Archivo

Posts Tagged ‘david sarrión galdón’

EL CIELO DE MIS VICIOS

 

EL CIELO DE MIS VICIOS

Lavarme las manos para rozarte,
después cerrar los ojos
para concentrarme en el roce.

De menos a más ir lamiéndote
el tacto,
la barbilla,
la zona pélvica,
la música.

Ir lamiendo al vida en el cielo de mis vicios.

 

 

 

Sarrión Galdón, David. Alpha Centauri (En Otoño). Ed. La estética del fracaso, 2019.

 

ALPHA CENTAURI (EN OTOÑO)

 

PAN DURO

Porque caminas crees que vas hacia delante,
porque puedes hablar, que tu palabra importa,
porque estás dentro del juego crees que participas,

pero siento informarte:

las palabras ya no dicen lo que piensan,
el juego al que tú crees jugar lo están jugando otros,
estás comprando muerte en el supermercado,
se van de vacaciones con todos tus ahorros
los dueños de cien bancos
y que están comiendo en la basura
familias de cuatro, cinco y diez personas

y a ti te da lo mismo.

Me siento triste si te escribo
que está faltando un trato justo
en el concepto de lo humano,
que ya no somos hermanos,
que nos hemos traicionado,
que se ha roto el cristal donde mirarnos,
que los niños ya no entienden a Machado
y que tú solo quieres circo
porque el pan se ha puesto duro.

Se me cae la cara de vergüenza
cuando escucho tus lamentos
mientras gruñen las noticias
como perros que te han acorralado
y tú no sientes miedo
por desear un cambio y no lucharlo,

por esta cómoda presencia, entre mortales,
que va al trabajo y viene,
cada día,
asumiendo su mísera fragancia,
su errado porvenir
sin horas que demuestren

lo que has venido a hacer en esta tierra.

 

 

 

 

PIEDRANIMAL

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxEl ser humano es
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxun animal enfrentado al paisaje.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxLeón Molina

Yo nací para ser piedra,
el camino me hizo hombre.

Tuvieron que pisarme muchas veces
para asimilar mi fuerza centrífuga,
y levantarme,
para volver a ser un animal.

 

 

 

 

CAER Y LEVANTARSE

Si caes para poder levantarte,
si estás en la mesa servido en un plato,
si vas a la catástrofe mundial desde el delirio
te digo: No temas.

Te mata la vida pero no el miedo,
te asustan los muertos que ves por las calles
vestidos de azufre y sal de hormigón,
te puede quemar la llaga que ahoga
pero nunca el cerebro animal,
te asfixian las horas, te pudre el silencio,
te intuye la culpa que espera sentada
en el cauce de un río que es sueño que sueñas,
el pétalo hambriento que cae de la flor
te observa muriendo de sed,
la bala que cruza un tejado,
que rompe los moldes,
que aplasta las células muertas
de un martes sin fe.

Que no puede ser
que el fondo produzca los mismos efectos que el todo,
que falle el proceso vital de vida,
que siga existiendo la ausencia a la fuerza,
que miren a un lado las causas más justas,
que no puede ser el triunfo de uno
por la muerte de cientos,
que no basta sentir el aire en la cara,
que no puede ser,

que respirar es otra cosa.

 

 

 

 

LA TIERRA DE LAS OPORTUNIDADES / HOMBRE GASTADO

xxxxx5

Enloqueces, te estimulas,
desarrollas tu capacidad creativa
en jornadas de ocho a tres
y cuatro a cierre —de la conciencia—.

Te das asco.

Atraviesan las cien mil revoluciones
por segundo que hay en tu cabeza
y sientes pena,
y sientes vértigo
y placer.

 

 

 

 

CAPAS

Continuamente la vida
nos va robando capas de inocencia.

La vida y el hombre son siempre
la misma historia cruel de una guerra.

Como si naciéramos envueltos
en la piel de una cebolla,
así vamos viviendo,
dejando para el fin de nuestros días
despojado el corazón
y sin fuerzas la memoria.

Yo perdí un hermano
en el fuego de un mes sin compasión
pero otros han perdido sus sueños,
incluso sus techos,
y no han pedido nada a cambio
a la naturaleza.

De la crueldad se aprende más
que de la historia,
curiosa amenaza que nos enseña
a vivir como si el resto
no importara nada.

 

 

 

 

PSICODELIA Y ADIÓS

No nos engañemos,
ni tú ni yo somos importantes.

Que estés leyendo un libro
no significa nada para el mundo.

Quiero decir que ni tú ni yo
vamos a solucionar ningún problema,
pero al menos nos queda este silencio
entre el que escribe y el que lee,

esta sutil manera de olvidarnos
de las noticias

y las fronteras.

 

 

 

Sarrión Galdón, David. Alpha Centauri (En Otoño). Cartagena; Ed. La estética del fracaso, 2019.

 

HOY, PRESENTACIÓN DEL NUEVO LIBRO DE DAVID SARRIÓN GALDÓN EN MURCIA

Esta tarde, en la ‘Librería Circular’, a las 19:00 h., estará David Sarrión Galdón presentando el tercer título de la editorial La estética del fracaso: ‘Alpha Centauri (En Otoño)’.

Ver a David siempre es un lujo, así que no se pierdan la presentación esta tarde.

 

Allí nos vemos.

 

STARDUST, ARTE Y CONCLUSIONES

 

ARTE

Entre el despegue y el recelo
el minuto que tarda la noche en transformarse.
La realidad que acostumbras.
La sensación de estar perdido
en más de cien universos distintos.

Si nacieras de nuevo, te dicen,
lucharías por cometer idénticos errores.

Un sin fin de obras de arte, piensas.

 

 

 

 

STARDUST

Olvidó su devenir.
Acampó a sus anchas en el castillo.
El otoño le obligó a tragar carbón e incluso ascuas.

Desplegó su dualidad como si fuera un abanico alado.
Organizó bacanales y orgías (Imaginarias todas ellas).

Su confusión fue tan grande que en un estornudo desbordó el mar
y las dudas quedaron al fondo.
Pero intentó luchar.
Fue el único ejemplar digno de una especie efímera.

Desfiló por las calles vestido de Ziggy Stardust.
Bajo la influencia de susurros cósmicos llegó a la cama.
Space Oddity, pensó, y un mundo nuevo.

El espacio en que todo humano podría vivir a salvo.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxCONCLUSIONES
LOS DOCE MANDAMIENTOS DE MI ABISMO

xxxxxI

Limítate a tenerlo todo y cuando lo tengas, limítate a perderlo.

 

xxxxxII

Estar dispuesto a perder todo puede darte mucho.

 

xxxxxIII

Vive como si fueras a morir mañana.

 

xxxxxIV

La única verdad que existe es la niñez o la locura.

 

xxxxxV

El futuro se vive no se escribe.

 

xxxxxVI

Cada vez que me despierto amanezco en otra vida.

 

xxxxxVII

Realidad, tú que me miras,
¿no te das cuenta que vivo en un lugar mejor?

 

xxxxxVIII

Tanto ahora y tan poco mañana.

 

xxxxxIX

Que no hayas elegido el camino fácil
no significa que seas incapaz de caminar.

 

xxxxxX

La única droga verdadera se llama música
y es más fuerte que el amor.

 

xxxxxXI

Pienso en ti cuando jamás pensaba volver al pensamiento.

 

xxxxxXII

FIN

 

 

 

Sarrión Galdón, David. Geometría del abismo. Madrid; Huerga & Fierro editores, 2017.

 

GEOMETRÍA DEL ABISMO

 

HUMO

Cabe en una funda de lentillas
el espesor que gira en torno a la mañana.

La atmósfera de humo se burla de la noche.

Caen, como aves malheridas,
aquellos que soñaron un final mejor.

Son momentos para la acritud.
Cuando despiertan las palomas
para morirse de frío.
O al adentrarse en la luz para fingir
que todo comienza
destruyéndose a sí mismo.

 

 

 

 

NOCTURNO EN RE MENOR

Hoy llovió.
Sufrí porque no fueran más densas las horas.
Mantuve un receloso sentido del abismo
y conocí la exactitud de un epicentro.

De repente
comenzaron a sonar tambores
para despedir todo un verano.
La multitud lloró,
en un intento vacuo por defenderme,
surgieron voces de la nada
y hubo alguien que silbó
una melodía intrascendente.

 

 

 

 

CAOS

Ultimas la caída de otro mes fatal.
La breve relación que existe entre el caos y la derrota.

Hoy vuelve a resollar tu sed de eternidad.
Se han dispuesto los planetas para sufragar el gasto
de un anecdotario
que tiene subrayado en su memoria cien citas de Pessoa.

El vértigo recuerda un tiempo de reloj.
Valida su existencia el azar
frente a una imagen que se aleja:

La de una vida que ya nunca volverá.

 

 

 

 

ESCRIBE

Escribe que hay una flor cantando en sol
a la deriva por el norte con tu vida.
Escribe, por ejemplo, que hay al menos
dos ataques de ansiedad en la saliva
que gastas con tinta.
Escribe que Jesús ha muerto
y que nadie lo ha crucificado.
Como detuviste aquel penalti
con la punta de la bota izquierda
el ocho de enero de mil novecientos noventa.

Escribe que llovía, que hacía frío, calor,
que había tormenta y que las niñas te miraban.

Escribe que era sábado,
que no entendías la religión,
que la vida no acababa nunca
y que ser capaz
era vivir contra el destino.

 

 

 

 

AVANZAR

Ya sientes las consecuencias de un nuevo amanecer:
Los músculos torpes.
La reacción alerta.
Un grito anclado en la mejilla.

Se escapa para siempre la madrugada mortal.

Perpetua en el recuerdo quedará
la sensación de haber vivido muchos años
en una sola noche.

 

 

 

Sarrión Galdón, David. Geometría del abismo. Madrid; Huerga & Fierro editores, 2017.

 

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (LXXX)

Lo de anoche en Murcia con la Clacowsky experience fue absolutamente sublime. No pienso describirlo, porque no hay palabras que se acerquen al evento.

Tan sólo quiero darle las gracias públicamente a David Sarrión tanto por invitarme a subir al escenario con él y quemar un poco la noche murciana, como por regalarme un ejemplar de su ‘Geometría del abismo’.

 

 

 

 

 

 

P.D. Gracias a Luis Sánchez Martín por la foto.

 

CLACOWSKY EXPERIENCE EN MURCIA

 

David Sarrión Galdón, a.k.a. Clacowsky, estará esta noche en Itaca.

David Sarrión es autor de los libros ‘El arte de proyectar sonidos invisibles’ (Belgeuse, 2006), ‘Hotel Cantábrico’ (El problema de Yorick, 2008), ‘Breve teoría del desastre’ (Hurerga&Fierro, 2015) y ‘Geometría del abismo’ (Huerga&Fierro, 2017).

En su vertiente musical, David se convirtió en Clacowsky y, en su formato Experience, viene a Murcia para presentar su disco de debut “Antimateria” y las nuevas formas poéticas de su futuro más próximo.
Clacowsky ha recorrido España en este último año, y algunos de los festivales más importantes de poesía han enloquecido con su propuesta psicotrópica y excesivamente humana o existencial.
En definitiva, Clacowsky es una experiencia única en la que cada directo es diferente y, a la vez, una fuente inagotable de improvisación y energía en movimiento.

Añade David que el poeta Héctor Castilla les acompañará en algunos momentos y cuentan los relojes que puede pasar cualquier cosa en ese mítico escenario murciano.

 

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – DAVID SARRIÓN GALDÓN

el-peligro-y-el-sueno-david-sarrion-galdon

 

DAVID SARRIÓN GALDÓN (Albacete, 1983) ha publicado los poemarios Breve teoría del desastre (Huerga&Fierro, 2015), El arte de proyectar sonidos invisibles (Belgeuse, 2006) y Hotel Cantábrico (Los libros de El Problema de Yorick, 2008). Sus poemas han aparecido en revistas literarias como Barcarola, Impracabeza o 967Arte, entre otras. Fue coordinador del Festival Poético Joven de Albacete en 2007 y 2008. Es el alma de Fractal Poesía. Ha obtenido el Primer premio del Concurso literario para jóvenes de Albacete en 2008 y el segundo premio jóvenes Artistas CLM 2011 en la modalidad de Poesía. Como guionista ha escrito El último poema de Henry Clacowsky (segundo premio Jóvenes Artistas CLM 2009), dirigido por Javier de la Fuente y La escalera (primer premio Videocreación ABYCINE 2010), Un hombre sin mundo (Premio Hecho en CLM, ABYCINE, 2012) y Radioheads en colaboración con Fernando Davia. Además encarna el proyecto músico poético Clacowsky.

 

 

 

POÉTICA

Escribo por un disco de Serrat, El sur también
existe, que mi hermano escuchaba sin tregua
cuando yo tenía quince años. Escribo por la paz
que transmitía mi madre cuando al caer la tar-
de, en el sofá, leía. Escribo porque el veinticin-
co de noviembre del dos mil cinco Juan Valero
quiso posar en mis manos El libro del desasosie-
go, por el verso de Chantal Maillard que dice:
“Escribo para que el agua envenenada pueda
beberse”. Leerlo lo cambió todo. Supe que yo
escribo para poder vivirme, para sacar del cuer-
por la agonía y dejar en los papeles las lágrimas
que no pueden llorarse, el dinero que no podría
gastar en un psicólogo o los sueños que no pue-
do soñar cuando estoy despierto.

 

 

 

 

QUEDA UN MARGEN suficiente entre latitud y vacío. En él te delei-
tas como el último habitante de un planeta desolado. Entre paredes
has denominado un vértice y le has puesto nombre a una estrella. La
música vuela y a tu alrededor se percibe un síndrome letal. Alguien
antes había estado allí. Te preguntabas por sus huellas. Hueles el alco-
hol pintado en las paredes: Vila-Matas is God. No estás solo. Solo
mientes.

 

 

 

 

TÚ. HENRY CLACOWSKY. Nacido en el viento un día trágico de
invierno. Hijo pequeño de un claro de luna. Defensor de la sombra.
Del fracaso. Del misterio y la canción. A Day in the Life. El corazón
de los hombres salpica en esta lámina imperfecta.
Tú. Henry Clacowsky. Creador de Huesos. Desvirtuador artificial de
la ceniza inteligente. La ceniza en el anverso del proceso natural. Ahí
te mueres. Al otro lado de la vida. Y muerto te organizas un funesto y
rápido y certero entierro.
Donde suena un réquiem por Clacowsky está naciendo Arturo
Huesos. Fumando el opio de una pipa a tres millones de años luz del
universo. Henry Clacowsky. Eres tú. Creador del breve mundo que te
observa y te delata y te secuestra. Has llegado al punto eterno y al fin.
Nadie te podrá recriminar la nada.

 

 

 

 

ACELERA. Ahora. Henry. Acelera y cambia de marcha. Acelera y
cambia de marcha. No pienses, Henry. Acelera y no pienses. El uni-
verso va a estallar de un momento a otro. El cielo Brilla. La luz se va.
Se está yendo la luz.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(de La brevedad del parpadeo)

 

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (XLII)

Los regalos no tienen por qué ser tangibles. Uno de ellos lo recibí/recibimos ayer. Fue la lectura que dio Andrés García Cerdán en la apertura del mursiya poética de este año, en la que estuvo acompañado de David Sarrión y Cristina Olmedilla.

Ojalá lecturas como la de ayer se grabaran en vídeo.

Qué pena aquellos que no quisieron acercarse a verlos y a disfrutar de una maravilla como la que sucedió anoche en Murcia.

 

IMG_20160527_203726

IMG_20160527_213022

13267914_10153639542721463_1180871059710713560_n

IMG_20160527_213035

IMG_20160527_215025

13315714_1737992383115567_5841818492149593954_n

IMG_20160527_215029

IMG_20160527_221818

 

 

Pero es que si después de un recital como este, en el que los poemas tienen una calidad tan alta y la participación de los músicos sirve exactamente para que el recital alcance un punto más de calidad, a uno le hacen dos regalos como los que se pueden ver en esta última foto, uno se queda sin palabras para agradecer el haber conocido a gente como Andrés, David o Cristina. Ni aun con las cervezas que nos tomamos después del recital (ya saben ustedes la sed que dan estas cosas).

 

IMG_20160606_081000

 

HOY: QUINTA LECTURA EN EL CICLO DE LECTURAS POÉTICAS EN NdelT. JAVIER TEMPRADO & DAVID SARRIÓN.

IMG_20160520_155246

 

Esta noche es la quinta lectura del ciclo de lecturas poéticas en NdelT. Hoy les toca el turno a Javier Temprado y a David Sarrión.

Aquí tienen un poema de cada uno de ellos que aparece en la plaquette (con diseño de Cristina Morano) con la que se obsequiará a los asistentes:

 

De Javier Temprado:

 

xxxxxVIII

Espío
con voraces ojos
el baile de tortugas
que me ofrecen los barcos.

Los anhelo.

Me cuelgo en sus mástiles,
bailo desaforado en sus cubiertas,
invento un nuevo nudo,
piloto los vientos hacia otro cielo.

Y aún en puerto.

Alzo las manos
y descubro un nuevo mar
cuando una mirada encalla
bajo tu falda.

 

 

 

De David Sarrión:

 

3.2. RECORDATORIO

Me apodero de este instante breve y denso.
No es momento para bromas, he llegado aquí desde el recuerdo.

 

MAÑANA: JAVIER TEMPRADO Y DAVID SARRIÓN EN EL CICLO DE NdelT

Cartel definitivo Javier y David

 

BREVE TEORÍA DEL DESASTRE

diciembre 12, 2015 Deja un comentario

David Sarrión Breve teoría del desastre

 

2.4. VIVIR LO BREVE

xxxxxI

La vida es un recuerdo breve al que uno accede día tras día a lo largo de su vida.

 

xxxxxII

Se considera imprescindible hacer de lo inhóspito algo cotidiano, vigilar sonrisas pasajeras, pasear con pómulos desencajados, mandíbulas traviesas, con huecas impresiones de lo que no acontece nunca.

La vida es un conjunto de actos inexplicables a los que rendimos tributo día tras día.

Tendemos a vestir la vida con pajarita, pantalón con raya al medio para fechas señaladas y, al filo de la mañana, morir, por primera vez con tirante escueto, escasa escama, quietos ante los golpes que derrama su hermoso drama.

La vida es un gato malevo y perezoso al que ofrecemos caricias y contadas ocasiones, besamos sin esperar nada a cambio.
En el vaivén de su existencia la vida transcurre entre agonía y orgullo, mostrándose candidata perfecta para ser anillo en nuestros índices dedales.

La vida es la mayor de las casualidades a la que pueda estar expuesto el ser humano, pero esta afirmación no siempre querremos comprenderla.

 

xxxxxIII

La vida es un puñado de imágenes definitivas envueltas al azar o quizás por prioridades.
La vida tiende a dar, en ocasiones, más de lo que quita.
La vida es la trastienda de los sueños. El BOOM, el PUM, el BANG que acaba con las sienes de todos los presentes de esta vida pasajera.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSe puede resumir en partes nuestra vida,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpero sólo los recuerdos unirán el puzzle que
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxexcede la muerte.

 

 

 

 

3.3. PROBABILIDAD PASADA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxTodo resulta
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxun desierto quebrado
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa las tres de la mañana.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJavier Temprado

Pensé que tras la noche partirían los fantasmas. Me empeñé en transformar escalofríos en espasmos. Quise volar bajo el agua, tener un tapiz indestructible, no darme por vencido fácilmente.

Intenté no pensar sin quedarme dormido. Lamenté no dormir por pensar demasiado.

Dejé para luego, entonces, el encuentro endemoniado, las virtudes mal curadas o las ganas de partir sin optimismo por mi falta de costumbre a los milagros.
Porque, al fin y al cabo, uno también puede estar bien dando palos de ciego a las puertas
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxdel olvido
en el lado equivocado.

 

 

 

 

3.4. PROBABILIDAD PRESENTE

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSi nos quedara algo
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxno lo dudes
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxsería un plan de fuga
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMatías Miguel Clemente

Pensar que existe una estancia común a la vuelta de la esquina. Pensar que no queremos más, vivir en este mar que algunos llaman Vida. Pensar que el náufrago perdió sus coordenadas. Pensar quizá que estás envuelto en el cemento de un océano muy amplio.

Poder perder mañana el verso que hoy clarea. Poder también permanecer en e borde de la cama y no dar tiempo por perdido.

Poder romper palabras como se rompen cristales, quemar agallas como se queman postales del pasado o pasar sin demanda sobre la línea que separa el horizonte de la tierra, vestido de astronauta por delante de tu puerta,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpara que al fin confíes en la idea de mudarnos de planeta.

 

 

 

 

4.4. LOS DÍAS MUERTOS

Los días pasaban sin mucho sentido. Amarte era la única manera posible de enjaular el tiempo. Bebimos orgasmos y compartimos la ducha, la dicha, el verano y un jardín de látex para dos.

Amarte era el único lugar seguro y así lo hice: a ciegas, a escondidas, a espasmos.

Los días pasaron. Comprendimos el lenguaje de la nada. Nos mostramos como animales en su hábitat, sin perder el sentido de la calma.

Amarnos fue la única manera de sentirnos vivos y así lo hicimos:
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxNos atamos al cuello la soga del deseo
para descansar después sobre la hoguera de los sentimientos.

 

 

 

 

4.8. LA BÚSQUEDA IDÓNEA

Te sabes de memoria el ciclo: Primero arriba, después decepcionado, hibernar durante años, caer sin salpicones, despertar mojado, secarte con nutrientes naturales, tropezar de nuevo, golpear el suelo, compadecerte de ti mismo, llorar mucho y mear poco hasta descubrir que tu rutina, como el cuarto que habitas o los libros que lees, debe variar acorde a la intuición de una búsqueda. Eso que tú,
xxxxxsolo,
xxxxxxxxxxllamas
xxxxxxxxxxxxxxxxxvida.

 

 

 

 

5.1. LA LUZ

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxHoy regresas a casa ocupando un océano
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxque ha sido atravesado por la luz.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRubén Martín Díaz

El mundo dejó de oler mal un día de resaca.
Al despertar me cegó el reflejo del atardecer incrustado en una ventana que poseía una cantidad incontable de horas de flaqueza.
El transcurso de la tarde estuvo bañado en caricias. Cumpliendo cuentas pendientes con mi rostro cotidiano. Materializaba alguna sonrisa indisciplinada, tímida y hueca, discutiendo en voz alta por los pasillos del supermercado sobre el menú que iba a degustar cuando llamara a mi puerta la fuerza del hambre.

Mientras que eso ocurría analicé mi vida, recaí en la ingestión de algún producto químico sin importancia y hablé contigo, aunque ya no eras la misma.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(Llegué a notar la sensación de alivio cuando colgué).

