Archivo

Posts Tagged ‘editorial celya’

AHORA QUE EL AMOR SE ME INSTALA

 

TAN HUMANO

xxxxxI

Esclavos del mundo
Con nuestras mortales muñecas
Atadas a aquello que amamos
Qué lenta muerte no caer
Y desasir las desgastadas
De terrenales ligaduras
Los pájaros viajan con viento bajo sus alas
Sólo viento
Viento atrapado

 

 

xxxxxVI

La temperatura es agradable
Y aún así el Mundo se muere de sed
La naturaleza que alabo nos engulle
Y sin embargo
Qué mezcla de ojos
Qué concilio con el Mundo, los ruidos y las luces
Con las sombras, los silencios
Las voces
Tus voces
¿Quién quiere que salte y me estrelle?

 

 

xxxxxXIV

El cielo gris casi negro de estos días
Me sume en una tristeza infinita
Todo se filtra por los poros de mi piel
Y ello capitula mis palabras

 

 

 

 

EN LOS JARDINES ARAÑADOS POR LA LLUVIA

xxxxxI

Dentro
En los jardines arañados por la lluvia
—Mujer que tiritas la edad de tu ternura—
Me lanzaré al abismo de tu escote
Para estrellas allí mi garganta encendida
Que la lluvia ha llegado
Ya nos lo dijeron las flores secas
Ahora es tiempo de ternuras

 

 

xxxxxVI

Los párpados del mundo
Están heridos de muerte
Y viajan en pateras suicidas
Rumbo al lado más oscuro de sus amables costas
Allí donde habitan los hombres grises
Azules asesinos sin sombras
Sin ojos. Sin párpados. Con manos

 

 

xxxxxVIII

En la longitud del cuello de mi útero
Se esconde el verso más sucio
El verso de la sin razón y el vicio
El vicio de atragantarme
Con tu semen de adolescente

 

 

xxxxxXI

Estoy cansada
Y el cansancio de mis ojos
Es ahora un arco tenso
Y mi boca una invitación al abandono

 

 

xxxxxXIV

Oh, mujeres de siempre
¿Qué traemos al mundo?
¿Asesinos azules sin manos?

 

 

 

 

AHORA QUE EL AMOR SE ME INSTALA

xxxxxIII

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxLa ciudad es ya negra ilusión
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxo gris o humo o nada
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx¿Qué ha sido de todos los colores?

Háblame de la Muerte
Háblame de todo y de nada
Ven levemente y de mi mano
Hasta mis más tristes y desoladores campos rojos
Donde los sueños no existen
Háblame de la Muerte
De rincones oscuros
Inundados de ojos y voces
Dime que sólo unos pocos se salvan
Que hoy es tuyo este apacible octubre
Háblame del color grisáceo casi negro de los días
De estas noches de nieblas llenas
De este olor a improvisado invierno

 

 

xxxxxVI

Ahora que el amor se me instala
Puedo dormir en paz y mirarte a los ojos
Aunque me diluya y tiemble mi cuerpo bajo tu mano
Como un perro aterido y hambriento
Ahora que el amor se me instala
Quiero articular palabras
Aunque me derrita si estoy en tus bocas
Deshaciéndome en miles de pieles
Ahora que el amor se me instala
Me disperso como el polvo en el viento
Se disipan mis neuronas
Ahora que el amor se me instala
No quiero volver a hilar
Ni un solo pensamiento cuerdo
Me pregunto quién te ha dado esa fuerza de pájaro
Ahora que el amor se me instala

 

 

xxxxxVII

No debo perder de vista tus ojos
Mira que las noches son muy negras
Escóndete en la niebla si quieres juegos
Pero en la noche nunca
Te perdería
Te perderías
En la niebla extendería mi mano
Y te encontraría
En la noche un enigmático animal nocturno
Arrancaría mi mano antes de alcanzarte
Si quieres jugar
Escóndete tras una neblina
Jamás en la noche

 

 

xxxxxIX

Duermes
En algún lugar del mundo, duermes
Y te alejas en tu sueño a legendarias tierras
Navegando en paisajes azules perfectos
Duermes
Y dormida
Extiendes los brazos hacia mi real cuerpo
En busca de algo más de vida

 

 

xxxxxXIV

Cuando te miro
Sólo se despierta en mí
El afán de estrecharte contra mi pecho
Como una paloma que una niña ahoga sin saberlo

 

 

xxxxxXV

Si pudieran entender lo que entrama esto que digo
Cuando la miro me viene al pensamiento
Un antiquísimo recuerdo
De hace muchos más años de los que tengo
Un recuerdo
Sólo eso
Un leve pero denso recuerdo

 

 

 

Ruiz de Viñaspre, Nuria. Ahora que el amor se me instala. Salamanca; Ed. Celya, 2004.

 

LA HISTORIA DE SEIS MUJERES

 

LA HISTORIA DE LA MUJER AMANTE

Comenzaré dándote
a probar
el sabor salado
de mi sexo
abierto:
el espectáculo grandioso
de una flor
carnívora.

Luego alejaremos
mi dulce fractura
de tu sed.

Descenderé, entonces,
hacia tu infierno,
y allí me dedicaré
a tu envergadura.
Con mis pechos,
con mis manos,
con mi boca,
bailando
ese ritmo
primitivo
que ennoblece
tu tercer brazo.
Durante,
como actrices secundarias,
mis pechos recios e
inflexibles
te acariciarán constantes,
disciplinadas.

Y justo antes
de alimentarme
con el remate salvaje
de tu lascivia,
te permitiré el
acceso
a mis labios
brillantes
y felices.

Y bailaremos,
bailaremos
esa música,
bailaremos
esa canción
de amor.
Y bailaremos,
bailaremos
hasta perder
la conciencia.

 

 

 

 

LA HISTORIA DE LA MUJER DEL SEXO GRANDE

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Kim Pérez
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(Presidenta de la Asociación
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxde identidad de género)
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx“(…) mientras, como
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxintérprete de esta retirada,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa mi alrededor oía:
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx¡Maricón, y Maricón!
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcon fuerza tan grande,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxque empecé a
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcreérmelo.

Yo no me he cambiado
el sexo.
Mi sexo fue cambiado,
dañado
malnombrado
maltratado
el día en que descubrí
la dictadura de la testosterona,
la pérdida definitiva
de la infancia
y su pacífica androginia.
Cuando la H de Hombre,
la M de Macho-Mayor
vistió mi armario
y estudió leyes.
Cuando acepté que soy
muy tierna
y muy agresivo.

Con la V de varoncito,
de Viril,
de Vena,
me dejé abrir una dulce
fractura
en el centro de aquel
prolapso,
de aquel clítoris
gigante
que miraba al cielo
clamando paz,
cuando veía aquellos hombres
de miembros magnos.

Aquellos machos-malos-mulos
sin misericordia
humillaron
mi sexo tierno
abierto
al Amor.

Me he cambiado el artículo,
y el nombre.
El sexo
sigue siendo
el mismo.
Mi dulce fractura
por fin sonríe,
Vertical,
como siempre soñé.

 

 

 

 

LA HISTORIA DE LA MUJER ENFERMA

Dime qué más quieres
de mi cuerpo,
si dividiste y pervertiste
mis células,
otorgándoles la entidad
que a mí me expropiaste,
dejándome al cambio
un tumor fementido y criminal
en los conductos por los que
no mamarán mis hijos.

Dime qué más quieres
de mi carne,
si me amputaste los pechos,
los músculos,
los ganglios envenenados,
si me seccionaste los nervios
y me dejaste el corazón
en la epidermis del esternón.
Tan expuesto y vulnerable.

Dime qué más quieres
de mis venas,
si te apropiaste de mi sangre
como un cacique
y me dejaste
una sangre sucedánea y débil.

Dime qué más quieres
de mi materia,
si me arrancaste los cabellos
y castigaste mis ovarios
sin la magia de mis hormonas.

Dime qué más quieres
de mis sobras,
si violaste mi derecho a ser madre,
preñándome el útero con un
hijo del diablo,
con otro cáncer.

Dime qué más quieres
de mis tejidos,
si me robaste el útero
y me dejaste una metástasis,
soberana de un pueblo
de muertos.

Dime qué me has dejado,
qué queda debajo de tus estragos,
de tus estadios,
qué hay después de la devastación
anónima de tu exceso de tejidos.
¿Qué tras el cáncer?

¿QUÉ MAS QUIERES
DE UN
CADÁVER?

 

 

 

 

LA HISTORIA DE LA MUJER DE LAS CICATRICES

Con once años
me arañé la cara
hasta sangrar.
Con un tenedor.
Mi madre me gritó:
NO. En la cara no.
SE VE.

Más tarde utilicé mis uñas
en la llaga,
en el mismo sitio.
La excitación
me hizo perder la conciencia.

Mi cuerpo es el mejor sitio
para mi dolor.

En estos años he aprendido
a seleccionar
mis útiles,
a rebuscar en mi cuerpo
espacios donde asignar
aperturas.

He depurado el estilo
de mis marcas:
la carne rota
es la más bella imagen
a la que mis ojos
tienen acceso.
Venas, arterias, tendones
abiertos como
flores carnívoras.

Mi cuerpo es el mejor sitio
para mi dolor.

Dame litio para estabilizar
mi conducta,
dame sangre para
arrebatarla.
Déjame abrir un último
surco.
Permite la excitación ilimitada
de saborear mi propia
sangre.

“Trastorno límite de la personalidad:
responde a los criterios internacionales
de diagnósticos acordes
al DSM-IV.
No confundido en el criterio 5 del TDL”.

No comprendéis que
lacerarme
es amarme.
Desgarrar
es mitigar mi infinito
dolor emocional.

Mi madre se ha olvidado
de mirar
mis heridas.

La indiferencia es un dolor
más intenso.
Deja cicatrices atroces.

El recuerdo no es un buen sitio
para el dolor.
Yo no resisto
ese
dolor.

Y yo tengo demasiados
recuerdos…

Dame la cuchilla…

La oxidada.

 

 

 

 

LA HISTORIA DE LA MUJER INTERNAUTA

Debería haberte dicho
que estoy sola,
que vivo sola, espantablemente
sola,
que nunca intenté suicidarme
porque no habría nadie
para salvarme.

Debería haberte dicho
que mi voz es amable,
pero no soporto mi aliento
pobre y vacío
como el limbo
de un reciénnacido.

Debería haberte dicho
que mi vida emocional
la enterré con mi padre,
que todos mis amantes
son apodos toscos,
asépticos, con el carácter
Times new roman.

Debería haberte dicho
que soy muy espiritual,
pero no sé lo que es
un orgasmo,
que colecciono cajas
vacías.

Debería haberte dicho
que mi cuerpo es demasiado
grande
para sentirme una mujer
tan pequeña.
Porque peso más de
cien kilos
y no puedo ver
mi sexo
lamentable y descuidado.

Debería haberte dicho
que duermo sentada
para no asfixiarme con mi propia carne,
que el único anillo
me lo pusieron en el
estómago
para comer en
platos pequeños.

Debería haberte dicho
todas estas miserias.

Debería haberte dicho
mi verdadero
nombre.

 

 

 

 

LA HISTORIA DE UNA NIÑA

xxxxxI

De niña, yo recuerdo
a mi madre,
corriendo despacio
hacia el balcón.
Amenazaba volar desde el séptimo.
Mi padre corría detrás,
más deprisa,
para verla planear.
O acompañarla en el
vuelo.
Para no manchar
de rojo
el jardín.

 

 

xxxxxII

De niña, yo recuerdo
las excursiones de los domingos:
viajábamos a un hospital con vallas y jardines,
íbamos a ver al abuelo
de segunda categoría.
Me decían que el abuelo
no llevaba mi sangre
y yo me alegraba porque
estaba malo
bebía mucho
y estuvo en la guerra
con los que ganaron.
Un domingo fuimos al parque.
Mi madre me dijo que
el abuelo se había muerto
de un calambre.
No me entraron ganas
de llorar.

 

 

xxxxxIII

De niña, yo recuerdo
a mi abuela.
Olía a ropa planchada
y sus ojos miopes eran
casi blancos de lo claros.
Luego comenzó a repetir
las mismas preguntas.
Me decía que yo era su
niño muerto
o su madre.
Preciosa y estética,
la abuela
llegó a olvidarse
de respirar.
Y yo no pude…
debió ser el cadáver
más lindo
que nunca hubiese.

 

 

xxxxxIV

De niña, yo recuerdo
a un hombre educado,
me llevó adonde los buzones.
Buscaba un señor.
Aquel hombre se acercaba
mucho, por detrás.
Parecía que no sabía leer.
Me hizo llorar mucho
y no se lo conté a nadie.

 

 

xxxxxV

De niña, yo recuerdo
que mis padres
me decían
que yo era
una niña
muy rara.
Que no era una buena
hija,
cada vez que intentaba
abrirme
las venas.
Y les manchaba
la alfombra
de sangre.

 

 

xxxxxVI

Ahora, de mujer,
soy capaz de escribir
todo esto.
Y hacerlo bello.
Y hacer de mis tripas
un corazón precioso
de material sintético.
Y reservar el corazón
auténtico
para las grandes
ocasiones:
para mi niña.
Ahora,
de niña.

 

 

 

Vaz, Eva. La otra mujer. Salamanca; Ed. Celya, 2003.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: , ,

LA HISTORIA DE LAS DOS MUJERES

 

LA HISTORIA DE LAS DOS MUJERES

Tengo tres hijos
y una amiga que me ama
distinto:
mi amiga me ama despacio,
sin daño,
y provoca incendios que no destruyen.

Tengo un gobierno de hormonas
que contradicen sus órdenes
y desean con A.

Tengo el amor de mi amiga,
dócil y generoso,
y ya no quiero
la violencia de aquellos falos
perforando mis órganos,
ni la torpeza
de aquellas manos rústicas.

Tengo los brazos de mi amiga,
delicados,
adorando mis pechos.
Tengo sus labios de hembra
convulsionando
mis labios de hembra.

Tengo una linda fractura,
lasciva y trabajadora,
llorando permanentemente
de placer,
cuando mi amiga,
mi ángel lésbico,
se adentra en mis
oscuridades
y se queda explorando
mi humanidad con H.

Tengo tres hijos
y una amiga que me ama
distinto:
Tengo algunos problemas.
Pero tengo a mi amiga.
Y me ama.

 

 

 

Vaz, Eva. La otra mujer. Salamanca; Ed. Celya, 2003.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: , ,

LA OTRA MUJER

 

LA HISTORIA DE LA MUJER DEL INTERNAUTA

Vulnerable,
ayer te vi:
sentado,
frente al monitor,
el pijama en los tobillos,
la mano engolfada en el miembro
nervioso y derecho
ante la imagen
bidimensional
de una tetona en edad legal
mostrando el esplendor
de un coñito depilado,
suculento y hospitalario.

Luego me vi:
mi cuerpo en el espejo,
un cuerpo que me duele,
un cuerpo-miseria,
GRAVE.

Tardamos el mismo tiempo
en descargar:
tú, el semen furtivo;
yo, mis cuchillas como lágrimas.

Tú pagaste el ordenador.
Yo no podía hacer
NADA.

 

 

 

 

LA HISTORIA DE UNA MUJER EN REBAJAS

Explícame qué extraña dependencia
me llama desde tu cuerpo
hacia el mismo centro del terror.

O qué veneno expide tu miembro
que me enloquece el deseo
de tus balas en mi cuerpo.
Explícame cuál es el verbo que
debo conjugar:
Yo amo.
Tú dañas.
Él goza.

Explícame qué dolor a hembra
te arrastra hacia mi vida
para destrozarla
o por qué yo lo necesito.

Explícame por qué mi celo
está tan ciego
como mi forma de adorarte,
y por qué te deja entrar y
romper,
romper,
y luego llorar dentro
y yo fuera,
cuando te siento derrumbado
a mi lado
pero tan lejos.

O por qué siempre me prometo
que será la última vez
que te permita
el acceso directo
a la ruina de mi conciencia,
a la amarga fractura
de mi estima.

Explícame qué es lo que me ocurre
si no es que soy
una mujer
locamente
enamorada:
UNA MUJER EN REBAJAS.
UNA MUJER REBAJADA.

 

 

 

 

LA HISTORIA DE LA SEÑORITA DE COMPAÑÍA

Nunca imaginarás
cómo me excitan
tus miradas perturbadas.
Cómo me inquieta
la esquizofrenia de tus actos.
Cómo me atrae
tu adicción al sexo
subterráneo.

Nunca comprenderás
por qué me divierte
abrirte la boca,
abrirte el sexo,
la cartera,
mientras imagino
a tu hembra
en la cocina,
a tu hija
invirtiendo lo mismo
por algo de farlopa,
un par de copas
o un par de
mentiras.

Nunca verás cómo
te veo:
viniendo,
con el sexo hambriento,
olisqueando mis bajos,
apetitosos
en tu conciencia oscura.

Nunca comprenderás
cuánto me excita
el importe.

En mano.

Me hace sentir
poderosa.

 

 

 

 

LA HISTORIA DE LA CHICA QUE COMÍA SUEÑOS

Yo sólo tenía
un cuerpo de
once años.
Y mi entrenadora
me quería niña.

Más niña, más.
Más alto.
Más.
Más hueso.
Más cerca del cielo.
Más.
Y yo me fui acercando.
Más y más
a los infiernos.
Y allí ingresé,
tan pronto,
tan escasa y pequeña.

Me arrancó de mis
once años.
La entrenadora.
Me reclutó en aquel gimnasio
y allí dejé tres meses
de mis once años.
Entrenando.
Llorando.
Entrenando.
Soñando.
Entrenando.
Entrenando.

Custodiaba mis raciones.
La entrenadora.
Abría mi bolsita de alimentos
y la expurgaba
como una madre
despioja a sus crías.
Luego la llenaba
de triunfos inventados:
cada ayuno una medalla.
Más ayuno,
más alto,
más cerca del cielo.
Más.

Un día registró,
la entrenadora,
mi bolsita de sueños,
y halló
chocolatinas.
Luego me echó
con los ojos llenos de fuego.
Y me devolvió a
la vida,
sin sueños
ni victorias.
Sin entrenadora.
Con la bolsita vacía.
Y el dolor.

Con treinta y seis kilos
ingresé en el infierno,
famélica y endeble
como pajaritos
recién nacidos.

Y la bolsita llena de gozo,
como un osario.
Toda hueso,
con once años.

No he vuelto a probar
el chocolate.
Me produce arcadas
y un dolor fino
que me hiere el pellejo
y hasta el mismo
alma.
Ahora sólo necesito
extirpar el recuerdo.
Y el chocolate no sirve.

El medacepán hace
milagros.

Ahora, con treinta años,
en la bolsita de sueños
escondo
psicotrópicos.

 

 

 

 

LA HISTORIA DE LA MUJER DEL PERRITO

A las 20.30h. ya tendré dispuestas
las pastillas,
los pañuelos ordenados,
las ventanas cerradas.

A las 21.00h. él abrirá la puerta.
El perrito saltará hacia EL AMO.
Yo bendeciré su regreso.
A pesar de todo.

A las 21.30h. comenzarán
los gritos.
Yo preguntaré cuánto ha perdido.
Él preguntará en qué me he convertido.
Y los gritos
responderán a todas las
preguntas.

Yo le gritaré con mis piernas
cansadas,
con las manos rajadas y rotas
de esa lejía.
Con las raíces
desteñidas.
Y otras cosas.

A las 21.45h. comenzarán los golpes
en la mesa,
las cabezadas impotentes,
los puñetazos en la nada, desviados
de la trayectoria directa
hacia mi cara.

A las 22.00h. los vecinos habrán subido
el volumen de sus televisores.
Yo me esconderé con el perrito,
como siempre hacían los niños.
Abriré la puerta,
pero ninguno marcharemos,
como sí hicieron los niños.

A laas 22.30h. me arrancará el perrito
y llorará con él.
Yo me desmoronaré sobre la cama
y comenzaré a llorar,
sin freno.

Le habré dejado
hecha
la cena.

 

 

 

Vaz, Eva. La otra mujer. Salamanca; Ed. Celya, 2003.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: , ,

LOS DÍAS FELICES

Escribe Joan Masip, entre otras cosas, en el prólogo de ‘Los días felices’, que se alzó con el I Premio Internacional de Poesía ‘León Felipe’:
Agente doble al servicio de la voz y el silencio. (…) Atender al dictado, atender al silencio. (..)
Deshazte del mapa, no sirve de nada (…)
Esperar el fin del mundo con una cerveza, con Doraemon y los Cure. (…)
Tus poemas como todo. Como el fuego como Kafka como Miller como Dosto como Hierro Fante Maradona. Como apenas la Duras y apenas las tormentas, como el brillo de la panza de un avión. Sólo puertas que se abren puertas que se cierran. Como decir: yo nunca te habría conocido de no ser por Los ramones. Como decir: calcula tú el drama. (…)
Mejor que una vida feliz todas las vidas posibles mejor que una frase feliz todas las frases posibles.
Mejor dibujar mejor escuchar mejor ser guitarra de Siniestro Total. Mejor cualquier otra cosa donde ser otra mirada. Otra visión. Nunca feliz de lo hecho feliz haciendo feliz la posibilidad de hacer. (…)
Diría Beckett y no Whitman, espacio no edificio. (…) Más piedra afilada que piedra tallada. Natural como el rayo. (…)
Ya sabes: el rock no se acaba.
Y si se acaba da igual.

 

 

Y aquí dejo algunos poemas de la sección que da título al libro.

 

 

EL SUEÑO ETERNO

otra vez está aquí

para hablar
de la pereza

para hacer inventario
de las palabras dormidas

no podría ser distinto

otra vez está aquí
y me espera donde siempre

 

 

 

 

DELIRIOS DE VERANO

tierra firme
bajo sus pies

y el brillo de la
mentira

 

 

 

 

LOS DÍAS LARGOS

el ímpetu de la rabia
la ceniza de los sueños

mañana lo habré olvidado todo

el miedo está perdido
en el paisaje

 

 

 

 

EQUILIBRIO

la deriva de las masas continentales
los procesos volcánicos
la erosión

la tierra se mueve
tu corazón late

mi cerebro sólo piensa
flupentixol
melitraceno

 

 

 

 

SIEMPRE HE ESTADO AQUÍ

cuántas veces
tan cerca

tantas veces
imaginando

 

 

 

 

COMPROMISO DE REGLA #2

todo lo que no te cuento
lo que no cambia

 

 

 

 

CLARO Y DISTINTO

los veo
bailar como fieras

por el olor se sabe
por las palabras más

los brazos sobre la cabeza
los hombros desligados del cuerpo
descomponiéndose

por el brillo en sus ojos
por el silencio

después
sus bocas
mordiendo el aire caliente
de la última noche del verano

 

 

 

 

HE TENIDO UN SUEÑO

una casa vacía
que llegaras cansado

jarra de limonada en la mesa

no entiendo por qué no

 

 

 

 

RÍO NEGRO

el silencio de los celos
la soledad del amor

 

 

 

 

PUESTOS A ELEGIR

de todas las mentiras
tu nombre

de todos los sueños
tu nombre

 

 

 

 

NO ESTOY HECHA PARA EL HIELO

he pasado tanto tiempo
mirándote
que ya no sé si me miras tú
o te miro yo

o quién fue el primero
en abrir la boca
sacar la lengua
y adentrarse
en el otro

o quién retiró primero
las manos
los ojos
con precaución

 

 

 

 

BUENA VOLUNTAD

toda la noche a tientas
imaginando cómo sería contigo

 

 

 

 

DE NUEVO POR LA CIUDAD

cuánto tiempo sin vernos por aquí
dices

y me acuerdo de la primera vez
cuando lanzábamos palabras
al vacío

dolor y miedo

varios meses de confusión
dices

con el corazón partido

el problema es mi cabeza
dices

mientras un borracho no deja
de cantar
que la sangre de jesús
no le ha fallado

las cosas no pasan dos veces
dices

y me acuerdo de la primera vez
cuando las palabras eran
de un lado la búsqueda

del otro
nada

 

 

 

 

UNA TARDE SIN POSTERIDAD

se nos había olvidado
me cuentas

cada uno
con la desesperanza del otro
recorriéndole la espalda

sin poder consolar
sin mentir
esta soledad de dinosaurio
que nos come por dentro

hay que agotar
hasta el último cartucho
me cuentas

todo lo demás es rendirse

 

 

 

 

LA RISA DE FONDO

me he visto saltar
desde la cornisa más alta
el vértigo
planeando sobre cabezas vacías
y en la caída
pájaros atropellados

después el asfalto
muy cerca
mandíbulas apretadas
conteniendo las últimas lágrimas
la rabia mordiéndome los labios

he visto mis sueños
aplastados en la acera
entre polvo y piedras
y mi propia sangre
entorpeciendo
el trabajo de las hormigas

y aún así
este amor que me empuja
no ha muerto conmigo

 

 

 

 

DOLOR DE NUNCA

con los pies en la tierra
la cabeza vacía de pájaros

lo dejo caer

a partir de hoy
seguiré atando los cordones
de mis botas

vendándome el corazón
cada mañana

como si la vida continuase

 

 

 

Bono, Isabel. Los días felices. Salamanca; Ed. Celya, 2003.

 

DÍAS ENTRE PARÉNTESIS

 

CAMBIO DE DIVISAS
(ALL MY CASH)

antes de conocerte
escribía
dolor
en una libreta
como otros escriben
dólar
en su talonario
de cheques

 

 

 

 

YO TAMBIÉN DISPARÉ A 100 PALOMAS
(EL FOTÓGRAFO DEL CIELO)

quedarme aquí
helada
hasta que amanezca

cantar
canciones en mi idioma
que nada tengan que ver
con la tristeza
con el amor

reír en mi idioma
mientras venecia se inunda

sin ti

 

 

 

 

TODO LO QUE DESEO ME CABE
EN LA BOCA (LOVEDREAMS
EN UN DUNKIN’DONUTS)

no es tu corazón
con los brazos extendidos
sobre el agua
haciéndose el muerto

no es lo que perdí de ti
es lo que perdí de mí

es tener nada

estar en el centro y tener nada
entre las sillas
entre el mecanismo de los astros

 

 

 

Bono, Isabel. Los días felices. Salamanca; Ed. Celya, 2003.

 

DÍAS DE PÁJARO

 

OJO POR DIENTE

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxPara Jorge Laespada

con uno de tus poemas
xxxde acero

abriré una lata de conservas

me vengaré
de tus versos
xxx—corazón vacío
llenándome el estómago

 

 

 

 

MENSAJERO AÉREO

las ciudades
constelaciones

tu casa
una estrella más

 

 

 

 

NO DESCARTO LA HUIDA

el frío envilece mis palabras

me devuelve
con los ojos vendados
al lugar donde mueren los sueños

 

 

 

 

LÁGRIMAS

te tiendo
trampas

sangran
mis tobillos

 

 

 

 

GRACIAS POR SU VISITA

antes de despedirse
a ella le hubiese gustado
que él preguntara
xxx—¿te has masturbado alguna vez
pensando en mí?

ella habría dicho
xxx—esta noche
será la primera vez

 

 

 

 

ME HE MIRADO LAS MANOS
LEJOS DE TI

has sembrado pájaros negros
xxx—como van gogh
en mi cabeza de trigo

no los espantes
no intentes siquiera comprender

los pájaros negros se alimentan solos

xxx—apartad de mí esta pistola
se le oyó gritar

 

 

 

Bono, Isabel. Los días felices. Salamanca; Ed. Celya, 2003.

