Inicio > Poesía > PLAZA DE TOROS

PLAZA DE TOROS

 

AL COSO

Queriendo continuar mi camino por mi propio pie,
he prescindido del autostop: qué mala soy, qué egoísta,
qué desagradecida por rechazar un favor, qué independiente,
qué bonito el toro en el campo paciendo, qué bonitos sus pitones
embistiendo a las margaritas, qué bonito su entorno satélite,
qué bonito animal antes de salir a la arena que alfombra
un círculo habitado por sombreros y peinetas,
qué bonita su sangre cuando la tenía dentro,
sin banderillas ni ovaciones.

 

 

 

 

LO REPITO

Vuelvo a decir que no es aquí donde venía,
que no es ésta la arena que busco.
Una montera no es una caracola,
ni un burladero un dique,
ni un rejón un arpón.
Cerca del mar es imposible
la absoluta soledad, aquí no.
Pero esta multitud es diferente:
hablan de religión y de morcillas
con el mismo palpable sentimiento.
Y cuando clavan sus ojos en un toro,
se les queda hondamente clavado, de forma
que ya nunca más pueden cerrarlos.

 

 

 

 

¿CON CONCISIÓN?

A la espera de embarcarme en un nuevo viaje
(ojalá más certero), trato de resumir la vorágine
en mínimos versos, así que empuño una pica con la punta
rebozada en la sangre de una tarde semental a las cinco
y la encamino hacia el revés de un capote.
La concisión tampoco ha venido hoy
(la última vez que la vieron iba a caballo,
xxxxxxevitando tocar todas las cosas).
Alguien debería retirar los flecos de los mantones;
se enredan en los tobillos del que camina entre ellos
pendiente de una nube o una avioneta con pancarta
anunciando una conocida marca de vino
cuyo aroma flota y reflota en el ambiente.
Me he pasado al bando de los pocos normales:
pongo lavadoras por la noche,
vacío los toriles que después incendio.

 

 

 

 

ÚLTIMO AVISO

Me he encargado de rociar con azúcar
la explanada sobre la cual lloro
xxxxxxal tratar de reír.

Me aseguro un fuerte golpe de tos
por parte de la tierra que me sostiene
xxxxxxy ha de llevarme a otro sitio.

Asisto a la destrucción de lo mudéjar,
corro con el viento más veloz que los coches
aunque me nos que las hojas de los árboles.

Avisa una trompeta con lo que le queda
de sonido, que es la hora de solo
xxxxxxalgunos animales libres.

 

 

 

Román, Elena. Ocho paradas en la arena. Navarra; Patronato de Cultura de Tafalla, 2009.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: