Inicio > Poesía > LA COMEDIA ELÉCTRICA

LA COMEDIA ELÉCTRICA

 

CANTO 1 [36]

Al principio fue la carne,
y la carne se hizo palabra,
y la palabra se hizo memoria,
y nuestra memoria se hizo eléctrica.
Luego, en un abrir y cerrar de ojos,
desapareció la edad de los Ancestros,
desapareció la edad de la Historia.
Todos los exteriores cambiaron.
El desierto, el ártico,
y todo lo que se hallaba entre ellos se desvaneció,
o con más precisión, reapareció como otra cosa.
Muy pocos de nosotros lo vimos:
un mundo feliz
nacido de un útero sin sangre.
Algunos de nosotros —los valientes— montamos
en nuestros vehículos y salimos
a explorar el nuevo mundo,
esperábamos encontrar las prometidas señales de una vida nueva.
Pero cuando llegamos allí,
no había nada.
Un engaño, una mentira:
el interior no había cambiado en absoluto.
Decepcionados,
algunos de nosotros volvimos
cegados por estrellas artificiales, y lo que es peor
algunos de nosotros nunca regresamos,
quedamos atrapados en una red
de la que era imposible escapar.
Con todo, muchos de los habitantes de aquí
piensan que este es el mejor
de los mundos posibles:
protegido, limpio, seguro y ético.
Pero, ¿dónde está la sangre?
¿Dónde está el cuerpo?
Y esta cosa llamada “mente artificial”,
¿qué puede ser en realidad?
Cualquiera que haya estudiado filosofía
sabe que una sustancia virtual
es un contrasentido.
“Sí, pero como todos saben aquí,
gracias a la electricidad
lo ARTIFICIAL se convierte en lo REAL”,
me lo recuerda un jovencito insaciable,
plenamente capacitado
pero falto de atributos.
Así, nuestros sueños, nuestras pesadillas,
nuestros anhelos, nuestros deseos
se han hecho eléctricos, sutiles,
incluso transparentes.
No más cadenas,
no más poleas…
sino pulsaciones eléctricas
transferidas a una velocidad excesiva
por nuestras “nuevas y mejoradas”
máquinas deseantes.

 

 

 

 

CANTO 8

Este es tan solo un momento breve en la vida de un hom-
bre y una mujer que nacieron en iuna icueva y que nunca
la iabandonaron. iSe ipusieron ilos inombres ide iXXApPL-
S4U (mujer) y GnxDYsr4u (hombre).

XXApPLS4U: Te va costar 150 dólares por 15 minutos.
GnxDYsr4u: Muy bien.
XXApPLS4U (poniéndose el visor): ¿Estás listo?
GnxDYsr4u (poniéndose el visor): Sí.
Tres mil kilómetros de distancia.
Él extiende sus manos,
no toca nada,
una imagen.
Sus manos recorren un «cuerpo»
en algún lugar del espacio…
“tantea… tantea… siente…”
cada palmo de su carne
muy despacio, con la yema de los dedos…
acaricia con delicadeza los «pechos»
acerca la «boca», cerca, cada vez más cerca…
rodea los «pezones» con los «labios»…
recorriendo con la «lengua» las «puntas».

Ella responde en modo digital,
él la imagina carnalmente.
Tres mil kilómetros de distancia.
Se abre de «piernas»… toma su «mano»
la pone en el «coño»:
“Completamente empapada” dice ella.
Empapada. Ella le coge la «polla»
y dice “la tienes muy dura”.
Dura. “Quiero que me la metas”
Metémela. Dentro.
“Te voy a meter la polla dentro” dice
a tres mil kilómetros de distancia.
Quedan 40 dólares.
Dentro de ti.
Ella introduce la «polla» en el «coño».
Dentro de ella.
Tres mil kilómetros de distancia.
Él puede sentir la “polla dentro de ella”.
Y la “mete… y la saca…”
“Qué gusto”, dice ella.
“Oh, sí, estás mojadísima…
me voy a correr…”
“Córrete para mí, cariño, córrete…”
Quedan 01:30 minutos.
Quedan 7 dólares.
Tres mil kilómetros de distancia.

x

Él puede sentir la excitación
de manera electrónica… la forma
en que ella responde a los impulsos
de un alma que se compra y se paga
con la sagrada moneda de cambio
del que tiene y del que no tiene.
Él le agarra el «culo» con fuerza
y, luego, incapaz
de contener la «fricción»
de un universo sin fricción
con solo 75 centavos,
“se corre dentro de ella”
quedan 0:00 minutos
en su visa provisional.

GnxDYsr4u: ¡Ahhh!
XXApPLS4U: Ya está.

Él se quita el visor y ella también
en sus cuevas con aire acondicionado
a tres mil kilómetros de distancia.

 

 

 

 

CANTO 8 ½

¡Luces! ¡Cámara! ¡Acción!
Él trata de evocar algunas imágenes
mientras ella se tiende en la cama
de noche y lleva su mano hacia abajo,
cerrándole los ojos,
tocándola con delicadeza…
intenta introducirse
en su imagen,
en el cuerpo de él mientras mueve
su mano con él…
pero no sucede nada.
Algo no funciona…
no lo consigue.
Coloca la carcasa de plástico oscuro
en una caja negra
y ella empieza de nuevo…
esta vez es mucho mejor.
Las imágenes parpadean…
la mano de ella se mueve más rápido…
los dedos de ella le acarician
mientras él siente
la excitación… coincidiendo
con las imágenes predigeridas
y eléctricas de la mortal caja negra.
Ah… ah… ah… petite mort
del suplemento más peligroso.
La mano descansa, los dedos se doblan.
Algún día él no será capaz
de volver a hacer esto
sin tener delante la ayuda
una caja mágica,
como predijo Thamus.
Oh, mi dulcísima, querida Dulcinea,
te veo reemplazada con frialdad
por multitud de proyecciones externas.
Y ahí empieza la tragedia
del simulacro como realidad.
Ojo!: un altro film senza speranza.

 

 

 

 

CANTO 14

Ocupado lector,
entiendo que tienes poco tiempo
para ti, para tus amigos
y para tu familia.
Desde que inventamos ingeniosamente
una forma de marcar el tiempo
—como si en última instancia, esto fuera posible—
hemos estado persiguiendo
sombras en el suelo
o números en un marcador.
Y durante esa breve historia
se nos han hecho promesas
de que la sombra que estábamos persiguiendo
algún día, muy pronto, disminuiría su velocidad,
como si sombra y cifras
pudieran existir sin nosotros.
Pero la sombra, digital ahora,
no ha disminuido, sino que ha incrementado su distancia
con las maravillas de la electricidad.
La Producción deseante es el maná de
Cronos, el único Dios que nos queda,
quien devora a sus hijos de manera constante.
Así que, si me pudieras conceder unos segundos
fuera de tu apretada agenda
y apagar tus “dispositivos” móviles
y tus eléctricas cajas mágicas…
prometo ser breve,
como has visto hasta ahora
mi Comedia es concisa,
aunque requiera un poco de «reflexión».
Lo sé, lo sé, esas palabras hoy en día
provocan una sonrisa…
de vez en cuando también alguna carcajada.
Pero “hay que ser bufón
para ser filósofo”, dijo el Capitán N
en los días previos al tendido eléctrico.
Era cierto entonces
y aún más cierto es hoy
en la época de nuestra «democracia» virtual
donde todos somos iguales,
y estamos igual de cansados.
Hace cien años
algunos enemigos de las máquinas «ahorratrabajo»
llegaron a las fábricas
con martillos y picos
porque querían un poco más de tiempo
para poder jugar.
Ocupados, como tú, vieron la sustitución
del alma por la Producción deseante,
y quisieron derribar el sistema.
Nada hay de gracioso;
pues nada es tan serio como
el espíritu del juego.
Hoy nuestros hijos
lo han olvidado todo
y estos enemigos de la tecnolopolis
se nos presentan como ridículos
«enemigos del pueblo»
en treinta segundos o menos.
El río Leteo recorre
la casa de cada niño:
beben de esta agua
y se olvidan del río mientras beben.
Lo siento, empiezo a sentir que
te pierdo, que te aburro,
que he hablado demasiado.
Por favor, no permitas que te entretenga más,
acabaré aquí
para que puedas volver a encenderlo todo,
si es que no lo habías hecho ya
(y leías estas palabras
mientras te ocupabas
de otras cosas importantes).
Por supuesto, mucho menos importantes
son las palabras de este bufón
que combate con molinos «imaginarios» de viento.
Porque, ¿qué sentido tienen
lo inalámbrico y lo alámbrico
cuándo perdurarán para siempre?
“Eres un Ludita”,
te dicen,
y continúan cambiando de canal.

 

 

 

Pérez, Rolando. La comedia eléctrica (Trad. Óscar Curieses). Madrid; Amargord ediciones, 2017.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: