta (y responsable de la editorial La Isla de Siltolá) Javier Sánchez Menéndez y tres autores albaceteños publicados en dicha editorial: León Molina, Rubén Martín y Javier Temprado. Todo esto acompañado por canciones propias y ajenas interpretadas por Diego Yturriaga.
Javier Sánchez Menéndez habló de su proyecto editorial y mostró parte de su quehacer poético (magníficos algunos de los poemas inéditos que recitó). León Molina provocó auténticas carcajadas de ingenio con sus aforismos, ámbito en el que se está convirtiendo en un auténtico maestro. Rubén Martín leyó textos de su ‘Arquitectura o sueño’, colección de poemas en prosa de una serenidad, una profundidad y una belleza exquisitas. Y Javier Temprado leyó algunos poemas de su magnífico ‘Los vértices del tiempo’, así como unos deslumbrantes poemas inéditos (no le pierdan la pista, aviso).
El único problema del local fue que, debido a la inmensa cantidad de gente que asistió al recital, muchos se quedaron fuera del espacio habilitado para el mismo (gente quedándose fuera del lugar de un recital, sí, créanselo) y el ruido que subía del piso inferior, el piso donde el negocio funcionaba, dificultaba excesivamente a quienes se habían quedado fuera escuchar a los poetas. Dentro de eso, sigo repitiendo que lo bueno ‒además, claro está, de la presencia de los propios poetas‒ es la cantidad de gente que asistió al recital.

IMG_20151122_003053

IMG_20151121_225651

IMG_20151121_230153

 

IMG_20151121_231056

11200772_436189603233851_6496481227266067497_n

11223688_436189673233844_5611807771861153188_n

IMG_20151121_232049

IMG_20151121_232114

IMG_20151121_233720

11223688_436189673233844_5611807771861153188_n

IMG_20151121_235025

 

Y luego, pues ya saben, a tomarse algo, que estas cosas dan mucha sed. Y unos dulces típicos.

11990624_10207857811300479_5618423982344991735_n

12243219_10206936311158335_2129226475381254243_n

12107722_436190229900455_333685207882533067_n

 

Esa tarde/noche me dieron una noticia de esas que me persiguen últimamente (ya les he dicho aquí en el blog que el libro me está dando una mezcla más que contradictoria de sensaciones). Después de que los editores de Balduque anunciaran que no iban a ir a Fractal, los responsables de la revista La Galla Ciencia, que iban a ser los encargados de presentar la editorial y de llevar ejemplares de mi libro para la lectura que iba a dar el domingo, mandaron un mensaje diciendo que se habían puesto enfermos. Lo dicho, que la noche antes del recital que tenía que dar, me encontraba sin mis editores y casi sin ejemplares del libro que iba a presentar. Así que esa noche dormí con Jimmy, que me protegió de los demonios de la noche.

IMG_20151121_215243

 

La mañana del domingo, después de desayunar y disfrutar con Andrés García Cerdán de una mañana de rock and roll entre Surfin’ Bichos y Los Enemigos nos fuimos a recorrer un poco Albacete y a acompañar el recorrido con unas cervecitas. Y casualidad  de casualidades, se nos ocurre acercarnos al café El Sur, donde yo leería por la tarde, y nos encontramos allí con Óscar Aguado e Hipólito García «Bolo», que leerían en La Leche Militina a última hora de la tarde, así que nos juntamos con ellos y cayeron las cervezas que tenían que caer y nos fuimos los cuatro a comer juntos. Y creo que así deberían ser las comidas. Divertidas, ingeniosas, serias, mordaces, salpicadas de música y literatura, y con alguna carcajada.
Y el camino al café El Sur salpicado del ingenio que hay en cualquier ciudad.

IMG_20151122_155325

IMG_20151122_162752

 

Poco antes de las cinco de la tarde estábamos en El Sur. Como de todos los que teníamos que estar allí, el único asistente era yo, me propusieron compartir la lectura con David Sarrión, lo que me pareció sencillamente un placer. Así que, tras una presentación hecha por parte de Andrés García Cerdán que nunca le podré agradecer los suficiente, David comenzó con su ‘Breve teoría del desastre’ y fuimos intercalando poemas suyos con versos de mi ‘Cantando en voz baja’.
Nada que añadir aparte de que el lugar es un lujo, que el trato fue exquisito, que el público fue envidiable (de esos que uno quisiera tener en cualquier recital) y que compartir lectura con David Sarrión fue una de las sorpresas más agradables que he tenido en mi relación con la literatura.

IMG_20151122_174218

IMG_20151122_170828

12294878_436443856541759_932698150689820544_n

12295320_436443916541753_7972074392071952352_n

12247150_436443566541788_2767475667527379046_n

12240084_436443386541806_1163592752389323428_n

12289502_436443423208469_8392923703673496606_n

12246962_436443823208429_7326295619970548951_n

 

Y en cuanto terminamos el evento, otra vez a La Leche Militina, donde se llevaba a cabo el último evento del fin de semana, una lectura compartida entre Andrés García Cerdán (que presentaba ‘Barbarie’), Óscar Aguado (leyendo poemas de su nuevo libro ‘El falso llano’) y «Bolo» (presentando su libro ‘El charro roto de Jorge Negrete’). Y otra vez una asistencia de público envidiable, y el humanismo ocupando aquel espacio. Y uno, que tenía billete de vuelta ya sacado, sólo pudo asistir a los primeros minutos del evento.

IMG_20151122_200539

12278794_436443713208440_3300587520961343401_n

12243413_436443573208454_7516433115035044476_n

12246827_436443709875107_4191967248218887932_n

 

No sé, después del torrente de palabras de ese día y medio en Albacete ahora no tengo palabras para expresar la cantidad de sensaciones que me traigo de allí. Como si hubiera vuelto con las pilas puestas. Como si me hubiera enamorado del mundo otra vez. Dos años sin ir a Fractal han ayudado a ver la evolución del mismo. Ver cómo han aumentado en seriedad, en profesionalidad a la hora de plantearse el festival; ver cómo todos los integrantes de Fractal se implican de la misma manera, que nadie sobresale por encima de nadie; ver la cantidad de gente que se implica de manera más o menos indirecta con la organización y con la realización de cada evento es absolutamente envidiable. Y, por supuesto, ver cómo las administraciones públicas no se enteran de la mitad de las cosas que ocurren a su alrededor y cómo los medios tradicionales de comunicación vuelven a centrarse en lo más casposo y a obviar casi por completo los eventos de mayor calado hace que querer a Fractal Poesía sea lo más natural del mundo.

Gracias por el regalo de volver a contar conmigo. Ojalá os lo pueda devolver más pronto que tarde.

 

P.D. Dos reseñas sobre lo que ha ocurrido en este Fractal Poesía 5.0. Una de Antonio Rodríguez y otra de Andrés García Cerdán.

 

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (XXXVIII)

noviembre 23, 2015 Deja un comentario

IMG_20151127_140612

 

Ésta es una parte (la tangible) de todo el amor que me traigo de los dos días en Fractal Poesía 5.0

 

ÓSCAR AGUADO

septiembre 9, 2012 2 comentarios

Abandono por un rato mis obligaciones y vuelvo a repasar mi biblioteca. Le echo un vistazo a los libros que nos regaló Óscar Aguado cuando estuvo por Murcia hace casi un par de años y vuelvo a enamorarme de varios de sus poemas, uno de ellos, éste:

 

 

Estimado Bolo
no sabes lo bonitos que son los perros
aquí en Barcelona
tendrías que verlos algún día
cómo caminan
dios cómo caminan
nunca moriría por una bandera
pero sí por un perro.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más