Archivo

Posts Tagged ‘chaucer’

‘CHAUCER’, DE TED HUGHES

diciembre 30, 2016 Deja un comentario

ted-hughes-chaucer

 

CHAUCER

“Whan that Aprille with his shoures soote
The droghte of March hath perced to the roote…”
A pleno pulmón, balanceádote en la escalerilla de una cerca,
Con los brazos alzados — un poco para equilibrarte, un poco
Para sujetar las riendas de la forzada atención
De tu imaginaria audiencia — empezaste a recitar a Chaucer
A un prado de vacas. El cielo de la Primavera lo había propiciado
Con su colada al viento, el flamante esmeralda
De los espinos, el espino blanco, el espino negro,
Y una de aquellas copas repletas de champaña
Que agarraste en un arrebato de pura dicha.
Tu voz cruzó los campos hacia Grantchester,
Sonando quizá como perdida. Pero las vacas primero
Te observaron, luego se acercaron: les gustaba Chaucer.
Y tú seguiste y seguiste. Había una, varias razones
Para recitar a Chaucer. Al llegar al pasaje de la Comadre de Bath,
Tu personaje favorito de la historia de la literatura,
Estabas extasiada. Y las vacas, embelesadas.
Se empujaban, se daban empellones entre sí, formando un círculo
Para mirarte la cara, soltando de vez en cuando algún bufido
De admiración, avivados su asombro y su atención,
Prestando oídos para captar cada una de tus inflexiones,
Aunque manteniéndose a dos metros de reverente distancia
De ti. Tú estabas pasmada, apenas podías creerlo
Ni tampoco parar. Pues ¿qué sucedería
Si te callases de golpe? Podrían atacarte,
Asustadas por el brusco silencio, o porque quisiesen más.
Por eso seguiste. Y seguiste —
Ante una veintena de vacas hipnotizadas por ti.
¿Cómo diablos lograste parar? No recuerdo
Que lo hicieses. Supongo que las vacas se fueron
Dispersando, bamboleándose, poniendo los ojos
En blanco, como atraídas por el forraje.
O quizás las espantase yo, no lo recuerdo. Pero
Tu interpretación en sostenuto de Chaucer
Ya era una obra eterna. Lo que ocurrió después
Me pilló desprevenido, con la mente demasiado ocupada,
Y debió de caer nuevamente en el olvido.

 

 

 

Hughes, Ted. El azor en el páramo (Trad. Xoán Abeleira). Madrid; Bartleby editores, 2010.

 

CÁMARA OSCURA

diciembre 18, 2012 1 comentario

Valentín Carcelén Ballesteros

 

Después de estos días tan caóticos en el blog (supongo que fiel reflejo de cómo han sido) vuelvo a mi biblioteca a reposar y me encuentro con el que creo que es el segundo libro de Valentín Carcelén Ballesteros, ‘Cámara oscura‘, del que dejo aquí algunos poemas.

 

EN el fragor de la lucha
uno piensa que es inmortal.

Se aplica proverbios, obedece discursos
e invoca a su estamina
que le aporte más beneficio,
para después perecer: uno parece
no escarmentar nunca.

Un lance merece otro mejor.

Yo propongo salir de la rutina.
¿Es suicidio lo que sugiero?
Veo el remedio en la rendición:
también yo me alío con el refranero.

 

 

 

HAY mañanas que, en ayunas,
concebimos como el principio
de los tiempos, un génesis del mundo
que al mediodía el cartero
o las visitas contaminan
con noticias y encargos
que casi nunca nos interesan.

Esta mañana diría que, a los treinta,
la vida me guarda ya pocos secretos
o ninguno,
y no niego
que un ansia de equivocarme
me ocupa la garganta cuando lo pienso.

 

 

 

DOS CIUDADES

1. SHEFFIELD’87

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxValencia, 1982-Sheffield, 1987.

Buscaba en las microfichas
Manhattan Transfer y toda
la bibliografía sobre el libro y Dos Passos.

Como casi siempre en aquella época
iba solo.
Me aburría entra libros Penguin
y clases de inglés sobre Chaucer
y dialectos del inglés contemporáneo.

Al final, tuve que comprar el libro,
pero aquella tarde crepuscular
en la biblioteca,
mientras repasaba los archivos,
concluí que símbolos y teorías
nada valen si no se luchan,
nada importan si no se asumen.

 

2. VERANO EN READING

I

Descanso en la cafetería
de la Universidad
de Reading.
xxxxxxxxxxxHay un campus extensísimo
y verde para que los estudiantes
africanos y asiáticos
–bromeamos– no se sientan tan extraños.

Si en la vida hay distancias,
aquí hay también colores que destacan
y son el blanco de nuestras miradas,
impactos en el pecho
más vulnerable.

xxxxxxxxxxxxxxxEllos
vienen con sus peinados
raros, sus turbantes
negros y sus costumbres a estudiar
las nuestras, que no son las mías.

II

Viejas ciudades donde desplegué
todos mis mapas por desconocidas.
Europa va apagando
sus luminarias de cuatro siglos.
Esto queda después de tantas guerras.

Busco calles en Reading,
donde casi murió,
por marica, Oscar Wilde.
Aquí poca gente lo sabe.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAquí
se habla, sobre todo, de recesión.
Esto queda después de tanto imperio
en ultramar.

xxxxxxxxxxxxTodos los mapas hablan
de la misma ciudad,
de cualquier ciudad de la vieja Europa
que guarda la memoria de sus muertos
en las tumbas anónimas
de cementerios abiertos al tráfico.

 

 

 

CARCELÉN BALLESTEROS, Valentín. Cámara oscura. Albacete: Diputación de Albacete, 2000.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más