Archivo

Posts Tagged ‘david gonzález’

QUÉ SERÁ SER TÚ

septiembre 14, 2019 1 comentario

Hará un año y medio, más o menos, salió a la calle este ‘Qué será ser tú’, publicado por la Universidad de Sevilla y en el que aparecen Begoña Abad, Matías Escalera, Isla Correyero, Conrado Santamaría, Isabel Pérez Montalbán, David González, Marta Navarro, Begoña Paz, Inma Luna, Cristina Morano, Mª Ángeles Pérez López, Enrique Falcón, Nuria Ruiz de Viñaspre, Gsús Bonilla, Eva Vaz, María Eloy-García, María García Zambrano, Alicia Es. Martínez Juan, Txus García, Miriam Reyes, José Daniel Espejo, Iván rafael, Jorge M. Molinero, Deborah Vukusic, Olalla Castro, Alberto García-Teresa, Andrea Mazas, Carmen Beltrán, Alba González Sanz y María Sánchez.

 

 

Y aquí dejo algunos poemas del libro.

 

 

DAVID GONZÁLEZ

EN BANDEJA DE PLATA

xxxxxPor la subida
xxxxxde juan bautista
xxxxxuna detrás de otra
xxxxxcargadas como burras
xxxxxcon bolsas de la compra
xxxxxdos en cada mano
xxxxxasí suben cada mañana
xxxxxlas mujeres de mi barrio
xxxxxmuchas de mi edad
xxxxxpor la cuesta
xxxxxde juan bautista

xxxxxlenta
yxxxxpenosamente:

xxxxxburras de carga
xxxxxcon bolsas de la compra
xxxxxcuyas asas de plástico
xxxxxse clavan en la carne
xxxxxcortándoles la respiración
xxxxxde la sangre de los dedos
xxxxxasí suben cada tarde
xxxxxen fila india
xxxxxpor la cuesta
xxxxxde juan bautista
xxxxxlas mujeres de mi barrio
xxxxxalgunas del tiempo de mi madre:

xxxxxlenta
yxxxxtrabajosamente:

¿xxxxdónde
¿xxxxdónde están
¿xxxxdónde están los hombres
xxxxxxxxxxxxxxxxxxsus hombres

xxxxxes lo que me pregunto
xxxxxmientras les doy alcance
xxxxxcon mis largas zancadas
yxxxxlas adelanto
xxxxxcargado yo también
xxxxxcon mis propias bolsas de la compra:

¿xxxxdónde
¿xxxxdónde estaba yo cuando Chica
¿xxxxdóndexxxxxxixxxxcuando Manuela:

¿xxxxdónde:

 

 

 

 

BEGOÑA PAZ

SEMÁFORO EN ROJO

Semáforo en rojo. Miras al frente. Al otro lado de
la vía la valla está cambiando. No es difícil imaginar
a qué. Una mujer desnuda anunciando un
detergente, una mujer desnuda anunciando una
aspiradora, una mujer desnuda anunciando un
perfume. Aciertas. Poco a poco se va formando
la imagen de una mujer desnuda dentro de un
coche. La mujer eres tú.

 

 

 

 

GSÚS BONILLA

UN CACHO TELA

Un pingo
oxxxxxuna rodilla

ése era el útil
que mi madre
usaba a la edad
de 9 años
para que reluciera
el suelo de la casa
en la que empezó
a asistir

Asistir:
así se denominaba por la
gente sin recursos
a quitar la mierda de la
gente pudiente,
ahora, viejita ya
le ha dado por llamar
a las cosas por su nombre

y me lo cuenta.

Así está ella
que vuelve a ser joven,

como un trapo.

 

 

 

 

EVA VAZ

EL LABERINTO DE LAS HERENCIAS

Madre, de los cuatro hermanos,
yo heredé el menor número
de centímetros
y la mayor resistencia
para tumbarme, dejar de sonreír,
contener el miedo, estirar los brazos y
mirar dentro del cielo
o del botiquín.
Pero ando derecha por el mundo, madre,
y por la izquierda, como el padre.
Heredé la misma forma de tu risa
y la misma textura de tus lágrimas.
No heredé tu gusto por el victimismo,
pero sí tu tendencia natural para manipular
de forma invisible.
Heredé un trozo de vuestras casas
de protección oficial,
los balcones, supongo,
y tu entusiasmo por aprender.
Y no sé si fueron aquellas tardes
de plancha, con la abuela,
cuando hablabais de “la vida”
como una enfermedad incurable.
El caso es que dejaste para mí la peor
de tus herencias.
Este cortocircuito en el cableado
de mis neurotransmisores,
este nudo en las venas,
esta maraña de nervios
mal ordenados hacia mi cerebro,
estas ganas horrorosas
de llorar
o morir
a cualquier hora.
Esta vida sentida como
un clown ciclotímico.
Si no te hubieras muerto, madre,
compartiríamos benzodiacepinas
y platos pequeños para nuestro
fino esqueleto.
Si no te hubieras muerto,
te habría gustado mi vida,
mi hombre y mi hija.
Y habrías llegado a quererme.
Y puede, incluso, que algún neurotransmisor
hubiera recuperado su dirección.
Pero aquel quirófano
hizo realidad tu sueño
de aliviar el peso de tu vida.
Y tuve que heredar, también,
el mismo psiquiatra.
Él me ha enseñado a perdonarte
la herencia,
a emocionarme con lo pequeño,
a ingresar en la vida
con el mundo en las neuronas
y la serotonina inservible.
Y no te apures, madre,
si me tocó a mí
tu desarraigo crónico,
la fatiga de mis venas
huérfanas.
Tengo el corazón de hueso
y aprendí a flotar
antes que a nadar.
Madre, también he heredado
tu botiquín
y las mismas drogas que
te calmaban
tres veces al día.
Todavía tengo fuerza,
madre,
para darte
LAS GRACIAS.

 

 

 

 

TXUS GARCÍA

COSTILLA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxLa mujer es una burra tozuda, un gusano terrible
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxen el corazón del hombre, hija de la mentira,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcentinela del infierno, ella ha expulsado
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa Adán del Paraíso.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSan Juan Damasceno

Hembra monstruosa
belleza repulsiva
gorgona medusa
Edith estatua salina
Ártemis descabezada
Venus sanguinaria
defecto de la naturaleza
hombrecillo defectuoso mutilado*
apóstata impura gentil
sucia infiel prostituta
bruja víbora mala bestia
egoísta mezquina hipócrita
maldita malvada neurótica
súcubo mal espíritu lamia
triste Perséfone estúpida
cabeza del crimen
arma del diablo**
esperpento cíclope aberración
residuo Lilith clandestina
aprovechada furia sádica
mentirosa histrión arbitraria
pestilente ponzoña sicaria
inmunda Circe histérica
soberana peste
dardo del demonio***
viciosa sibila Salomé
morbosa arisca corrupta
oculta indigna pérfida

mujer quimérica
diosa

te amo.

 

*Santo Tomás de Aquino
**San Antonino de Florencia
***San Juan Crisóstomo de Antioquía

 

 

HAY DÍAS QUE APESTAN…

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAlors, ô ma beauté! Dites à la vermine
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxQui vous mangera de baisers,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxQue j’ai gardé la forme et l’essence divine
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxDe mes amours décomposés!
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCharles Baudelaire

Hay días que apestan a calcetín sudado a colcha de pensión barata
a moho en el pan bimbo a nevera mal cerrada a basura del vecino
a cenicero abarrotado a cebolla frita a cal viva
a carne en descomposición a perro sucio mojado
a cuero cabelludo a ropa vieja a sudor a rancio
a lumpen hembra
a brutal patriarcado
a asco
a gouffre ennui abisme
a spleen de París
hay días.

Otra
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxmujer
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxmuerta.

 

 

 

 

JOSÉ DANIEL ESPEJO

SOBRE LA MADRUGADA EN LAS PROVINCIAS

Mirando un documento aún en blanco
mi hijo y yo esperamos la primera luz del día
guardando todo el silencio de que somos capaces.
No estamos aprendiendo nada
produciendo nada
ni siquiera ordenando o limpiando la casa
y el aire que respiramos
está bastante sucio. Vivimos
la leve madrugada en las provincias,
Siberia de los barrios dormitorio
la tele está encendida sin volumen
qué habrá de distinguirnos a nosotros
de todo el ruido blanco.

Mirando un documento aún vacío
qué raro el pensamiento de que ahí
arranca algún camino y que en él
podría reencontrarme con vosotros
pisar algún espacio hecho de música
bailar foxtrot vinícola sudar
y no tener más sueño.

 

 

CLAVOS

A Conchi la sacaron de su casa
después de separarse. No pidió
ayuda ni contó lo que pasaba,
cogió a sus dos niñas de las manos
y despareció. Muy pocas cosas
quedaron en el piso tras su marcha:
dibujos en la puerta del armario empotrado,
los clavos del salón, ya sin los cuadros.
La luz del extrarradio atraviesa las rendijas
de las persianas bajadas, y los roza
como relojes de sol, de un tiempo perdido
en un espacio desierto, comido por el polvo.

¿Alguien las echa de menos? y ¿dónde están?
son preguntas que este poema
no puede contestar. Nadie lo sabe,
y los clavos desnudos
no ofrecen muchos datos
a la investigación. Sobre todo
porque no existe en absoluto
ninguna investigación. Perdurar, dejar huella,
ser recordados no son cosas
al alcance de todos. Los cuadros de Conchi,
al igual que sus niñas,al igual que su amor
dejaron una sombra en la pared
y luego fueron nada. Poemas.
Frases de pasada de vecinos cansados.
Cartas devueltas. Clavos
y gracias.

 

 

 

 

IVÁN RAFAEL

EL TRONO

Si no reconozco como legítimo ningún trono
es por culpa de mi madre.

