Inicio > Poesía > UN TIPO GRACIOSO

UN TIPO GRACIOSO

 

UN TIPO GRACIOSO

al señor Geomethel le gustaba dar fiestas los sábados por la tarde
en su casa. siempre nos invitaba. creo que era
mi 3ª o 4ª esposa, siempre quería ir, y me
daba la vara hasta que era más chungo quedarse en casa con ella
que ir allí. así que ese día se salió con la suya, fuimos a Echo
Park, aparcamos en lo alto de la colina, miramos desde allí la casita
gris, la gente en el jardín tan sosa
como los resultados de las carreras de la semana anterior. sin embargo, ella parecía
entusiasmada de verlos. supongo que la tenía muy alejada
de esa clase de tinglados, era una chica de campo, sincera y
sana y con mucho apego a la gente y la diversión. (a mí
me gustaba comer chocolatinas en la cama a solas con ella porque tenía
los ojos castaño oscuro más maravillosos.) bajamos al sendero
donde había mucha gente al sol con el señor
Geomethel junto a la casita gris con un montón de calveros en
el jardín desatendido y todos aferrados a
un impulso extraño, alguna razón misteriosa para estar allí (aunque
cuando les mirabas fijamente a los ojos alcanzabas a ver una
sombra de duda apenas en el fondo de su cerebro.) a mi chica
le caían bien todos, no solo el señor Geomethel sino también Chuck y
Randy, Lila y Patarrota (el perro). ella, mi 3ª o 4ª
esposa, iba de una persona a otra, de este grupo a aquel,
encontrándose temas intensos e interesantes de conversación. yo bebía
lo que podía de aquel vino tan malo. vomité de tapadillo detrás
de un seto cuando ella se desvaneció de pronto, para que fuera en su busca,
volví a vomitar, bebí un poco más, esperé y contesté sí o
no a unas cuantas preguntas que pasaban por allí. luego ella
apareció de nuevo para decirme que el señor Geomethel se la había
llevado a su cuarto para enseñarle sus cuadros, y
se sorprendió, dijo, porque eran muy buenos.

todo hombre, le respondí, probablemente tiene alguna clase de talento
si buscas lo suficiente. el talento del señor G, continué, estribaba probablemente en sus cuadros tan buenos.
por lo visto ella se mosqueó al oírlo, me dio la espalda y se fue
hacia 2 tipos jóvenes apoyados en una verja de madera desvencijada.
al parecer se alegraron de verla.

yo entré a la cocina, abrí un armario y me encontré
una pinta de vodka casi llena. me puse 3/4 partes de vodka y
1/4 parte de agua. vi un Pall Mall en el fregadero y me lo encendí.
sabía que mi 3º o 4º matrimonio se había acabado por
mis celos y mi envidia y muchas otras cosas horribles.
«te falta confianza en ti mismo», solía decirme. yo lo sabía
y me alegraba que ella lo supiera. bebí un poco más,
salí al jardín y cuando ella me miró de soslayo
supo que me había pasado al otro lado y que
no volvería con ella debido a todas esas cosas
tan terribles. me sentí de maravilla, como un ánade
alzando el vuelo de las marismas, con los cazadores
demasiado borrachos en la barca para abatirme y que sus perros
se lanzasen al agua para llevarme hasta ellos.
aun así, se acercó y probó suerte:

«bueno, supongo que quieres irte ahora que empieza la
diversión, ¿verdad?»

quiero irme, dije, pero esta fiesta está tan bien como cualquier otra.
puedo quedarme.

¿por mí?, preguntó.

por nosotros, dije, porque finalmente ya no estaba aburrido
y cuando el señor Geomethel se acercó y me preguntó qué tal
iba todo. le dije que su fiesta me gustaba.
«creía que eras un recluso, ¿no?», dijo.
lo soy, respondí.

ahora a mi esposa nº4 o nº5 no le gustan las fiestas pero,
claro, hay muchos otros problemas.
siguen llegándome invitaciones de tanto en tanto a las fiestas
del señor Geomethel.
las tiro sin odio ni alegría
y mi mujer nº3 o nº4 me llama a veces,
llora,
dice que lo que echa en falta es mi sentido del humor, es tan poco
común, y me pregunto cómo es que no consigo
recordarla riéndose,
salvo con otras personas
o en las fiestas del señor Geomethel.

 

 

 

Bukowski, Charles. La noche desquiciada de pasos (Trad. Eduardo Iriarte). Madrid; Ed. Visor, 2014.

 

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: