Inicio > Poesía > LOS PALCOS

LOS PALCOS

 

LOS ANDENES

Los trenes no esperan,
se marchan, seducen a su paso
pompas de aire tenebroso
con algún silbido prolongado
como un hilo de saliva.
Los trenes se marchan a horas extrañas
con un no sé qué de sabor a anginas
y a café posado…
Es inútil esperar en los andenes
porque entonces los trenes no pasan…
Los trenes sólo pasan
cuando no se los espera, y nos sorprenden:
hay que agarrarse a los trenes con las uñas
cuando pasan por delante,
aunque te den la espalda,
hay que montarse en marcha
porque los trenes no paran,
eres tú el que está parado
con la maleta cerrada,
eres tú y tu intuición y el silbido:
afinar la vista, oler su llegada,
saltar a lomos de la conquista
sin parar en todas las estaciones.

 

 

 

 

LAS BALLENAS SE SUICIDAN

Las ballenas no se
suicidan por una
intransigencia
de raza.
Las ballenas flaquean
por amor,
porque intuyen
el fanatismo de la derrota,
por una especie de celo
perpetuo
que no sacian inviernos
ni veranos.
Se diluyen.
Son la mezcla
de pasiones solitarias,
de instinto animal olvidado.
Las ballenas nos suicidamos
para justificar el medio,
no por firmeza,
no por arrebato
ni por fuerza…
Las ballenas se suicidan
porque lo piden a gritos
los sueños.

 

 

 

 

POEMA TRISTE

Es sabido que para amarme
hay que aprender un código distinto:
de besos amargos, de infidelidades,
de mares que se ordenan
en las playas como ejércitos de dudas.
Apenas queda tiempo para el tiempo;
la inmortalidad está muerta
pero nadie la entierra.
Se han escuchado unas voces
que anunciaban lamentando
malos vientos, deserciones implacables
del cariño y la ternura.
Yo he querido ser a solas,
pero a veces, desde el fuego,
solicito alguna ayuda.

 

 

 

 

LOS DÍAS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Ramón

Las mañanas me sugieren sol y sombra,
sonido de helicópteros en vuelo,
voz en las cumbres, mansiones sin techo,
damiselas al acecho
vestidas casi de blanco y sin pamela.

Y las noches me sugieren sueño y fuego,
copas de alcohol con burbujas latiendo,
sangre en las venas, dolor en el pecho,
risas de dioses maltrechos
que agrietan valientes el suelo que pisas.

 

 

 

 

CONTRATIEMPO

Dicen que pasan los días y cambian las cosas,
pero eso —que es así— no es como era
y más que ver crecer ves lo crecido.
Los minutos, si es que fluyen,
lo hacen más bien desde fuera,
dejando en la tierra, paradas,
instantáneas de su vuelo.
Vivir no es viviendo, sino ser vivido,
estar desvelado y sabiendo
que el tiempo siempre es tiempo transcurrido.

 

 

 

 

LOS SEÑORITOS INDOLENTES

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA L. A. de V.

Cuando nuestros padres dejen la tierra y nos falten
no tendremos diariamente la comida preparada.
Ni por la noche, al alba, entraremos en casa descalzos,
procurando no desvelar la conciencia responsable
de quienes, con su apoyo,
nos hacen confiados y de voluntad disipada.
Con toda seguridad comeremos a deshoras.
Llevaremos un jersey al año, mal planchado.
Y nadie nos recordará el deber moral
que limpia de arena nuestro destino:
no más consejos, ni miradas tiernas, ni severas represalias,
ni la solemne danza cruzada de protección y transigencia.
Ya, entonces, no seremos inmortales:
los momentos de indolencia harán que no olvidemos,
sentados en el suelo de una habitación en desorden,
a los pies de una cama con la colcha levantada
y una pila de libros bajo el flexo,
que el tiempo va cumpliendo su mandato.
Y que cualquier amanecer en las aceras,
cualquier velada milagrosa en los locales para noctámbulos
nos va marcando el paso…
A nosotros, que no creíamos en nada,
ni temíamos la soledad, ni el silencio, ni la muerte.

 

 

 

 

MÚSICA NOCTURNA

¿Para qué voy a sufrir por un clavinecista,
si hay tanto diamante en bruto
donde pulir con la lengua
la punta de las aristas?
Por codiciar vivamente
la cara piel del artista
olvidé que yo prefiero
con mucho el aullar de las fieras
al silbar de las serpientes.
No era por cierto deseo,
sino vaga simpatía,
luz efímera de un día;
amor fugaz —devaneo—
me elevó hacia las alturas
donde busqué lastimero
libar con permiso el fruto
de labios que en un solfeo
se perdían como notas
en la vana partitura.

 

 

 

 

CONTRA LOS JOVENCITOS

No. No quiero llamarlas horas crueles,
sino ventajosas, puesto que conducen
los cuerpos a extremos tales
de perdición y originalidad,
y hacen que los niños sanos
tengan grietas en el rostro,
y que aumenten sus ojeras.
Sí. Cuántas gracias hemos de dar
por esos niños tristes
que ya lo han andado todo,
por los cuerpos que están en peligro
de ser para siempre bellos
y son salvados luego por el tiempo.
Alrededor del jardín, que es muy grande,
se paran de vez en cuando,
inclinan la cabeza hasta la tierra,
detienen sus miradas en un punto;
no importa el terror que sienten
al saber que están sufriendo:
la sencillez no les salva
ni hace más tolerables
sus tormentos la ignorancia.
Misericordia. No libres jamás a los cuerpos
del horror,
de los calabozos largos,
del dolor increíble
de llegar a ser ancianos.
Que sea severa y lenta la marcha de las horas
y agotadora la espera,
que pierdan para siempre la sonrisa,
que se les haga tarde,
que no tengan virtudes, ni maestros, ni parientes;
y que en sus últimos años
recuerden que fueron tiernos,
deseados, inmortales…
Y que se queden solos,
satélites cansados de la vida,
y que por más que lo pidan
nunca mueran,
y no puedan entrar en el infierno.

 

 

 

 

ESPÍRITUS DE NADIE

Espíritus de nadie, niebla a solas
y fórmulas sagradas que se pisan
van dejando tus señales
sobre lánguidos tapices de ceniza.
Las palabras, endiabladas caracolas.
La pasión, un trabalenguas.
Y el minuto que recuerdas, un suspiro
que se esfuma lentamente en los cristales.
Y el hábito que queda
por si los siglos pasan en vano,
dejaré un testimonio el sigilo
de quien estuvo en la fiesta
pero no fue presentado.
Espíritus que abrazan lo que resta.

 

 

 

 

LA EDAD DE LA INOCENCIA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Estela

Me sorprendo al ver las cosas
tan rendidas al tiempo
tan sometidas siempre a su propio tamaño.
me acostaba en el cuarto de mis padres
para olvidar las estatuas del miedo
(ellos, mientras, jugaban a las cartas),
pero no pude nunca recordar el momento,
el instante preciso
en que unos brazos me devolvían a mi cama.
La noche ya no tiene sorpresas, ni nada,
y en eso descubro la trama del tiempo:
que los ojos los cierro y los abro
invariablemente
en la misma almohada.

 

 

 

 

EL PODER

Muchas veces he querido poder
para no tener que deber:
transitar sin una fuga por los dédalos espinosos
del laberinto
sin sentir la obligación de derrotar al Minotauro.
Porque sólo los débiles luchan
o se entregan rendidos al hilo de Ariadna.
Los fuertes ni temen ni luchan.
El poder no es un gesto.
El poder significa poder preferir otros juegos.
No ser odiado. No ser temido.
El poder no es trabar amistad con los fuertes
ni escalar temblorosos la cima del cetro.
El poder es distinto:
la manera de ser sin estar,
una suerte de paz, un rumor reposado de suelas,
ser la sombra del hilo de Ariadna.

 

 

 

 

RETRATO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Daniel Garbade

Hay que comprenderlo: en él son transitorias las tormentas,
y sabe Dios si en él hay sentimientos verdaderos.
No tiene fe en los proyectos, y su destino le aburre.
Pero es fácil sorprenderle con los párpados caídos
y el corazón en la mano por un desengaño.
No fue torero porque no quiso;
al principio tenía desmayos con la sangre,
luego la olía, respiraba y se la bebía, con un desplante.

Hay que perdonarle: un sufrimiento de lujo, un tormento existencial,
ese punto donde cruzan en la noche sus miradas
el bien y el mal, con un pronto elegante.

Pero luego le ves sufriendo. Y no lo entiendes:
si estaba llamado a ser feliz, si se le notaba en la risa,
si yo respiraba también
el aroma infalible y perdido de su frivolidad.

¿Qué ha sido entonces de todo?
¿Y quién puede inventarse un universo?

 

 

 

 

SIN RETORNO

Cuánta inconsciencia en aquellos
años de fuego, los primeros.
El presente era vivir un periodo de prueba
y en cualquier momento se podía volver atrás;
eso creíamos, tan jóvenes,
tan miserablemente puros
aun en los gestos peores:
el tiempo era un juego fácil de sombras chinescas
en nuestras manos,
y como en esas pesadillas lentas
de las que siempre, al final,
en el momento más terrible
uno si quiere se despierta
y se incorpora en la cama,
así creíamos los días reversibles.
Como si cada paso no fuera parte de un destino,
y cada palabra no tuviera un eco de sentencia,
y no fuera el capricho,
cualquiera de los tantos,
una elección definitiva.

 

 

 

 

EL PASADO DE LOS AMANTES

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA Luis Cremades

No hay nada más temible ni más desconocido
que el pasado de los amantes,
aquellos por quienes lo apostamos todo,
la fuerza vil de nuestros besos, el resuello.
Esos rincones que no nos pertenecen,
por más que, sin embargo, podamos proyectar
nuestra pasión
sobre el futuro de nuestros amantes,
los verdaderos.
Porque el pasado que fue —ya para siempre—
nunca muere,
y pesa como un lastre de temores
al olor de una sospecha que anida en las almas
de los enamorados, las víctimas, los débiles,
los que todo lo pierden, los que sienten…
El futuro es un dolor que no está hecho;
el pasado no es ceniza,
es la carne que perdura
poderosa en el recuerdo.

 

 

 

 

LA DAMA CANSADA

Por esa muerte nueva
que no será desolada y a solas
sino colectiva y sorda, rotunda.
Porque la felicidad es breve
y se va como viene:
repentina y terrible.
Por la luz del sol intensa
en la estación de la agonía
que me cansaba los ojos, de verla,
y esas noches largas con destellos
que tienen llagas en las luces,
y el amor. La cruz de fuego
que fue una convulsión, un llanto
y a veces, por los dioses, un rocío.
Porque la Dama Cansada
deponga la risa y nos lleve.

Quiero vivir las horas que nos quedan
contando con los dedos las sonrisas
que me cruzo en el paseo.

 

 

 

Alas, Leopoldo. Concierto del desorden. Poesía Reunida (1981-2008). Madrid; Ed. Visor, 2009.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: