LA MEMORIA INVENTADA

septiembre 11, 2017 Deja un comentario

 

LA EDAD DE ORO

Querida mía: hoy
día en que ya somos conscientes
de que el futuro nos ha ganado la partida
de que somos escombros de aquel sueño
que humedecimos juntos
retorna tu sabor como el rastro perdido
de lo que imaginé era el mundo
prendido de tus labios

 

 

 

 

NADA IMPORTANTE

Carolina
xxxxxxxxno sé cómo decirte
ya ves lo complicado del lenguaje
en fin no es importante desearía
jugar una partida de parchís en tu pubis de fresa
regalarte gladiolos en las tardes de otoño
cultivar perejil en tu muela del juicio
comprarte un disco de Joao Gilberto
llenar mi soledad con tu saliva
ya ves nada importante
al fin y al cabo

 

 

 

 

PRIMER ENCUENTRO CON EUROPA

Se parecen tus pechos inevitablemente
a los de aquella revista pornográfica
era danesa creo no sé qué fue de ella
que cayera en mis manos teniendo trece años
y que Félix y yo temerosos
de un posible desliz en que nos fuera hallada
enterramos muy cuidadosamente envuelta en plástico
en un bancal junto a la carretera
para acudir a verla en nuestras bicicletas
y luego masturbarnos clandestinos y tiernos
en cuartos decorados de adolescente aroma

 

 

 

 

EL REINO DEL OLVIDO

Noveno hijo de borrachos
Ramón Reina x borracho también
Construyó su reino en el Olvido
Y así olvidaba cada día el día
Anterior

Compuso un único poema
Y vivió para añadir un verso cada noche
Y olvidarlo

Sus obras competas son por tanto
Bastante reducidas

Se limitan al inicio de tan vasto proyecto

«Ama las diez mil bidas que la Bida te ofrezca. Olvídalas»

 

 

 

 

LA MEMORIA INVENTADA

Lo mejor es creer que el tiempo pasa
Y que nos va cambiando
Pues vivir es creer que se ha vivido
Que hubo días de cierto luminosos
Y que el deambular torpe de que hoy hacemos gala
Disfrazados de viejos marineros de almas errabundas
No es más que la conciencia de la imposible vuelta
Al amor que impulsó nuestras vidas como un río de alegría

Pero y si no es así
Y si el tiempo no pasa
Ni nos cambia
Y todo lo ha inventado la memoria

 

 

 

 

VIVIR SIN COARTADA

Acabará algún día supongo este proceso
Habrá en alguna parte un acta preparada
Un perspicaz relato que aclarará las dudas
Y nos desvelará entre rosas de estaño
En alcobas cerradas al amor y la música
Las auténticas causas x los pequeños misterios
De este crimen perfecto
De esta gran coartada construida con primores de esteta

Quizá entonces será cuando pensemos
Que hubiera sido mejor vivir en el peligro
Mucho mejor echarnos a la calle con nuestra cuerda floja
Y haber bailado en ella sambas y cha-cha-chás
Hasta estrellarnos contra el suelo con la digna arrogancia
De quien amó profundamente el baile

 

 

 

Orrico, Javier. La memoria inventada. Murcia; Ed. Regional de Murcia, 1983.

 

GATOS, GATOS, GATOS…

septiembre 10, 2017 Deja un comentario

 

mejor que bien

no dejan de llegar gatos callejeros: ya tenemos 5
y son caprichosos, volubles, pre-
sumidos, inteligentes por naturaleza y de una belleza
deslumbrante.

una de las mejores cosas de los gatos es
que cuando estás deprimido de veras
sólo hay que mirarlos mientras se relajan
a su manera;
te enseñan a superar
las dificultades, y
si miras a 5 gatos, te sientes 5
veces mejor.

da igual el sinfín de latas de atún
que hay que ir a comprar: son combustible
para una dignidad pura, ilimitada, una
vitalidad asombrosa e
inagotable,
sobre todo cuando la vida nos
puede: le damos demasiadas
vueltas
a las cosas.

 

 

 

 

luz cálida

solo
esta noche
en casa
solo con
6 gatos
que me dicen
sin
esfuerzo
todo cuanto
hay
que saber.

 

 

 

 

mis gatos

lo sé. lo sé.
son limitados, sus necesidades
y problemas son
distintos.

pero los observo y aprendo de ellos.
me gusta lo poco que saben,
que es
mucho.

se quejan pero nunca
se preocupan.
caminan con una dignidad sorprendente.
duermen con una sencillez de lo más natural que
los humanos no
comprendemos.

sus ojos son más
hermosos que los nuestros.
y duermen hasta 20 horas
al día
sin
vacilación ni
remordimiento.

cuando estoy
abatido
me basta
mirar a mis gatos
para
recuperar
el ánimo.

estudio a estas
criaturas.

son mis
maestros.

 

 

 

Bukowski, Charles. Gatos. Madrid; Ed. Visor, 2016.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: , ,

‘PUNTOS DE FUGA’, DE LORENZO OLIVÁN

septiembre 9, 2017 Deja un comentario

 

MANOS

Miras la palma abierta de tus manos.
¿Qué te dicen? ¿Realmente son tuyas?
¿No te interrogan al interrogarlas?
¿No te miran, extrañas, si las miras?
Mueves, mueven, un poco, tus, sus dedos
haciéndote no sabes qué señales,
como si pretendieran desvelar
sobre ti mismo algún oscuro enigma.
Hay en sus huellas más signos escritos
que en los libros del mundo. Te dan vértigo
sus trazos superpuestos, ese afán
por dar perfil a cosas imprecisas.
Qué tormentas calladas, qué relámpagos
quietos, qué seca lluvia, qué raíces
sin flor, qué blancas piedras, qué mirar
sin hondos ojos, qué simas sin simas.
¿Dónde te llevan? ¿Hacia qué lejano
tiempo de qué principio va tu mente?
¿A quién heriste, asesinaste, amaste
en qué otra piel? ¿De quién sois, manos mías?

 

 

 

 

EL GUARDIÁN DE SÍ MISMO

Escondido en alguno de los ángulos
del pensamiento, oculto en su espesura,
monto guardia en la noche.
Quiero juzgar con nitidez la raya
indefinida que separa siempre
la vigilia del sueño.
Quiero saber qué puerta
mi mente ha de cruzar,
qué sombra irá cayendo o ascendiendo
de lo alto a lo hondo,
de qué porción de mí tendré que desprenderme
y qué porción sabrá
atravesar el leve umbral conmigo.

Hoy el sueño no va a poder venir con guante blanco,
no va a desvalijar mi casa impunemente,
voy a aprender sus artes,
voy a verlo adentrarse silencioso
por la puerta de atrás de la conciencia.

Así que monto guardia
y vigilo, con ojos bien cerrados,
mi interna oscuridad
bajo la noche oscura.

Nada se mueve, sólo el pensamiento,
cansado de las órbitas que lleva
trazadas en el día. ¿De qué parte
de lo negro infinito vendrá el sueño?
¿Dónde, dónde la raya?

El sol de la mañana da en tu rostro.
Náufrago de ti mismo,
levántate ya, Ulises.
¿Qué recuerdas del viaje?
Irónica, la luz, arroja sobre ti
una sonora y muda carcajada.

 

 

 

 

CORRESPONDENCIAS

El viento sabe
que a base de soplar
y soplar fuerte fuera de la casa,
al final siempre acaba
soplando dentro de nosotros mismos.

 

 

 

 

DUELO

Mi corazón es sólo
un puño que no puede nunca abrirse
por mucho que él se esfuerza.

Atrapado en la red
de mis venas igual que un leve pájaro,
él golpea y golpea en mitad de mi sangre
intentando escapar a su destino
de batirse conmigo hasta la muerte.