Ella
colocaba en la mesa de luis catorce
la mantelería isabelina,
la porcelana ming
y los cubiertos de plata de cuando carolo
o del regalo de boda,
por lo menos.

Ella ordenaba según derecho hereditario
las sillas protocolarias en orden de jerarquía
comenzando
por las acolchadas y tapizadas del salón,
siguiendo por las de madera
rechapada de la cocina,
para terminar,
solo si el número de comensales lo exigía,
por las de plástico plegables del trastero.

Por eso,
si no reconozco como legítimo ningún trono
es por culpa de mi madre,
de ella
la Reina que se sentaba
siempre
la última
y en un taburete.

 

 

 

 

CARMEN BELTRÁN

POLÍGONO

Las ocho menos diez
siempre cinco minutos tarde
enfilo al polígono
está hacia el este
siempre es de luz el camino
a la espalda
mis hijas duermen
mis sueños también.

 

 

¿CÓMO SUENA UN SER HUMANO

¿Cómo suena un ser humano
al romperse?
una mujer que quisiera
que el estruendo
no desmereciera a su dolor
que quisiera por un momento
que ese terrible ruido
lo comentaran en las tiendas
lo buscaran con los ojos los niños
obligara a los vecinos a
levantarse y asomarse
por la ventana
¿cómo suena una persona
al quebrarse?
¿qué sonido produce
desear terriblemente
la propia muerte?
¿cómo suena un hombre
que olvida la esperanza?
¿cómo es?
¿quién lo sabe?
¿quién lo traducirá?
¿quién lo convertirá
en la canción más terrible
esa que todo el mundo oye
y finge no entender?

 

DE TODO CORAZÓN

 

A TU ALBEDRÍO

xxxxxen tus manos está:

xxxxxte presento, primero,
xxxxxuna mejilla,
yxxxxluego xxxxixxxla otra:

xxxxxpuedes besarme
oxxxxpuedes pegarme:

en tus manos está:

 

nadie, ni siquiera la lluvia, tiene unas manos tan pequeñas:
e. e. cummings

 

 

 

 

ECO

xxxxxChica tiene más hambre
xxxxxpero menos dientes:
xxxxxChica tiene menos vista
xxxxxpero más recuerdos:
xxxxxChica tiene 59 canas
xxxxxpero de su vientre ningún hijo:
xxxxxChica tiene también
xxxxxun espejo de mano
yxxxxotro de pared:

xxxxxpero ya no pregunta:

 

no tiene sentido golpear tu propio cadáver:
john fante:

 

 

 

González, David. De todo corazón. Logroño; Ediciones del 4 de agosto, 2016.

 

‘QUITÁNDOME LA ROPA’ DE CAROLYN FORCHÉ

(Aquí tienen este puñetazo enviado directamente a la boca del estómago, en forma de poema. Sacado del blog del poeta David González).

 

 

QUITÁNDOME LA ROPA

Me quito la blusa, me muestro ante ti.
Rasuré el vello de mis axilas.
Arrollo mis pantalones,
raspé el vello de mis piernas con un cuchillo
y me quedaron blancas.

Mi cabello tiene el color del sicomoro reciérn cortado.
Mis ojos son oscuros como frijoles cocinados en el sur.
(Minas lunares de carbón sobre colinas deshechas).

Pulida mi piel como un vaso de Ming
ostentando sus grietas de sangre, su edad.
Tengo cien nombres para la nieve,
para esto; todos ellos mudos.

Vengo hacia ti en la noche y me da lastima
malgastar mis más íntimos escalofríos
contra el muro de un hombre.

Reconoces a los extraños,
piensas que has sobrevivido la destrucción.
No puedes explicarte esta noche, mi rostro, tu recuerdo.

¿Quieres saber lo que yo sé?
Tus dos manos mienten.

 

 

 

Varios Autores. Nuevas Voces de Norteamérica (Trad. Claribel Alegría y D. J. Flakoll). Plaza & Janés Editores, 1981.

AUTOPROMOCIÓN

septiembre 1, 2015 Deja un comentario

Comienza septiembre y ahora que parece que el mundo vuelve a ponerse en marcha en este país, agradezco a aquellos que durante estos primeros meses de andadura se han hecho eco en mayor o menor medida del libro que me ha publicado la editorial Balduque.

Todo comenzó con la entrevista que me hizo José Antonio Martínez Muñoz en ORM. Él mismo, unos días después, en un viaje que hizo a Madrid, me envió esta impresionante fotografía de mi libro en la librería La Central de Callao (en Madrid).

 

Foto de mi libro en 'La Central' de Callao. Hecha en el Día del libro

 

Poco después, Javier Moreno subía a facebook el poema de la página 24 del libro y afirmaba que ‘Cantando en voz baja’ es “un libro lleno de dolor y de belleza, esa extraña mezcla que conmueve y que no se sube a la cabeza“.

 

Javier Moreno

 

Casi al mismo tiempo, Alberto Chessa me mandaba un mensaje que no dejaré de agradecerle lo suficiente, porque decía de ‘Cantando en voz baja’ que es un libro en el que “la apuesta por el poema conciso, directo, contundente, hace que te juegues el todo por el todo en casi cada verso, y la mayor parte de las veces sales más que airoso gracias a una expresión precisa, afinada y afilada, abierta al neologismo cabrón cuando la cosa se pone fea (como ese “pluscuamputrefacto”, que convoca el humor sardónico, tan provechoso siempre) o a la imagen perturbadora (“medusas en la boca”). Lo pienso mientras leo, por ejemplo, “Otra vulgar victoria de provincias”, “Ella usa las palabras” o “Existen los demás”, en los que, amigo, ninguna puñetera línea tiene desperdicio. Me gusta ese personaje baudelaireano que deambula por estas páginas (que “flanea”, por tanto), con un pie en la bohemia de absenta y luz de gas y otro en el hoy menos épico, tras haber hecho alguna que otra escala en un par de “aceras salvajes”. Sigue afirmando:”Eres honesto (¡y se agradece!) al reconocer con bastante explicitud tus, digamos, guías de lectura y audición, bien sea por las citas, por las alusiones directas dentro del poema o ni que decir tiene por el reconocimiento a las claras del final. (…) Quizá lo que más he celebrado al respecto es el eco de Anastasio el Bizantino (aka Álvarez) dentro de “Cae, sin término”: en los versos “y todos tienen / un puñado de cosas / a las que llaman su vida”, me parece escuchar la música de uno de los poemas que más aplaudo de tu paisano: “Todos tienen un sitio que pueden llamar suyo. / Solo yo, el poeta, soy ceniza en el viento”. Y terminaba afirmando “Pienso, Héctor, en definitiva, que has escrito un cancionero al mayor infierno (mejor que “a la mayor gloria”) del malditismo, porque maldita la gracia que tiene la soledad, el amor embarrancado o no llegar a fin de mes. Una suerte de canzoniere del siglo XXI, en el que se trasluce que (¿también tú?) la destrucción fue tu Beatriz (o tu Laura, al caso). A mí estas canciones me llegan como pecios salvados de un discurso errático y lisérgico (pero, ojo: puesto en limpio con lucidez y maestría), a medio camino entre el susurro nihilista y el llanto mudo (todo es en voz baja, sí). Un libro cojonudo“.

Algunos días después, Antonio Arco me entrevistaba para ‘La verdad’, donde aparecía esta entrevista.

 

Antonio Arco

 

También en facebook, Andrés García Cerdán afirmaba que ‘Cantando en voz baja’ “se alza como una selección vibrante de takes e improvisaciones directas sobre el glamour del desarraigo y las bellezas desoladas del que huye de la esclavitud“.

 

Andrés García Cerdán

 

La primera crítica que apareció del libro fue la que publicó Cristina Morano en El coloquio de los perros.

 

Cris en El coloquio

 

La penúltima mención en facebook sobre el libro fue la que hizo Joan Lluis Sagués, que decía: “Llevo días dándole vueltas a los poemas de Héctor Castilla. De tan sencillos te lees el libro de corrido con final feliz incluido, pero NO, no es que no entiendas el fondo del vaso, es que se te queda una avellana en la nuez y relees. Relees sobre la perdida disfrazada de esperanza, la facilidad de los camareros, unos senos, unas piernas. 
Vuelvo. ¿Unos versos, una canción? Otro NO, todo el Balduque es un poema y cada poema…
Y vuelvo a estar en la 27, el famoso ego de los poetas, pero aquí asoma el yo de los otros, con sus otras rayas de coca, canciones de meta literatura llenas.
Total que abro el tomo al azar, un viernes por la noche…

(…)”-sin esperanza, sin futuro,
pero con mucha clase-.“.

Joan Lluis

Una de las mayores sorpresas que me ha dado el libro ha sido que David González dedicara a ‘Cantando en voz baja’ tres entradas en su blog. Una, dos y tres.

David 1

David 2

David 3

En otro blog, en el de Antonio Parra Sanz, apareció esta otra crítica sobre el libro.

 

Antonio Parra

 

Y la última mención en facebook ha corrido a cargo de Librerantes, que hace unos días subían parte del mismo poema que en su momento subió Javier Moreno. Librerantes, además, tiene aquí en su web el poema que también se puede leer en la web de Balduque; y aquí la lista de librerías en las que se puede encontrar ‘Cantando en voz baja’.

 

Muchísimas gracias a todos por dedicarle un rato al libro y por escribir sobre él.

 

DENISE DUHAMEL

Denise Duhamel

 

 

BARBIE AMERICANA NATIVA

Sólo queda una.

 

 

 

“POR FAVOR, NO TE SIENTES COMO UNA RANA, SIÉNTATE COMO UNA REINA”

(Graffiti en un lavabo de tías en una universidad de Filipinas)

Recuerda mimarte, recuerda acicalarte.
El mundo no recompensa a las chicas con granos.
No te sientes como una rana, siéntate como una reina.

Compra un champú que realce el brillo de tus cabellos.
Si tu pelo es liso, entonces rízalo.
Recuerda mimarte, recuerda acicalarte.

Mantén tu aliento con sabor a menta y tus dientes blancos y limpios.
Píntate las uñas para que resplandezcan, diez perlas.
No te sientes como una rana, siéntate como una reina.

Sonríe, especialmente cuando te encuentres mal.
Mantén bajada la capota de tu coche cuando salgas a dar una vuelta.
Recuerda mimarte, recuerda acicalarte.

No cedas a tus antojos, necesitas estar delgada
para que tu falda pueda levantarse cuando saltes y dés vueltas.
No te sientes como una rana, siéntate como una reina.

No te cases con el profesor, cásate con el decano.
Cásate con el rey, no te cases con el conde.
Recuerda mimarte, recuerda acicalarte.
No te sientes como una rana, siéntate como una reina.

 

 

 

AFORTUNADA DE MÍ

Durante un tiempo me odié por no hacerlo en prosa –con derechos de película
y créditos para guiones y reuniones con estrellas y caminar sobre alfombras.
Quizá, dijo Michael, sólo sea que no estás lo suficientemente hambrienta.
Pero yo sé lo hambrienta que estaba.
Había escrito dos novelas para adultos y una para jóvenes,
ninguna de ellas se había editado con cubiertas, material gráfico en la portada
e información en la contracubierta. Nunca habían sido puestas en anaqueles
en librerías o en tiendas, nunca se les había asignado un premio o un código de barras,
nunca habían sido rebajadas o saldadas. Nunca firmé una copia
o encontré a alguien que se acercara a mí para decirme Hola, estoy a mitad
de tu libro-no está nada mal. Los títulos eran Precious Blood, That Song
You Know the One about Love, y It was Long Ago and Far Away. Espera,
entre ellas también hay una tercera novela para adultos, la segunda
que escribí –No me acuerdo del título. Cada una
me costó más de un año terminarla. Y asimismo había un guión
llamado Headlines, una comedia sobre una mujer del tiempo en Nueva York
y su loco hermano que quería hacerse famoso, pero carecía de verdadero talento
y no es tampoco un asesino o un concursante ganador que come empanadas
así que lo lleva crudo. Escribí este guión con Jim Fall,
que era más bien director que escritor, aunque extremadamente divertido
con los diálogos y tenía y tiene una gran colección de pósters y bandas sonoras;
cuando estábamos centrados en el argumento, solíamos levantarnos y bailar. Jim es gay
y su música era sobre todo discotequera aunque nuestro guión lo escribíamos
a finales de los ochenta. Más tarde trabajó para la productora de Dolly Parton
y me dejó hacer copias en Xerox de Precious Blood en la oficina de Dolly,
a expensas de Dolly. (¡Lo siento, Dolly! En realidad pensaba que el libro
se vendería y entonces me ofrecerían un guión que Jim y yo escribiríamos
y tú tendrías un gran papel y comppondrían una canción titulada “Precious Blood”
como banda sonora y de esa manera podría devolverte el dinero.)
Jim siguió dirigiendo Trick –una buena película– y ahora está dirigiendo
para la televisión. Yo seguí escribiendo Pickles, otro guión, éste
sobre una madre y una hija que han sido aceptadas en la misma universidad el mismo año
e incluso viven en el mismo dormitorio. La madre entregó a su hija
en adopción a otra familia, y las dos van descifrando poco a poco
que llevan la misma sangre porque están en la misma clase de biología.
Era otra comedia, o eso creí. Mi amigo la leyó
y me dijo que le hacía reír, aunque los chistes eran un poco groseros
y había unos cuantos problemas lógicos. Traté de arreglarlos.
Pero cuanto más lo leía, menos sentido encontraba en Pickles.
Jim tenía un viejo amante con dinero y estábamos convencidos de que financiaría Headlines,
pero su relación se fue a la mierda y Headlines nunca se llegó a realizar
ni siquiera fue una opción, de lo contrario no escribiría sobre ello con tanta nostalgia y pena. Nuestro agente, una de las mejores amigas de Jim, nueva en esto,
me llevó a un lado y me dijo que tal vez debería escribir un quión de muestra para Cheers
o para un nuevo show llamado Roseanne que según ella me podría gustar. Nunca había visto Cheers,
pero escribí dos guiones para Roseanne. Uno tenía que ver con D. J.
atacando a muñecas de la Barbie y el otro era de Roseanne enamorándose
de Johnny Cash. Más tarde había un episodio de Roseanne
chiflada por Wayne Newton, pero es obvio que escogí a la celebridad equivocada y nunca me contrataron. También escribí un par de episodios de She TV, un vehículo
para una amiga mía que era actriz cómica y quería llegar a ser un VJ o un VH1,
pero le decían que sus tetas no eran lo suficientemente grandes. Ella solía bromear al respecto:
Tú dime solo a quién tengo que chupársela para obtener este trabajo y lo haré… Un chiste que traté
también de utilizar, pero para entonces ya escribía más que nada poesía y el chiste no encajaba,
la narradora de chistes (yo) más patética porque ahora estaba tratando
de conseguir editar en pequeñas revistas literarias con una tirada de 200
en vez de estar gaanndo cientos de miles de dólares. Escribí también
unas pocas sátiras de Wake Up, Jerusalem para otro amigo que también estaba tratando
de introducirse en la comedia como actor. Pero yo no entendía lo suficiente sobre la
cultura Judía, y por eso mis coletillas parecían siempre un poco fuera de lugar. Estaba encasillada
en la vida real como la mejor amiga chiflada de mujeres que más tarde actuarían como
las mejores amigas chifladas en películas o en TV. Laura era la mejor amiga de Hal en
Shallow Hal, y Mindy se fue para hacer de institutriz en una película de Woody Allen.
Y yo siempre me encontraba alejada solo lo suficiente, mi nariz así de cerca para poder oler
a cada celebridad que pasaba. En 1986, me encontré con Kevin Bacon en el estreno
de Quicksilver, su película de mensajero en bicicleta. Mi amigo Michael era uno de los
ayudantes de un agente de talentos y solía darnos entradas para actos en donde podíamos comer
salmón frío y exquisitos quesos sin pagar. Kevin seguramente sabía ya que Quicksilver
iba a ser un fracaso pero aún así se mostró amable y optimista. Me preguntó lo que hacía
para buscarme la vida y le conté que era escritora, lo que no dejaba de ser cierto
ya que por entonces estaba en una escuela para graduados y docentes. ¿Guiones?
me preguntó con lo que parecía auténtico interés. Pero Jim y yo aún no habíamos empezado
Headlines, así que le contesté: No, soy poeta… y acto seguido se esfumó.
Unos años antes me había encontrado con Julia Roberts en una fiesta para Star 80
en el apartamento de Eric Roberts. Michael dijo: Mark, caramba–
ella será la próxima gran estrella. Hablé con Julia durante un rato
y le dije a Michael que estaba loco. Ella era tímida. Sus dientes parecían
más pequeños, menos blancos entonces –no recuerdo ningún destello de sonrisa.
Su cabello tenía ese color que no es ni rubio ni marrón
y parecía, bueno, aburrida. Yo pronostiqué que Madonna era flor de un día–
Cyndy Lauper una cantante de verdad, una estrella con un brillo duradero.
Me equivoqué una y otra vez. Me acuerdo de haber comido
un aperitivo particularmente delicioso en el escritorio temporal de mi Banco de América–
galletas de soda y uvas sin granos
que había cogido la noche anterior en un evento para promocionar Stepping Out,
una película con Liza Minnelli. Michael llamó para decirme que tenía dos entradas gratis
para el show individual de Tracey Ullman “The big love”. Allí estaré, le dije.
Pero en este momento no puedo hablar. No era porque mi jefe estuviese cerca.
No quería hablar porque sabía que Liza nunca leería
mi guión corregido de Pickles y no quería hacerme falsas esperanzas.
No quería hablar porque era feliz,
garabateando “Afortunada de mí”, un nuevo poema, en una arrugada servilleta de la fiesta del estreno de Stepping Out
que había sacado del fondo de mi monedero Goodwill.

 

 

 

Duhamel, Denise. Afortunada de mí (Trad. Dagmar Buchholz y David González). Madrid; Ed. Bartleby, 2008.

 

EL AMOR SIGUE SIN SER CONTEMPORÁNEO

David González 'El amor sigue sin ser contemporáneo'

 

xxxxxINSOMNIO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxno consigo dormir.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxAdam Zagajewski

xxxxxes la hora
xxxxxdel recreo

xxxxxdos oficiales
xxxxxduermen

xxxxxyo no puedo

yxxxxes por ellos

xxxxxpor su conciencia

xxxxxaún les consiente
xxxxxconciliar el sueño

xxxxxyo no puedo

yxxxxes por ellos

xxxxxpor sus caras

xxxxxpuestas
xxxxxal sol

 

 

 

xxxxxALTER EGO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSé decir lo que quiero decir.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCyrill Collard

xxxxxTambién tuve un animal.

xxxxxUn Podenco Portugués pequeño.
xxxxxUn cazador de conejos venido a menos:
xxxxxa recogexxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpelotas.

xxxxxHabía nacido en una cuadra.
xxxxxEra el último de una camada de cinco.
xxxxxEl que quedaba. El que nadie quería
xxxxxllevarse. Porque era feo, decían.

xxxxxTambién tuve animal.

xxxxxTenía las orejas largas, estrechas y afiladas.
xxxxxPor eso le pusimos Spocky. Por Spock,
xxxxxoficial científico en la Enterprise.

xxxxxSe alimentaba de sobras.
xxxxxLas nuestras.
xxxxxHuesos, sobre todo. Pero también:
xxxxxnervios de ternera, piel de gallina y grasa de cordero.

xxxxxTambién tuve un perro.

xxxxxQue un día se puso malo:
xxxxxtos seca, de fumador, con vómitos.
xxxxxHabíamos oído hablar de ciudadanos en serie
xxxxxque dejaban trozos de carne (rellenos de alfileres)
xxxxxen el descampado que los perros usaban para su esparcimiento;
xxxxxsin embargo, el veterinario nos tranquilizó: nuestro perro
xxxxxsolo padecía una leve afección estomacal,
xxxxxcausada, al parecer, por su dieta alimenticia.
xxxxxA partir de ahora, nos dijo, tendréis que darle pienso.

xxxxxTambién tuve perro.

xxxxxComo la comida para perros le producía arcadas
yxxxxvómitos, se declaró en huelga de hambre
y,xiiixa partir del tercer día, de sed también. Al quinto,
xxxxxme arrodillé en el suelo de la cocina,
xxxxxmetí mi voz en el comedero de plástico
yxxxxempecé a masticar trozos (como dados)
xxxxxde pienso enlatado, húmedo, mezcla de harina y carne.

xxxxxTambién tuve a alguien, no sé si llamarle
xxxxxamigo,

xxxxxque lentamente, con el rabo entre las piernas,
yxxxxevitando mirarme a los ojos, se acercó al duerno,
xxxxxolisqueó el rancho, me gruñó (enseñándome los dientes),
xxxxxmetió el hocico dentro y mató
xxxxxel hambre.

 

 

 

xxxxxTRINIDAD POÉTICA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxEn todo caso, entiendo que la poesía no es ficción.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxxxxxxxxxxxAntonio Gamoneda

xxxxxla poesía

xxxxxes

xxxxxel vaso

xxxxxel agua
xxxxxque contiene
xxxxxel vaso

yxxxxla gota
xxxxxque colma
xxxxxese vaso

yxxxxrompe

xxxxxla presa

 

 

 

xxxxxPONGAMOS YA EL DESPERTADOR

xxxxxthe American Dream
xxxxxel Sueño Americano
xxxxxas long as not showing the opposite
xxxxxmientras no se demuestre lo contrario
xxxxxhas transmuted
xxxxxse ha transmutado
xxxxxinto the Nightmare of the rest of Humanity
xxxxxen la Pesadilla del resto de la Humanidad

 

 

 

Héctor Castilla, David González y Cristina Morano

 

González, David. El amor ya no es contemporáneo (Poemas y relatos 1997-2004) El amor sigue sin ser contemporáneo (Poemas escogidos 2005-2009). Tenerife; Ediciones de Baile del sol, 2009.

LOSER

David González 'Loser'

 

ARS POLÍTICA

los políticos
estrechan la mano
pero no la dan

 

 

 

xxxxxBANDERAS

xxxxxSu amiga Merche pasó de decir:

xxxxx¡Pero si acabas de conocerle!
xxxxx¿Cómo te vas a ir con él?

xxxxxa indicarnos nuestro cuarto
yxxxxhacernos la siguiente advertencia:

xxxxxNo manchéis las sábanas

xxxxxEl cuarto era espartano.
xxxxxUna silla, una mesa camilla,
xxxxxuna estantería con libros

xxxxxManual básico de lenguaje
yxxxxnarrativa audiovisual

xxxxxLos anormales:
xxxxxcurso en el college de france

xxxxxTécnicas del montaje cinematográfico

xxxxxun armario empotrado
yxxxxuna cama de cero noventa

xxxxxEsto no me había pasado nunca, quillo

xxxxxLa puerta no cerraba bien,
xxxxxarrastré la silla y la puse delante

xxxxxQué haces, me preguntó Safira

xxxxxNada

xxxxx¿Por qué pones ahí la silla?

xxxxxLa puerta, que no se cierra

xxxxxNo va a entrar nadie, quítala

xxxxxMe desvestí de espaldas a ella,
xxxxxapalanqué la guita en los picantes
yxxxxluego la ayudé con el sujetador,
xxxxxun sujetador invisible,
xxxxxde un solo uso

xxxxxQuítame las bragas también

xxxxx¿Cómo describir el coño de Safira?

xxxxxVello púbico de alambre
yxxxxnegro como un eclipse de sol

xxxxxTendría que haberme depilado

xxxxxEstás muy bien así

xxxxxCuando terminamos,
xxxxxla luz se encendía
xxxxxen las rendijas de la persiana
yxxxxSafira se palpó los muslos

xxxxx¡Mucho me he mojado!

xxxxxLas sábanas también.
xxxxxHabía sangre por todas partes,
xxxxxincluso en la funda de la almohada

xxxxx¡Quillo, me has desvirgado!

xxxxxNo me digas que eras virgen

xxxxx¿No lo estás viendo?

xxxxxSerá que te bajó la regla, pensé

¿Yxxxsi me has dejado embarazada?

xxxxxNo te ruques, tía, anda,
yxxxxvamos a ver si sobamos un poco ¿vale?

xxxxxDespertamos a las dos horas.
xxxxxMe levanté y subí la persiana.
xxxxxLa luz casi me ciega.
xxxxxLuego comprobé que el dinero
xxxxxestaba en donde lo había dejado
yxxxxdespués fui descalzo a la cocina
yxxxxtraté de encender el calentador de gas,
xxxxxpero no había manera, no fui capaz

xxxxx¡Pero si no has abierto la bombona!
xxxxx¿Cómo quieres que se encienda?

xxxxxCuando salimos de la ducha,
xxxxxMerche estaba recogiendo las sábanas

xxxxxTe voy a matar, me dijo, y a Safira:

xxxxxAhora tendremos que lavarlas
yxxxxcuanto antes lo hagamos mejor,
xxxxxpara que por la noche estén secas.
xxxxxAsí que conmigo a la bañera, andando

xxxxxMe vestí, desayuné, les dediqué mi libro
yxxxxdespués pasé por el baño a despedirme de ellas.
xxxxxEstaban de rodillas,
xxxxxfrotando a conciencia,
xxxxxasí que me agaché para darle un beso a Safira

xxxxxTe llamo después de mi recital
yxxxxquedamos para esta noche

xxxxxSuerte, me dijo Merche

xxxxxAcuérdate de llamar, me dijo Safira

xxxxxSalí a la calle
yxxxxencendí un truja.
xxxxxNo sabía ni en dónde estaba
xxxxxni por dónde había llegado hasta allí
yxxxxademás tenía una resaca espantosa.
xxxxxPero hacía un día espléndido,
xxxxxlleno de luz, de fuerza y de vida
yxxxxyo solo tenía treinta y tres años,
xxxxxera joven,
xxxxxera poeta,
xxxxxme encontraba a casi mil kilómetros de casa
yxxxxla poesía de la vida era hermosa,
xxxxxhermosa de verdad,
yxxxxentonces me pareció escuchar mi nombre:

xxxxx¡David! ¡Eh, David! ¡David!

yxxxxme cayó una gota de agua en la cabeza
yxxxxmiré hacia arriba
yxxxxme cayó otra gota en la cara
yxxxxentonces las vi:

xxxxxsábanas blancas,
xxxxxcon la cara recién lavada,
xxxxxdesplegándose al sol

 

 

 

xxxxxMETEOROLOGÍA

xxxxxsé de peña
xxxxxque se aplica
xxxxxa ultranza
xxxxxa tirar piedras
xxxxxsobre mi tejado

xxxxxpero más adelante

xxxxxcuando el tiempo cambia
xxxxxporque el tiempo siempre cambia
xxxxxentonces
xxxxxencima
xxxxx–debajo más bien–
xxxxxtodavía tienen el puto morro
xxxxxde venir a quejarse
yxxxxa protestar
xxxxxporque en sus propias casas
xxxxxtienen
xxxxxgoteras

 

 

González, David. Loser. Madrid; Ed. Bartleby, 2009.

 

EL DEMONIO TE COMA LAS OREJAS [1997-2008]

David González 'El demonio te coma las orejas'

 

xxxxxLA MAIKA

xxxxxno tiene piños.
xxxxxLe han caído todos.
xxxxxPor culpa del caballo primero
yxxxxpor la mierda de comida
xxxxxdel talego después.

xxxxxAsí la chupas mejor,
xxxxxle decimos todos.

xxxxxLa Maika está desdentada,
yxxxxeso quizá influya en su voz,
xxxxxuna voz
xxxxxque le viene
xxxxxque ni pintada
xxxxxpara arrancarse por bulerías.

xxxxxEl Richard se asoma a la perlacha
xxxxxcada noche,
xxxxxdespués del recuento,
yxxxxse pone a gritar:

xxxxx¡Maika! ¡Esa Maika!
xxxxx¡Cántanos algo! ¡Venga!

xxxxxElla se hace la loca,
xxxxx¡esa Maika bonita!
xxxxx¡Venga! ¡Cántate una!

xxxxxpero siempre acaba
xxxxxpor hacerle caso.

xxxxxEl picoleo de la garita
xxxxxdeja de pasear
xxxxxde un lado para otro,
xxxxxse apoya contra el muro,
xxxxxpone encima su fusil,
xxxxxenciende un truja
yxxxxescucha en silencio
xxxxxesa voz sin dientes
xxxxxque nos muerde a todos
xxxxxel corazón.

 

 

 

xxxxxLA ÚNICA RESPUESTA POSIBLE

xxxxx¿cómo era aquello?

xxxxxhace ya más de 20 años
xxxxxque salí de la cárcel
yxxxxtodavía hay gente
xxxxxque me lo pregunta:

xxxxx¿cómo era aquello?

xxxxxcomo esto.

 

 

González, David. El demonio te coma las orejas [1997-2008]. Asturias; Editorial Glayiu, 2008.

 

EN LAS TIERRAS DE GOLIAT

David González 'En las tierras de Goliat'

 

xxxxxLA AUTOPISTA

xxxxxJusto después de que cuatro estudiantes de la Kent State University fueran asesinados en 1970 por miembros de la Guardia Nacional de USA durante una manifestación pacífica contra la guerra de Vietnam, un periodista le hizo la siguiente pregunta a la madre de, imagino, uno cualquiera de los cientos de estudiantes de dicha universidad:
xxxxx–¿El pelo largo justifica fusilar a una persona?
xxxxx–Sí, responde esa ¿madre? Tenemos que limpiar esta nación, y empezaremos con los que tienen el cabello largo.

 

xxxxxya que tanto insistes
xxxxxen que me lo corte
xxxxxvoy a explicarte
yxxxxserá la primera y última vez que lo haga
xxxxxpor qué llevo el pelo largo

xxxxxllevo el pelo largo
xxxxxporque el ejército estadounidense
xxxxxofrecía una recompensa
xxxxxde dos dólares
xxxxxpor cada cabellera de indio
xxxxxque se le entregara
yxxxxlos que la cobraron
xxxxxasí como los soldados
yxxxxmandos superiores
xxxxxdel ejército estadounidense
xxxxxllevaban el pelo corto
oxxxxmuy corto

xxxxxllevo el pelo largo
xxxxxporque el ejército franquista
xxxxxen la corrada de la casa en la que nací
xxxxxle rapó la cabeza
xxxxxa una de las mujeres de mi familia
xxxxxcuyo hombre
xxxxxacababa de ser fusilado
xxxxxpor negarse a defenestrar
xxxxxniños de pecho republicanos
yxxxxlos soldados que le raparon la cabeza
xxxxxasí como el resto de las tropas
yxxxxmandos superiores
xxxxxdel ejército franquista
xxxxxincluido el puto francisco franco
xxxxxllevaban el pelo corto
oxxxxmuy corto

xxxxxllevo el pelo largo
xxxxxporque en el campo de concentración de mauthausen
xxxxxa los deportados españoles
xxxxxcomo ramiro santisteban
xxxxxel superviviente octogenario que me lo contó
xxxxxa los deportados españoles
xxxxxuna vez a la semana
xxxxxlos sábados
xxxxxles hacían lo que entre ellos se conocía
xxxxxcomo La autopista
xxxxxesto es
xxxxxles rapaban el pelo al cero
xxxxxdesde la frente hacia atrás

xxxxxla autopista

yxxxxmás adelante
xxxxxcuando hitler estaba perdiendo la guerra
xxxxxcon ese pelo
xxxxxse forraban las botas de los soldados alemanes

xxxxxcon ese pelo

yxxxxtodos esos soldados alemanes
xxxxxcomo también los que los sábados colaboraban
xxxxxen el mantenimiento de la autopista
xxxxxjunto con sus respectivos mandos superiores
xxxxxel hijo de la gran puta del fuhrer a la cabeza
yxxxxjunto con el resto del pueblo alemán
xxxxxllevaban el pelo corto
oxxxxmuy corto.

xxxxxllevo el pelo largo
xxxxxporque en la tercera galería
xxxxxde la cárcel provincial de oviedo
xxxxxla galería de los menores
xxxxxlos que mandaban en ella los kíes
xxxxxen cierta ocasión me dijeron

oxxxxte cortas el pelo tú
oxxxxte lo cortamos nosotros

yxxxxencendieron sus mecheros

yxxxxtanto ellos
xxxxxcomo los funcionarios de prisiones
xxxxxcuyo trabajo consistía precisamente
xxxxxen evitar que se produjeran hechos como este
xxxxxllevaban el pelo corto
oxxxxmuy corto

xxxxxllevo el pelo largo por otra razón también:

xxxxxmuchas de las mujeres que conozco
xxxxxme aseguran que con él así de largo
xxxxxestoy mucho más guapo
yxxxxaparento muchos menos años
xxxxxde los que en realidad tengo

xxxxxasí que en vez de estar dándome la gaita a todas horas
xxxxxcon que a ver cuando voy a que me corten el pelo
xxxxxmejor te callabas la puta boca
eh
yxxxxte dejabas
xxxxxcrecer el tuyo.

 

 

 

xxxxxGATOS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxEl gato come cabezas de pescado
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxixxxxxxxxxxTodos esos ojos
xxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxixxxxxxxxxxxxxa la luz de las estrellas.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJack Kerouac

xxxxxen nuestra casa
xxxxxno se tira la comida
xxxxxaunque tampoco
xxxxxse obliga a nadie
xxxxxa que rebañe el plato

xxxxxahora bien
xxxxxcomo iba diciendo
xxxxxen nuestra casa
xxxxxno se tira la comida:

xxxxxlas sobras
xxxxxlas echamos
xxxxxen un envase de cartón
xxxxxde leche con un poco
xxxxxde leche y pan
yxxxxmás tarde
xxxxxpor la noche
xxxxxcuando ángeles
xxxxxsale de casa
xxxxxpara ir a trabajar
xxxxxse lo baja
yxxxxse lo sirve
xxxxxa los gatos callejeros
xxxxxque nos protegen
xxxxxde los demonios de la noche
yxxxxque ya la están
xxxxxesperando

xxxxxtambién esta noche
xxxxxa la salida del portal
xxxxxlos gatos callejeros
xxxxxla están esperando
xxxxxpero ella se disculpa:

xxxxxhoy no tengo nada para vosotros
xxxxxlo siento lo siento mucho

xxxxxentonces ellos
xxxxxlevantan más la mirada
yxxxxla dirigen
xxxxxhacia la luz
xxxxxde mi ventana

xxxxxhacia mí

xxxxxahí están mis gatos

xxxxxles digo que un segundo
yxxxxles hago señas con las manos
xxxxx–lo entienden de sobra–
xxxxxque esperen un segundo
xxxxxque no deben moverse de ahí
xxxxxque ahora vuelvo

xxxxxde la nevera
xxxxxde un paquete ya empezado
xxxxxsaco unas salchichas
xxxxxlas corto en cachos
xxxxxme asomo a la ventana
yxxxxse las arrojo

xxxxxluego hago lo mismo
xxxxxcon un filete de lenguado
xxxxxque sobró de ayer
xxxxxme asomo y se lo tiro

xxxxxdespués cierro la ventana

xxxxxno nos engañemos:
xxxxxque conste
xxxxxque no hago esto
xxxxxpor amor a los animales
xxxxxpor amor a los gatos

xxxxxhago esto
xxxxxpor agradecimiento

xxxxxyo también sé
xxxxxlo que es estar
xxxxxen la calle

 

 

 

xxxxxBLANCANIEVES

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxEs como si tuviera un fusil en la boca y el dedo sobre el gatillo. Y
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxes como si me gustara el sabor del metal.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRobert Downey Jr

yxxxxfrótate bien los dientes
xxxxxsin miedo,

xxxxxme decía mi madre cuando crío,

xxxxxpero antes
xxxxxlávate las manos,

xxxxxtratando de inculcarme sus creencias:

xxxxxel dinero no trae otra cosa
xxxxxque no sean desgracias,
xxxxxinfecciones y calamidades

xxxxxtoma, tío,

xxxxxme dice mi colega el pali,
xxxxxpara que hagas el rulo,

xxxxxlo ajusto
xxxxx–paja, manguera o prótesis–
xxxxxa una de mis fosas sépticas,

xxxxxme inclino ante blancanieves

yxxxxme meto un tiro

xxxxxluego unto el dedo índice
xxxxxde mi mano derecha
xxxxxen un poco de saliva y después,
xxxxxmientras rebaño con él
xxxxxla caspa de satanás
xxxxxque haya podido quedar
xxxxxsobre la superficie de la mesa
xxxxxme da por pensar en mi madre,

xxxxxla pobre,

xxxxxqué diría,
xxxxxqué pensaría,
xxxxxsi pudiese verme ahora,
xxxxxpasados los cuarenta,
xxxxxmetiéndome ese mismo dedo en la boca
xxxxxa modo de
xxxxxcepillo de dientes
yxxxxfrotándome con él,
xxxxxfrotándomelas bien,

xxxxxmamá,

xxxxxsin miedo,

xxxxxlas encías

 

 

 

xxxxxMUDA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRecuerda lo que te he dicho.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxTimothy Leary

xxxxxcinto de piel
xxxxxde serpiente pitón

xxxxxbilletera de piel
xxxxxde serpiente pitón

xxxxxbotas de piel
xxxxxde serpiente pitón

xxxxxestoy
xxxxxmudando la piel

xxxxxluego te haré
xxxxxmorder la manzana

 

 

González, David. En las tierras de Goliat. Tenerife; Ediciones de Baile del sol, 2008.

 

ALGO QUE DECLARAR

David González 'Algo que declarar'

 

MANOS

las manos

me decían mis padres
antes de sentarme
a la mesa a comer

lávate bien
las manos

no alcanzaban
a comprender
que los niños
las tenemos siempre
limpias

 

 

 

xxxxxCOSA NOSTRA

xxxxxllegué a asturias
xxxxxel 15 de febrero de 2004
xxxxxprocedente de parís
yxxxxaterricé en el hospital:

xxxxxhabía nacido
xxxxxmi primera sobrina

xxxxxa raquel
xxxxxla tenía en cuello
xxxxxsu padre
xxxxxque poco después
xxxxxse la pasó a su mujer
xxxxxque al poco
xxxxxse la dejó a su madre
xxxxxque cuando cansó
xxxxxde tener por ella
xxxxxla devolvió
xxxxxa la cuna

xxxxxnadie de la familia
xxxxxtuvo el detalle
oxxxxla consideración
xxxxxse acordó
xxxxxde preguntarle a su tío
xxxxxsi también él quería
xxxxxcogerla en brazos

 

 

 

xxxxxCAMORRA

xxxxxtampoco me preguntaron
xxxxxsi quería ser el padrino
xxxxx(yo no tengo hijos)
xxxxxel día de tu bautizo

oxxxxle preguntaron a ángeles
xxxxx(tú ya no la recuerdas)
xxxxxsi quería ser ella
xxxxxla madrina

xxxxxte escribo esto
xxxxxpor si alguna vez
xxxxxal repasar las fotografías
xxxxxdel convite
xxxxxde ese día tan señalado
xxxxxpara todos
xxxxxte da por preguntarte
xxxxxquiénes son
xxxxxesos dos
xxxxxque están sentados
xxxxxal lado de tus abuelos
xxxxxen esas sillas
xxxxxvacías

 

 

 

xxxxxEL ROMPEOLAS

xxxxxmi padre
xxxxxse levanta temprano cada mañana
xxxxxpara ir a nadar
xxxxxpara ir a nadar
xxxxxa la piscina municipal en invierno
yxxxxa la mar del cantábrico en verano

xxxxxél se cree que así
xxxxxme comenta mi madre, escéptica
xxxxxno se va a morir nunca

xxxxxdesde la ventana del estudio
xxxxxdonde me encierro a escribir
xxxxxdesde por la mañana temprano
yxxxxdurante las cuatro estaciones
xxxxxpuedo ver la playa de mi padre
xxxxxla arena que está pisando
yxxxxsi tuviese a mano unos prismáticos
yxxxxforzara un poco la vista
xxxxxpodría, incluso, verle a él

xxxxxhace tiempo, años, que no le veo
xxxxxni hablo con él
xxxxxni siquiera por teléfono

xxxxxpero cuando luego
xxxxxretiro mi frente del cristal
yxxxxacerco la silla
xxxxxapoyo los codos sobre la mesa
yxxxxempiezo a escribir
xxxxxlo hago con la confianza
yxxxxseguridad
xxxxxdel que se sabe
xxxxxcon las espaldas protegidas:

xxxxxsu padre está ahí afuera,
xxxxxnadando

yxxxxno se va a morir nunca

 

 

 

xxxxxALGO QUE DECLARAR

xxxxxLevante los brazos.

xxxxxEntonces registró mis bolsillos.

xxxxxEncontró cigarrillos, lápices,
xxxxxun librito, una china, un mechero,
xxxxxun Pen Drive de 512 MB
yxxxxtres monedas de dos euros.

xxxxxMe miró fríamente a los ojos
yxxxxme preguntó si tenía algo más.
xxxxxAlgo más que quisiera declarar.
xxxxxLe dije que creía que un pañuelo.

xxxxx¿Tiene algo en los zapatos?

xxxxxMis pies.

 

 

González, David. Algo que declarar. Poesía de no ficción. Madrid; Ed. Bartleby, 2007.

 

EL AMOR YA NO ES CONTEMPORÁNEO

David González 'El amor ya no es contemporáneo'

 

xxxxxNOTICIAS DE OTROS MUNDOS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxlas realidades se hunden en el silencio.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxHart Crane

xxxxxalgunos niños
xxxxxse suicidan
xxxxxllevándose a la boca
xxxxxun trozo de pan
xxxxxun pez
oxxxxun vaso de agua

 

 

 

LA LEY DEL CUADRILÁTERO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxComemos la sonrisa
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxy escupimos los dientes.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCharles Simic

Me sacaba seis años. Era un poco abusón.
Un poco mucho. Sé cuando va a cambiar el tiempo
porque empieza a dolerme el hombro izquierdo.

Una mañana le sorprendió mi padre.

Como te vuelva a ver pegándole,
los puñetazos te los devuelvo yo.
A mi hijo no le pone la mano encima nadie
más que yo, procura no olvidarlo.

Después de eso, los puñetazos cesaron,
pero amí aún me llevaría algunos años más
entender una verdad tan simple como esta:

no te pegan porque hayas hecho nada malo,

te pegan porque no puedes devolver los golpes
ni tienes a nadie
que los devuelva por ti.

 

 

 

SEAMOS REALISTAS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa apagar las estrellas
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxWilliam Carlos Williams

en este sitio
nadie cuenta
estrellas
por la noche.

 

 

 

EL RESTO DEL CAMINO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcomo si nada de esto hubiese sucedido, realmente…
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAntonio Orihuela

a veces ocurre:

me quedo parado
en mitad del pasillo,
mirando fijamente
las baldosas del suelo,

sin reconocerlas,
ni reconocer en ellas

los
pasos
perdidos.

 

 

 

xxxxxMATIZ DE REGENERACIÓN

xxxxxAsí como la animosidad entraña peligro para la vida, el miedo es causa de seguridad para ella.
xxxxxLeonardo Da Vinci

xxxxxTodos mis colegas de entonces
oxxxxestán muertos
oxxxxestán otra vez en el talego
oxxxxandan por ahí tirados,
xxxxxbuscándose la vida
xxxxxcomo malamente pueden.

xxxxxYo no.

xxxxxCambié.

xxxxxDejé a un lado
xxxxxesa clase de vida.

xxxxxTuve miedo.

xxxxxMucho miedo.

 

 

 

xxxxxSILVIA LA DEL PELO ROJO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxTodo cambia aunque yo me paralice
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxel mundo de afuera y el mundo de adentro.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMiriam Reyes

xxxxxSi te he de ser sincero
xxxxxquedé con ella
xxxxxcon la sana intención
xxxxxde llevarla en el coche
xxxxxa un descampado
xxxxxa echarle un polvo.

xxxxxLa encontré rara,
xxxxxno sé,
xxxxxno tenía chispa en los ojos,
xxxxxestaba despeinada

xxxxx¿Cómo es que te dio por llamarme?

yxxxxel jersey,
xxxxxel jersey azul cielo,
xxxxxlo tenía todo lleno
xxxxxde quemaduras de cigarrillos,

xxxxxNo sé, tenía ganas de verte.

yxxxxestaba en los puros huesos.
xxxxxDaba pena verla, y sin embargo,
xxxxxya ves, no sé, era
xxxxxla misma tía con la que años atrás
xxxxxiba por la calle gritando
xxxxxsexo, drogas y guns n’ roses
xxxxxsexo, drogas y guns n’ roses

xxxxx¿Sabes algo de Santi y de Flor?,
xxxxxle pregunté mientras conducía.

xxxxxSanti le ponía los cuernos a Flor
xxxxxsin parar. Flor había tenido otro
xxxxxhijo.

¿Yxixxqué es de Carmen?

xxxxxCarmen estaba de puta
xxxxxen una barra americana.

¿Yxxixde Juanjo?

xxxxx¿No te enteraste?

xxxxx¿De qué?

xxxxxLa palmó.
xxxxxUna sobredosis.
xxxxxEl día de Nochebuena.

Yxxxxtú, ¿qué tal?
xxxxxNo sé quién me dijo
xxxxxque te habías separado,
xxxxx¿es verdad?

xxxxxSí.

xxxxx¿Por qué? ¿Qué te pasó?

xxxxxA mí nada. A él,
xxxxxque era un hijoputa,
yxxxxun cerdo.

xxxxx¿Qué te hacía?

xxxxxDe todo.
xxxxxMe pegaba.
xxxxxSe metía caballo
yxxxxluego llegaba a casa
yxxxxme pegaba,
xxxxxme daba unas palizas de muerte,
yxxxxme forzaba sexualmente.

xxxxxLo dijo así. No dijo
xxxxxme violaba
oxxxxme follaba a la fuerza. No.
xxxxxLo dijo así:
xxxxxme forzaba sexualmente.

xxxxx¡No me jodas!

xxxxx
yxxxxhasta tuve que abortar.

xxxxx¿No podías tener el hijo o qué?

xxxxxFue mi madre. No quiso
xxxxxque lo tuviera. No quiso
xxxxxque tuviera
xxxxxun hijo
xxxxxde ese hijo
xxxxxde puta.

xxxxxDi una vuelta a la ciudad,
yxxxxluego la llevé otra vez a casa.
xxxxxMe sentía raro, mal,
xxxxx¿sabes lo que te digo, no?,
xxxxxcomo si fuera culpa mía
xxxxxque le hubiera pasado todo eso.

xxxxxUn día de estos te vuelvo a llamar.

xxxxxNo dijo nada.

xxxxxPero al levantarse
xxxxxpara salir del coche
xxxxxse le subió un poco el jersey
yxxxxle dejó un trozo de espalda
xxxxxal descubierto.
xxxxxAhí estaban las marcas
xxxxxLos renegrones.
xxxxxLas cicatrices.

xxxxxLa historia
xxxxxque me acababa de contar.

 

 

González, David. El amor ya no es contemporáneo (Poemas y relatos 1997-2004). Tenerife; Ediciones de Baile del sol, 2005.

 

HASTA LOS PARANOICOS TIENEN ENEMIGOS

‘Hasta los paranoicos tienen enemigos’ es un libro que fue escrito en tiempo real durante los 21 días que duró la guerra de Iraq. A modo de collage se vierten en él textos de internautas, poemas, extractos de novelas o de relatos, y noticias de diversos medios de prensa y el resultado es un caleidoscopio que muestra las numerosas voces críticas que surgieron aquellos días.

Aquí tienen una pequeña selección.

 

David González 'Hasta los paranoicos tienen enemigos'

 

Bombardear en pos de la paz es como hacer el amor en pos de la virginidad.

 

 

Que no me vuelvan a decir, nadie, nunca, que después de Auschwitz nada podrá volver a ser lo mismo. Es lo mismo. Sigue siendo lo mismo. Siguen siendo los mismos. Que no se les ocurra volver a decírmelo, por favor, porque igual cometo un disparate.

 

 

¿Te puedes imaginar trabajando en la siguiente compañía? Tiene poco más de quinientos empleados con las siguientes estadísticas: Ciento diecisiete han arruinado al menos dos negocios, ochenta y cuatro fueron detenidos por conducir ebrios, setenta y uno no pueden obtener una tarjeta de crédito debido a su mala administración, veintinueve han sido acusados de maltrato a sus esposas, veintiuno están actualmente acusados en diferentes procesos, diecinueve han sido acusados de firmar cheques sin fondos, catorce han sido arrestados por cargos relacionados con la droga, ocho han sido arrestados por ratería, siete han sido arrestados por fraude, tres han sido arrestados por violencia.
¿Puedes adivinar de qué organización estamos hablando?
¿Te rindes?

 

 

La verdad se defiende sola; únicamente el embuste necesita el apoyo del gobierno.

 

 

El gobierno de EEUU está en manos de unos mediocres caraduras que no saben nada de historia o geografía, unos obtusos supremacistas blancos, cristianos con K y para peor los PP o personalidades psicópatas; estamos dominados por los más sórdidos y patéticos golpistas de opereta que es posible imaginar.

 

 

Que supriman de los planes de estudios, de una puta vez para siempre, la asignatura de Historia.
Se repite.

 

 

La guerra es una masacre entre gente que no se conoce para provecho de gente que sí se conoce pero que no se masacra.

 

 

He aquí una lista de los países que fueron bombardeados por los Estados Unidos después del fin de la segunda guerra mundial:
China (1945-46) (1950-53)
Corea (1950-53)
Guatemala (1954) (1960) (1967-69)
Indonesia (1958)
Cuba (1959-60)
Congo (1964)
Laos (1964-73)
Perú (1965)
Vietnam (1961-73)
Camboya (1969-70)
Granada (1983)
Libia (1986)
El Salvador (años 80)
Nicaragua (años 80)
Panamá (1989)
Iraq (1991)
Sudán (1998)
Afganistán (1998) (2001)
Yugoslavia (1999)

Pregunta: ¿En cuántos de estos países los bombardeos y otras acciones americanas hicieron emerger un gobierno democrático y respetuoso de los Derechos Humanos?
Escoja una respuesta:
Cero.
Ninguno.
Ni uno solo.
Número entero entre -1 y +1.

 

 

Si Hitler fue un genocida, ¿qué somos nosotros? ¡Nosotros hemos estado cometiendo genocidios desde el principio! ¡A la carga con todo aquel que no esté de acuerdo con nosotros! Así ha sido contra indios, negros y mexicanos. me pregunto, muy seriamente, si hay algo de la civilización estadounidense que sea digno de elogio. Y no encuentro nada.

 

 

“Quien maltrate a los prisioneros estadounidenses será considerado un criminal de guerra”, advierte George W. Bush.
“No se puede ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio”, le replica Ángeles Mendívil.
“Decenas de personas fueron ejecutadas en Texas durante sus años como gobernador, sin que los acusados tuvieran acceso a sus consulados o abogados a tiempo, en una clara violación del derecho internacional”, me desvela un diplomático iraquí.
“Llegan a nuestra casa, matan a nuestra gente y cuando nos defendemos quieren que los tratemos con guantes”, se indigna otro diplomático. ¿Quiénes diablos creen que son?

 

 

“Es un honor hacer cine documental en un mundo dominado por la ficción, empezando por un presidente ficticio y una guerra ficticia. Usted es una vergüenza, señor Bush. Es una vergüenza lo que está haciendo y en cualquier momento verá que tiene al mundo en su contra y que el tiempo se le acaba”, se pronuncia el realizador Michael Moore, entre aplausos y abucheos, al recoger el Óscar al mejor documental.

 

 

“Cuanto más duramente se oprime la verdad, más fuerza toma, y la explosión será terrible”, me dice Émile Zola.

 

 

Desde que nací, en los diarios siempre viene un parte de guerra.

 

 

“Hoy parece que no he hecho nada y sin embargo, he dado mi firma para la paz”, me dice Efraín Huerta.

 

 

Mientras llueven bombas, las mil y una bombas, sobre Bagdad, por sexta noche consecutiva, un joven iraquí, Salam Pax, publica un diario on line que cuenta el conflicto desde adentro:
“Dejen de enviarme e-mails preguntándome si soy real. ¿No me creen? ¡Pues no me lean!”

 

 

Estamos hablando de tirar botellas, estamos hablando de romper escaparates, estamos hablando de pintadas insultantes, estamos hablando de tirar excrementos. ¿De qué pacifismo estamos hablando? No hay mayor contrasentido que el de decir que se defiende la paz defendiendo la violencia.

 

 

De este pacifismo estamos hablando, señor Arenas:

 

 

Dos misiles matan a quince civiles e hieren a otros treinta en un mercado de Bagdad.
“No sabemos si fueron nuestros misiles”, se justifica el general estadounidense Vicent Brooks.
“Serían los míos”, le replico.

 

 

Todos los investigadores que han estudiado el carácter americano han llegado a la conclusión de que somos un pueblo guerrero y que amamos la guerra; lo que odiamos no son las bajas mortales, sino la derrota.

 

 

Y así va el mundo. Hay veces en que deseo sinceramente que Noé y su comitiva hubiesen perdido el barco.

 

 

González, David (Ed.). Hasta los paranoicos tienen enemigos. Valencia; Alternativa Antimilitarista-MOC València, 2004.

 

ANDA, HOMBRE, LEVÁNTATE DE TI

David González 'Anda, hombre, levántate de ti'

 

xxxxxEL PROPIETARIO

xxxxxÉl determinaba
xxxxxa qué hora se podía salir
yxxxxa qué hora había que entrar.

xxxxxÉl te indicaba
xxxxxa quién le podías abrir la puerta
yxxxxa quién le podías dar con ella en las narices.

xxxxxÉl señalaba
xxxxxcuál era tu sitio en la mesa,
xxxxxen qué momento te sentabas a ella
yxxxxen qué momento te podías levantar.

xxxxxÉl decidía
xxxxxcuando se apagaban las risas
yxxxxse callaban las luces.

xxxxxLa casa de mi padre
xxxxxera la casa de mi padre.

xxxxxNo la mía.

 

 

 

xxxxxLUCES EN LAS VENTANAS

xxxxxEs un edificio de ladrillo rojo.
xxxxxLas ventanas aún conservan los marcos de madera.
xxxxxNunca dispusieron de cristales que los críos pudiéramos romper.
xxxxxEs un edificio de ladrillo rojo, deshabitado. Mejor dicho:
xxxxxnunca terminaron de construirlo, nunca estuvo habitado.
xxxxxEn su azotea, sin embargo, anidan las gaviotas comunes,
yxxxxen el portal paren las gatas callejeras,
yxxxxtambién, por temporadas, en una habitación del tercer piso,
xxxxxdormía el poeta.
xxxxxDormía allí siempre que se escapaba de la casa de su padre.
xxxxxDormía en el suelo,
xxxxxencima de una manta,
xxxxxtapado con otra,
xxxxxde almohada su ropa.

xxxxxVan a derruirlo. El edificio. Y no tardando mucho.
xxxxxLos obreros han terminado ya de colocar los andamios.
xxxxxVan a demolerlo. Y está bien que así sea.
xxxxxDisfrutaré de mejores vistas. Construirán otro más pequeño
xxxxxVendrán familias a okuparlo. Habrá
xxxxxmadres
yxxxxluces,
xxxxxen las ventanas,
yxxxxhasta es posible, solo posible
xxxxxque en la habitación del tercer piso en que yo dormía,
xxxxxduerma pronto
xxxxxotro niño.

 

 

 

POLVO DE ESTRELLAS

A él se lo escuché:
al científico, al escritor:
a John Gibbin:

Básicamente, dijo,
somos polvo de estrellas.

, repitió, eso es lo que
somos: polvo de estrellas.

Convendría no olvidarlo.
Tenerlo siempre presente.

Polvo.

No estrellas.

 

 

 

xxxxxHISTORIA DE ESPAÑA (NUDO)

xxxxxUn nudo. Esto, explica la anciana,
xxxxxfue lo último que hizo mi padre
xxxxxcon sus propias manos. Un nudo.

xxxxxPiénsalo.

xxxxxEs lo último que hace ese hombre
xxxxxcon sus propias manos.

xxxxxNo estrecha entre sus brazos
xxxxxa su madre, a su hermano o a un amigo.
xxxxxNo acuna en ellos a su hija recién nacida.
xxxxxTampoco le aprieta las nalgas a su mujer,
xxxxxni le acaricia los pezones, los pechos,
xxxxxlas mejillas, el pelo tan siquiera…No,

xxxxxcon ellas, con sus propias manos,
xxxxxlo último que le permiten hacer a ese hombre
xxxxxantes de fusilarle
yxxxxarrojarlo a una fosa común es

xxxxxUn nudo, repite la anciana
xxxxxpara las cámaras de televisión
xxxxxde un canal
xxxxxde historia. Historia
xxxxxde España:xxxxxxxxde un tajo,

xxxxxel entierramuertos cortó el cordel
xxxxxque el padre de la anciana
xxxxxse había atado alrededor del tobillo
xxxxxpara rersponder así a la pregunta
xxxxxque horas antes, le había hecho su mujer:
¿Yxx cómo vamos a distinguir tu cuerpo
xxxxxentre todo ese montón de cadáveres?

xxxxxMientras aparecen los títulos de crédito,
xxxxxla anciana le da un beso al cordel,
yxxxxluego devuelve a su caja de pino
xxxxxeste nudo
xxxxxque todavía nadie, repito, nadie, se ha molestado
xxxxxen deshacer.

 

 

 

xxxxxEL SELLO

xxxxxAlgunos desempleados escuchan promesas
xxxxxde trabajo en los tablones de anuncios.
xxxxxOtros guardan cola, en fila de a uno,
xxxxxde a dos si contamos también a sus acompañantes,
xxxxxen hileras interminables, ante mesas de formica
xxxxxque son como puestos de aduana, que son
xxxxxpuestos de aduana: a un lado,
xxxxxla miseria; al otro, una relativa prosperidad.
xxxxxEl sellador, y conste que si le aplico este adjetivo
xxxxxse debe, solo, a que esa parece ser
xxxxxla única tarea que desempeña en esta oficina,
xxxxxel sellador, espatarrado en una gira sillatoria
xxxxx(sí, una gira sillatoria, has leído bien), me saluda
xxxxxcomo si nos conociéramos desde guajes:
xxxxx¿Qué, David? ¿Todavía sigues escribiendo?
xxxxx, le digo. De momento sí.
xxxxxYo lo dejé, me confiesa, como si estuviéramos hablando
xxxxxde sexo, drogas o rock and roll, y no de poesía.
xxxxxEs una verdadera lástima, le digo.
xxxxxPero me alegra saber que otra gente no, dice,
yxxxxluego me devuelve la tarjeta del paro,
xxxxxsellada.

 

 

González, David. Anda, hombre, levántate de ti. Madrid; Ed. Bartleby, 2004.

 

EL HOMBRE DE LAS SUELAS DE VIENTO

Hace algo más de una década, David González tomó la espléndida traducción que Julia Escobar hizo de las Cartas de Arthur Rimbaud y extrajo los poemas que forman ‘El hombre de las suelas de viento’. Aquí tienen algunos de ellos.

 

David González 'El hombre de las suelas de viento'

 

HE LLEGADO A ESTE PAÍS TRAS VEINTE DÍAS
a caballo
a través del desierto.
Me fui de Chipre tras una serie de broncas
que tuve con el pagador general y mi ingeniero.
Busqué trabajo en todos los puertos del mar
Rojo.
He llegado a esta ciudad tras veinte días
a caballo
a través del desierto.
Harar está rodeada de una gruesa muralla.
Los hombres son gente tranquila cuando no se les ataca.
Las mujeres se envuelven el pelo en una redecilla
azul.
No tenemos correo regular,
los transportes cuestan demasiado,
la agricultura está atrasada.
He llegado a Harar tras veinte días
a caballo
a través del desierto.
El clima es muy húmedo.
Me desagrada muchísimo.
Es malsano.
Un corte en un dedo supura durante meses
y se gangrena con facilidad.
He llegado a Harar tras veinte días
a caballo
a través del desierto somalí.
Pienso pirarme pronto.
Para irme a traficar en lo desconocido.
Hay un gran lago a pocas jornadas.
Y está el País del Marfil.
Voy a intentar llegar.

Voy a comprar un caballo y marcharme.

 

 

 

MI VIDA AQUÍ ES UNA AUTÉNTICA PESADILLA.
Arrastro una existencia desoladora
bajo estos absurdos climas.
Currelo como un asno
en un país que me produce un horror
invencible…

Y si vivo,
lo hago por cansancio.

Y si me quejo,
es mi manera de cantar.

Mi vida aquí, repito, es una auténtica
pesadilla.
Es imposible pasar más penalidades que yo.
Llevo entre doce y trece mil francos encima y,
como no se puede
confiar
nada
a nadie
aquí, está uno obligado a arrastrar su peculio
y vigilarlo continua
mente…

Y si vivo,
lo hago por cansancio.

Y si me quejo,
es mi manera de cantar.

Cerca de aquí está la triste colonia francesa.
Es una playa desierta, abrasada, sin víveres,
sin comercio, sólo válida para hacer
almacenes de carbón
para los buques de guerra…

Y si vivo,
lo hago por cansancio.

Y si me quejo,
es mi manera de cantar.

Los coolies de servicio me agarraron para que
Alí Chemmak pudiera responder libremente y
Alí Chemmak
me golpeó en la cara
me desgarró la ropa
me amenazó con un bastón
y fue a poner una denuncia contra mí
a la policía municipal
por golpes
y heridas
y llevó a varios testigos falsos
para que declararan que yo le había amenazado
con clavarle un puñal…

Y si vivo,
lo hago por cansancio.

Y si me quejo,
es mi manera de cantar.

 

 

 

NO OS ASOMBRE QUE APENAS ESCRIBA.
Envío a la costa
caravanas con oro, incienso y mirra.
También trabajo por mi cuenta, solo.
Espero tela negra
y piezas de terciopelo rojo tejido
en oro.
El emperador Juan murió asesinado.
Me encanece un pelo por minuto.
Esta traición del cuero cabelludo
es desoladora,
¿pero qué puedo hacer?

No os asombre que apenas escriba.
Hay más cosas para preguntar
que para contar.
Desiertos poblados por negros.
Sin caminos.
Sin correos.
Sin viajeros.
¿Qué queréis que os escriba sobre eso?
Que está uno harto.
Que ya no se puede más.

No os asombre que apenas escriba.

No encuentro nada interesante que decir.

 

 

 

HAY QUE ACABAR RINDIÉNDOSE A LA REALIDAD.
La epizootia ha destruido todo.
La cosecha de café es nula.
La cosecha de sorgo, mediocre.
Los campesinos, aplastados por las incautaciones.
Todo esto me descorazona mucho,
y si continúa me será imposible soportarlo.
Hay que acabar rindiéndose a la realidad.

 

 

González, David. El hombre de las suelas de viento. Valencia; Ed. Germanía,2003.

 

SEMBRANDO HOGUERAS

David González 'Sembrando hogueras'

 

la estrella amarilla

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcada cual es el rey y es el camello
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJoseph Brodsky

en mi infancia,
solíamos construir
nuestros juguetes
con nuestras propias manos.

con las chapas de las botellas,
plastilina, cristal y ciclistas de papel,
fabricábamos bicicletas
que COMPETÍAN por carreteras de tiza.

con los palos de las escobas,
clavos, gomas y pinzas de la ropa,
frabicábamos escopetas
que DISPARABAN horquillas de acero.

en mi infancia, repito,
solíamos construir
nuestros juguetes
con nuestras propias manos.

quizá entonces ya intuíamos
lo que años más tarde
nos confirmaría la realidad:

los reyes magos no existen.

pero tampoco son los padres.

 

 

 

pared

xxxxxxxxxxixxxxxxxxxxxxxxxxpero la casa de mi padre
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxxxxxxxxxseguirá
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxen pie.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxGabriel Aresti

de la casa de san andrés de los tacones
sólo sigue en pie una pared de piedra.
detrás de esa pared nació mi madre,
y la madre de mi madre,
y la madre de la madre de mi madre.

y yo.

y mi abuelo, luis,
murió detrás de esa pared.

en los alrededores de la casa
había una pomarada, un hórreo y un río
al que iban mi madre y sus hermanas
a lavar la ropa y a lavarse ellas.

luego, construyeron el embalse,
y las aguas
anegaron el río,
derriabron el hórreo
y empodrecieron las manzanas.

y ayer
fui a renovar el carnet de identidad.

¿lugar de nacimiento?, me preguntaron.

san andrés de los tacones, respondí.
pero no pudieron encontrar
mi aldea en su ordenador.

busca san andrés, dijo un policía.

tampoco.

mira a ver por andrés.

no.

prueba con tacones, dijo otro policía.

ni rastro.

así que cuando salí de la comisaría
había vuelto a nacer,
sólo que esta vez en la ciudad de gijón.

con todo, la pared de piedra
de la casa de san andrés de los tacones
aún sigue en pie.

como un poema.

xxxxxxxxxxxxxxxo mejor:

como una semilla.

 

 

 

pesadillas

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxy el acabar de estar soñando
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcuando nos vamos a acostar.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxManuel Machado

últimamente
mis sueños
suelen ser
auténticas pesadillas.

mejor así.

no me asusto
tanto
al despertar.

 

 

 

amor de padre

xxxxxxxxxxxxxxtomaron una jaula de sólidos barrotes y le encerraron dentro.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxPo Chü – I

el orangután
se hace con la llave,
la introduce en la cerradura,
abre la puerta de la jaula
y se escapa.

su dueño
da parte a la guardia civil.

la enviada especial
de una cadena de televisión dice:

este hombre trata a estos animales
como si fueran sus propios hijos.

y yo no puedo dejar de preguntarme:

¿y a sus propios hijos
también los tiene encerrados en jaulas?

 

 

 

alargando la palabra morirse

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxllegar a esta edad no se lo deseo ni a mi peor enemigo.

apuñalarle de frente o por la espalda.

dispararle, envenenarle, estrangularle
con una cuerda, con un cable o con tus propias
manos.

pero si lo que deseas es que ese hombre sufra,
pero que sufra de verdad, que sufra como tú,

entonces déjalo, déjalo
que se muera, que se muera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

de viejo.

 

 

 

pájaros

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxlos mirlos silban sobre las tiernas hojas.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxKenneth Rexroth

en la acera
de enfrente:

un árbol
y
una farola
del alumbrado,

abrazados,

como
una pareja
de novios.

pero
sólo
el
árbol
tiene
pájaros.

 

 

 

en peligro de extinción

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxlos planetas seguirán girando alrededor del sol.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRoxana Popelka

se considera extinguida una especie
cuando no se ha encontrado en estado salvaje
en los últimos cincuenta años.

no, no me lo acabo de inventar.
lo he leído en una de esas enciclopedias.

según esto,
la especie humana está en claro peligro de extinción.

espero que a ningún ecologista le dé por declararla

especie
protegida.

 

 

González, David. Sembrando hogueras. Madrid; Ed. Bartleby, 2001.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más