Inicio > Poesía > IGOR BARRETO

IGOR BARRETO

 

SIGNIFICADOS

Alguien se lleva la mano al corazón
y dice unas palabras.
Pero las palabras son en realidad insensibles
y quien las hizo
no calculó su capacidad
para significados tan enormes.
A pesar de los cuidados que les prodigamos:
la forma de agruparlas,
el tallado y la orquestación:
siempre los adjetivos
merecerán una reprimenda
por nuestra sentimental torpeza
y los gerundios estancados
en el encabezamiento del verso
codiciarán el sonido de cada vocablo.
Pero además, qué puede ser un verso
sino un corralito de estantillos
de madera podrida
en demasía inútil para contener
el animal que somos.

 

 

 

 

LA COPIA
(Apropiación de unas palabras de Edwin Fischer)

—Fermi aprendió, gracias a la amabilidad de Beethoven,
y Liszt aprendió de Fermi,
y Jean Labert de Liszt.
El maestro Jean Albert
enseñó a otros pianistas jóvenes del conservatorio.

Ahora, ya no hay un ser humano que me enseñe
y las grabaciones me recuerdan a mí mismo:
¡Oh, la copia! La copia que me recuerda
a mí mismo.

 

 

 

 

ARS BREVÍSIMA

El poeta

debe escribir

con calma:

como el tragador de sables

en el circo

que se dice

a sí mismo:

Con calma…

para no herirse.

 

 

 

 

TRASCENDENCIA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAl Sr. Lee Masters

—Bajo esta gasolinera
yacen sepultados
mi cuerpo y el de mi esposa
Graciela,
también mis dos hijas: Juana y Luisa.
El problema no es estar sepultados,
la molestia son los continuos trabajos
que se hacen de cambio de aceite
a motores de autos, autobusetas y camiones.
Y que el aceite se escurre
a través de la tierra, incluso del cemento
y llega a un angosto espacio:
un tanque de contención, una fosa,
una habitación cerrada
de dos metros cuadrados
donde estamos.
Y el aceite más denso que la sombra
se filtra hacia este recinto.
Como ya les he dicho
el inconveniente
no es la muerte,
se trata de un asunto de trascendencia.
Digan ustedes:
lo único que continúa vivo
a pesar de las ingratitudes de la carne:
¿no es el cabello?
El cabello aún sigue creciendo:
el de Graciela, con grandes ondas,
y mis hijas tienen una cabellera
de resplandores rojizos.
Pero el aceite
les da un fulgor que no es el suyo.
¿Cómo hace mi esposa para peinar
a sus dos niñas?
¿Cómo hacen mis hijas para tener
un gesto de mimo con su madre
y acicalar su pelo tiernamente?
Es muy ingrato lo que ocurre.
Lo hemos perdido casi todo:
¿perderemos también nuestros cabellos?
Yo sé que el dueño
de la gasolinera del gueto de Ojo de Agua,
el señor Erik Kauzman,
después de habernos asesinado
en su oficina:
apuñalado a mis hijas y a mi mujer,
y luego yo
de un tiro de escopeta,
solo por reclamar la paga debida.
Yo sé que el Sr. Kauzman,
como hombre generoso,
atenderá este inminente llamado.
………………………………………………..
Ahora
es un noche silenciosa
………………………………………………….
y el aceite gotea desde la superficie
hasta lo que resta
de mi ventrículo izquierdo.
Escucho las golondrinas
planear bajo los potentes reflectores
de mercurio,
entre los arcos construidos
a uno y a otro lado de la lujosa
gasolinera.
Nadie podría decir
que ha visto a una golondrina
tomando agua sucia,
no obstante su plumaje se pudre
y el ave derribada
rápidamente deviene polvo.
No así, en nuestro caso.
La muerte podrá detener
el avatar del cuerpo
pero el cabello
impedirá
que nuestros rostros
se desvanezcan.

 

 

 

Barreto, Igor. El muro de Mandelshtam. Madrid; Bartleby editores, 2017.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: