Archivo

Posts Tagged ‘nombrarlos desaparece’

NOMBRARLOS DESAPARECE

 

el arte olvidado de perderse en la memoria
de los otros

entre 1919 y 1963
año en que se suicidó
en su departamento en 41aniel
41aniel c. inman
recibió diariamente
en un cuarto totalmente a oscuras
a todo tipo de desconocidos
que a cambio de unos dólares
acudían a él
para contarle sus vidas
durante años alimentó así
una nostalgia conformada
por recuerdos ajenos
todos registrados
en un diario
de 17 millones de palabras
con cientos de miles de recuerdos
minuciosamente consignados
ninguno propio

 

 

 

 

jacobo fijman devora obras de peripatéticos y
escolásticos y al morir deja tras de sí un par de
cuadernos con apuntes, una caja de lápices, un
peine y una sola muda de ropa vieja y sucia

un demente muerto en un manicomio no pasará a la historia
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(alda merini)

el pensamiento tiene sus noches
perdidas
la cabeza rueda por aquellos lugares
jamás visitados
donde uno tropieza con las viejas bombas
y escucha el silencio de los grandes buques
atravesando las praderas
habría que estar muerto
como para no darse cuenta
que todo
hace mucho
que dejó
de suceder

 

 

 

 

leonard cohen pudo ser un imbécil pero solo es
leonard cohen

un día leonard cohen se encontró con janis joplin
en el elevador del chelsea hotel
y terminaron teniendo sexo en alguna habitación
no pasó de eso
pero cohen no pudo quedarse callado y habló de
ello públicamente
y hasta compuso una canción que remataba
“te recuerdo claramente en el chelsea hotel
aunque no pienso en ti muy a menudo”
después se arrepintió ipidió disculpas
y se olvidó tal vez del asunto
j. joplin murió entretanto
leonard tuvo suerte
se hizo monje zen
llegó a viejo
siguió siendo un mago con las palabras
usa trajes impecables
y probablemente nunca tenga ya
oportunidad de ser un imbécil

 

 

 

 

el conde boby en el hipódromo

el mejor ventrílocuo de méxico
como lo anunciaban desde hacía años en la carpa
olímpica
había faltado la noche anterior a la última función
pasó el tiempo yendo de un bar a otro
hasta el amanecer
ahora con un bloody mary en la mano
miraba a furia negra
dejar atrás a todos los demás caballos en la pista
le daba lo mismo
no recordaba haber apostado nunca por nada
y menos por un caballo
quienes apuestan en los hipódromos pensó
no son más que perdedores
igual a todos los que allá afuera
apuestan a todo
como si ganar fuera algo
como si así dejaran de perder

 

 

 

 

el modo joe frazier de acercarse al señor

joe sabía que la única manera
de hacer que dios soltara su jugo
era golpeándolo
aunque también por supuesto
dejándose golpear por él
de tanto en tanto
pero solo lo suficiente
para mantener vivo
el interés del público
hay que echarse encima del creador
y no dejarlo respirar nunca
mantenerlo en la distancia corta
con nuestro guante jabeando
continuamente su nariz
neutralizar su santa ubicuidad
icon ganchos cortos
sofocarlo bajo nuestro sudor
y hacerlo sentir nuestro cuerpo
contra su divina ligereza
acorralarlo y obligarlo
a intercambiar golpes sin tregua
que reciba tanto
como lo que da

 

 

 

 

 

darle a dios por el culo

ed sanders escribió un libro de poemas
al que tituló de esa manera
el libro circuló muy poco
y hoy está prácticamente desaparecido
me hubiera gustado echarle un vistazo
y también me hubiera gustado saber
cómo se lo tomó dios
si fue valiente
y luego si ed sanders
fue más valiente

 

 

 

Velázquez Juárez, Ismael. Nombrarlos desaparece. Cáceres; Ediciones liliputienses, 2017.

 

ISMAEL VELÁZQUEZ JUÁREZ

 

the drifting cowboy canta hoy

he trabajado siempre
como cantante de bar
los bares aquí tienen
como atracción
matar al cantante
nunca he podido dejarlo
la paga no es buena
pero tienes bebida y chicas gratis
aunque es cansado
te matan y tienes que levantarte
al día siguiente a trabajar
y que te maten otra vez

 

 

 

 

chuang tzu se niega a bajar de un árbol que es él

una mano invisible
arroja pájaros muertos
a los transeúntes
desde un árbol
esa misma mano
imita ahora
el caer de las hojas
en otoño
en realidad no
no hace nada de eso
su verdadera misión
es despoblar el mundo
y que el mundo sepa
que está vacío
el árbol no tiene ni una sola hoja
ni tronco

 

 

 

 

 

the king klaw pin up

irving klaw termina de atar
las manos y los tobillos de bettie page
y se aleja para tomar la foto
tumbada ahí sobre el viejo sofá
bettie sonríe atada y desnuda
le gusta cómo sonríe
como si nunca estuviera desnuda
como si nunca dejara de estarla
como si nada en verdad importara
el sr. klaw está cansado
mañana por la mañana
tiene que poner en el correo
los sobres con las fotos
que muchos esperan con ansia
seguro que ninguno de ellos
imagina al sr. klaw
llegando a casa agotado
de hacer el trabajo que hace

 

 

 

 

m. tsvetáieva (*)

al consejo de Litfond
pido que me admitan en este trabajo,
para lavar los platos
en el nuevo comedor de Litfond.
m. tsvetáieva 26 de agosto de 1941
el 31 de agosto de ese mismo 1941,
cinco días después de escribir esta solicitud,
tsvetáieva se ahorca,
con la cuerda, dicen,
que había utilizado para atar
su maleta del exilio

 

(*) poema construido a partir de traducciones y textos
de natalia litvinova y enrique vila-matas

 

 

 

 

jack h. abbott

(en julio de 1981, seis semanas después de ser puesto
en  libertad condicional tras años de encarcelamiento
por diversos delitos, jack h. abbott asesinó al camare-
ro de un pequeño café porque éste no le dejó utilizar
los lavabos, fue condenado a prisión donde se ahorcó
dejando iuna inota ide isuicidio ique inunca ise ihizo
pública)

me gustan los ojos cerrados
los relojes aplastados
las cucharas dobladas
las sillas rotas
las luces apagadas
los muebles en la basura
las cortinas arrancadas
las casas en ruinas
los autos en llamas
las camisas blancas isolo si están sucias
preferiría ver un zapato abandonado
que encontrarme con un solo ser humano

 

 

 

 

el mundo visto como un torpe acto de magia
divino: beto el boticario abre su maletín de trucos

es necesario no saber
y con desconocimiento fresco
proceder a desmontar
cada acto de magia de dios
e inmediatamente después
desentenderse del resultado
fumar un cigarrillo o encender
un petardo y arrojarlo al público
escuchar en silencio
cómo hace un ruido parecido
al de cientos de conejos
devorando un sombrero
después de todo
la de mago
es la única profesión honesta
promete engañarte
y lo cumple

 

 

 

 

Velázquez Juárez, Ismael. Nombrarlos desaparece. Cáceres; Ediciones liliputienses, 2017.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más