Mis manos lejos del deseo, gritaba yo, cuando la fuerza del hambre surcó mi cerco, con cierto aire reposado, confirmando que ningunos ojos son los mismos después del cuarto (o quinto) parpadeo.
Me di un festín con los recuerdos más dulces de nuestro paso por la vida. Traté de no excederme con la sal al reducir una salsa transgénica de lágrimas. Descongelé los miedos y mezclé los platos rotos para elaborar un postre con verdades. Después guardé la siesta en un cajón seis horas. Y ahora cuando ya no huele mal el mundo, soy capaz hasta de hablar cuando hay alguien a mi lado.

 

 

 

 

5.2. RECORDATORIO

Me apodero de este instante breve y denso.
No es momento para bromas, he llegado aquí desde el recuerdo.

 

 

 

 

5.4. MUDAR LA PIEL

Olvidar que hubo un yo antes del mí que ahora escribe este poema.
Presenciar la muerte del yo nocturno, del mí sereno.
Sobreponer a los recuerdos que aturden imágenes reales, figuraciones o sueños que llegan desde el futuro y no hacer nada por detener el rumbo de los ojos cansados, de los pies hundidos, de la memoria cancerígena.

No hacer nada pero al mismo tiempo asumir, tan de golpe, la muerte del yo de antes y saber que en mi memoria
xxxxxxxxxxxxxxxsolo queda espacio para instantes bellos.

Sentir,
xxxxxxxtan de pronto,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxeste arrebato a favor de la razón.

 

 

 

Sarrión Galdón, David. Breve teoría del desastre. Madrid; Ed. Huerga y Fierro, 2015.

 

MI FRACTAL POESÍA 5.0

noviembre 30, 2015 Deja un comentario

Cinco años. Cinco ediciones de Fractal Poesía. Cinco años llenando de poesía (en todas sus vertientes) una ciudad como Albacete. Un festival que toda provincia debería tener. Porque Fractal Poesía no se mira el ombligo, fomenta algo que algunos tenemos como seña de identidad: el intercambio cultural; no hay mejor manera de nutrirse. Poesía disfrutada y compartida, mezclada con artes plásticas, cine, música, fotografía y escultura.

Cuando yo llegué ya se habían llevado a cabo la inauguración de la exposición ‘Misterios’ de Chema Arake y el taller impartido por Sergio Delicado. Y la lectura que dieron Javier Lorenzo Candel, leyendo poemas de ‘Juegos de construcción’ y ‘Manual para resistentes’, entre otros; y Matías Miguel Clemente, leyendo algunos de sus poemas en prosa de ‘Dreno’, recién publicado por La Bella Varsovia.

12243486_436048779914600_2362351141264045819_n

12247089_436049406581204_2915909275701704507_n

12247052_436048953247916_3470882629437783000_n

 

Pero es que también se habían llevado a cabo la lectura de Pedro Mateo ‒que acaba de publicar ‘Funeral Tropical’‒ y José Iván Suárez; y la presentación, la mañana del día que llegaba yo, de ‘Armonía en rebelión’, de José Alfonso Iglesias Huelga, libro ganador del III Premio de Poesía Festival Fractal.

12243175_436189539900524_2475786401185692755_n

12299301_436443919875086_8940516169149129776_n

 

Yo llegué a Fractal a la hora perfecta: la hora de la comida. Compartir alimento y bebida (sí, y tabaco, aunque sea políticamente incorrecto) es uno de los mejores métodos que conozco para entablar conversación. Allí estábamos Andrés García Cerdán, Matías Miguel Clemente, Javier Temprado, David Sarrión Galdón, Javier Sánchez Menéndez, Natxo Vidal Guardiola (con su inseparable José María Román y un par de acompañantes más) y un servidor.

IMG_20151121_161616

 

Y a partir de ahí todo fue un no parar. La tarde comenzaba en el espacio artístico y social La Casa Vieja, uno de esos espacios que toda ciudad debería tener. Curioso, entrañable, arriesgado, dedicado a la cultura, a la sociabilización y unas cuantas cosas más.
Lugar con múltiples espacios como pueden ver en las fotos:

12243215_436189446567200_1915806027502153023_n

12243156_436189403233871_8638201667663107632_n

IMG_20151121_165751

IMG_20151121_165834

IMG_20151121_170036

IMG_20151121_170644

IMG_20151121_201708

IMG_20151121_201715

IMG_20151121_201718

 

En La Casa Vieja, entre una exposición de José Enguídanos y otra a cargo de Rafael Picó y Marta Gómez, que llevaba por título ‘Memorablemente’, se vivieron los dos recitales de la tarde.
El primero fue el de María Moreno y Lucía Plaza. María Moreno acaba de publicar ‘The Woman Under The Mango Tree’, publicado por Polibea tras conseguir el Premio de Poesía Javier Lostalé, y en él se encuentran tanto una serie de inquietudes sociales como su personalísima visión sobre el Caribe, donde estuvo viviendo durante dos años. Lucía Plaza, por su parte, volvió a leer en Albacete poemas de su ‘Lonely Planet’ con un público absolutamente entregado.
Después le tocó el turno a Natxo Vidal Guardiola, acompañado de José María a la guitarra. Natxo leyó poemas de su ‘Ícaros desorientados’, que a veces José María sólo acompañaba y otras se convertían en canciones. Y para afrecer sus poemas en distintas voces, Natxo nos invitó a leer algunos poemas suyos a Javier Temprado, a Matías Miguel Clemente y a un servidor.
Las lecturas sirvieron para que uno se interesara por acercarse a esos libros, a intentar descubrir eso que se escapa en un recital. Porque esa fue una de las mejores cosas de la tarde, ver desde qué anécdotas habían creado algunos de los poemas.
En contra sólo hubo dos cosas. La primera fue que empezar con los autores de casa hace que en cuanto termina el recital de estos, parte del público desaparece, mostrando sólo cierto interés hacia los autores, no hacia la poesía. Y luego la temperatura, porque ese mismo día empezó a llegar el otoño en condiciones a Albacete; y es que aunque el entorno ayudara, el descenso progresivo de la temperatura hizo que se terminara deseando entrar en algún lugar cerrado.
Aun con todo esto último, repito: toda ciudad debería tener un lugar como La Casa Vieja, donde llevar a cabo eventos como el de esa tarde (sí, a pesar incluso del frío), porque muchos llegamos a Fractal Poesía con el anhelo de un calor que no tiene nada que ver con la temperatura y que se dio con creces en aquel espacio.

IMG_20151121_174644

IMG_20151121_175014

10891640_436189203233891_6368136828657618555_n

IMG_20151121_183034

IMG_20151121_175445

IMG_20151121_184253

IMG_20151121_185927

 

Después de reponer fuerzas, la noche explosionó en La Leche Militina. Se podría haber bautizado como ‘La noche Siltolá’, porque todo giró en torno a esta magnífica editorial sevillana, en cuyo catálogo se encuentran Isabel Bono, Julián Cañizares, Enrique Villagrasa, Carlos Martínez Aguirre o Kepa Murua, entre otros, en su colección de poesía.
Y digo que se podía haber llamado ‘La noche Siltolá’ porque en La Leche Militina se juntaron el poeta (y responsable de la editorial La Isla de Siltolá) Javier Sánchez Menéndez y tres autores albaceteños publicados en dicha editorial: León Molina, Rubén Martín y Javier Temprado. Todo esto acompañado por canciones propias y ajenas interpretadas por Diego Yturriaga.
Javier Sánchez Menéndez habló de su proyecto editorial y mostró parte de su quehacer poético (magníficos algunos de los poemas inéditos que recitó). León Molina provocó auténticas carcajadas de ingenio con sus aforismos, ámbito en el que se está convirtiendo en un auténtico maestro. Rubén Martín leyó textos de su ‘Arquitectura o sueño’, colección de poemas en prosa de una serenidad, una profundidad y una belleza exquisitas. Y Javier Temprado leyó algunos poemas de su magnífico ‘Los vértices del tiempo’, así como unos deslumbrantes poemas inéditos (no le pierdan la pista, aviso).
El único problema del local fue que, debido a la inmensa cantidad de gente que asistió al recital, muchos se quedaron fuera del espacio habilitado para el mismo (gente quedándose fuera del lugar de un recital, sí, créanselo) y el ruido que subía del piso inferior, el piso donde el negocio funcionaba, dificultaba excesivamente a quienes se habían quedado fuera escuchar a los poetas. Dentro de eso, sigo repitiendo que lo bueno ‒además, claro está, de la presencia de los propios poetas‒ es la cantidad de gente que asistió al recital.

IMG_20151122_003053

IMG_20151121_225651

IMG_20151121_230153

 

IMG_20151121_231056

11200772_436189603233851_6496481227266067497_n

11223688_436189673233844_5611807771861153188_n

IMG_20151121_232049

IMG_20151121_232114

IMG_20151121_233720

11223688_436189673233844_5611807771861153188_n

IMG_20151121_235025

 

Y luego, pues ya saben, a tomarse algo, que estas cosas dan mucha sed. Y unos dulces típicos.

11990624_10207857811300479_5618423982344991735_n

12243219_10206936311158335_2129226475381254243_n

12107722_436190229900455_333685207882533067_n

 

Esa tarde/noche me dieron una noticia de esas que me persiguen últimamente (ya les he dicho aquí en el blog que el libro me está dando una mezcla más que contradictoria de sensaciones). Después de que los editores de Balduque anunciaran que no iban a ir a Fractal, los responsables de la revista La Galla Ciencia, que iban a ser los encargados de presentar la editorial y de llevar ejemplares de mi libro para la lectura que iba a dar el domingo, mandaron un mensaje diciendo que se habían puesto enfermos. Lo dicho, que la noche antes del recital que tenía que dar, me encontraba sin mis editores y casi sin ejemplares del libro que iba a presentar. Así que esa noche dormí con Jimmy, que me protegió de los demonios de la noche.

IMG_20151121_215243

 

La mañana del domingo, después de desayunar y disfrutar con Andrés García Cerdán de una mañana de rock and roll entre Surfin’ Bichos y Los Enemigos nos fuimos a recorrer un poco Albacete y a acompañar el recorrido con unas cervecitas. Y casualidad  de casualidades, se nos ocurre acercarnos al café El Sur, donde yo leería por la tarde, y nos encontramos allí con Óscar Aguado e Hipólito García “Bolo”, que leerían en La Leche Militina a última hora de la tarde, así que nos juntamos con ellos y cayeron las cervezas que tenían que caer y nos fuimos los cuatro a comer juntos. Y creo que así deberían ser las comidas. Divertidas, ingeniosas, serias, mordaces, salpicadas de música y literatura, y con alguna carcajada.
Y el camino al café El Sur salpicado del ingenio que hay en cualquier ciudad.

IMG_20151122_155325

IMG_20151122_162752

 

Poco antes de las cinco de la tarde estábamos en El Sur. Como de todos los que teníamos que estar allí, el único asistente era yo, me propusieron compartir la lectura con David Sarrión, lo que me pareció sencillamente un placer. Así que, tras una presentación hecha por parte de Andrés García Cerdán que nunca le podré agradecer los suficiente, David comenzó con su ‘Breve teoría del desastre’ y fuimos intercalando poemas suyos con versos de mi ‘Cantando en voz baja’.
Nada que añadir aparte de que el lugar es un lujo, que el trato fue exquisito, que el público fue envidiable (de esos que uno quisiera tener en cualquier recital) y que compartir lectura con David Sarrión fue una de las sorpresas más agradables que he tenido en mi relación con la literatura.

IMG_20151122_174218

IMG_20151122_170828

12294878_436443856541759_932698150689820544_n

12295320_436443916541753_7972074392071952352_n

12247150_436443566541788_2767475667527379046_n

12240084_436443386541806_1163592752389323428_n

12289502_436443423208469_8392923703673496606_n

12246962_436443823208429_7326295619970548951_n

 

Y en cuanto terminamos el evento, otra vez a La Leche Militina, donde se llevaba a cabo el último evento del fin de semana, una lectura compartida entre Andrés García Cerdán (que presentaba ‘Barbarie’), Óscar Aguado (leyendo poemas de su nuevo libro ‘El falso llano’) y “Bolo” (presentando su libro ‘El charro roto de Jorge Negrete’). Y otra vez una asistencia de público envidiable, y el humanismo ocupando aquel espacio. Y uno, que tenía billete de vuelta ya sacado, sólo pudo asistir a los primeros minutos del evento.

IMG_20151122_200539

12278794_436443713208440_3300587520961343401_n

12243413_436443573208454_7516433115035044476_n

12246827_436443709875107_4191967248218887932_n

 

No sé, después del torrente de palabras de ese día y medio en Albacete ahora no tengo palabras para expresar la cantidad de sensaciones que me traigo de allí. Como si hubiera vuelto con las pilas puestas. Como si me hubiera enamorado del mundo otra vez. Dos años sin ir a Fractal han ayudado a ver la evolución del mismo. Ver cómo han aumentado en seriedad, en profesionalidad a la hora de plantearse el festival; ver cómo todos los integrantes de Fractal se implican de la misma manera, que nadie sobresale por encima de nadie; ver la cantidad de gente que se implica de manera más o menos indirecta con la organización y con la realización de cada evento es absolutamente envidiable. Y, por supuesto, ver cómo las administraciones públicas no se enteran de la mitad de las cosas que ocurren a su alrededor y cómo los medios tradicionales de comunicación vuelven a centrarse en lo más casposo y a obviar casi por completo los eventos de mayor calado hace que querer a Fractal Poesía sea lo más natural del mundo.

Gracias por el regalo de volver a contar conmigo. Ojalá os lo pueda devolver más pronto que tarde.

 

P.D. Dos reseñas sobre lo que ha ocurrido en este Fractal Poesía 5.0. Una de Antonio Rodríguez y otra de Andrés García Cerdán.

 

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (XXXVIII)

noviembre 23, 2015 Deja un comentario

IMG_20151127_140612

 

Ésta es una parte (la tangible) de todo el amor que me traigo de los dos días en Fractal Poesía 5.0

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más