Archivo

Posts Tagged ‘libérame domine’

LIBÉRAME DOMINE

 

AUTODEFENSA

xxxxxxxxxA Pedro Gascón, que me dijo “escríbelo”
xxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxy a Gema, que lo leyó.

Mis guantes mienten;
bajo la lana rosa
son guantes de boxeo.

Con seis años tomé
amargas medicinas
para calmar la rabia
de mis defensas.
Hasta ese punto llego
en mis ataques preventivos.

Pero sabed
que bendigo mi fuerza
y mis ensangrentados puños.

Tenía dieciocho
cuando por vez primera
intentaron violarme,
y veinte la segunda.
No pudieron, pues soy
una pequeña boxeadora
afortunada.

Nunca lo había escrito
por no ser una chica
que escribe violación
o semen
y pretende con ello
ser transgresora.

Hoy escribo ansiolítico,
dolor y semen
porque conozco su sabor.

Hoy ansío un respiro
entre asalto y asalto,
una voz, dentro o fuera
de mí,
que como Humphrey Bogart diga:
“tranquila, preciosa, todo irá bien”.

Y sobre todo,
por favor, sobre todo,
que me lo crea.

 

 

 

 

CAMPOBASSO

Allí pesaba el cielo,
era una sábana ceñida y fría,
yo un animal boqueante.

Aquí la luz es miel untada
y dora todo por igual.
Eres parte de un horizonte
cuya vastedad es la tuya.

Pero una madrugada,
saliendo de aquel bar
me esperaba la nieve,
intentaba lamer
mis muslos.
Y mendigando así mi amor,
callada y blanca, la ciudad
se me ofreció por fin.

 

 

 

 

MECHAS

Estoy sentada
con las piernas abiertas,
la cabeza entre ellas.

La peluquera esponja
mis rizos húmedos,
con delicadeza y ternura.

Sus manos ásperas y largas
son las manos redondas
y suaves de mi madre
peinando mis coletas
para ir al cole.

Recuerdo a Safo
trenzando flores
en el cabello
de su pequeña Cleide.
Y lo que dijo
mi esteticién
cuando posó sus dedos en mis cejas:
“qué poco acostumbradas
a que nos toquen”.

Miro mis uñas rojas,
uñas de gata,
que recorto intentando
que se vuelvan retráctiles
y duelen de tan afiladas.

El miedo, la distancia
con la que nos tocamos.
Sacudo
mi nuca estremecida
por la ternura de la peluquera.

 

 

 

 

BARRO

Hasta la madre
se volvió barro,
un barro acuoso,
frágil y sin cocer.

Y quedé sostenida
por un latido desigual, pequeño.
Polivalente e incierta
como célula madre,
y aún así cada vez más definible.
Con un cuerpo mullido y nuevo,
un cuerpo que jamás pronunciará
un no li me tangere.

Camino ahora
con pies de barro,
desnuda, sólida y pluvial.

 

 

 

 

PÁJARO

xxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxA Lucía Plaza, por sacarme a volar.
xxxxxxxxxxixxxxxxxxxxx“tras el vuelo versátil de sus pájaros
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxxxxprecipitados”.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAndrés García Cerdán

Salgo a correr
y todo está cubierto
de una luz ambarina,
impositiva.

Suena curiosamente dulce
Fatboy Slim
en mi mp3,
se sincroniza con los árboles.

Todo parece
adolescente y nuevo,
también mi cuerpo.

Soy
Diana cazadora,
latidos y sudor.

Entonces sé que sí,
que disfrutan los pájaros del vuelo.
Salen del nido
como el que deja
una mano cálida que lo acoge,
precipitándose
a la felicidad del cuerpo.

 

 

 

 

165 PASOS

Ciento sesenta y cinco pasos
sólo ciento sesenta y cinco,
de su casa a la mía.
llevo años
asistiendo a este parto,
pausado, doloroso y deslumbrante,
de mis ojos brotando para verle.

Un día me rozó,
tuve un sueño: dos árboles
creciendo en paralelo,
y caminé hacia él
igual que el que camina
hacia la luz.

Su presencia es ahora
mar subterráneo.
Los demás no lo notan,
pero estoy inundada,
transida de agua
y de calor.

Jamás había
cocido tanto pan,
nunca en mi garganta asombrada
brotó tanto sonido
incomprensible y hermoso,
nunca antes tanta paz.

Y hay un olor
a criatura palpitante,
a las siestas de algunos niños,
a sudor y a frutos salvajes,
que al fin viene de mí.

 

 

 

 

DI ADIÓS AL SUDOR POR ESTRÉS DE NIVEA

Hace meses que huelo a miedo,
ácida, corrosiva.

Nivea puede hacer que cambie,
puede ponerme
una máscara aséptica
de risas rubias
y blancas sábanas.

Nivea sabe
que si salgo a la calle
reconozco por el olor,
como los animales,
a toda una generación.
Somos Hansel y Gretel
perdidos en el bosque.

Nivea sabe
que el mundo es más real,
sucio y oscuro, ahora.
Sabe de mi asustado cuerpo.

Pero no sabe
que me voy a quedar aquí,
muy lejos del decoro,
a levantar mi casa
en este tierra negra
repleta de lombrices.

 

 

 

 

CAPITALISMO

Masa, relleno, masa,
masa, relleno, masa.
Ciento ochenta rollitos
de primavera.

Un día entero de trabajo,
a cuatro con cincuenta euros la hora.
Reservas de rollitos
artesanales
para semanas.

Masa, relleno, masa,
masa, relleno, masa,
ritmo, obsesiones.
Y los versos salvándome,
los poemas que acuden
a mi cabeza,
la palabra árbol,
pájaro, luz, azul.

Otra cadencia,
saber que existe,
respirar hondo
y pasar al siguiente.

 

 

 

Aguilar Almendros, Gracia. Libérame Domine. Valencia; Ed. Pre-textos, 2017.

 

PERMANECER

 

PERMANECER

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxPara José, para Cristian,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpara Matías, para tantos…

Quedarse parecía
el camino sencillo,
no despertar
en tierras frías
en las que anochece antes,
esperar a que el viento
sople a favor,
continuar al amparo
de la familia
y de lo conocido.
Tener la suerte,
la suerte de permanecer.

Pero también nosotros renunciamos.
Los primos, los amigos,
vuelven en Navidad,
con suerte
puede que en feria.
Las parejas terminan;
continuar es difícil
cuando no puedes aguantarte
ni siquiera a ti mismo.
Si no tienes trabajo,
no tienes voz.

Al pasar la treintena
sientes los óvulos morir
mientras de tus amigas maman niños
con un acento
distinto al tuyo.

Un día fuiste al médico
había un tríptico alertando
de los peligros de la gripe,
y al lado
otro con recomendaciones
para ahuyentar la depresión
(socializar, hacer más ejercicio,
y no tomarte tan en serio
tus posibles problemas),
te lo guardaste.

Decides aguantar ahora
una vez más
y preparar oposiciones.
Si le echas muchas horas
¿tendrás la suerte
de ser una interina
de treinta y cinco?
La suerte,
la suerte
de seguir estudiando
(amigos camareros,
amigos comerciales).
La suerte,
la suerte
de que tu padre te mantenga.

En las afueras miras
los barrios despoblados
y al fin comprendes
que el extranjero también era esto.

 

 

 

Aguilar Almendros, Gracia. Libérame Domine. Valencia; Ed. Pre-textos, 2017.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más