Archivo

Posts Tagged ‘miguel martínez lópez’

VIAJES A UNA FRESA

diciembre 14, 2017 Deja un comentario

 

HABLA EL VASO DE AGUA

Todos vuestros filósofos intentando descorrer
la cortina inmensa de los cielos
todos vuestros poetas
glosando el periódico estallido de la rosa
investigando el pecho violeta de los atardeceres
todos vuestros científicos diseñando lavadoras.

¿Cuántas bibliotecas,
cuántas toneladas de neuronas,
cuántas cuerdas vocales, gastadas
en la búsqueda imposible del misterio?

Si supierais que el secreto estaba en casa
junto al susurro del agua contra el fregadero
entre la asamblea de cucharas y el viejo trapo de cocina.

Si supierais que no hay más verdad
que mi vientre oxigenado
ni más metafísica
que sentirme descender por la garganta.

Yo, que siempre he sido fiel a vuestros labios secos
y vosotros, que
salvo alguna tontería
sobre si estoy más lleno que vacío
nunca me decís nada o casi nada.

Tanto rebuscar en las galaxias y los átomos
y yo aquí,
más solo que vosotros en la luna
más dócil que el perro de un anciano
más salvaje que la primera sonrisa de tu hijo.

Os recuerdo todavía vestidos de romanos y vikingos
os he acompañado en las trincheras, en los hospitales
os he ayudado a tragar pastillas y desastres
conozco el empeño que habéis puesto
en inventar el vino, la cerveza,
y a esa actriz tan presumida llamada Coca-cola.
Pero ella no os ve llegar desesperados
los días pegajosos en que tenéis fiebre
o cuando estáis nerviosos como lagartijas
cuando cruzáis con la mirada pequeños Kalaharis
y en vez de corazón tenéis un higo seco.

Solo yo tengo sed de vuestra sed
y mi sed nunca se acaba
así que miradme ahora
y recordadlo siempre:
en un solo vaso de agua está flotando el mundo
y es el mismo vaso de agua
del que bebéis todos.

 

 

 

 

¿HACIA DÓNDE VAMOS?

El sol incendia por dentro
los tres túneles de sangre que van
de mi cuello a mi antigua cabeza.

¿Hacia dónde vamos?
Un cielo cobarde
que ya no es mi cielo de siempre
se encoge de nubes.
Y los coches me miran
con las luces prendidas
como dioses remotos y morados
y me escupen a la cara un hueso de gacela.

Tengo una raja de nieve en la garganta
el escorpión transparente de la angustia
quemándome a picotazos el estómago.
¿Hacia dónde vamos?

Sudo
y me nacen asesinos con bigote
en los viejos toboganes del alma,
que el mundo no es el mundo
sino por esa sensación de estar en casa
que acaba de marcharse con este escalofrío.

¿Hacia dónde vamos?
Y miro de reojo al hospital
tan sólido, tan blanco y tan estúpido
como el mismísimo…
no sé muy bien con qué compararlo.

¿Hacia dónde vamos?
Sigue insistiendo el tipo
que conduce el taxi.

 

 

 

 

LOS DEMÁS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxPara mi padre.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx«Tengo que creer en un mundo fuera de mi propia mente.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxTengo que creer que cuando mis ojos están cerrados,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxel mundo todavía continúa allí».
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMemento, Leonard Shelby

Desde pequeño me pareció imposible dormir a solas
el silencio y la soledad siempre fueron los primeros
en mi interminable lista de fantasmas.
Si me iba a la cama la máquina de pensar
se disparaba sola
así que odiaba irme a dormir
prefería irme durmiendo poco a poco,
sin darme cuenta.

Me recuerdo en el sofá tumbado
mientras se colaban las luces de la calle
el rumor de voces en la tele
dos perros ladrándose en el parque
alguna discusión de los vecinos
y la respiración tranquila de mi padre.

Necesitaba saber que los demás estaban
saber que el mundo se quedaba allí
para poder dormir
para poder marcharme.

Desde entonces hasta hoy
la historia no ha cambiado demasiado
sigo odiando irme a dormir
siguen siendo los demás
el único modo de salvarme.

 

 

 

 

UNA SOLA ENTRADA EN EL BOLSILLO

Este teatro es azul, esférico, da vueltas
está repleto pero no nos falta vestuario
tenemos un traje de Andrés Gómez
por ejemplo
delineante casado y con tres hijos,
pero también otro de electricista en Denver
con barba larga y camisa a cuadros.

Aquí un traje de Nelson Mandela y al lado uno
del frutero de tu esquina, por ejemplo,
allí tres piernas de catálogo de medias
y una peluca de señora gorda para palco de la ópera
calvas de ministro de Asuntos Exteriores
y también moscas de niño africano con malaria.

Todos con más menos o ninguna suerte
recogemos dócilmente nuestro traje,
nuestro nombre, un empujón
y a escena.

Los guiones raros
entre Esquilo y Samuel Beckett
nos estallan por minutos en la cara,
pero sobre todo
qué derroche de escenografía
tornados, selvas y glaciares
amores diabólicos y guerras absurdas
guepardos y cielos desteñidos de violeta.
Todo parece tan real que asusta
todo parece tan soñado que enamora.

Mantenemos siete mil millones de tramas abiertas
y cada minuto treinta mil nuevos personajes naciendo
y otros tantos muriendo.
El escenario un día se llena de sangre
y en la escena siguiente dos niños juegan
como si nada importase nada
al baloncesto.

¡Qué comedia tan extraña!
Una sola entrada nos dan a cada uno
y después cuando acabe esta función,
y descienda el mínimo telón de nuestros ojos
no parece probable que podamos recoger el abrigo
salir tranquilamente
e irnos a cenar a un restaurante.

 

 

 

 

MASAJE

A principios del siglo XXI un fantasma recorre Europa
es el fantasma del método Pilates
media Europa se abandona al menos dos veces al mes
en las manos blancas y veloces de su fisioterapeuta
el viejo mundo se ha convertido en un spa.
Hoy se puede ir de Cádiz a Estocolmo
parando cada día en un centro de masajes
se reproducen como conejos las clínicas de osteopatía.

Será por eso
cada vez nos duele más el cuello
de tanto mirar para otro lado.

 

 

 

 

JUVENTUD

Sólo dos mandarinas de toda la cesta estaban dulces
el resto insípidas, amargas o terriblemente ácidas
y sin embargo volvería a comerme de nuevo
lentamente
todas y cada una
de las mondas.

 

 

 

 

CINE

¡Esa gente que cuando te mira
en el semáforo
en la cola del banco
en la puerta giratoria
en el baño del restaurante italiano
te hace sentir con su estilo, con su barbilla
con su redondísima displicencia,
el último y más ridículo extra
de su grandiosa superproducción!

No sé a vosotros,
pero a mí me asaltan unas ganas locas
de ponerme a saludar a cámara
y al menos joderles el plano.

 

 

 

Martínez, Miguel. Viajes a una fresa. Sevilla, Ed. Algaida, 2017

 

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (LIII)

 

Me acaba de llegar el último libro de Miguel Martínez López, ‘Viajes a una fresa’, que obtuvo el XXXV Premio de Poesía Ciudad de Badajoz.

En unos días subo algunos poemas.

 

HOY: SEGUNDA LECTURA EN EL CICLO DE LECTURAS POÉTICAS EN NdelT. MIGUEL MARTÍNEZ LÓPEZ.

12670431_567043103458143_9106519083989375445_n

 

Esta noche es la segunda lectura del ciclo de lecturas poéticas en NdelT. Hoy le toca el turno a Miguel Martínez López.

Aquí tienen uno de los poemas que aparece en la plaquette (con diseño de Cristina Morano) con la que se obsequiará a los asistentes:

 

TÚ, TU MADRE Y LAS CEBOLLAS

¡Intelijencia, dame el nombre exacto de las cosas¡
Justo cuando estoy a un paso de Mallarmé, de Rilke,
de Celan, de pasmar a Gamoneda. A punto de encontrar
el verso etéreo, preciso, ultraterreno. Muy cerca de horadar
la cáscara de luz del universo, cuando estoy a esto
de hipostasiarme un poco con el Uno de Plotino,
cuando voy a resumir a Heidegger en dos versículos
o estoy tan casi Juan Ramón que no me aguanto…

Justo entonces
me vienes tú a la mente
partiendo una cebolla
o hablando por el móvil con tu madre…
y a mí, no sé por qué,
me fascinaba oír aquellas charlas,
en fin me pongo a recordar esas sandeces.
y por vuestra culpa el mundo
está perdiendo un gran poeta
no sé si tú,
tu madre
y las cebollas
sois conscientes.

 

MAÑANA: SEGUNDA LECTURA DEL CICLO EN NdelT

Cartel definitivo Miguel Martínez López'

 

Después de que hace quince días inaugurara el ciclo Javier Moreno, mañana estará Miguel Martínez López en el ciclo de lecturas poéticas en NdelT (C/Tabernillas, 15 -La Latina-).

Desde aquí sigo recomendando que no se pierdan ninguna de las lecturas del ciclo.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más