Archivo

Posts Tagged ‘ángel luis pujante’

SHAKESPEARE – SONETOS ESCOGIDOS

septiembre 13, 2018 Deja un comentario

Magnífico trabajo -como siempre- de Ángel Luis Pujante, mostrando primeras versiones de algunos de los sonetos de Shakespare, publicados entre finales del siglo XIX y principios del XX.

 

 

11.

Al mismo paso que en menguante vayas
podrás en un retoño ir en creciente,
y así la fresca sangre de tu oriente
de tu occidente alegrará las playas.

Esto fuera buen juicio, auge fecundo;
lo otro, loca vejez, glacial rüina.
Bajo la misogámica doctrina
en sesenta años se acababa el mundo.

Muera solo, en su yermo, el rudo, informe,
que Dios no crió para modelo humano,
pero a ti, al darte un patrimonio enorme,
te impuso el darlo y no tenerlo en vano.

Natura te brotó robusto y bello
para que estampes más y siga el sello.

x
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRafael Pombo

 

 

 

 

17.

¿Quién me creyera en tiempo venidero
si extremara en mis versos la verdad?
Igual que en un sepulcro guardar quiero
de tus dotes al menos la mitad.

Si hablara de tus ojos esplendentes,
si pintara al pintarte el ideal,
la edad nueva al juzgar dijera: Mientes:
tanto cielo jamás fue terrenal.

Y en mis mustios papeles tu silueta
fuera chochez de viejo nominada;
tus derechos, vehemencia de poeta
o una vieja canción exagerada.

Mas si en un hijo entonces florecieras,
en él y en mí dos veces revivieras.

x
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxFernando Maristany

 

 

 

 

18.

¿Te puedo comparar con el estío?
Tú eres más atractiva y más suave;
el huracán desflora a su albedrío
y el paso del verano es el del ave.

La pupila del cielo es harto cálida,
la faz de oro a menudo palidece,
la más pura belleza queda pálida,
pues todo en la Natura descaece.

Mas tú no puedes nunca marchitarte,
tu belleza jamás se velará,
y la muerte en sus sombras ocultarte,
cuando acabes la senda, no podrá.

Mientras la humanidad no esté extinguida,
tu estío vivirá y te dará vida.

x
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxFernando Maristany

 

 

 

 

27.

Llego rendido y busco con presteza
en el lecho reposo dulce y breve;
mas otro viaje ocupa mi cabeza
y, en vez del cuerpo, mi ánimo se mueve.

Entonces en tropel mis pensamientos
van hacia ti volando en gran distancia,
y hallo, al abrir los ojos somnolientos,
cual ciego, todo a obscuras en mi estancia.

Tan sólo ante mis ojos sin pupila
pone el alma tu imagen, como un broche
que en las sombras espléndido rutila
sobre el anciano rostro de la noche.

Ni un día el cuerpo, ni una noche el alma,
gracias a ti y a mí gozan de calma.

x
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxGuillermo Belmonte Muller

 

 

 

 

66.

Cansado ya, la muerte sólo quiero,
viendo a lo que aquí el mérito se presta,
y viendo a la miseria en son de fiesta,
y tenido por noble al trapacero;

escupido el honor, y el verdadero
hombre en quien la virtud se manifiesta,
sujeto a la ignorancia, tan funesta;
el mérito, el saber, ante el dinero;

amordazado el arte; la locura
insultando al talento, descocada;
cediendo la verdad a la impostura;

el Bien sirviendo al Mal… Mi alma cansada
buscaría la muerte en su amargura
si no me separase de mi amada.

x
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJaime Martí-Miquel

 

 

 

 

72.

Para que el mundo averiguar no quiera
qué prendas hubo en mí para moverte
a amarme con pasión tan verdadera
más allá de las sombras de la muerte,

ya que decir no puedes en mi abono
nada que a mí me alabe sin mentira,
da mi nombre al olvido y abandono,
ya que al elogio pérfido no aspira;

si no, tendrán tu amor por embustero
y tu afecto leal por extravío;
mi nombre, de mi cuerpo compañero,
debe morir para tu honor y el mío.

Yo estoy de mi vivir avergonzado
y tú, que a un ser indigno has adorado.

x
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJosé Pablo Rivas

 

 

 

 

87.

Eres para mí un bien inmerecido;
conoces tu valor, y es excusado
decir que el compromiso antes creado
roto está, y la amistad que nos ha unido.

Derechos a ese bien nunca he tenido,
fuera de los que tú me habías dado;
ningún merecimiento me ha adornado
para gozar la dicha que he perdido.

Te entregaste a mi fe por ignorancia
de tu valor; hoy ves que no es pequeño,
y entre los dos agrandas la distancia.

Tu posesión ha sido como un sueño,
dulce sueño de gloria y de abundancia
que tiene el ser más pobre y más pequeño.

x
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJaime Martí-Miquel

 

 

 

 

116.

No admito que se pueda destruir
la unión fiel de dos almas. No es amor
el amor que no logra subsistir
o se mengua al herirle el desamor.

El amor verdadero es tan constante
que no hay nada que pueda reducillo;
es la estrella de toda barca errante,
cuya altura se mide, no su brillo.

No es juguete del Tiempo, aunque los labios
y mejillas dobléguense a su suerte;
no le alteran del Tiempo los agravios,
pues su reino no acaba con la muerte.

Y si eso es falso y fuera en mí probado,
ni yo he escrito jamás, ni nadie ha amado.

x
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxFernando Maristany

 

 

 

Shakespeare, William. Shakespeare. Sonetos escogidos. Las primeras versiones castellanas. (Ed. Ángel Luis Pujante). Murcia; Ed. Nausícaä, 2009.

 

ANDREW MARVELL POR ÁNGEL LUIS PUJANTE

Después de la traducción de ‘To His Coy Mistress’ de Carlos Pujol que dejé ayer aquí, hoy me apetece mucho dejar la traducción que del mismo poema hizo Ángel Luis Pujante y que apareción en el número 58-59 de la revista Barcarola (noviembre 199, pp. 105-106).

 

Marvell - Pujante

 

A SU AMADA PUDOROSA

Si hubiera tiempo y mundo ilimitado,
señora, en tu pudor no habría pecado.
Podríamos sentarnos a pensar
en el modo de amarnos y el lugar.
Tú hallarías rubíes paseando
junto al Ganges y, mientras, yo, penando
vería correr el Humber. Con porfía
desde antes del diluvio te amaría
y tú podrías negarte a mis deseos
hasta la conversión de los hebreos.
Cual planta crecería mi ternura
más que todo un imperio, y sin premura.
Cien años pasaría enteramente
admirando tus ojos y tu frente;
doscientos adorándote los senos,
treinta mil para el resto, por lo menos;
por cada miembro y parte, un millón,
y mostraría el final tu corazón.
Pues, señora, mereces este fasto,
y yo no quiero amar con menos gasto.

Pero a mi espalda oigo el carro alado
del Tiempo, que se acerca apresurado,
y se extiende ante mí la inmensidad
de un desierto de vasta eternidad.
Nunca más ha de verse tu hermosura,
y no resonará en tu sepultura
mi canción; quedará para el gusano
tu fiel virginidad guardada en vano;
serán polvo tu honra y tus temores,
serán ceniza todos mis ardores.
La tumba es un lugar muy recogido,
pero lecho de amantes nunca ha sido.

Por eso, mientras luzca tu color,
que a tu piel, cual rocío, da frescor
y, ya que de tus poros aún rebosa
el fuego de tu alma deseosa,
juguemos tú y yo mientras podamos:
si como aves de presa nos amamos,
devoremos el tiempo diligentes
en vez de consumirnos en sus dientes.
En un ovillo concentremos cuanto
tenemos de energías y de encanto,
sacándonos placer en lid reñida
por las puertas de hierro de la vida.
Pues el Sol no podemos detener,
por lo menos hagámoslo correr.

 

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más