Archivo

Posts Tagged ‘florilegio de poesía pectoral’

EL POETA ESTETA

diciembre 19, 2020 Deja un comentario

 

CLÉMENT MAROT (Francia, 1496-1544)

LA BELLA TETA

Teta recién formada, más blanca que un huevo,
teta de satén blanco y nuevo,
teta envidiada por la rosa, del mundo la más bellas cosa,
teta dura, y no incivil,
sino pequeña bola de marfil,
en cuyo centro se endereza
una fresa o una cereza
que nadie toca, ni siquiera ve;
y a que es así mi vida apostaré.
Roja es la punta de la teta,
nunca oscilante, siempre quieta,
ya venga o vaya o dance
o recule o avance.
Teta izquierda y señera,
siempre alejada de su compañera,
teta cuya esbeltez pregona
el donaire de toda la persona.
Cuando asomas, qué impulso tan cercano
al frenesí empuja a la mano
a sostenerte y a palparte.
Mas debes refrenarte;
si no, a fe mía,
un deseo mayor sobrevendría.
Oh, teta, ni bestial, ni poca cosa,
teta madura, apetitosa,
teta que gritáis «desposadme»
noche y día, «deprisa, desposadme».
Teta creciente y animosa
que del escote dos dedos rebosa:
con razón llamaremos agraciado
a quien deje tu cuenco de leche saturado,
haciendo de tu teta de doncella
teta de dama plena y bella.

 

 

 

 

DIEGO SÁNCHEZ DE BADAJOZ (España, ?-1549)

No me las enseñes más,
que me matarás.
Estábase la monja
en el monasterio,
sus teticas blancas
de so el velo negro.
¡Más,
que me matarás!

 

 

 

 

EFRAÍN HUERTA (México, 1914-1982)

SIN REMEDIO

Y de
Nosotros
Los
Bienaventurados
Poetas
Será
El
Reino
De los
xxSenos

 

 

 

 

TOMÁS SEGOVIA (España, 1927-2011)

BESOS (fragmento)

(…) besaré tus pechos globos de ternura
besaré sobre todo tus pechos más tibios que la convalecencia
más verdaderos que el rayo y que la soledad
y que pesan en el hueco de mi mano como la evidencia en la mente del sabio
tus pechos pesados fluidos tus pechos de mercurio solar
tus pechos anchos como un paisaje escogido definitivamente
inolvidables como el pedazo de tierra donde habrán de enterrarnos
ardientes como las ganas de vivir
con pezones delicados iridiscentes florales
besaré tus pezones de milagro y dulces alfileres
que son la punta donde de pronto acaba chatamente
la fuerza de la vida y sus renovaciones
tus pezones de botón para abrochar el paraíso
de retoño del mundo que echa flores de puro júbilo
los pezones submarinos de sabor a frescura
besaré mil veces tus pechos que pesan como imanes
y cuando los aprieto se desparraman como el sol en los trigales
tus pechos de luz materializada y de sangre dulcificada
generosos como la alegría de aceptar la tristeza
tus pechos donde todo se resuelve
donde acaba la guerra la duda la tortura
y las ganas de morirse (…)

 

 

 

 

SAGRARIO TORRES (España, 1941)

«Se me nota el amor, como los senos…»

Se me nota el amor, como los senos.
Como el vientre redondo a la gestante
y al pálido por dentro la punzante
enfermedad. Como alza sus serenos

perfiles la alta torre de ansia llenos,
se me nota el amor. Como el constante
arrojo y miedo van por el semblante
del soldado que lucha, así de plenos

vibran de amor mis senos. Se me nota,
como el poro a la tierra, el dilatado
azul, sin fin, del mar; la pluma al ave

y el retoño que por la planta brota.
En este pecho mío enamorado,
nada que no sea amor, nada le cabe.

 

 

 

 

JILL McDONOUGH (EE.UU., 1972)

PECHOS COMO MARTINIS

El barman del Caesar’s cuenta chistes que hemos oído cien veces.
Un caballo entra en un bar, por ejemplo. Susurro
Sarah Evers me contó ese chiste en sexto y Josey dice
mi hermano Steve, en 1982. Una puta, un enano, un chino,
nada que no hayamos oído. Entonces pregunta un cliente
Por qué los pechos son como martinis? y los dos se echan a reír.
Éste lo saben, todo el mundo lo sabe, excepto
nosotras. Ni siquiera se molestan en terminarlo. El barman dice
Sí, pero yo siempre he dicho que debería haber otro, en la espalda,
para bailar, y baila como si abrazara a una mujer, detrás de la barra, con la mano
en el pecho de la espalda. Nos parece que tres son demasiados,
y que uno no es bastante. Vale: podemos superarlo. Me gustan mis pechos
como me gustan mis martinis, decimos: pequeños y sobados o grandes y secos. Perfectos.
Rebosantes. Oliendo a enebro, derramándose por la barra.
Cuando tengo migraña y ella se me insinúa, digo
Josey, mis pechos son como martinis. Ella asiente, solemne:
Nadie debería ponerle las manos encima. ¿Cómo
podríamos contarle estos chistes al barman? No podemos. No se enteraría.
Lo digo después de limpiar las vitrinas de la cocina, y ella lo entiende:
sucios y mojados. Caminando, azotada por el viento, Josey dice Mis pechos
son como martinis y yo paro un taxi; sé que quiere decir agitados, helados.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más