Archivo

Posts Tagged ‘editorial amargord’

MAGIA

 

MAGIA

El seis de enero de 1985
mis padres me dejaron bajo la cama
un estuche de latón
con su goma, sacapuntas y lapicero
sin que nadie lo viera
ni siquiera mis padres
tan atentos esa noche
sin que ni mis padres ni yo lo viéramos
Don Melchor
tras beber agua del grifo
dejó bajo mi cama
una pelusilla
que me dio la virtud de jugar
de inventar juegos
El seis de enero de 1986
mis padres me dejaron bajo la cama
un balón de reglamento
y un monopoly
sin que nadie escuchara sus pasos
ni siquiera mis padres
tan sigilosos aquella noche
sin que ni mis padres ni yo escucháramos sus pasos
Don Gaspar tras beber vino blanco del grifo
dejó bajo mi cama
en forma de calcetín con agujeros
la capacidad de amar sin límite
El seis de enero de 1987
mis padres me dejaron bajo la cama
un ordenador personal
y unos guantes de lana
sin que nadie se percatara de su presencia
ni siquiera mis padres tan ocupados esa noche
sin que ni mis padres ni yo nos percatásemos de su presencia
Don Baltasar
tras beber tequila del grifo
e ir chocándose con todos los muebles de la casa
dejó bajo mi cama
un lapicero viejo con la punta rota
que me ofreció el don de la poesía
Nunca se lo conté a mis padres
y nunca conté a los reyes magos
que esa misma noche
recibía regalos por partida doble
Nunca se lo conté a los reyes magos
porque nunca se hubieran creído que mis padres en realidad existían.

 

 

 

Aguado, Óscar. El arco iris de un anticuario. Madrid; Ed. Amargord, 2006.

 

MUROS MARCADOS CON TIZA

septiembre 2, 2016 Deja un comentario

Felipe Zapico 'Muros marcados con tiza'

 

MENÚ DE LA CASA

En el mismo momento en que aprendimos
a pronunciar retrogusto
los retrógrados comenzaron a afilarse las manos.
Cuando dijimos maridaje
los colmillos brillaron en sus bocas.
Mientras sabíamos de cava, champán, añadas y destellos
nos clavaban poco a poco la deuda soberana.
Al final
cuando los gin tonic’s
se hicieron con pepino y fresas y agua tónica del subcontinente
puse mis barbas a remojar
e intenté escabullirme
sin que me rozase
ninguno de esos güisquis ahumados de 32 años.
Y es que nos creímos como ellos
pero no somos tan hijos de puta
y eso al final
es lo único que cuenta.

 

 

 

 

EL INDIFERENTE

xxxxxxxxxxxxxxxXXXXXXXXXXXxxxxxxxxxxA Isla Correyero

Ese que mira para otro lado
o
que aunque esté en el epicentro de la catástrofe
afirma no ver nada
ese
que se encoge de hombros
y silba
ese que
no siente
más que sus intestinos
ese
que dice ser apolítico
no meterse en líos
no buscar problemas
ese
el indiferente
ni
siquiera temblará
la
madrugada
en
que
llamen a su puerta
y
por supuesto
no
será
el lechero
quien vaya a por él.

 

 

 

 

PATRIOTISMO DE TODO A CIEN

Banderas de todo a cien
inundan las ventanas
y
las antenas,
los bacones
y
las azoteas.
Patriotismo de todo a cien
inunda los
bazares.
Patriotismo de la china
con banderas
brillantes
resbaladizas
llegadas en containers
sin papeles.
Patriotismo histérico
ante enormes
pantallas asiáticas,
como los vendedores
de latas
tan chinos
tan pakistanís
tan
lejos de sus
patrias
que
nos venden la nuestra
en
un todo
a
cien.

 

 

 

 

VOLVEMOS a los años
duros
de las jeringuillas
en el brazo
la policía
ante cualquier clase
de muerte
guarda silencio
salvo
si es
por
jeringuilla
el
morbo es
de clase superior
y debe de ser
voceada
vergonzosamente.

 

 

 

 

NOS
mienten
nos mienten
y
nos engañan
pero qué importa
ante un poco
de
«jogo bonito».

 

QUIERO ser un
hombre de acción
de mucha acción.
Entre Proudhom y Durruti
me quedo con Durruti.
Entre Bakunin y Durruti
me quedo con Durruti.
Entre Kropotkin y Durruti
me quedo con Durruti.
A los otros
les admiro
les leo
les deshojo
les esparzo
pero yo me
quedo con Durruti.
Y si me obligas a elegir a otro compañero
me quedo
también
con Robespierre.

 

 

 

 

ESTÁS EN LA LISTA

Si eres puta, multa
si eres pobre, multa
si buscas comida en un contenedor, multa
si protestas
y
denuncias
y
te reúnes
y
quieres cambiar el mundo
multa
multa
multa
estés o no estés
seas tú o uno parecido
tiran de lista
esa
lista
donde nos tienen a todos apuntados
desde antes del 23F,
esa lista que crece
y
crece.
Multa, multa, multa
para mantener su orden
su concierto
su
caridad bien entendida
que
siempre
siempre
siempre
empieza por ellos mismos.

 

 

 

 

VOCABULARIO MADERO

Te pegan pero resulta que es resistencia
a la autoridad
te empujan y es desobediencia
te ahostian,
te rompen
sangras
y se llama
autolesiones.
Uno de mil son condenados
a pena
de indulto.

 

 

 

 

HACEN un altar
con tus fotos
canciones
poemas
cartas,
después lo guardan
junto a la extinta
colección de
botellitas
de
vodka.
En un traslado
pasan a una caja bajo un sofá.
Más tarde a un altillo.
Finalmente
al
contenedor
azul.
Eso queda del altar, del amor.

 

 

 

 

PODRÍA hacer una antología de
versos
leídos en una mañana,
la mayoría recién hechos,
con sus manchas de café, de carmín,
con las letras perdidas por cortes de fluido eléctrico,
con gotas de txirimiri,
con dolor y amor, palabras estancadas
en las gargantas,
podría hacer una antología,
la verdad que en mi cabeza ya está hecha y son sólo las
11:17.

 

 

 

 

MALETERO

En el maletero
llevo un megáfono
que esparce
palabras de todos los colores
y me lo regaló mi amor.

Llevo también algunos de mis libros
por si algún loco
los necesita
al pronto
para no volver a la cordura.

Dos o tres sprays
tres plantillas
pegatinas
un
pasamontañas
botas de escalada
dos bastones telescópicos
una
cacha con punta de hierro
un paraguas
dos triángulos reflectantes
un chubasquero
una caja de bombillas rotas
piedras de cien playas
y todo lo que olvido
en
breve dejaré aquí
las raquetas de nieve
y
claro una caja
con cadenas
que espero no tener que poner
llevo también
la linterna frontal
por si tengo que despertar
a
algún auditorio dormido y hundido
por el materialismo dialéctico.

También hay por allí
un sombrero
de paja
pero está ya bastante abollado.

Y todo esto sorprende enormemente
a
los picoletos
a
cada registro
sobre
todo
siempre
sospechan
de
los
libros.

 

 

 

 

NUNCA

Nunca fui a Ortigueira
ni a sanfermines
nunca fui a ver a los Stones
nunca fui a la Expo de Sevilla
ni tampoco al Forum
ni fui al fib ni al fab ni al feb
nunca fui
a
tantos sitios
que quiero
quise
querré
ir
que a esos otros
me importa
un bledo no haber
i
d
o.

 

 

 

 

VAGOS
vagos
vagos y maleantes
gritan
desde posiciones
opuestas
todos de acuerdo en gritar
vago
al que está en la calle
vago
al que se autoexilia
de la vida
bien por querer
o
por
no poder
vagos
vagos
vagos
os envidio
por no tener
nada
que perder
ya
todo
perdido
vagos
vagos
vagos
los maleantes
os
insultan
yo casi
siempre
os
admiro.

 

 

 

 

DERECHO ECLESIÁSTICO

Tocamientos a niñas en el confesionario
dos avemarías
tocamientos a niños en el confesionario
tres avemarías
abusos a niñas en cualquier sitio
tres avemarías
abusos a niños en cualquier sitio
cuatro avemarías
y retiro de fin de semana con otros de su especie;
violaciones a niñas con reiteración
cuatro avemarías
violaciones a niños una y otra vez
cinco avemarías
cambio de localidad y vuelta a empezar
y la culpa
la desolación
el terror
para las niñas
para los niños
para todas sus noches
para toda su vida.

Con el derecho ci
VIL
la cosa no mejora mucho.

 

 

 

Zapico Alonso, Felipe. Muros marcados con tiza. Madrid; Ed. amargord, 2016

 

DOS POEMAS DE ‘EL RITUAL DE LO HABITUAL’

Carmen

 

05. Sor Juana: miembro de las Hermanas de la Caridad, destinada en el orfanato de Santa Florentina, en Murcia

Ellos lo saben todo.
Excepto a quién llamar
si en medio de una pesadilla
se despiertan por la noche.
Esa culpa.
La niña rubia da miedo:
se ríe como las viejas del burdel,
desdentada a los once años;
y la sudamericana que sale
cantando a la calle
no sé si es más lista
o más tonta que el resto
de los pequeños.

Aquí sólo sonríen los bebés:
los recién llegados,
pero a los dos días
ya saben dónde están:
están en el sitio
donde fueron abandonados;
esa consciencia del no-ser-para-nadie
es lo que se les mete en los ojos,
esa culpa.

Me llaman hermana.
¿Qué simboliza tanto dolor?
¿De qué es arcano el huérfano?
A veces, no lo soporto;
entonces no rezo, no sirve.
Me pongo a pelar patatas
y les hago ración doble.
No engordan nunca.

 

 

 

 

09. Belén: estrella mediática, trabaja en una cadena televisiva española de ámbito nacional

Aun en las masas proletarias,
hay gente que adopta
la cosmovisión burguesa
y actúa en contra, es decir, traiciona
los intereses de su clase.

¿Sabes? tanto trabajo no sirve
ni para echarse una chuleta
el domingo a la boca.
Vamos como los animales:
de la alcoba al fogón rascándonos las manos
hasta que los sabañones sangran.
De canija soñaba con tener una casa
en un sitio mejor y con verde;
ya estaba cansada en el sueño,
así que imagínate ahora.

El visón abriga más que el conejo,
la leche fresca sienta mejor que el café,
y la fruta de temporada
genera pieles traslúcidas.
Cuánto dinero. Cuándo
proletarios del mundo unidos.
¿Sabes? el país se escandaliza
de mi analfabetismo.
El país no ha contabilizado el número
de bibliotecas de las afueras,
el número de jardines botánicos,
el de parques con árboles, el de Museos
de las afueras. Yo sí.
Con esta mano,
con este dedo, corazón.

 

 

 

Morano, Cristina. El ritual de lo habitual. Madrid; Ed. amargord, 2010.

 

DE SOMBRAS Y SOMBREROS OLVIDADOS

De sombras y sombreros olvidados

 

 

LOS CIEN OJOS

Es la aurora quien nos observa con los cien
ojos de Argos, quien recorre
uno a uno tus cuerpos fatigados y dormidos,
tu brillo constelado entre la cama.
Dentro de ti se despierta un cauce
de olvido y de memoria
del que yo bebería cada amanecer
si no durmieras.

 

 

 

EL SUEÑO O HAMPSTEAD

Bastaría extender mi cuerpo en este mar,
esperar el alba
con sus tres mil ángeles desnudos
y saber que la próxima noche
quien buscará la parusía
seré yo,
mientras todo lo demás arde en el olvido
y sólo añora la ceniza.

 

 

 

LA FALSA CIUDAD

Te encontré en la ciudad que nunca conociste,
en la falsa ciudad de mi memoria,
en sus falsas avenidas donde transita la gente
que ama el invierno
y, por encima de todo,
tenerte para atrapar las palomas
de tu cuerpo cada noche.

 

 

 

LO MISMO, PERO A SOLAS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA José Ángel

Es extraño, y sin embargo ocurre,
ocurre, de golpe, esta ciudad, la tristeza después de las películas,
que las casas tienen corazón de niño capaz de aguardar
el tiempo como si la vida nunca concluyera de morir
en un reloj de arena.

 

 

 

López Vilar, Marta. De sombras y sombreros olvidados. Madrid; Ed. amargord, 2007.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más