Archivo

Posts Tagged ‘editorial zurgai’

ZAGUÁN DEL CIELO

diciembre 29, 2018 Deja un comentario

 

CAMBIO DRAMÁTICO

El lugar de la sorpresa
ha sido ocupado por un mamut.
Hoy he amanecido con un glaciar
en los ojos
y he llamado a los optimistas
para que contemplen a ese animal sólido
y llenen la despensa
porque, con toda certeza,
se avecinan tiempos aún más fríos.

 

 

 

 

REHÉN DE LOS CERROS

Pasan cielos, pasan nubes,
pasan hombres
que miran al cielo
y nada ocurre.
Todo fue sueño, aún lo es.

 

 

 

 

OFRENDA A LOS APUS

Allí colocaste legañas y otras legumbres
con las que alimentar
al herbívoro del sueño.
También tinteros llenos y otros ataúdes
para refrescar su memoria.
Así eres, proclive al silencio
como los territorios de caza de los pequeños felinos.

 

 

 

 

UN PERRO, UN NIÑO, UNA LUZ NARANJA

En algunos lugares, los latifundios
no están en la tierra sino en el cielo.
Se espesa la luz y se hace naranja y asmática
y, sobre todo, ajena.
El niño mira la luz y descubre
la impostura y la verdad de las heridas.
El perro mira la luz y descubre
que el instinto, en ocasiones, es menor que la astucia.

Llueve en los zaguanes.
La escena no tiene testigos.

 

 

 

 

YO me siento extranjero casi en cualquier lugar
menos en algunas ciudades milenarias y mutiladas,
donde la música es una forma
de mirar a los ojos.
Y por so recuerdo la piel dorada
de algunos días,
días de piel recién dormida.

 

 

 

 

EL ACORDEONISTA BÚLGARO

El niño mira al acordeonista
como si fuera un dios moreno con un fuelle
en el que viven y mueren los pájaros de plástico.

En esta tarde triste, en el cielo,
no hay víctimas ni héroes.

El niño mira al acordeonista
con ojos de adulto diminuto.
Él no conoce Hamelín,
aunque haya estado allí
y regrese con  pequeños mordiscos en los zapatos.

 

 

 

 

LOS LUGARES NO NOS PERTENECEN

Regreso a algunos lugares
sin que el recuerdo, en esta ocasión, me muerda.
Esta ciudad me fatiga el asombro.
Recorro las calles
y transporto unos ojos nuevos
para que reciban destellos;
los mismos resplandores no son posibles.

Los lugares no nos pertenecen,
tampoco nosotros pertenecemos a ellos.
es difícil reconocerlo
pero, una vez sabido,
la nostalgia no se muestra menos dañina.

 

 

 

 

SÍNODO DE SILENCIOS

Un orden nuevo, distinto de lo inamovible.
En lo alto, la piedra es la piel
de un gran lagarto que no ha logrado aún mudar;
es la arrogancia, pero también
la arquitectura de lo simple.

Se reúnen los silencios,
se sientan junto a mí.
No tengo nada que reprocharles.

 

 

 

 

ONOMATOPEYAS

La música de los lápices afilados
como la espada de los cuentos
y redonda
como una oscura mejilla
resuena sobre las latas oxidadas
de la tarde.

Te miraba:
eras un golpe bajo en la línea de flotación del silencio.

 

 

 

 

LLEGASTE del país de arriba
donde las nubes hablan despacio
y se mueven como boxeadores díscolos.
Viaja siempre con un jirón de cielo
en la maleta
que te permita regresar
a tu antojo
a la geometría del silencio.

 

 

 

 

HAY una oración en el aire.
Una plegaria que huele a tierra herida,
a zapato tristísimo en un jardín público,
a perro que tose y no ladra,
a medicamento caducado.

Hay una oración en el aire
que se muerde la cola
como las pesadillas de los ancianos.
Está suspendida en el aire
de una calle difunta,
sin que a nadie le importe,
sin que nadie la escuche
en esta tarde caliente de febrero.

 

 

 

 

EXISTEN algunas frutas huecas
donde viven los sueños,
es por eso que quienes las muerden no encuentran
nunca respuesta a sus quimeras,
pero, en cambio, hallan la paz de los hambrientos.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxTodos mis huesos son ajenos.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCésar Vallejo

ALLÍ estaré: en el cieno y en el ciento,
también en el relámpago.
Conozco las vértebras de las vocales
y sus huesos pequeñísimos.
Pero nada me pertenece.
Recorro nuevamente tus calles
y admiro la voluntad de los amautas,
los interrogantes de tu espalda,
la colisión de los abrazos,
las aceras enfermas de historia,
la lentitud de los héroes recién difuntos.
Pero nada me pertenece.
Todo es nómada.

 

 

 

 

CLIMATOLOGÍA DE PIEL

Mejillas plenas de luna:
lluvia diminuta en los sueños
y música en los huesos.
Con el dedo recorres nubes de alambre.
Despertarás y será nocturna la temperatura
y habrá laberintos
y hermosos muros.
Despertarás y será firme la noche
y tendrá un frío exacto
y despertarán entonces los insectos
del invierno.

 

 

 

 

RAMBLA DE CASAS NUEVAS

Buscábamos lentillas de tiempo
en un río defectuoso.
Ahora sé que el brillo está en los ojos
y no en el hallazgo.

 

 

 

 

LOS ZAPATOS DE VALLEJO

Un charco de luna en el izquierdo,
una cuchara de agua en el derecho,
y huellas tremendas
como tumbas de dioses antiguos,
calientes como abecedarios
recién aprendidos.
Zapatos con la sonrisa de un niño
recién estrenado:
tristeza de charol.
Dos zapatos que huyen sin moverse de sitio.
Zapatos de sonrisa transeúnte,
útiles para recorrer sólo algunos lugares
y ver los tobillos de las auroras.

Dos zapatos que echan raíces en el cielo
que pasan página
cuando cruzan una frontera
y arrastran en las suelas una infinita nostalgia
recién enmendada.

 

 

 

Díez, Gontzal. Zaguán del cielo. Bilbao; Ed. Zurgai, 2014.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más