 

 

 

 

LA HUELLA

Manchado en tinta, el índice
escribió en un impreso reducido
la detallada historia de quién eres.

Tu historia es, a esa luz, muy semejante
a la de las montañas vueltas mapas,
a la del hondo tronco con anillos,
a la del mineral que aguarda, oculto,
y la cifró en tu piel un tiempo ignoto
muy superior al tiempo en el que vives.

Ahí la tienes, borrosa y transparente,
sencilla y, a la vez, indescifrable.

Un dios burlón en ti lee entre líneas.

 

 

 

 

VÉRTIGO

Duermes al borde siempre
del mismo precipicio.

De pronto a veces saltas hacia atrás.

Y aunque por el momento te libras de caer,
no te libras del vértigo.

 

 

 

 

TESEO EN EL LABERINTO

Dentro del aparente
sinsentido de calles
que enmarañan mis pasos indecisos,
permanezco ligado
todavía a la externa realidad
por un fino, invisible, leve hilo.

¿O he de decir, mejor,
que la oscura, huidiza irrealidad
me conduce a su antojo en su guarida,
y envuelve mi destino
con su tela de araña más sutil?

Ariadna, no me obligues
a matar el misterio. Si lo hago
y regreso a tu lado, victorioso,
¿qué quedará de ti?
¿qué quedará de mí?

 

 

 

 

CENTRO

Tocar tu mano y no sentir el hueso
frío que desde dentro ahora la mueve,
sólo la piel caliente, el roce leve
de una carne hecha espíritu, sin peso;
morder luego tus labios, y en el beso
quitarle al cráneo que hay detrás relieve,
y a la nuca dureza, y que la breve
vida parezca eterna en el proceso.
Cerrarte en un paréntesis de brazos
donde no cabe el mundo, ver que rota
mi ser alrededor de tus caderas,
romper con lo exterior todos los lazos,
y entrar en una realidad ignota,
que es sólo un centro en donde no hay afueras.

 

 

 

 

IMAGEN DE TUS MANOS

Hay manos que acarician
y casi casi ven.

Ven y acaríciame y haz que yo sea
la imagen que de mí tienen tus manos.

 

 

 

Oliván, Lorenzo. Puntos de fuga. Madrid; Ed. Visor, 2001.

 

HASTA QUE SE CONFUNDA LA MEMORIA

septiembre 8, 2017 Deja un comentario

 

TODO LO QUE POSEO

Lóbulo de mi oreja x Incertidumbre
No te voy a ocultar que estoy borracho
Tu rostro en el fondo de este vaso
Tus pezones inmensos en el güisqui
Beber no es el olvido
No es el alcohol la estancia negra
La delicada mano que esconde los despojos
De este tiempo prohibido
El alcohol es un signo
De tu pelo xxxxxxxxxxEs un signo del labio
Que ilumina la noche
Un signo de tu vientre
Como Milán Tan Húmedo
Y estos signos son todo lo que queda
Todas mis posesiones
En el alcohol hundidas
Hundida en ti mi Lengua
En las cálidas olas que tu vagina escupe
Y el mar sólo concede a los atónitos
Ahora es el momento de entrar en los Misterios
De la piel y el idioma x La ocasión
De descubrir las algas latentes tras la Forma
De usar la obscenidad como conocimiento
De lamernos
Cantar

O continuar bebiéndote hasta que se confunda la memoria

 

 

 

 

