Archivo

Posts Tagged ‘la galla ciencia 3’

LGC3 – JOSÉ SANTIAGO PÉREZ OLIVARES

 

NUNCA LE PONGAS FRANCISCO A TU HIJO

Nunca le pongas Francisco a tu hijo,
ponle mejor Radamés o Rafael, Modesto o Isidoro.
Si es alegre, llámalo Juan. Si triste, Domingo. Si justiciero, Gonzalo.
Ponle el nombre que quieras, el que primero escojas, menos ése.
Tuve un tío que se llamaba así y acabó ciego.
Un bisabuelo que hizo la guerra
y hoy no se sabe dónde reposan sus huesos.
Y es porque nadie, de manera impune, puede llamarse de ese modo.
Ni se puede tocar a una puerta y preguntar: «¿es aquí donde vive Francisco?»
Hay nombres que están llenos de misterio, otros, de amables incongruencias.
Si yo me llamara Francisco, llevaría conmigo una pistola
Y de noche, sin que nadie lo supiera, abriría y cerraría puertas
como quien abre y cierra los portones del infierno.
Si digo Francisco, sé que ustedes, amigos míos,
evocarán de inmediato muchos rostros:
el de un poeta, el de un pintor, el de un sacerdote.
Es un buen nombre para todos ellos.
Pero jamás se lo pongas a tu hijo.
Escoge para él uno tan anodino como Benjamín.
Y dile: «Benjamín, ya está lista la cena».
O ponle el del bienamado Jesús.
No el de los panes ni peces,
sino aquél que expulsó a latigazos a los mercaderes.
Pero evita llamarlo Francisco,
nombre de sedientos generales y obscenos dictadores.
Nombre escrito con rabia y con desdén
en los altos túmulos del tiempo.

 

LGC3 – GIOCONDA BELLI

 

INTERNET

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA mi hijo Camilo

El tiempo que antes se me entregaba
como un cuerpo extenso
aguardando la luz de la imaginación,
se ha tornado en este siglo en el abundante bazar
de una obscena, lujuriosa inteligencia.
Tentaciones y milagros se apilan ahora abiertos y espesos
en el camino que me lleva a la página-pantalla en blanco.
Las palabras que solían obedecerme
salir de mí y ordenarse al llegar a su destino
hoy se encabritan, empujan, dan tirones
para que desista del arduo trabajo de inventarme un
mundo a mi medida
y me disperse, abrace o toque,
las mil y una revelaciones
que complejas y seductores vibraciones,
emanaciones de otros cerebros alterados,
emiten sobre mi mesa de trabajo.

Cantos de sirenas me invitan a despeñarme por
laberintos sin fin
por la Babel-biblioteca de Borges con su olor a
páginas aromáticas donde
ya sin papel los colores, deslumbres, o torvas pasiones
del mundo
bailan la danza de los siete velos de Windows o Apple
y la manzana de oro rueda repartiéndose entre diosas
y plebeyos
promiscua y generosa.

Mis poros, mis ojos y yo, siempre volubles a las
tentaciones
atisbamos el País de las Maravillas,
el país de la abundancia donde la más simple y
cotidiana de las vidas
compite con los excesos de la imaginación
y atrapados en el desenfreno del espectáculo ajeno
sucumbimos al canto y las invitaciones
de sirenas y sirenios
y a la caricia de sus hermosas colas brillantes

¡Ah, Ulises, ya quisiera yo
la cera y el mástil que me salvaran!
¡Si vivieras hoy jamás habrías vuelto a Ítaca!

 

Categorías:Poesía Etiquetas: ,

LGC3 – JUAN MANUEL ROCA

 

CRÓNICA DE UN POSIBLE REGRESO

Si Cristo se decidiera a bajar de la cruz
Y a dejar de una vez por todas
Los muros donde cuelgan sus brazos
Como las alas clavadas por los cazadores de ángeles,
Si pudiera desclavarse y desinfectarse
De las llagas impuestas por los vendedores de heridas,
A lo mejor volvería a caminar sobre el mar de Galilea
Y a invitar a una cena de silencios a putas y mendigos.
Para evitar que se repita tan peligrosa cruzada
Los patriarcas disponen de cámaras secretas
En los rincones de los conventos, en catedrales y museos.
Podría ocurrir que se animara a descolgarse de su cruz
Y que huyera a predicar su amortajada verdad
En el corazón herido de las ciudades. Si en un descuido
El hombre decidiera bajarse de las trozas del árbol
Empezaría por cerrar los brazos, cansado de estar
Como un espantapájaros a merced del agua o el viento.
Luego se abrazaría a sí mismo como a un viejo conocido
Y escaparía del largo cautiverio, remando, remando,
Con sus dos viejos maderos hacia el alba.

 

 

 

 

CARTA DEL SOLDADO DESCONOCIDO

Madre,
Écheme un puñado de proyectiles
En el morral
Que me voy para la guerra,
Póngame un poco de arroz
Que yo pongo mi miedo.
Llevo una provisión de cicatrices
Para repartirle al enemigo.
Ya
Alisté la camilla de lona del abuelo
En la que regresó
Cargado de medallas y de heridas.
Madre,
Un regimiento de sombras huye
De sus cuerpos,
No miran
Las sobras de país que van dejando.
Te lo aseguro, madre,
Llevo mis mejores heridas puestas,
Mi carnet de desertor de la vida.
Écheme,
Écheme un poco de yeso en el morral
Para adelantar mi mascarilla.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: ,

LGC3 – DANIEL FREIDENBERG

 

REAL

xxxxxI

Real es lo que
resiste,
ahí
donde el
ángel
precario
que te habita
patalea enojado.
Real es lo que
responde
lo que no preguntaste.

 

 

xxxxxII

Real es lo
que resiste, hay
un mundo en
el mundo
y un zapato
dos
zapatos
y un hilo naranja
ya sin naranja
ya sin nada que atar.

 

 

xxxxxIII

Real es
lo que
no da paso
o lo da,
lo que
no espera
que lo pienses:
“futuro” y
“pasado”, esas
palabras
endurecidas por
el aire invernal,
letras
pintadas
en la vidriera
de la mente,
ceden.
Y la mañana
se termina y
al rato oscurece
fuera de todo
lo que
tengas que decir
y todo lo que
va a venir
tarde o temprano
etcétera.
La mano que
dejó la taza
tiembla al
anotar
esa palabra
que después va a tachar.
La mano que
dejó la taza
y al lado la taza
y una pantalla
que acá se abre
como el mundo
pero no es el mundo.
Bombas racimo y
fósforo blanco:
eso es el mundo,
y hojas caídas
del diario de ayer
y el canto del
siniestro pájaro
de las madrugadas
cuando ya no
puede ser tarde
ni alcanza a ser temprano,
y el sabor del arándano
y la tibieza de una piel.
Real es lo que
resiste, a
quién
le importa el
nombre
que vayas a darle:
eso que
viene y
se inter-
pone, entre
vos y la vida
es la vida.
Cuerpo en
el aire que
resiste el aire
que lo resiste,
materia en
gloria
de existir:
eso que viene a
darte a ser
en el mundo
lo que
sos de mundo,
¿o no
sos
mundo?

 

 

xxxxxIV

Tibieza del
encuentro
de una piel
y el tacto:
real es
lo que en
lo oscuro
te dice “sí, estás”.

 

 

xxxxxV

La resis-
tencia de
los materiales
nada
dice
nada
más
como quien
vuelve a
donde
siempre es-
tuvo,
como quien,
aunque sea un
poco,
está.

 

LGC3 – BENJAMÍN RAMÓN

noviembre 24, 2019 Deja un comentario

 

ULISES, IMPERTINENTE

Dicen que Ulises era
además
un marido impertinente.
Hacerse a la mar lo entusiasmaba.
Meterse a la cama ni se diga.
Penélope tuvo que encerrarlo
lejos
de puertos
o recámaras
mientras ella tejía
muerta
de la risa.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: ,

LGC3 – CRISTINA PERI ROSSI

noviembre 22, 2019 Deja un comentario

 

CAMELLO

Dicen los poetas árabes
que el destino es el vagar de un camello ciego.
Como un camello ciego
he recorrido ciudades anchas como océanos
como un camello ciego
me he perdido en ciudades estrechas como lupanares
como un camello ciego
aprendí lenguas que no eran las mías
y supe su sabor su dulzura su rudeza
su esplendor y su opacidad
como un camello ciego
enfermé hasta morir
y sobreviví hasta renacer
como un camello ciego creí
tuve ideas
tuve sentimientos
y los cambié por otros
los abandoné
Pero ahora
mi camello ya no es ciego
conoce su destino:
las playas húmedas de tus muslos
la arena de tus labios
la seda de tu vientre
el agua dulce del cántaro de tus labios
y el salitre de tu concha marina
entre las piernas.

 

 

 

 

EXPRÉS

Nos levantamos demasiado rápido
de la cama
aquella vez
—tú a la ducha,
yo, encendía la cafetera—
rechazaste el café
yo me hundí en los papeles
tenías que fichar en el trabajo
yo tenía una reunión
Nos fuimos demasiado rápido
de la cama
aquella vez
orgasmo exprés
de los del siglo veintiuno
tan exprés como el café
como el email
demasiado rápido
como para creer
en algo más que en el instinto
jóvenes hembras
jóvenes machos se aparean
—entre sí o cruzadamente—
obedecen sin saberlo
a la ciega ley de la especie
aunque el condón bien colocado
separe el acto
de su consecuencia más probable
y nos permite
orgasmos exprés
antes de ir al trabajo.

Nos fuimos demasiado rápido
aquella vez
de la cama
a la media hora
no lo recordábamos
como al despertar
a veces
no se recuerdan los sueños nocturnos.

 

LGC3 – ÓSCAR HAHN

noviembre 21, 2019 Deja un comentario

 

POBLACIÓN MUNDIAL

Siete mil millones de cabezas
Siete mil millones de cerebros
pueblan el planeta

Cada uno con sus propios pensamientos
sueños recuerdos imágenes
y todo lo que suele circular
por los subterráneos de la mente

Cada uno con su propia vida
Cada uno con su propia muerte

¿Qué otra cosa se alberga en el espacio
de esos siete mil millones
de cerebros?

Se albergan seres

Seres que esperan
Seres que están a punto de salir
al mundo exterior
y reemplazarnos

Siete mil millones de seres
Catorce mil millones de ojos

A lo mejor ya salieron
A lo mejor ya estamos hablando
por sus bocas

A lo mejor ya somos ellos

 

 

 

 

DEPREDADORES

Esos depredadores implacables
que acechaban al hombre primitivo
entre el follaje de la selva oscura
ahora operan a plena luz del día
en elegantes centros comerciales
Nunca se hartan de comerse todo
y quieren más y quieren mucho más
aunque ya estamos en los puros huesos

Es la jungla de vidrio y de cemento
Abre de par en par su fauces ávidas
para que ingresen hombres y mujeres
en largas filas por las escaleras
Y se agolpan ansiosos en los shoppings
blandiendo sus tarjetas de colores
Son los consumidores consumidos
por alimañas de afilados dientes

Estos depredadores insaciables
son de forma humanoide con mandíbulas
poderosas: el radio de su vista
es el de la serpiente cascabel
Los dedos de sus manos y sus pies
tienen garras que nadie puede ver
Ellos tragan sin pausa más oxígeno
que todo el resto de la humanidad

 

Categorías:Poesía Etiquetas: ,

LGC3 – FLORIDOR PÉREZ

noviembre 19, 2019 Deja un comentario

 

ELOGIO DE LA TABLA DEL UNO

Fue la antigua clase de Aritmética la que me dio,
antes que nadie, un sentido de identidad: (1 x 1 = 1):
“uno por uno es igual a uno”. —No a otro— a uno.
(1 x 2 = 2): uno por dos es dos: algunas parejas no
entienden esto y se dividen. Otras lo entienden y se
multiplican: ¡uno más una son tres! La multiplicación
—me explicó mi profesora primaria— es una suma
abreviada. Y qué mal leyó eso el teórico que en un
tratado de Retórica escribió: “la metáfora es una
comparación abreviada”. ¡Qué manera de restarle
significación a las tablas de multiplicar el lenguaje!
Mucho, muchísimo tiempo después, la campana me
exilió del recreo a una clase de Filosofía. Repicaba la
lluvia en el tejado y en mi cabeza repicó Parménides:
“lo uno se opone a lo múltiple, que es el reino de
la ilusión y la opinión”. ¿Y qué sería de uno si no
pudiera sumarse a la multitud a gritar su opinión y
su ilusión? Es precisamente lo que uno hace, según
Enrique Santos Discépolo: Uno busca lleno de
esperanzas / el camino que los sueños / prometieron
a sus ansias… Cierto es que ya Platón le complicaba
las cosas a Parménides: “Si lo uno es y no es, lo uno es
también lo otro”. Le gustó eso a Borges y lo elevó a
título de libro: El otro, el mismo. Y dado como era
a extremar las cosas, nuestro Juan Luis Martínez,
en Poemas del otro, dirá: “No sólo ser otro sino
escribir la obra de otro”. Pero ¿qué hago tan lejos de
mi Tabla del uno? Vuelvo a ella: “Uno por uno es
uno”… Uno, por uno, es uno. Por uno, uno es uno.
Aunque también uno es uno por otros, desde aquella
profesora de primeras letras que una la tarea que tal
vez uno olvidó hacer, nos diera esa primera y gran
lección de identidad.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: ,

LGC3 – PEDRO LASTRA

noviembre 18, 2019 Deja un comentario

 

(De TRANSPARENCIAS)

 

xxxxxII

Este año las aves migratorias
no traen la alegría de su canto y su vuelo:
han traído la muerte
pasando de ala en ala,
de rumor en rumor, hacia regiones
que la memoria en sombra
y temerosa
ignora.

 

 

 

 

xxxxxXVIII

Persistirá la música, dijeron,
pero la antigua gente de los libros,
nuestros viejos maestros,
han de ser olvidados,
así como la amada bendición de las eras
sólo será visible
en cambiantes imágenes.
Estaba escrito en el aire del tiempo,
no en páginas ni en letras duraderas
pues el sueño de Gutenberg
fue también nuestro sueño
por demasiados años,
y ha llegado la hora
del continuo, incesante fluir que anime todo
cuanto quede en nosotros del fervor de la vida.

 

 

 

 

xxxxxXXV

No vuelvas al pasado,
nadie te espera allá.
Más temprano que tarde
te dirá la sirena
con su canto dulcísimo:
“Ven aquí, ven aquí,
encontrarás el reino perdido de tu fábula,
la amistad y el amor de los días sin fin,
mira estos bellos lienzos
tendidos para ti,
este es el paisaje y el lugar que te esperan
y esas figuras son las que buscas en sueños”.
Todo eso oirás, y suaves músicas
de nostalgia y regreso. La sirena
(su nombre es tentación)
no se irá de tu lado, repitiendo su canto.
No escuches. Ha llegado
la hora de la verdad:
no hay ensalmo que valga. El hoy es aún más hermoso.
Yo sé lo que te digo.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: ,
Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más