 

CINCO POEMAS DE ‘LOS DÍAS FELICES’

septiembre 26, 2019 Deja un comentario

 

ROMA TERMINI
(RUMBO NORTE)

esta lluvia
no va a detenerme

yo sólo estoy de paso

esta lluvia
no es mía

 

 

 

 

SOLUCIÓN SUR
(TU AMIGO TENÍA RAZÓN)

si bastara con vivir
metro arriba
metro abajo
de una línea imaginaria

pero seguimos muriendo

con otro nombre
en diferentes ciudades

 

 

 

 

TRES

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxEl verano era ya como tu casa,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxdentro sabes que están todas las cosas.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRainer Maria Rilke

se aleja el verano
sin sombra
que confirme nuestra existencia

 

 

 

 

FALLING

nada
ni miedo siquiera

 

 

 

 

VERTICAL SIN SOMBRA

no hay planes de futuro

sin él
mis sueños viajan por raíles oxidados

 

 

 

Bono, Isabel. Los días felices. Salamanca; Ed. Celya, 2003.

 

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – ELOGIO DE LA PERIFERIA

el-peligro-y-el-sueno-elogio-de-la-periferia

 

La antología “El peligro y el sueño. La escuela poética de Albacete (2000-2016)” se cierra con un epílogo múltiple, firmado por Antonio Lucas, Carmelo Guillén, Luis Bagué Quílez, Pablo García Casado, Carlos Alcorta, Dionisia García o Javier Sánchez Menéndez, entre otros.

Aquí dejo parte de lo que escriben por si aún no han tenido suficientes motivos para hacerse con el libro.

 

UN LLANO VUELTO LLAMA

Antonio Lucas

Sucede en Albacete lo inesperado. Algo que se sabe, pero que hasta ahora se mantenía en el rumor como una extrañeza, casi como un acontecimiento: la poesía española de las últimas promociones tiene allí uno de sus más abundantes caladeros. (…)
Estos poetas, nacidos entre los años 60 y los 80, establecen sus referentes desde una mundanidad que nace del conflicto, pero no exactamente del conflicto de provincia, sino del que busca espacio para los demonios o entusiasmos más allá de la jurisdicción de la casa. Su itinerario es contradictorio, quebrado y certero. No siguen reglas. No están organizados por estética, sino por el azar del territorio compartido. Así que la ciudad es su organismo, pero la política de todos ellos es pegar fuego al colchón y trazar el itinerario de unas poéticas individuales que están más allá de la construcción social de la provincia. (…)
Lo que estas páginas acogen no es exactamente una reunión de poetas, sino un despliegue de poéticas en marcha que se apuntalan y se niegan. Ahí está el don de sus intensidad. La revelación de su fortuna. Esta gente está inventando su paisaje. Las credenciales del origen, a esta hora, no pesan más que el anonimato en internet. Perder la raíz es un error y abrazar el chovinismo un desfase. La literatura es equilibrio y fuga. Descompensación y origen. Lo saben. Su país es la poesía.

 

 

 

 

UNA GENERACIÓN CONTEMPLATIVA

Carmelo Guillén Acosta

Por méritos propios y con el refrendo de importantes galardones nacionales e internacionales, Albacete es hoy día en España la provincia que concentra el numerador diversísimo más distinguido de voces poéticas jóvenes de proyección nacional a la par que un mismo denominador común fácilmente reconocible.
¿Qué la singulariza? Cuando, en general, la lírica española vive de escarceos individuales repetitivos aquí y allá, o bien suena a sus mayores, o bien no suena a nada, en Albacete se escribe una poesía de sello personal, ajena a localismos y, quizás, con el matiz de que es lírica que sabe a verdad, a tiempo interior intensamente vivido. (…)
Sucede de vez en cuando. Como en los místicos castellanos o en el 98, la desnudez total del paisaje albaceteño, lo recóndita que está la ciudad de las grandes capitales, el encanto sobrado de ser una provincia sobria, espiritual, explican la intensidad del verso de estos poetas que, sin enfrentamientos ni descalificaciones, constituyen un fenómeno literario digno de destacar.

 

 

 

 

EL TESORO DEL MAPA

Luis Bagué Quílez

Toda antología que se precie incluye también una cartografía, un mapa elocuente que nos invita a trazar nuestras propias coordenadas y a pisar una tierra insegura, más allá de la confortable equis que señala que “usted está aquí”. En El peligro y el sueño, esta carta topográfica se proyecta sobre un paisaje de aviesa genealogía y mala fama: el erial, imagen de un centro geográfico que padece las estrecheces de la periferia cultural. Sin embargo, el viejo páramo es ahora un llano en llamas, un suelo fecundo del que surge una poesía de alma indómita y vocación explosiva, con un pie en la tradición universal y el otro en un lugar de la Mancha. (…) El peligro y el sueño demuestra que en ciertas reservas protegidas aún corren buenos tiempos para la lírica.
En El peligro y el sueño, García Cerdán sugiere que el “juego de hacer versos” ha dejado de ser un placer solitario para convertirse en un reto público y —a ratos— en una ocupación de alto riesgo. No en vano, los poemas agavillados aquí configuran una precisa geografía física y una rotunda geografía humana. Al final, el tesoro era el mapa.

 

 

 

 

ALBACETE APROXIMACIONES

Pablo García Casado

Lo desconozco por completo. Por tanto, sólo puedo hacer aproximaciones. Desconozco por completo las dinámicas internas de una ciudad de la que sólo puedo decir que me trató muy bien, hablo de los poetas, de las revistas. De todo eso. Pero no sé nada del origen. (…) Estos poetas que hoy ya desarrollan una poética propia, seguro que en su día se aunaron y alimentaron por una búsqueda común de otros timbres, otras voces, otros ámbitos. Así ocurre en las ciudades de fin de siglo, de inicio del siguiente, que han perdido a posta los anclajes, y la poesía surge de la amistad, por alimentación mutua, por contagio, por imitación, por no quedarse en un rincón de la fiesta. Pero esto no es igual a una escuela, o a un timbre manchego, ni nada por el estilo, porque supongo, lo desconozco, que más allá de las afinidades personales, luego cada uno es cada uno, con sus lecturas, con sus fantasmas, con su particular manera de estar solo. Ya sea por escuchar mucho los Sonic Youth o el silbido del viento agreste de Chinchilla. Extrañamiento, y distancia, y deseo de ocupar con la poesía las preguntas. Nada de eso y quizá todo esté en esta muestra a la que estas palabras acompaña. Un grupo de escritores que dieron un sí a favor del lenguaje.

 

 

 

 

SEGUNDA FASE

Carlos Alcorta

A la chita callando, en los últimos años y en una provincia como Albacete —un tanto alejada no sólo de los centros económicos y políticos sino también de los culturales más inquietos, aunque sean dignas de elogio las iniciativas que diferentes sectores han llevado a cabo para mejorar esta situación (algunos de los poetas seleccionados en esta antología han sido sus impulsores)—, ha visto cómo se ha incrementado porcentualmente el número de poetas sobresalientes, muchos de ellos merecedores de los más importantes galardones de nuestro país. (…) El peligro y el sueño es una antología estéticamente plural que carece de voluntad unificadora, más allá del criterio geográfico y eso, en sí mismo, es una virtud, una de las muchas que ostenta. Pero es hora ya de entrar en la segunda fase, en la hora del lector, al que se le ofrece una oportunidad de oro para disfrutar de tan excelente poesía y para hacerse eco por los cuatro puntos cardinales de nuestro mapa poético.

 

 

 

 

SOBRE LA POESÍA ALBACETEÑA ACTUAL

Javier Sánchez Menéndez

La poesía escrita en la actualidad por los autores nacidos o residentes en Albacete, a diferencia de lo que ocurre en otras provincias españolas, entronca en una fiel simbiosis con la lírica española clásica. (…)
El respeto y la lectura hacen que se cree otro punto de grandeza peculiar, algo inusual en otros puntos geográficos de España. La poesía escrita por los autores de Albacete la conocen los autores de Albacete. Muy difícilmente este hecho ocurre en buena parte de nuestra geografía. Esto facilita el intercambio y la cultura se va consolidando.

 

 

 

 

DEL POEMA

Dionisia García

El ser humano con sus capacidades ilimitadas puede arder en su interior, encender la “llama” de lo poético y propiciar nuevas y variadas formas. (…)
Es cierto que en Albacete y sus “afueras”, al amparo de tierras recias, y quizá como reacción sensible al medio, surgieron en épocas anteriores autores de gran relevancia tanto en prosa como en verso, que fueron recogidos en antologías y cuyos impulsores están en la mente de todos. Es justo recordarlos en El peligro y el Sueño.

 

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – JAVIER TEMPRADO BLANQUER

el-peligro-y-el-sueno-javier-temprado

 

JAVIER TEMPRADO BLANQUER (Albacete, 1992) es graduado en Historia por la Universidad de Alicante y máster de Gestión Cultural por la universidad Carlos III de Madrid. Sus textos han sido recogidos en las antologías Regeneración (Valparaíso, 2016), Desde el mar a la estepa (Chamán, 2016) y Antología de poesía joven hispano-mexicana (Exmolino, 2016). De igual modo ha colaborado en revistas como Barcarola, Tierra adentro, Piedra de Molino o Vísperas, así como en diversas publicaciones y antologías digitales. Es ganador del “Premio Nacional de poesía joven Ciudad de Albacete 2014” y disfrutó de una beca en la Fundación Antonio Gala para jóvenes creadores en el curso 2014/15. Ha publicado el poemario Los vértices del tiempo (La Isla e Siltolá, 2015). Es además coordinador del Festival Poético Fractal.

 

 

 

POÉTICA

Entiendo la poesía como la capacidad de mirar,
la capacidad de observar desde perspectivas
distintas, la capacidad de comprender y discer-
nir, la capacidad de recoger ese extracto y de-
cantarlo cuidadosamente, dejando que el brillo
se desgaje de la materia. Y que duela, que ha-
bite en nosotros, que su embate de felicidad
nos tumbe y nos deje aturdidos. Y que sean la
voz del poema y la nuestra la misma voz, la
misma sangre. Como lector he sido zarandea-
do como un muñeco de trapo por la palabra de
Alberti, Lorca, Gil de Biedma, Ángel González,
Juarroz, Pacheco, García Montero o Joan Mar-
garit. He sido traspasado por la palabra de Safo,
Pizarnik, Blanca Andreu, Ida Vitale, Szymborska
o, más recientemente, Martha Asunción Alonso.

 

 

 

 

BLOCKING CUBA

Giran los tapacubos de un vehículo
cubano —con matrícula La Habana—,
giran desenrollando su relato.
Atraviesan la noche, la deshacen
en su rueca metálica que aplaca
el ruido permanente de un derrumbe
o del embate de las olas
y su amenaza mansa por borrarlo
todo. En su cíclico camino, el Chevy
arrastra la alegría de las gentes
que vagan hacia el mar buscando música:
un piano, un saxo, manos que ciñan este encierro.

Ruedan y ruedan por las calles,
arrojan su reflejo en el asfalto
como un juego de dados
y siguen su camino circular.
Llegan hasta los vértices finales
de la noche y observan como sabios
el error del filósofo.
El mismo mar que vuelve, vuelve siempre
a estas playas desnudas, compañero.
Es la misma agua quien te acoge,
es la misma agua quien te olvida.

 

 

 

 

TLATELOLCO, 1968

Mucho más que esta sangre
que baña las orillas de la plaza
y mancha,
con los jirones de las botas,
con sus restos de ropa y su violencia
muda cuando no existe el cuerpo.

Mucho más que el cemento cómplice,
el cemento pulido en el silencio
que descerraja un tiro cuando cierra
una ventana o una puerta
y una madre reclama a su hijo muerto
y salta y no regresa nunca.

Más allá de este sitio que suplica
por más tierra que cubra tanto escombro
herido, tanta ruina fértil,
tanta metralla informativa.

Sé que me pertenece este alfabeto
y que aquí está mi voz
en el mismo lugar que la esperanza.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(inéditos)

 

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – GRACIA AGUILAR

febrero 17, 2017 2 comentarios

el-peligro-y-el-sueno-gracia-aguilar

 

 

GRACIA AGUILAR nació en Albacete en 1982. Es Licenciada en Humanidades. Ha publicado poemas en varias revistas y fanzines, como Barcarola, La Siesta del Lobo, Isla Desnuda o Feria. Figura en la antología de poetas jóvenes de Albacete Generación Fanzine de Arturo Tendero y en la antología Guía de poetas de Albacete 2009. Ha obtenido el premio de Poesía Joven convocado por el Ayuntamiento de Albacete (2005). También ha sido reconocida con el Premio Jóvenes Artistas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

 

 

 

POÉTICA

Soy hija de poeta, es decir, la poesía ha sido,
desde muy temprano, la forma natural de in-
tentar explicarme a mí misma. La poesía fun-
ciona también como un interruptor que puede
parar mis obsesiones, por eso, para mí, es im-
portante el ritmo, porque suplanta otro ritmo,
repetitivo y doloroso, que puede arrastrarme. A
menudo acuden versos sueltos a mi mente y me
curan. Creo en el poder de la palabra, mis poe-
mas son a veces oraciones profanas. También
creo que leer a Safo cuando empezaba a descu-
brir el cuerpo me cambió, me hizo nombrar el
deseo de otras formas.

 

 

 

 

BAILANDO CON LOBAS

Esos segundos
enloquecidos,
en los que soy tan solo movimiento.

Para dar el siguiente paso
no hay más que seguir
una cadencia más sabia que yo.

Siento la cálida respiración
de la manada,
huelo, respiro nuestra carne,
encendida y diversa.
Una mano acaricia mi pelaje
y aúllo feliz.

 

 

 

 

AUTODEFENSA

xxxxxxxxxxxxxxxA Pedro Gascón, que me dijo:”Escríbelo”.

Mis guantes mienten,
bajo la lana rosa
son guantes de boxeo.

