Archivo

Posts Tagged ‘josé agustín goytisolo’

LOS POEMAS SON MI ORGULLO

septiembre 16, 2013 Deja un comentario

jose agustin goytisolo- los poemas son mi orgullo

 

Sucede todo igual:
una mujer que muere, un ser contiguo
que maldice y pregunta…
¡Hemos vivido ya nuestra existencia
tantas y tantas veces!

Sabemos el papel, representamos bien
la cosa,
entramos y salimos cuando se nos ordena.

Alguien debe aplaudir, desde algún sitio.

 

 

 

LA GUERRA

De pronto, el aire
se abatió, encendido,
cayó como una espada
sobre la tierra. ¡Oh, sí,
recuerdo los clamores!

Entre el humo y la sangre,
miré los muros
de la patria mía,
como ciego miré
por todas partes,
buscando un pecho,
una palabra, algo,
donde esconder el llanto.

Y encontré sólo muerte, ruina y muerte
bajo el cielo vacío.

 

 

 

BOLERO

A ti te ocurre algo
xxyo entiendo de estas cosas
hablas a cada rato
xxde gente ya olvidada
de calles lejanísimas
xxcon farolas a gas
de amaneceres húmedos
xxde huelgas de tranvías
cantas horriblemente
xxno dejas de beber
y al poco estás peleando
xxpor cualquier tontería
yo que tú ya arrancaba
xxa que me viera el médico
pues si no un día de éstos
xxen un lugar absurdo
en un parque en un bar
xxo entre las frías sábanas
de una cama que odies
xxte pondrás a pensar
a pensar a pensar
xxy eso no es bueno nunca
porque sin darte cuenta
xxte irás sintiendo solo
igual que un perro viejo
xxsin dueño y sin cadena.

 

 

 

LOS MOTIVOS AUTÉNTICOS DEL CASO

Una noche cualquiera del pasado verano
quiso aquel hombre terminar con todo
y después de la cena
se bebió mas de un litro de café
para empujarse todas las pastillas
de cuatro o cinco frascos de un somnífero
con lo que normalmente se durmió
y llegó hasta la muerte sin sentirla.

Sólo ciertos rumores intentaron
dar una explicación a tal suceso:
se aseguró que estaba enfermo grave
que una prima segunda le había amenazado
con contárselo todo a su marido
que los negocios no marchaban bien
que sufría de insomnio
o que su amante no le hacía caso.

Pero en realidad
las cosas eran mucho mas sencillas:
ocurrió que fue siempre un solitario
ocurrió que la vida dejó de interesarle
ocurrió que esa noche hizo un calor de ahogo
ocurrió que era muy inteligente.

 

 

 

ES NECESARIO

Para que surja un artista es necesario
que concurran algunas circunstancias como éstas:

que su familia esté bien avenida
que la madre no cuente sus desastres
que el padre deje de comportarse como un bestia
que el tirano de turno ame los libros
que los periodistas sean misericordiosos
que nadie defraude las esperanzas
que no se hable de derechos humanos
que cierren los colegios y las cárceles
que todo el mundo pueda pisar el césped
que ningún hombre quiera salvar a los demás.

Y en fin para que surja un artista se precisa
que nazca un niño y luego no muera del disgusto.

 

 

 

DURÍSIMA SENTENCIA

Considerandoq ue su vida era honesta
que pagaba puntualmente los tributos
y que nunca hizo daño a nadie
fue condenado a seguir en el país.

 

 

 

NO SALE IGUAL PARA TODOS

Es falso que el sol salga siempre igual para todos.
Un rico lo disfruta en su piscina cálida
mientras bebe una copa. Y otros están sentados
y aprovechan sus rayos para matar el frío.

 

 

 

Goytisolo, José Agustín. Los poemas son mi orgullo. Barcelona; Ed. Lumen, 2003.

 

Y MÁS PEQUEÑOS PREMIOS Y ANTOLOGÍAS

Después de aquellos primeros premios, Antonio Marín Albalate me invitó a formar parte de un antología publicada como homenaje a José Agustín Goytisolo, una antología en la que compartía páginas con poetas como Ginés Aniorte, María Teresa Cervantes, Luis Felipe Comendador, Pedro López Martínez, José Luis Martínez Valero o el propio Antonio Marín Albalate. En aquella antología, ‘Goytisolo, veintisiete voces para un único poema, veintisiete miradas para un mismo rostro‘, me publicaron este poema.

 

DESDE LAS PROPIAS PESADILLAS

Hablan de ti, aún no sé si en el apartado
de sucesos o en el de cultura y deambulo
por el salón diciéndome que no puede ser,
que no te puedes haber ido así como así
(para siempre), que no puedes haberte marchado
al fin del barrio, como meditabas, dejando
poemas inconclusos en los que aún quedaban
jazmines y buganvillas y algún que otro resto
de veneno…
xxxxxxxxxxxPero dicen que todo está en orden,
hablan de fútbol, de tenis, o me recomiendan
alguna obra de teatro o el último estreno
de música clásica en Madrid. Entonces salgo
de casa y no logro acostumbrarme a lo estúpido
que resulta citarte en pasado en esta noche
sucia en la que nadie querrá cambiarle el color
tan oscuramente azul al mar.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx¿Acaso no sabías que
dar tanto consejo a manos llenas sin cumplirlos
tú antes que nadie te llevaba a caminar
bajo farolas a gas donde reconocías,
o creías reconocer, a viejos fantasmas
con los que cantabas horriblemente o bebías
con ellos hasta el amanecer o discutías
por cualquier tontería para acabar pensando
pensando
xxxxxxxxxpensándote absurdamente solo?

Creo que desde aquella gris ventana observabas
la felicidad y a la vida y las disfrutabas
aunque sabiéndolas falsas, o al menos quebradas,
como un verso que no cuadra; desde esa ventana
desde la que saltaste para dejar, al fin,
tu última poética –roja– sobre el asfalto.

Yo también pude haber saltado, hace ya un tiempo,
desde otra ventana gris y tú entonces podrías
haberme dedicado algún verso y el lector
podría haber sido cualquiera y podría haber
descubierto en estos versos recuerdos nocturnos
que no son sólo recuerdos, sino, además,
la constatación de haber convertido esta noche
gris, la de la muerte, en un lugar al que huir
a ojos abiertos desde las propias pesadillas.

 

 

Después volvía a quedarme a las puertas del Creajoven, el del año 2000 (me llevé el 3er premio), entre otras cosas porque Ángel Manuel Gómez Espada presentó dos poemas inmensos, el segundo de ellos, dedicado a Juan de Dios García, que estaba empezando la terrible etapa de opositor, era este

RESPUESTA DEL POETA A LA PREGUNTA QUÉ ES LA VIDA, HECHA A BOTE PRONTO POR UN TESTIGO DE JEHOVÁ EN LA CALLE PLATERÍA

Naces,
te pasas unos años sin saber quién eres,
otros pocos haciendo tonterías,
machacándote el hígado, quizás.
Y el resto, lo dedicas a echar de menos eso,
a buscar la juventud en cada esquina
con ojos de perra en celo,
y a decir si yo tuviera 20 años menos,
cuando pones el despertador a las siete
para irte a trabajar.
Y todo para qué, dime, para qué.
Al final, vas y te pones a hacer resumen:
ni le has dado la vuelta al mundo
ni te has follado a todas las que querías.

 

 

Pero es que poco después, Pedro López Martínez me invitaba a formar parte de un libro que guardo como oro en paño, un libro en el que comparto páginas con poetas como Jose F. Kosta, Ginés Aniorte, Antonio Marín Albalate o Javier Orrico. El libro se llama ‘Actuales inactuales‘ y en él publiqué un poema que algún día de estos me tendré que poner a trabajar, este

COMO UNA TORMENTA QUE NO ESTALLA

No luchar contra el insomnio, ver
en cada pared de la casa todo
lo que nunca será: fotografías
que el calor del tiempo convertirá
en cenizas, detalles cotidianos
que se sacralizaron de ya tanta
repetición…
xxxxxxxxxxxxEso sí, habrá
que esquivar, como sea, los espejos,
las miradas o los gestos que aún
pudieran quedar pegados detrás
del reflejo incomprensible que dan.

Las luces de la calzada avasallan
la tranquilidad de la habitación
y creo oír a la ciudad llorar
silenciosamente, como si fuese
una tormenta que no deseara
estallar. Silencioso, me acerco y
hay un terrible frío a ambos lados
del cristal que hace doler todo aquello
que no fuimos. Con la frente apoyada
en la ventana miro la ciudad
dejando que se me hielen las sienes
y creo que la noche es una copa
imperfecta,
xxxxxxxxxxxun vino inacabado.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más