HUIRÁ LA SOLEDAD POR UNAS HORAS

Señorita estimada:
xxxxxxxxxxxxxxxxxme pide usted un murciélago que no salga de noche
un jabalí que se lave los dientes
y una fe que no tengo
Unos meses atrás le hubiera contestado que cuando algo se acaba es porque algo comienza
que nada se detiene ni el amor
y la luz nos sorprende cuando ya sospechábamos que la desesperanza
como un chicle
se nos había pegado a los zapatos
Le hubiera hablado de sus pechos de usted que nunca he visto
pero que siempre supe tiernos y desolados bajo tanto esplendor
De su delicadeza cuando anda moviendo esas magníficas caderas
cuando mira perdida y deliciosa como una gatita que sólo deseara
tenderse junto al fuego
y olvidar
Pero hoy señorita ni el deseo ni el azar
como necesidades manifiestas
son más que desgastadas canciones de un idioma perdido
ajadas convicciones de una secta de idólatras
que amó la plenitud
Hoy sé que es imposible reconstruir los templos en los que levantamos
oraciones al tiempo venidero
ni siquiera empleando las modernas técnicas siquiátricas
los pinchazos que intentan aislar el corazón del frío
Señorita estimada el desastre consiste en empeñarse
en una vocación de nadador en medio del desierto
y aunque pudiéramos volver
si en la arena creciesen las palmeras y arroyos que el recuerdo no evita
los lugares que en otro tiempo cobijaron la sed
nada nos reconocería
una sombra en los ojos / un extravío / una desazonada indiferencia
delatarían que no permanecemos ni siquiera en nosotros
derrotarían las máscaras
Pero si usted señorita me dejara besarla
si usted me permitiera entregarle mi angustia
si usted se abandonara entre mis brazos
quizá por unas horas la soledad
asustada
respetaría nuestro silencio

 

 

 

 

LO QUE PUDIMOS SER

Querida amiga:
xxxxxxxxxxxxxxaunque yo ya no sea
el que tú conociste
porque la soledad cambia a los hombres
te envío una pepita de melón
y el dolor de saber lo que pudimos ser y que no fuimos
sino tristeza mutua
desamparo escondido bajo un bosque de besos

 

 

 

 

LUZ DE GAS

Carolina tú tenías ojos de gaviota y yo lo sabía
Me esperabas todas las mañanas con una copa de anís
y cacao en los labios
Y yo lo sabía
Disponías tus besos en riguroso orden
como alimento para un viaje del que no se regresa
Y humedecías tus braguitas tus palabras
con olor a batido de cactus
con olor a risas y tacto satisfecho
Y yo lo sabía
Pero nunca supimos cómo encontrarnos
cómo reconocernos en las sombras

 

 

 

 

ÚLTIMO RECURSO

Me desnudo en invierno con la ventana abierta
Quizás alguien descubra que estoy perdido y solo
Y acuda hasta mi lecho a importunar a la tristeza

 

 

 

 

EL ROCK HA MUERTO

Carolina el rock ha muerto x las hermosas
tardes de música y angustia
discutiendo de la revolución que se palpaba
de un mundo que habría de ser nuestro alguna vez
porque nos hermanaba la esperanza y el odio a la ambición
porque nos hermanaba una guitarra y una voz
que clamaban en contra de la guerra
porque a pesar de todo los Beatles habían hecho
Lucy in the sky with diamonds
y King Crimson nacían para dirigir nuestros pasos
para adentrarnos en las Cortes de los Reyes Rosados
entre Hombres Esquizoides del Siglo Veintiuno
aunque existían ya indicios eso es cierto
de que los Estados y la policía no habrían de conformarse
con terrones de azúcar x de que la máquina infernal
estaba a punto de vendernos como producto exótico
como naranjas de una California prometida
como una diversión en fin son jóvenes
ya aprenderán x Y lo aprendimos:
Janis Joplin y Jim Morrison no volverán para amarse
en las calles de Washington
ni llenaremos Siberia de truhanes ansiosos de poder
ni arrojaremos tanques y pistolas a la mar Océana
ni haremos de Madrid un monumento a la monstruosidad
ni Roma será un gran jardín alfombrado con las rojas capas
de los cardenales
ni tomaremos el té en Buckingham Palace escuchando a Grand Funk
mientras la Reina prepara un grandioso plum-cake
de hashis y cerezas

Aunque a veces salgamos a las calles
como fantasmas de ojos atrevidos
a gritar que todavía es posible

 

 

 

 

DATOS PARA SOCIÓLOGO

El bienestar que el hashis me da
es cada día más pasajero x Nada hay
que pueda devolverme
el viejo gozo de vivir x la esperanza
de olores ignorados x ni la sabiduría
del buscador de oro

Carezco
por otra parte de la audacia
necesaria para afrontar los laberintos
de la destrucción plena

como un bailarín artrítico que paseara sus ruinas
bajo capa y sombrero
por los palcos más turbios de la sala

 

 

 

Orrico, Javier. La memoria inventada. Murcia; Ed. Regional de Murcia, 1983.

 

UN POEMA SOBRE LA NATURALEZA

septiembre 7, 2017 Deja un comentario

 

un poema sobre la naturaleza

tengo dos gatitos que se están haciendo
grandes y
dormimos en la misma cama… el problema es que
madrugan:
por la mañana suelo despertarme mientras me corretean por la
cara.

se pasan el día corriendo, comiendo, durmiendo, cagando y
peleándose
pero a veces descansan y me
miran
con unos ojos
mucho más hermosos que los de cualquier
humano.
son buenos tipos.

cuando bebo y escribo por la noche
están bien cerca
por ejemplo
uno en el respaldo de la silla y el otro allá abajo
mordisqueándome los dedos de los pies.
el interés es mutuo, nos gusta
saber dónde estamos, dónde está
todo.

entonces
se ponen a
corretear por el suelo
por encima de las páginas
mecanografiadas
y las arrugan y las
perforan.

luego
se meten de un salto en la caja de cartas
que recibo
pero no las responden, están
domesticados.

supongo que me inspirarán varios poemas sobre gatos
y este es el
primero.

—Dios mío —dirán—, ¡Chinaski solo escribe sobre
gatos!
—Dios mío —solían decir—, ¡Chinaski solo escribe sobre
putas!

los quejicas seguirán quejándose y comprando mis
libros: les encanta que les
irrite.

este es el último poema de la
noche, apenas
me queda una copa de vino
y los dos gatitos
se me han dormido encima de los pies.
noto su leve peso
su pelaje
su respiración:
a menudo pasan cosas buenas, recuérdalo
mientras las bombas caen lentamente con todo su magnífica
insensatez,
los gatitos
a mis pies
saben más,
son
más,
y este momento estalla
con más esplendor,
y un pasado afortunado
no puede eliminarse
jamás.

 

 

 

Bukowski, Charles. Gatos. Madrid; Ed. Visor, 2016.

 

BRINDIS

septiembre 6, 2017 Deja un comentario

 

BRINDIS DEL PESIMISTA

Cuántas horas de sol hicieron falta
para que madurasen
las uvas que hoy son vino en esta copa.

Y con qué rapidez
tanta luz concentrada se dispersa
en mi sangre entre sombras.

 

 

 

 

BRINDIS DEL OPTIMISTA

Vierte el vino en la copa,
escucha el refrescante
borboteo que crea
al caer
al cristal.

¿No ves su corazón?
Qué fresca y olorosa
y limpia sangre bate.

Álzalo hacia la luz, para que el rojo
líquido resplandezca.
Que se vea brillar
el silencioso ímpetu
que dio vida a los frutos.

Bébetelo después saboreándolo,
siéntelo por las ramas de tus venas
y hazte, un instante, árbol.

 

 

 

Oliván, Lorenzo. Puntos de fuga. Madrid; Ed. Visor, 2001.

 

MANX

septiembre 5, 2017 Deja un comentario

 

rabón

constatemos lo evidente:
no hace falta ser
un genio
para saber que
nos equivocamos de nuevo.
cada vez reímos menos,
nos volvemos más cuerdos.
lo único que deseamos
es la ausencia de los demás.
hemos oído la música clásica
demasiadas veces,
y ya hemos leído los libros
que merecen la pena.
volvemos a sospechar,
como al principio,
que somos
raros, deformes,
que no encajamos
en ningún lado…
mientras escribimos esto
oímos un zumbido desagradable
algo se nos mete
en el pelo
y se queda atrapado.
alargamos la mano
y lo liberamos
mientras nos muerde el dedo.
¿qué mierda de bicho
insignificante
es este
a estas horas
de la noche?
ya se ha ido…

al otro lado
de la puerta corredera
de cristal
vemos
un gato rabón blanco
bizco.
la lengua le cuelga
de lado.
descorremos la puerta
y el gato entra a la carrera.
las patas delanteras se impulsan
en un sentido,
las traseras
en el otro.
se nos acerca
con andar raquítico
nos sube por las piernas
el pecho
nos coloca las patas delanteras
como brazos
cerca de los hombros
pega el hocico
a nuestra nariz
y nos mira
como mejor puede;
desconcertados,
le devolvemos la mirada.

qué noche,
viejo amigo,
qué momento,
qué estilo.
los dos aquí
juntos.

recuperamos la sonrisa
de siempre.
de repente, el rabón
pega un salto
y derrapa de lado
por la alfombra
persiguiendo algo
que ninguno de los dos
ve.

 

 

 

 

la historia de un hijoputa bien duro

llegó a casa una noche empapado, en los huesos, apaleado y
aterrorizado.
un gato rabón blanco, bizco y sin cola.
lo acogí y le di de comer y se quedó
me gané su confianza hasta que un amigo lo atropelló
mientras aparcaba
y llevé lo que quedaba de él al veterinario, y dijo, “lo tiene
difícil… dale estas pastillas y espera… la columna está
destrozada, ya se la habían destrozado antes pero se había
enderezado, si sobrevive no volverá a caminar, mira
las radiografías, le han disparado, fíjate bien, los perdigones
siguen ahí… además, tenía cola y alguien
se la cortó…”

me llevé al gato a casa, era un verano caluroso, uno de los
más calurosos en décadas, lo puse en el suelo del
baño, le di agua y las pastillas, no quería comer ni
beber, hundía un dedo en el agua
y le humedecía la boca y le hablaba, no salía
de casa, me pasaba horas y horas en el baño y le hablaba
y le acariciaba y me miraba con esos
ojos bizcos azul claro y al cabo de unos
días se movió por primera vez
se arrastró con las patas delanteras
(las traseras no respondían)
hasta la caja de arena
trepó hasta dentro,
y fue como si las trompetas de la esperanza y la victoria
resonasen en el baño y por toda la ciudad, me
identificaba con aquel gato… lo había pasado mal, no tan
mal como él, pero sí bastante mal…

una mañana se levantó, se mantuvo en pie, se desplomó y
se quedó mirándome.

—lo conseguirás —le dije—, eres un buen tipo…

siguió intentándolo, se levantó y se cayó, por fin
dio varios pasos, parecía un borracho dando tumbos, las
patas de atrás no respondieron y se desplomó de nuevo, descansó,
se levantó…

ya os imagináis el resto: ahora está mejor que nunca, bizco,
casi desdentado, con la gracia intacta, y esa mirada
que nunca lo abandonó…

y a veces me entrevistan y quieren que hable sobre
la vida y la literatura y me emborracho y sostengo en alto al gato
bizco, acribillado, atropellado, sin cola y digo, “mirad, ¡fijaos
en esto!”

pero no lo entienden, me preguntan cosas como, “¿dices
que Céline te ha influido…?”
—no —alzo el gato ante ellos—, me influye lo que pasa,
cosas como esta, como esto, ¡esto!

zarandeo al gato, lo sostengo en alto por las patas delanteras
bajo la luz ahumada y ebria; se queda tan tranquilo, ya sabe lo que hay…

casi todas las entrevistas se acaban en ese momento.
aunque luego me enorgullezco cuando se publican
y ahí estoy yo con el gato y nos fotografían
juntos…

él también sabe que son gilipolleces pero sirven para comprar la comida,
¿no?

 

 

 

Bukowski, Charles. Gatos. Madrid; Ed. Visor, 2016.

 

Categorías:Poesía Etiquetas: , , ,
LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más