A los seis años me hicieron tomar
amargas medicinas,
queriendo así calmar la rabia
de mis defensas,
hasta ese punto llego en mis ataques preventivos.

Y sabed
que bendigo mi fuerza
y mis puños ensangrentados.

Tenía dieciocho
cuando por vez primera
intentaron violarme,
y veinte la segunda,
no pudieron, pues soy
una pequeña boxeadora
afortunada.

Nunca lo había escrito
por no ser una chica
que escribe violación o semen
y quiere ser con ello transgresora,
porque en mis poemas
lo oscuro apenas me rozaba.

Hoy escribo ansiolítico,
dolor y semen
porque conozco su sabor.

Hoy ansío un descanso entre rounds,
una voz dentro
de mí, o fuera,
que como Humphrey Bogart diga:
“Tranquila, preciosa, todo irá bien”.

Y sobre todo,
y por favor que yo,
sobre todo, que me lo crea.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(inéditos)

 

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – JAUFRÉ RUDEL

el-peligro-y-el-sueno-jaufre-rudel

 

JAUFRÉ RUDEL (seudónimo de Francisco Javier Sánchez Rodríguez) se hizo Técnico Especialista en Salud Ambiental para trabajar en una cooperativa dedicada al reciclaje llamada R que R, de la que en la actualidad es Gerente. Organizó los recitales poéticos de la Feria de Albacete y participó en la redacción de la revista literaria Isla Desnuda. Más tarde, y estimulado por su vocación poética, se licenció en Filología Hispánica por la UNED. Ha participado en diferentes antologías (El llano en llamas, Desde el mar a la estepa y otras) y publicado en diversas revistas de creación poética (Barcarola). Se deja atrapar por otras disciplinas, como el cortometraje (Año Nuevo, Derrotas, Desde la Azotea) y por los monólogos teatrales (Cruce de caminos). En colaboración con Javier García ha recibido los premios Fractal Videopoesía 2013 y 2014.

 

 

 

MÍNIMA POÉTICA

La poesía evoca, sugiere, provoca, y en ocasio-
nes también puede llegar a invocar. Siempre in-
forma de algo, pero si sólo informa, se acerca
más al género periodístico. Un dato, una ima-
gen, un recuerdo sirven de espoleta para po-
nernos a escribir. Y la forma casi se diluye al
completo en la vorágine de la posmodernidad.
Permanece la metáfora como última cuerda
a la que aferrarnos sobre el precipicio digital
de la comunicación. Desde ella, nuestro aleph
privado, divisamos, anotamos y proponemos el
mundo.

 

 

 

 

DEMASIADO feliz para tomarme
la corta vida en serio.
Entre dos infinitos canto
y rechazo la vana trascendencia
en gotas de presente
sin hallarme bolero o greguería.
Veo el viento que somos
y a los hombres por nada peleando:
humos de amor en niebla hundidos.
Observo las pequeñas formas vivas
y su afán imposible
por buscar la conquista de los cielos.
Y río
porque sé que mañana no es mañana
sino en la mente de quien ello anhela.
Todo futuro se dibuja
sobre las telas del vacío.

 

 

 

 

PORQUE siempre hay un verso que nos salva,
anduve persiguiendo la Belleza
en todos los jardines del verano.
Crucé los ríos de la dicha,
volé sin alas
y fui feliz sintiéndome desnudo.

A cambio de una estancia trashumante
aprendí que la historia ya se ha escrito
con cintas de oro
en los pórticos blancos
de la ciudad perdida.
Nada me resta sino amar
y susurrar que estuve allí,
tan viajero de paso
como un loco abrazado a las palabras.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(inéditos)

 

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – JUAN GARCÍA RÓDENAS

el-peligro-y-el-sueno-juan-garcia-rodenas

 

JUAN GARCÍA RÓDENAS (Albacete, 1976) destaca como cultivador de la literatura de género. Escribe y publica desde 1996 en varias antologías, así como en revistas, prensa y fanzines. Ha dirigido Cizalla y El bardo raro, ambos fanzines centrados en poesía. Hasta la fecha, ha dado a la imprenta nueve novelas, la más reciente la última entrega de la trilogía de Albaville (Ediciones Mimpresora, 2016), y dos libros de poesía: Tres tipos con gafas (Ediciones de Samotracia, 2001), en colaboración con Julián Cañizares y Luis Escribano, y este mismo año, La desmedida (Uno Editorial, 2016). Parte de su obra poética está recogida en Demasiado grande para tus ojos. Poesía 1995-2005 (Lulu, 2007).

 

 

 

POÉTICA

Piensa en la poesía como en una forma de alqui-
mia. Coges las palabras, los sentimientos, las
imágenes mentales comunes, y las combinas y
las transformas hasta obtener algo nuevo, una
respuesta emocional que satisfaga las pregun-
tas, las inquietudes del lector. Porque la poe-
sía, y no la religión ni Google, tiene todas las
respuestas. El proceso creativo, el escribir ver-
sos, tiene parte de juego y parte de empatía,
puesto que el lector es, en primera instancia, la
piedra filosofal que permitirá esa complicidad
necesaria entre el emisor y el receptor, esa sim-
biosis que le otorga el sentido final al poema,
la recompensa a la acción lectora y el feedback
proporcionado por quien te lee y asiente, sa-
tisfecho.

 

 

 

 

31

la yonqui rubia del semáforo
antes del puente
delgadita como una niña desnutrida
camina,
sacudida por un terremoto interno,
como un títere entre los cohes

los miembros se le escapan del cuerpo
nos ofrece kleenex
—vemos que
esconde la silla de ruedas
tras un árbol del paseo—

pero bajamos la ventanilla
desarmados
por su sonrisa de niña
y sus ojos de mar revuelta

luego me siento un poco mal
no por subvencionar una nueva dosis
sino porque soy consciente de que ella
prostituye su gesto inocente
y yo he pagado

xxxxxxxxx(de Soy un señor pequeñito)

 

 

 

 

DIECISÉIS

seiscientas y pico líneas tiene el televisor
un Werner más grande que el árbol genealógico de los Kennedy
un punto de luz lo recorre a un montón de velocidad por segundo
ofreciendo la sensación de una imagen en movimiento
y en colores
de un hombre y una mujer en un coche por una carretera
(Laura Dern y Nicolas Cage)
suena una bonita canción por el único altavoz del aparato
que hace vibrar todo el mueble,
(Wicked Game)
voy comiendo mis ciento y tantos gramos de pipas y veo la película
por séptima vez como si fuese la primera
con la diferencia de que me sé la letra a la perfección
mi chica duerme a mi lado en el sofá
sin importarle la luz, el ruido o las pipas
(viene de lejos y está cansada, no está para Oz revisitado)

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(de Versos de tornillo II)

 

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – PEDRO GASCÓN

el-peligro-y-el-sueno-pedro-gascon

 

PEDRO GASCÓN (Albacete, 1977) es profesor de Lengua Castellana y Literatura. Desde 1996 a 2004 fue miembro de la Revista Isla Desnuda. Ha colaborado en revistas como El problema de Yorick, Calicanto, Barcarola o Dáctilo y en los periódicos El Día y La Tribuna de Albacete. Algunos de sus poemas han aparecido en las antologías Generación Fanzine (Diputación de Albacete, 2001), El llano en llamas (Fractal Poesía, 2011) y Desde el mar a la estepa (Chamán Ediciones, 2016). Su poesía ha sido reconocida con el Premio Ciudad de Albacete (1998) y el Premio Ciudad de Tomelloso (Ciudad Real, 2004). Fue cofundador de la discográfica Molusco Discos en 2003 y es director de Chamán Ediciones junto a Ana Toboso. Como músico ha publicado con Swann los discos Llamados al olvido (Vaso Music, 2003), Manual de espejos, Golosinas y cerveza y Entradas inexistentes (Molusco Discos 2005, 2007, 2009). En 2013 publica dos discos más con los grupos Los rusos llegaron antes (Bólido; Molusco Discos, 2013) y Leñadores (Grizzly!; Parrix Records, 2013).

 

 

 

POÉTICA

Decía Paul Valery en su libro La libertad del
Espíritu que hay que interesar a los espíritus
en la suerte del Espíritu. Por ello quizá haya
que entender la poesía, en estos tiempos de
derrumbe humanístico y social, como la cap-
tación de la esencia espiritual de la realidad.
Con dicha esencia, se genera una tensión inter-
na e individual de la realidad apreciable en la
angustia que produce la existencia ante el caos
y el devenir de las cosas y su caída. Con ello
el acto poético genera una actitud de relación
tormentosa debido al choque interior/exterior
que crea una bella catarsis, convirtiéndose, esa
actitud, en una lucha donde la tormenta juega
a disfrazarse de calma y serenidad, llegando a
ser personaje protagonista del drama mágico e
insuficiente que es la vida. Y ahí es donde nace
el poema, en la captación del Espíritu ante la
realidad.

 

 

 

 

DEFENDÍ LA CASA DE MI PADRE
(Respondiendo a un poema de Gabriel Aresti)

¿De qué me sirvió defender
la casa de mi padre,
cuando los lobos atacaban desde dentro,
cuando la pobreza y la incertidumbre
se adueñaron de lo real,
cuando las grietas crecieron y crecieron
justificando la memoria y el tiempo
y las raíces levantaron del suelo sus formas
de pacientes y arraigados seres?

¡Dime!, ¿de qué me sirvió,
mantener las paredes intactas,
los tabiques separando la distancia temporal
entre lo que fue y lo que no pudo,
aquella sensación de libertad por derecho de la niñez
que volvió cautiva la usura y las leyes de los hombres
destilando el placer y los pecados?

¿De qué me sirvió?

¿De qué me sirvió despertar con las manos
cada hueco de esta casa,
cuando se resquebrajó la voz y su eco
en delgadas capas de dejadez y término,
no importando la defensa de este territorio,
nada más que al hábito del alma
contra algo que viene y se le parece?

¿De qué me sirvió?

¿De qué me sirvió,
mantener esta obsesión continua
de presencia en tierra y vertical equilibrio,
en lucha constante consigo mismo
y la permeable y atrayente imagen
de esta casa en pie del padre ausente,
cuando las decisiones fueron parte del ámbito doméstico
y cada instante se vivió como último aliento?

¡Dime!, ¿de qué me sirvió?

 

 

 

 

YA

Golondrinas como ventanas al alma;
en mis manos
la
xxxxxxv
xxxxxxe
xxxxxxr
xxxxxxt
xxxxxxi
xxxxxxc
xxxxxxa
xxxxxxl
xxxxxxi
xxxxxxd
xxxxxxa
xxxxxxd
xxxxxxxxxxxxxpoética de Juarroz.

Suena a lluvia
y huele a trueno.

La luz momentánea de un instante.

 

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – FRANCISCA GATA AMATE

el-peligro-y-el-sueno-francisca-gata-amate

 

FRANCISCA GATA AMATE ha publicado los poemarios Despiece de la infancia (Premio Internacional de Poesía Ciudad de Ronda, Vitruvio, 2014), Cine negro (Vitruvio, 2012) y La Noche del Condenado (Vitruvio, 2014), así como Desterrados (Premio Ciega de Manzanares, 2010), El Felino Dormido (Fundación Paul Beckett, 2005) y Fuera del Tiempo (Fundación Odón Betanzos, 2008). El Ayuntamiento de Badajoz editó en 2007 Creación, libro inspirado en los cuadros de Eduardo Naranjo. Además, ha ganado los premios Albaricoque de oro y Francisco de Quevedo de poesía. En el ámbito de la narrativa ha publicado las novelas Fin del Lamento (Premio Francisco García Pavón, Tomelloso, 1999) y Ella anda (Premio Felipe Trigo, Villanueva de la Serena, 2003). Gestiona el blog franciscagataamate.blogia.com

 

 

 

POÉTICA

El poeta se descubre a través de la palabra. Y
a través de ella descubre también a los demás.
Este observador es el espía de todo tipo de pa-
siones y paisajes, interiores o naturales. Sus
sentidos lo asumen todo, todo lo manipulan, lo
examinan, lo destripan. El poeta acepta que el
poema es luces y sombras. Y entonces sí, reali-
dad y espiritualidad constituyen una presencia
poética relacionada con la vida.
Señalo a algunos de mis poetas preferidos: Joan
Vinyoli, José María Fonollosa, Leopoldo María
Panero, Francisco Brines, pero hay muchos más.

 

 

 

 

ES LA HORA de recontar las pérdidas y ganancias.
La noche sirve para eso, para el resumen y el recuerdo
aunque, si hubo error, mejor no evaluarlo.
Preferible el engaño.
Ya que eres tú quien recuenta,
sé benevolente contigo y con quien te has jugado el día.
La noche se permite esas licencias
y el blanqueo de lo malo.
La verdad dormirá en tu corazón.
A quién han de importarle las trampas tendidas
por la mano que te limpia el sudor.
A quién el falso beso de una despedida
o los sollozos del atrezzo. O las palabras
vacías y muertas.
Contenta has de quedar pues lo importante
se desmigaja y sólo una molestia,
sólo un removerte,
un leve temblor por si el sueño
se arrincona como tímido invitado.
Nada más.
Añade a tu tesoro la ganancia.
La humilde y villana mentira te dará la paz.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(de Fuera del tiempo)

 

 

 

 

UN CUERPO muerto es una flor sin vida.
Mamá siempre sabía de esas cosas,
del paso de lo sólido a la esencia.
La muerte es abonar tierra marchita.
Papá partía nueces y escondía los ojos
por no mostrar la pena, la impotencia,
la desesperación.
El latigazo de la lástima.
Mamá sabía de muertos y de muerte.
Y cantaba ante la tumba de la abuela,
esparciendo los pétalos y ahuyentando
moscas y chicharras.
Y de pronto sonreía y hasta olía a jazmín.
Yo me echaba en la tumba,
midiéndome por ver cuánto había de crecer
para estar a la altura de la muerte.

xxxxxxxxxxxxxx(de Despiece de la infancia)

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más