Archivo

Posts Tagged ‘juan carlos mestre’

EL ADEPTO

.

EL ADEPTO
A Guadalupe Grande

He leído durante toda la noche el Discurso sobre la dignidad del hombre de
xxPico de la Mirándola, de él se deduce que el 14 de mayo de 1486 no existe,
que la primavera y la juventud son hijas de Marsilio Ficino,
que la belleza es por derecho mitológico esposa del trípode y el camaleón.
Acepto haber leído el destino en un vaso de agua seis mil años antes de la
xxmuerte de Platón,
acepto haber alimentado un animal de uñas curvas,
acepto la influencia de los magos persas.
No tengo hijos, ¿acaso he cometido un crimen?
Tampoco tengo energías para la épica.
Confieso adorar descalzo el triángulo de la piedra que otros llaman cubo de
xxZoroastro,
confieso mi creencia en la teología del número 7 y la gestación de los donantes
xxde calor,
confieso mi fe en Timeo de Locros, astrónomo de lo diverso.
He leído durante toda la noche el árbol de la conjetura,
de sus frutos he traído a mi casa la escalera circular sobre la que Jacob tuvo
xxun sueño
y el testimonio de la naturaleza celeste de todas las piedras.
Asumo haber prestado atención a lo que impide,
asumo la visitación del pródigo y la música de las esferas,
asumo no haber dejado escrito nada que no me haya sucedido en el futuro.
He leído durante toda la noche el Discurso sobre la dignidad del hombre,
de él se deduce la aritmética del mar y la Ley bajo la corteza de la encina,
de él se deduce el río de la ciencia y la golondrina de los caldeos,
de él se deduce la inexistencia de la muerte y la fecundidad de lo discutible.

.

.

.

.

.

EL HOMBRE DE GRIS
A Miguel Ángel Varela

xxEste es el poema en el que existe un hombre sentado, un
hombre que está vestido de gris, que viaja a visitar a otro
hombre que ni siquiera conoce, a un hombre que también ha
tomado el tranvía y viaja a su encuentro y que va pensando lo
mismo que el otro hombre de gris.

xxEste es el poema donde existen dos hombres sentados, los dos
han amado, los dos han sufrido, los dos han tomado el tranvía,
se ignoran, no saben que ambos viajan al encuentro de un
hombre vestido de gris.

xxEste es el poema donde existen tres hombres sentados, tres
hombres que hablan de un hombre que habrá de venir, un
hombre que vestido de gris estará esperando el tranvía sentado
en un banco no muy lejos de aquí.

xxEste es el poema en que cuatro hombres sentados se miran,
pero ninguno se atreve a pronunciar la palabra, la misma
palabra que está ardiendo en sus labios desde el instante preciso
en que cada uno de ellos se decidiera a venir.

xxEsperan, aguardan a un hombre que aún no ha tomado el
tranvía, un hombre que está abriendo el armario y saca su traje
y se ve en el espejo vestido de gris.

.

.

.

.

Mestre, Juan Carlos. El adepto. Madrid; Ed. Galería Luis Burgos, 2005.

.

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (118)

Pues todo esto que pueden ver en la imagen me ha llegado a casa. De aquí a nada les voy contando.

 

 

LA PRIMAVERA

contra-juan-carlos-mestre

 

Llegada la primavera
en Andra Pradesh, en Karnataka, en Kerala
la casta de los intocables
combate la plaga de langostas con un vaso de leche.
El gobierno ha persuadido a los jóvenes agricultores
para que abandonen sus cultivos tradicionales.
Los sembrados de grano
y las plantaciones de caña de azúcar
han sido reemplazados por campos de algodón
semillas transgénicas compradas a crédito
a la compañía estadounidense Monsanto.
De la floración del conjuro es responsable
el Fondo Monetario Internacional
y unos van y otros vuelven
por los laberintos de la afirmación.
Y la caridad purifica los números
y la misericordia perpetúa las églogas
entre Karnataka y Kerala y Andra Pradesh.
Durante la última década la cosecha fue mal
y más de ciento cincuenta mil campesinos,
según datos del Ministerio de Agricultura
de la India, utilizaron los pesticidas,
adquiridos bajo préstamos de usura,
para suicidarse, óyelo bien, para suicidarse.
En Kerala, en Karnataka, en Andra Pradesh,
terminada la primavera, se recoge el algodón
para los saris blancos de las vestidas de luto.

 

DIVA DE MIERDA – JUAN CARLOS MESTRE

septiembre 7, 2016 Deja un comentario

diva-de-mierda-mestre

 

RETRATO DEL LISTO

Yo diría que habla un poco más alto que los demás
Los demás somos casi siempre estúpidos
Y tenemos un hermano gemelo también estúpido
Si nos gustan las galletas es porque nos gustan las galletas
Si calentamos agua se nos derrama la leche
No hay manera de acertarle las quinielas a un listo
Se creen la nodriza de Mallarmé
Mientras uno hace un esfuerzo para explicarse
Él ya ha hecho el gesto de que no te está comprendiendo
A lo mejor es verdad y el listo no entiende tanto como parece
Un listo te pide cigarrillos y le das cigarrillos
Al mes siguiente te pide acciones en la Tabacalera
Cuando estás como siempre el listo está siempre mejor
No hay manera de quitarle la silla a un listo
Gracias a dios la mujer de un listo
No es tan lista como el mismísimo listo
Un listo no se come las uñas, se come el cerebro
El listo no lleva papeles en el bolsillo, lleva papiros
Yo diría que por eso habla un poco más alto que los demás

 

 

 

VV. AA. Diva de mierda. Una antología alrededor del ego. Cáceres; Ed. liliputienses, 2014.

 

CRISTINA MORANO EN EL CICLO DE POESÍA CRÍTICA ‘ÁLVARO TEJERO’

Pues sí, Cristina Morano ha sido invitada a participar en el Ciclo de poesía crítica ‘Álvaro Tejero’ (un ciclo que cuenta, además, con Juan Carlos Mestre, Jorge Riechmann, Viktor Gómez, Laura Giordani, José Mª Gómez valero, David Eloy Rodríguez, Enrique Falcón y María Ángeles Maeso), así que si estuvieran por Madrid el 21 de abril a eso de las 20.00 h. y quisieran pasarse por ‘La marabunta’ podrán escucharla leer sus poemas junto a Gsús Bonilla.

Por si quisieran saber más de esta poeta les recomendamos que lean esta reseña de Joaquín Juan Penalva o esta reflexión que sobre su poesía hace José Óscar López.

Y de regalo les dejo aquí uno de sus poemas inéditos:

 

CAMIONES

Bajo la ventana de la nave donde trabajo
se mueven los camiones frigoríficos:
grandes herbívoros blancos
entrando y saliendo del almacén
lentamente, con el motor humeante
y las orejas gachas.
Proveemos a la ciudad
–parecen decir–, nos quedamos a sus puertas
para que le lleguen los alimentos
en leves dosis envueltas y clasificadas.

Cuando salgo a pleno sol
me pierdo entre sus moles,
paso por las cabinas abandonadas
un instante, para que también el camionero
contribuya al desembarco del producto.
Dan ganas de subirse a una de ellas,
girar el volante gigantesco
hasta poner dirección Murcia,
coger a mi esposo y escaparnos.

Escaparnos al bosque:
aprovechar la osamenta del camión
para aplastar arcenes y medianas
y subir directamente al bosque.
Un bosque donde ser niños perdidos
que lloran y tienen miedo de la noche
y están sucios y en sus casas
les olvidan.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más