Inicio > Poesía > EXTRAÑA COMO ELÉBORO

EXTRAÑA COMO ELÉBORO

 

ES COMO VOLVER A LOS VIEJOS BARES

Es como volver
a los viejos bares
xxxxxxxque dan a la playa
xxxxxxxal atardecer.

Es eso y no es nada,
y es ocupar una mesa
xxxxxxxhasta la madrugada.

Una vela, unas rosas
o el vacío de la vida.

Perdernos tras las huellas
de la memoria
infiel,
de la nostalgia frágil
xxxxxxxcomo copa vacía.

O recogernos de día,
abrazados y sucios (el amor sin reproches
xxxxxxxde la primera vez).

 

 

 

 

RUINAS, ES TODO CUANTO QUEDA

xxxxxRuinas.
Es todo cuanto queda.

No queda nada y queda todo,
la música de entonces,
la belleza del sueño.

La magia.
(El sonido del agua en el estanque helado.
El fuerte olor a rosas eterno y tan efímero)

La memoria, el silencio.
Tu tristeza, los pájaros que anidan
en los frisos.

xxxxxLa luz en la alta rama
como flecha de fuego,

el oro de los rayos
que atraviesan el musgo,

la serpiente enroscada
bajo la vid sin fruto.

 

 

 

 

NADA QUEDA DE ENTONCES SINO LA MÚSICA, NADA

xxxxxxxNada queda de entonces
sino la música, nada.
Pues la música es nada.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxY lo es todo.

Como el deseo.
(Esa última ola que acaricia hueca
y hiere)

xxxxxxxxVerde ya los labios que ha madurado
la música.

Nada queda de entonces
sino la música, nada.
Pues la música es nada
(y lo es todo)

x
Como el deseo, sí.
Esa llama ya extinguida
que veneraba a la diosa.

O las voces de unas jóvenes
que hacen eco
xxxxxxxxxxxxxxxen tu sueño.

xxxxxxxEl fuego,
o el vuelo de unos pájaros
como roja ceniza.

 

 

 

 

TOMÉ LA ÚLTIMA COPA

Tomé la última copa, o la penúltima,
sin querer regresar.

Perdí mi tren, y era el amanecer
su vagón último doblando la ciudad.

 

 

 

 

EL RETRATO DE CÉLINE

Habla francés con acento italiano.
Sus labios guardan un secreto,
tendida bajo los sauces
o la luz de las velas,

en esa extraña pose.

Desnuda así,
sin piernas.

“Devant lui”
En la línea divisoria,
“o atrapados en la inseguridad de una banal
felicidad” dice E.M. Ciorán.

Un antiguo taller de la Volkswagen
lleno de gatos,
los gatos de París.

 

 

 

 

PEQUEÑO HOMENAJE

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(a Maruja Mallo)

De espaldas siempre, desnuda,
con su voz amarillenta, enferma,
repitiendo “mon pere”,
leyendo unos poemas,

o alimentando pájaros,
dibujando negros números,
bañándose en si misma,
visceral y sucia.

Maruja no es Maruja,
es Ana Belu,
es Ives de Lux tocando el clarinete
nombrando lo innombrable,
pequeños desajustes,
la rosa de Estambul,
los muslos de Mary,
los viajes de Rimbaud.

 

 

 

 

DIBUJOS AFRICANOS

Como esos dibujos inacabados —dirías—
en las paredes del metro.

Su corazón inmenso chorreando
humedad.

 

 

 

 

DIECINUEVE PERSONAJES AL AZAR

Frida Kahlo tararea el adagio de Albinioni
mientras hace de vientre
y sueña
una cala en el sur

Seifert mira tras la ventana del café
Slávie
Visitará la tumba
de un poeta amigo
y abrirá
una
botella de borgoña
xxxxxxxal atardecer

Marcel Duchamp escribe a Peggy Guggenheim
desde París una carta en blanco con olor
a ámbar y a melissa

Peggy ama el cuadro “La tempestad
de Giorgione

Leonora Carrington tenía un hermoso trasero

Escribo a mi madre una carta desde Cádiz
con una foto
estoy pelado al cero

Cruzo la bahía hacia el Puerto
en busca

de unos versos de Alberti
y de una arboleda

con restos de preservativos y botellas
con mensajes dentro

Leo “Larga carta a Francesca” de Colinas
y “Todo cuanto amé” de Siri Hustvedt

Gustavo Adolfo Bécquer acaricia
los pechos de Elisa

las piernas larguísimas de Elisa
llenas de vello

Baudelaire “Maldito vendedor de nubes”

Friedrich está de espaldas a la cámara

Rembrandt juega con la luz
la manosea
la tira al mar

Janis Joplin se mea de gusto
con un texto de Rimbaud

Hemingway entra en París con los aliados

Pollock pinta “La mujer luna”
Tiene un pez en la boca que gotea

Kandinski ama la niebla
donde todo se disipa

Tiépolo toca el laúd

Roberto Juarroz dibuja en el espejo
la figura de un pájaro

Picasso le hace un corte de mangas
a los nazis

Kisling está de espaldas a la cámara
el pantalón lleno de remiendos

Dylan Thomas bebe al son de un blues
en Scollay Square

brinda por Stravinsky
por la luna
eructa bosteza ríe
tararea un fragmento de Aida

 

 

 

 

EL JOVEN POETA

Se ha dejado un leve bigote alejandrino
que hace reír a su amada.

El joven poeta.

Es joven, vigoroso, aunque se cree muy viejo
y eso hace reír a su amada.

Soledad (o Marta, o Petronila)

Pero ella le quiere, a su modo, distinto,
con la risa a su favor.

Una casa en las nubes
que no pueden pagar,
la tristeza aprendida como un juego
de rol.

 

 

 

Sánchez, Ginés. Extraña como eléboro. Murcia; Ed. Nausícäa, 2003.

 

  1. Ginés Sánchez García
    octubre 31, 2019 a las 10:43 am

    Me ha gusta ver algunos de mis poemas de “Extraña como eléboro” en tu blog.
    Coincidencia de nombre y apellido cuando luego hablas del otro Ginés Sánchez, autos de novelas como Lobisón, y que nació en 1967 en Murcia.
    Yo, Ginés Sánchez, autor de “Extraña como eléboro”, nací en Granada en 1959, y vivo también en Murcia.
    Doy por hecho que sabes quien soy. Ahora ya no firmo como Ginés Sánchez, como en mis primeros libros, sino que fiirmo, o bien como Ginés Sánchez García, o bien como
    Ginés Emile.
    Un abrazo, Hector.

    Ginés Sánchez García (Ginés Emile)

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: