Archivo

Posts Tagged ‘la insolencia’

TRES POEMAS DE ‘LA INSOLENCIA’

Irina 1

 

LA TIERRA SIN PIEDAD

xxxxxIV

El tiempo es oro, dicen,
los minutos que una persona tarda
en enfadarse, yo me los ahorro.

Debo vivir sola.
Eso me pudre más,
podéis creerme, pero debo hacerlo
para que nadie salga herido
y todo el mundo acabe sus carreras,
trabajen, se acomoden
a la amistad de sus parejas.
Este país ha sido disecado
como un mono
para servir de distracción
a los turistas
y yo siquiera guardo algún recuerdo
de un tiempo que pasé corriendo
-sí, esa es la palabra: no luchar, ni follar,
correr, que bien lo he comprendido al cabo-.

Y los restos que va dejando
esta ausencia de compañía
son todos miserables y mediocres;
relucen con el lustre de las cosas sin uso
como la piel brillante de un reptil
muy frío, muy oscuro.

 

 

 

 

LA CIUDAD EN LA QUE VOY A MORIR

Hago mía la ciudad que habito
poniéndola a mis pies con insolencia;
que la pueblen automóviles,
que la inunden la lluvia, los turistas
o los universitarios.

Si alguien pudiera verme ahora,
esperando la noche como cualquier adicto,
contando los trabajos perdidos en un año,
no podría afirmar que lo esperaba,
que tuviera que ver con mi destino
lo perdido o ganado con los años.

Yo tenía un nombre
y una idea de qué hacer
con el tiempo que me correspondiera.
Pero el tiempo ha borrado,
ha erosionado ese nombre,
anulado la idea.

Me siento cerca del río
como si fuera a responderme. En su fondo
se acabarán un día mis trabajos,
en la delgada línea verde
que provee de ratas y mosquitos
a la ciudad en la que voy a morir.

Ni siquiera podría llamar agua
a esa pátina espesa
donde nadan vertidos de las fábricas,
aunque lo haya visto
sobrevolado por los pájaros,
y triplicar su cauce en el año de la tormenta.

Yo sé que un día volverá
a bajar así de nuevo:
saltando por encima de los puentes,
rompiendo las murallas de sus flancos
con una sola sacudida.
Que se lleve mi recuerdo y mis preguntas
ahogándome en la casa
que hoy habito sin sosiego.

Aquí
dejo escrita mi cólera hasta entonces.

 

 

 

 

EL PASATIEMPO DE UN INVIERNO EN PROVINCIAS

xxxxxII

Nadie es bueno ni bello a las seis de la mañana.
Deberían venir a ver
lo que hay aquí.
Deberían madrugar un día de niebla,
venir a esperar el primer tren, autobús, metro
que les llevara a trabajar a una nave metálica,
crujiente.
Deberían encender los tubos de neón,
y sentarse frente a la pared
para escribir miles de cosas sin interés
en una máquina.
Deberían ver a los ancianos sin dentadura postiza,
sin lavarse desde hace meses,
a los analfabetos manchados de tinta,
a los que comemos un bocadillo
en el solar delante de la fábrica,
sin servilletas, ni agua.

No somos agradables,
pero deberían vernos.
Seguro que escribirían grandes frases,
no hierros como éste.

 

 

 

 

 

Morano, Cristina. La insolencia. Madrid; Universidad Popular San Sebastián de los Reyes, 2001.

 

POETAS EN EL MUSEO

Cris

 

Mañana, dentro del ciclo que ha organizado el Museo Ramón Gaya y que han llamado ‘Poetas en el Museo‘, disfrutaremos de una lectura de Cristina Morano. Dejo hoy, para abrir boca, un par de poemas suyos. El primero pertenece a ‘Las rutas del nómada’ el libro que en 1999 le publicó el Aula de Poesía de la Universidad de Murcia, y el siguiente es de ‘La insolencia’, el libro con el que Cristina se convirtió en la primera mujer en ganar el Premio de Poesía ‘José Hierro’ de la Universidad Popular de San Sebastián de los Reyes.

 

UN SOLO DE GUITARRA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxel de J. M. Cascón, of course

Entramos en un bar de las afueras
y tú estabas tocando con el grupo
una canción que hablaba de amor
y de muerte, de perderlo todo
por ser leal hasta el fin consigo mismo.
El blues era tan triste,
que las parejas jóvenes se abrazaban, buscando
en la luz del escenario
una especia de protección;
pero allí sólo había un hombre
dolorido, diciendo suavemente,
que no habría ningún cielo
para ninguno de nosotros;
y un largo, largo solo de guitarra
capaz de llevarnos a todos

directamente hasta el infierno.

 

 

 

PASEO EN EL PORVENIR

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(Avenida El Porvenir, Alcázar, 1-1-00)

Por la calle empedrada pasa un hombre a caballo,
la estela de un avión señala el horizonte.

Pasa, niebla,
absuélvenos de nuestro pasado.

 

RELIQUIAS SIN PIEDAD

marzo 28, 2013 2 comentarios

jueves ¿santo?

 

Porque estamos en las fechas que estamos, y en las ciudades del sur es aún más pesado que en las del norte, me parece conveniente dejar estos dos excepcionales poemas correspondientes a Cristina Morano (perteneciente a su libro ‘La insolencia‘) y a Javier Moreno (de su libro ‘Renacimiento‘) respectivamente.

 

 

LA TIERRA SIN PIEDAD

III

No os cuento como fue mi adolescencia,
yo vestía de negro y me llamaban
Cucaracha, Desastre y Bicho
aunque también La Flaca,
no creáis que no tuve admiradores,
ya entonces era la más lista.

Nos metíamos en las procesiones
de la Semana Santa,
borrachos escupíamos a los crucificados
cantábamos canciones de Ministry
al paso de una horrible Virgen verde
–cosa que recomiendo
sobre todo si es Miércoles y en Murcia–.
Después íbamos a pegarnos
con los hippies del “Kama”.

Éramos crueles, sí, xxxxxxy bellísimos.
El amor y la audacia nos vestían
–la gente los llamaba suciedad e imperdibles–.
Representábamos la única belleza
posible tras los hornos crematorios.
Los padres nos pagaban las facturas,
también aquí se parecia la textura del siglo.

 

 

 

EL SECRETO DE LAS RELIQUIAS (UN BEST SELLER CON DOS MIL AÑOS DE HISTORIA)

El secreto de las reliquias
tú lo sabes
consiste en construir un templo
de tres naves sostenidas por columnas (preferentemente
sustraídas de un altar pagano donde se adoraba
a un dios oscuro), sin olvidar la capilla
envuelta en penumbra
donde se guarda el cofre
todo oro y carbunclos
que custodia algo semejante
a la nada.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxUna astilla
que aquí afuera, a la intemperie de la lluvia
y los periódicos, serviría apenas
para mondarnos los dientes.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más