Inicio > Poesía > EL VIAJE DE LOS MITIMAES

EL VIAJE DE LOS MITIMAES

.

III. EL VIAJE DE LOS MITIMAES

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCuando la católica fe, desterrada de Inglaterra
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxy del septentrión, se va de un polo a otro
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa residir con los antípodas.

Dispuesto el objetivo a capturar un gesto alegre,
la música se pierde en lo profundo del mar.
Hace calor y no es necesariamente el respeto
a la vida animal lo que ha guiado mi patrón
xxxxxalimenticio.
¿Cómo se supone que he de hablar de aquello
que no se descubrió?

Seres y objetos están en movimiento, mezclándose
xxxxxy cambiando,
apareciendo y despareciendo, plegándose,
despegando. Las frases se funden, viajan
xxxxxy se pierden unas en otras.
El amor es un intercambio de lenguas.
¿Quién busca quedarse inmóvil
si puede alcanzar los límites, tocar el horizonte,
su barco ebrio, explorar las líneas de la costa?

1987, verano, hemisferio norte:
Estás en el jardín de tu
familia-inglesa-de-clase-obrera,
es un día soleado y te sientes
xxxxxdeportiva.

La cabellera al viento
y los ojos clavados en el vacío.
El atuendo escogido es una combinación
xxxxxde celeste y rosado,
pero las extremidades son fuertes,
hechas para saltar vallas
y dejar huellas.

Una nube te transporta
a un punto sin retorno:
Piensas en el futuro.

LAS FIESTAS EN BATH
LAS NOCHES EN PARÍS
LA LLUVIA EN AMSTERDAM

Allí donde al fin no importe tu belleza,
la feroz necesidad de amar.

Qué poco tengo para contar, Pies
xxxxxviajeros,
o que alguien quiera oír
hoy en día

Ese aroma
xxxxximposible de nombrar:
espero pronto te abandone
y amanezcas varada como un trapo sucio.

¿Mis pasos hallaré en la arena
xxxxxo sobre una piedra?

Desde 1967
Manny no regresa al Perú.
Sus historias recurrentes
empiezan con una chica de Chaclacayo
que conoció en Nueva York.

«Le gustaba tirar
xxxxxa la Carmencita,
era más puta
que una gallina,
xxxxxxxxxxxxxxxpaisano».

En mis manos pone las llaves de
xxxxxun mundo
que nos han pedido vivir
nuevamente.

Los libros de texto
dibujan barbas en la Bahía de Cochinos,
Woodstock en las estrofas de alguna canción
xxxxxpsicotrópica,
Mayo del 68, sus gendarmes
y adoquines—

Los males endémicos del Tercer Mundo.

«Cuando pasa algo,
en Lima dicen: ‘Ya está, ya
xxxxxse ha jodido’.
Dime tú
si no es así. ¿Has visto
a algún peruano
reconocer: ‘Fui yo, he sido yo,
xxxxxhermanito’».

Muchas encomiendas quedarían inútiles
y mucha tierra despoblada y todo beneficio
xxxxxperecería sin ningún remedio.

Lo mejor que puede hacer un padre
xxxxxal nacer su hijo
es morir.

«Soy cosmopolita,
ciudadano del mundo.
xxxxxImagínate
qué es estar en lugares
en los que toda la ropa es para gente
xxxxxde tu talla,
xxxxxxxxxxxxxxxdonde terminas
por hacer tuya la lengua,
además…»

Esta temporada
xxxxx—Mediterráneo ayúdame—
la lista en los periódicos
es interminable: Pinochet
xxxxxFujimori, Chávez.
Cooperación Internacional
inaugura una escuela técnica
en las minas de Bolivia.

«Hablamos tanto de pérdida
xxxxxy lo curioso del caso
es que ignoramos nombrar
todo lo que no se escribe
xxxxxcon esas letras,
¿para qué mentir?
La realidad
siempre fue así».

Siento que la vida me falta, que quise hacer más
xxxxxde lo que la razón
o las buenas formas han permitido.

Ostensible y memorable pieza de alquiler
frente a la confianza de las nuevas generaciones:
Cursos de verano en el Palacio de la Magdalena
(Otorgado por voluntad popular a Alfonso XIII
xxxxxen 1911).

El mar tiene un azul postal y sobre él
los rayos de sol se cortan en miles
xxxxxde cristales
—¿una herida infinita?—

Ayer escuché a un nativo en mal inglés:
«It’ easy to win in the Third World»,
pero yo busco amor, el mismo
del chico de la cabellera larga y cuidada
que abraza, dulcemente, los hombros
xxxxxdorados de quien deja
xxxxxxxxxxxxxsin pensar
xxxxxla niñez.

Contra los peñascos, las olas chocan
y su constante caricia
xxxxxalgún día será un paisaje
de alegría y destrucción.

Posiblemente éste sea el origen, pero
xxxxxhoy eres forastero,
hijo de ningún lugar.

.

.

.

.

Rodríguez-Gaona, Martín. Codex de los poderes y los encantos. Zaragoza; Ed. Olifante, 2011.

.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: