Inicio > Poesía > CONSTANTES VITALES

CONSTANTES VITALES

 

PUNTO FINAL

Sabiendo que el olvido
es el punto final de todo empeño,
empeñarte en crear
la vida al lado de la vida
sólo te llevará a morir dos veces.

 

 

 

 

SEGÚN SE ESCRIBE

Habla la tinta
del amor y la muerte,
yo sólo tiemblo.

 

 

 

 

GANAR TIEMPO

Me juego lo que resta
a la carta ilustrada
con la vieja metáfora
del azar y el destino.
Todo o nada es la apuesta
de esta lenta partida
perdida de antemano.
Tan sólo está en mi mano
contar lo que descuento día a día,
ganarle tiempo al tiempo
doblando lo vivido,
y existir y escribir con la conciencia
de jugarme la vida cada instante
y la resurrección en cada línea.

 

 

 

 

DE OCASOS Y EPITAFIOS

Anuncia el día el fin de su espectáculo
ensangrentando todo el escenario.
Para volver mañana, cuánto escándalo.

Los que encuentran la noche de verdad
se despiden sin más
que unas pocas palabras
y dos fechas grabadas
con posterioridad.

 

 

 

 

IN MEMORIAM R.

Cada día una vida en miniatura
que, muerto de cansancio,
le enterraba en la cama cada noche.

Su vida fue una dura
jornada de trabajo
con derecho a unas solas vacaciones.

 

 

 

 

 

MEMORIA VIVA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa partir de Nahum Tate

No te preguntes por lo que sufrí
ahora que descanso del camino.
Si me quisiste, acuérdate de mí,
y olvida como yo nuestro destino.

 

 

 

 

LA TRAMA

El miedo de la mosca
que ha concebido un dios
de mi tamaño
no imagina que un dios
mayor me aplastará
como a una mosca,
un dios viejo y cansado
que, a estas laicas alturas de la historia,
debe andar con la mosca tras la oreja.

 

 

 

 

CUENTO GÓTICO

Un rescoldo de luna
brilla entre la ceniza de la noche.
La niebla humea
en los restos del día
dispersando la luz
que vela en las farolas.
El sol mañana mentirá de nuevo
un resurrección.

 

 

 

 

AGUAS MIL

La que ensucia la arena de Cartago.

La que escribe, retórica,
una oda en cursiva a la tormenta.

La que pone entre rejas a este torpe
merodeador nocturno.

La que deambula errática
por todas las ventanas
y va dejando migas a su paso.

La que baja en riadas,
bulliciosa, a la fiesta
de las alcantarillas.

La que pisa los charcos
como un niño implacable.

La que disfruta
xxxxxxxxxxxxxxel tobogán
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxde mi paraguas.

La que brilla a mis pies:
el rocío metálico
de las aceras.

La que chisporrotea en las farolas
como un cortocircuito.

La poesía del agua
esta noche de perros.

 

 

 

 

RETRATO

Mi infancia son recuerdos rencorosos
de un apático patio
de recreo, la abuela
—que era mucho más vieja que ella misma
porque era la memoria de otro tiempo—
y sus turbias historias
donde nos asomábamos
al pozo de la noche.
Rebeldes, arbitrarios y ruinosos,
a los años mejores
siguió una vida estable en el establo
de la mansa rutina,
seguí el camino que otro recorrieron
en la torpe espesura cotidiana,
dejé la misma huella que no dejan
aquellos que caminan sobre huellas.
A veces, sin embargo, fui feliz,
o quién sabe, tal vez lo fui por eso,
por haber renunciado de antemano
a la felicidad.
No le debo al amor
más dicha compartida
que avergonzada soledad.
Y he aguardado sin miedo,
después de tantos años,
la muerte irrenunciable.
A cierta edad la vida no se pierde,
ya no está en juego
como cuando apostábamos por ella.
Es tan sólo el recuerdo,
humillado y confuso,
de una vieja partida que perdimos
en un tiempo propicio a la victoria.

 

 

 

 

EL ARQUERO INFALIBLE

Me empujaron al mundo al tiempo
que el arquero infalible liberaba
la tensión de la cuerda al otro extremo.
De ese dardo preciso
soy el blanco perfecto,
la inercia de la vida
me conduce a su encuentro.
Pero ignoro los pasos que aún me quedan
hasta caer al suelo
y el preciso lugar donde esa fecha
me quitará de en medio.

 

 

 

 

RISOTERAPIA

La alegría se aprende, no es un don
sino una disciplina
de puro asentimiento.
Levanta la cabeza,
desentraña el sentido
que tiene la caída
y, a ras de suelo, alienta.
Ríete de tu sombra.
Lee la buena ventura en un destino
de muerte inevitable y gloria incierta:
la dicha de estar vivo
es para hoy. Persevera
en la luz, aun a tientas,
pero buscando siempre un equilibrio.
Evita en la bonanza
pecar de euforia,
sonríele al mal tiempo,
y si ahora es más difícil
sabiendo lo que sabes,
recuerda las lecciones de la infancia,
sé feliz de memoria.

 

 

 

 

VERANOS

La luz desmenuzada de la arena
que iluminó la edad de los castillos.
Los montes temerarios.
Nicanor, que aún vivía
sin miedo al puñetazo de la muerte
y no esperaba el lento
veneno que esperaba en su futuro.
La testaruda y torturada
tos de su achatarrada furgoneta.
Sonia en el laberinto londinense
que hoy me vuelve a cercar, en el que he entrado
—esta vez solo— por la puerta falsa
de la nostalgia,
xxxxxxxxxxxxxxy que no es más que otra
galería de ese otro laberinto
donde perdido busco
un rumbo que no encuentre la salida.
Aquella vez que hicimos una fiesta,
pero no las besamos
al final,
xxxxxxxy la fiesta
fueron días que hablamos de la fiesta.
Entonces éramos
felices y ridículos,
xxxxxxxxxxxxxxxxahora
ya no somos felices.

En esta turbia
tarde de julio
tan sólo brilla el sol de otros veranos.

 

 

 

 

FÁBULA DEL DRAGÓN APAGADO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa partir de Shel Silverstein

En la cueva segura
un dragón solitario
husmea melancólico y sensual
la escamosa armadura
que es ahora el osario
de quien fuera su acérrimo rival.

 

 

 

 

POR NO HACER MUDANZA EN SU COSTUMBRE

Abandonó por fin
aquel piso embrujado
donde no era feliz
para irse a un adosado.

En la estancia vacía
no quedaron fantasmas.
La soledad que había
se ha mudado de casa.

 

 

 

 

ESTO ES VIDA

Apócrifos recuerdos de la infancia,
futuro edén que lo ignoraba todo
de sí mismo, que estuvo en el principio
como aquel otro incierto paraíso,
para invocar en la memoria el sueño
del cielo prometido.
Aquella incomprensible
tristeza sin testigos,
la turbia soledad adolescente
que lloraba intuyendo
apenas los motivos.
El tiempo de la lenta
paciencia ante las puertas
cerradas del jardín.
Las horas en su sola compañía,
consciente plenitud amenazada,
felices en voz baja, de puntillas,
para no despertar a la desgracia.
Los esfuerzos perdidos
en poner lo mejor
de ti lejos de ti
y a la usura del tiempo darle sólo
la prenda que se cobre al desnudarte.
El desconcierto de la lucidez,
la derrota y condena
de no saberse más
que un puñado de tierra reflexiva
antes de ser ya tierra sin sentido.

 

 

 

 

AL MARGEN DE LA VIDA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa partir de Federico García Lorca

Quiero este quieto instante repetido
a la orilla del río que nos lleva
y ver pasar el agua que se queda
esperando mi tácito cadáver.

Quiero dormir,
esconder la cabeza
tras la almohada del mundo,
suspender la vigilia de la vida
en un sueño consciente de sí mismo.

Quiero dormir un rato,
un rato, un minuto, un siglo,
y que el tiempo, ese viejo que cojea
en los relojes, deje de marcar
a todas horas
el norte de mis días.

Quiero dormir un rato,
un rato, un minuto, un siglo,
pero que todos sepan que no he muerto,
que sólo me he ausentado de la casa
para sentir nostalgia del infierno.

 

 

 

Almuzara, javier. Constantes vitales. Madrid; Ed. Visor, 2004.

 

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: