Archivo

Posts Tagged ‘editorial celesta’

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (XXII)

Vigilia del asesino

 

 

Si el hecho de que José Óscar López tenga, por fin, su primer libro de relatos en la calle fuera poco, acaba de ver la luz su nuevo libro de poemas. El libro lleva por título ‘Vigilia del asesino’ y aquí tienen algunos poemas de un libro en cuya contraportada se puede leer:

“Un personaje sin nombre deambula por un territorio espectral construido con sus alucinaciones y sus deseos, como en una huida sin fin. Esta figura de imprecisa silueta y anónimo rostro es quien articula el tejido de este libro de inquietante título, Vigilia del asesino.
Así construye José Óscar López el entramado de su tercer poemario publicado. Al paso del fugitivo se ofrecen ciudades onstruosas (habitadas por hombres y mujeres que se le antojan sobrecogedores), que son las escalas que el protagonista hace en un camino que no se detiene nunca, y que le devuelven, como en un espejo, una imagen monstruosa y fantasmal, fargmentada y multiforme, de sí mismo. Letanía insomne, road movie en verso, largo poema épico y alucinado, el texto constituye un rosario desbordado de imágenes que se suceden como en una borracha epifanía.”

 

IX

Nunca entendí el procedimiento por el cual
la aguja arranca al surco
la milagrosa música,
pero lo hace.
xxxxxBastaba abandonar
el brazo del ingenio sobre el disco.

Yo mientras tanto sigo aquí,
siempre a este lado de la música:
sigo inmóvil en el centro y doy vueltas
por el resto de todos los lugares.

Y si preguntas el porqué de todo este vagar,
de todos estos círculos
hacia ninguna parte, para nada,
desde mi lado de las cosas de este mundo
que es el mío y el tuyo, el de cualquiera
que sepa que estas cosas y este mundo
naufragan por los lados y mantienen
incólume su fondo y su montaña,
donde el silencio se hace fuerte
–las nubes se acumulan, forman desfiladeros,
xxxxxvalles, cimas,
cordilleras del cielo;
xxxxxy bajo tierra
sigue este río, fluye
confundido
con los que habitan esta tierra
y fluyen sobre ella:
somos el río y esta tierra,
allá por donde puedes caminar
aunque nunca lo hagas–,

si insistes todavía en preguntar
por todos estos círculos,

recuerda que una larga noche en el infierno
resulta una mañana muy breve para el cielo.

 

 

 

 

XI

JARDÍN TÓXICO

Trazo mi vida en versos de once sílabas.
Para la angustia basta el valium quince.
Mastico el valium, los poemas,
agito y mezclo el resultado con mi vida
y sigo masticando.

Tras cuidadosos ejercicios
he logrado olvidar lo que sabía
y apenas siento nada, salvo sueño
de vez en cuando,
casi nunca.

Solo sé que en invierno esta ciudad
tiene las manos frías, y delirios
hirviendo a más de treinta y siete grados
cuando se mezclan con ginebra
a media tarde.

Una tarde aburrida
como el menú de un hombre obeso.
una noche muy lenta
como su digestión.

Las noches de estricnina y orfidal pasaban lentas:
apretando los dientes, revolcándonos
en sábanas sudadas. Perdiendo la visión
fijándola en el suelo;
visiones que se abren como simas
en suelos movedizos.

Estirando el vacío, convirtiéndolo en piel.
En piel enferma, sudorosa.
xxxxxTambién ese vacío,
como una piel quemada,
acabaría desprendiéndose.

Nadando
en pesadillas,
flotando en agua turbia
y alejándose.

Levantarse a diario
después de todo eso.

La luz también, así, vendría desde atrás
para poder iluminar
el camino delante.

He logrado ser nadie.

Al fin logré ser nadie, y mi canción,
enferma, atañe a todos.

Una vez más héroes imbéciles
en pos de la aventura eterna
de la desolación.

 

 

 

 

XVI

Volví a por ella una y otra vez.
Una chica llamada Resurrección:
nieve líquida en manos del carnicero.

Erinias, perseguí
vuestra furia en tabernas y casinos,
en parkings subterráneos y en discretos,
perfectamente respetables dúplex
donde duermen señoras solitarias,
solas o acompañadas, siempre solas:
mujeres, víctimas,
hermanas.

Dando una vuelta alrededor
de vuestro dormitar,
con ansia redundante,
perderé mi cabeza.

Como tomar a san Francisco
de Asís por un zoófilo.

Para llegar aquí no existe atajo alguno.

Ven con tu sangre, con tus lágrimas,
y llena nuestra copa.

Afuera un mundo inmenso
no importa si inundado
por la luz o las sombras.

Es solo una parcela de ficción
entre las ruinas: bienvenido,
xxxxxafirma un sacerdote
con una biblia en un pequeño bolso
con cremallera, semejante a un arma
o a un botiquín portátil.

¿De qué va todo esto?, pregunta el visitante,
al alumbrar las muescas en la pared de enfrente.

Va de dibujos amateur, porque te amo.
Va de moral, así que cuida tu gramática.
Y va de religión,
de apocalipsis.

 

 

 

López, José Óscar, Vigilia del asesino. Madrid; Ed. Celesta, 2014.

 

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más