Inicio > Poesía > VOLVERLO A INTENTAR

VOLVERLO A INTENTAR

 

ALGUNA DE ESAS NOCHES

Recuperar de golpe la inocencia primera,
regresar a la calma del no ser
o comenzar de nuevo en cualquier otro mundo
(siempre será mejor).
No ser nadie o ser otro.
Cerrar los ojos y no abrirlos
nunca jamás o abrirlos a otra luz.

Esta noche sin luna, por ejemplo,
mientras las balas de la vida silban
y en el balcón ondea inútilmente
una bandera blanca.

 

 

 

 

BUENOS DÍAS

Partiendo de la base
de que todo es mentira,
de que el mundo y sus pompas son un fraude
y una trampa la vida.

Partiendo de la base de que todo
es mucho más mezquino y más pequeño
de lo que calculamos
a través de la lupa de los sueños…

Me abrazo a lo que hay,
otro día, y procuro
seguir viviendo, como si no viera
que cada vez se extiende más el humo.

 

 

 

 

UN VIVIDOR RETIRADO HABLA DEL DESEO

En otro tiempo fue mi huésped,
mi inseparable compañero,
mi camarada. Compartía
conmigo mesa, cama y techo.

Como al hermano que no tuve,
le confiaba mis secretos,
y él me llevaba de la mano
por mundos mágicos y nuevos.

Me descubrió y abrió caminos
en la frontera de los sueños.
Me señaló ocultos tesoros
sobre los mapas de los cuerpos.

Con él, la noche estaba llena
de tentaciones y de vértigos.
Con él, tenía sentido todo:
el paraíso y el infierno.

 

 

 

 

LA LUCHA POR LA VIDA

Presiento que no soy el mejor yo
de todos los que quise ser y he sido.
He conocido otros más hermosos,
mejor amantes y mejor vividos.
—Todos, sin excepción, mucho más jóvenes,
prometedores y atractivos—.

No soy el mejor yo.
Pero, al menos, aguanto y sobrevivo.
Los demás, con sus sueños
—cansados, derrotados, aburridos—,
fueron cayendo
uno tras otro en el camino.

 

 

 

 

POÉTICA

Amar por el placer de amar,
pero no sólo.
Zambullirse en la vida
no sólo por el gusto de gozarla.
Probar todos los frutos
para saber qué ocultan y a qué saben.
Comer para rumiar.
Vivir para contarlo.

 

 

 

 

UN POETA CONSIDERA SUS VERSOS

Sabe que ya no es joven, que el tiempo se le escapa
y que nunca podrá escribir aquel himno
gigante, presentido en noches de euforia,
cuando aún confiaba en su genio y creía
en la inmortalidad, como todos los jóvenes.

Brilla en el cielo, blanca y redonda, la luna,
alta e inalcanzable como su roto sueño
de gloria. Resignado, ante su manuscrito,
reconoce y acepta que todo fue un fracaso.

No pudo ser, se dice. Sin fe, vuelve la página
y lee: Del salón en el ángulo oscuro…

 

 

 

 

PRIMER AMOR

Le seguía los pasos como un perro,
como un caniche fiel y abandonado,
a debida distancia, por el gusto
de verla, sin pedirle nada a cambio.

Vigilaba su puerta y husmeaba
el aire, para no perder su rastro.
La buscaba y mi corazón latía,
al verla aparecer, desafinado.

La veía reír con sus amigas,
pasear sus coquetos quince años,
cruzar una mirada luminosa
con algún indeciso enamorado.

Le seguía los pasos por las calles,
sin hacerme notar, disimulando…
Hasta que ya mi hermana destrozada
y harta de andar conmigo de la mano,

me arrastraba a tirones hasta casa.
Decía que mi juego era muy raro
y que estaba hasta el gorro ya de ser
niñera de un meón de cinco años.

 

 

 

 

AL DORSO DE UNA VIEJA FOTOGRAFÍA

Todavía no habían llegado los Beatles, ni
xxxxhabían acribillado a Che Guevara.

Nat King Cole cantaba por la radio ansiedad de
xxxxtenerte en mis brazos o solamente una vez se
xxxxentrega el alma

y en el cine tal vez ponían Siete novias para siete
xxxxhermanos.

Todavía el comandante Armstrong no había
xxxxdejado su profana huella sobre el picado
xxxxrostro de la  luna.

Todavía los viejos seguían contando historias de la
xxxxguerra al calor de la lumbre.

Quedaban lejos Vietnam, los hippies, la Primavera,
xxxxel mayo y esta discreta libertad… ¿para hacer
xxxxqué?

 

 

 

 

DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

Fue en la costa —quizá el primer verano
de fiebre aventurera—.
Nos conocimos en la pista
de alguna discoteca,

y luego paseamos por la playa,
bajo la luna, muy bebidos.
—Recuerdo una pareja
que nos dio el alto y un aviso—.

Del amor, solamente conocía,
como del mar, la superficie.
Aunque fingiera ser todo un experto
buceador, era virgen.

No olvidaré su cara de sorpresa,
sobre un fondo de sábanas,
cuando por fin, casi a la amanecida,
la última noche me llevó a la cama.

 

 

 

 

RETRATO DE JOVEN CON MOCHILA BAJANDO DE UN TREN

Caminó por la noche como si fuera suya.
Alternó con bebedores solitarios, vagabundos y
xxxxotra gente de mal vivir y de peor dormir.
Fue donde el deseo y la ocasión lo llevaron.
Atravesó fronteras.
Durmió al raso, en cuartos de pensión, en
xxxxhabitaciones de recién conocidas, en
xxxxestaciones de tren, en cabinas telefónicas.
Dejó amigos y amores de unas noches en ciudades
xxxxa las que prometió volver.
Apuró cada trago como si fuera el último.

Sin sospecharlo, se acercaba
xxxxcada vez más a este treintón cansado,
xxxxsedentario y abstemio que lo observa.

 

 

 

 

MOMENTOS

En una vieja casa con sombras. En un pueblo,
en sus trigales, en sus eras.
En alguna taberna de esta ciudad, de madrugada.
De recogida, al alba.
En la terraza de un café alguna tarde.
En la butaca de un cine.
En la penumbra de una discoteca.
Bajo paraguas compartidos.
En cuartos de amigos o de amigos de amigos, con
xxxxposters y con música.
En el pasillo de algún tren, asomado al paisaje…

Alguna vez —al menos, un instante—
me he sentido de acuerdo con la vida
y la he amado sin reservas.

 

 

 

Salvago, Javier. Volverlo a intentar. Sevilla; Ed. Renacimiento, 1989.

 

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: