Inicio > Poesía > MIRADAS

MIRADAS

 

ALGO DE LO QUE PASA

Ahí voy a sentarme, voy
a sacarme y a mi incomodidad hasta
la calle a inventariar algo
de lo que pasa, en la silla de
ruedas y laureles. Empezaré
por distinguir entre personas
y cosas, actividad compleja y
poco usual que reclama ciertas ruedas
teóricas: las cosas
son el hueco que dejan; las personas el hueco
que quisieran dejar.
O el hueco que no llenan sus presencias.

Amar es una apuesta por otro
punto de partida, el rechazo a las definiciones
negativas, la vocación de relleno con laurel,
inventar a los otros y comer su
misterio. La gente impone
gestos y consignas. Los objetos
siempre son más cariñosos,
no tienen miedo a las
palabras ni al contacto con
mi piel.

 

 

 

 

EN ESA ÉPOCA

En esa época solíamos mirar por la ventana.
Enfrente, dos hombres intercambiaban algo negro,
de mano en mano, tuya, mía, como en un juego de
niños, y sudaban. Era una araña grande como un
gato. A veces
encontrábamos un hombre en el suelo,
dos marcas violetas en el antebrazo. El
otro era el vecino. Nos contó que
venía gente de muy lejos a
desafiarlo. Nos contó que así los
hombres se expresaban admiración y respeto.
Otros decían que era una forma de hacer
dinero. Un día fue el vecino el que perdió.

 

 

 

 

LA CALMA PERFECTA CENIZA

Este silencio perfecto puede desafiar a cualquier
música, aquel árbol derrota
a todos los atletas, he visto un
verde que nunca se dejará pintar,
el otro azul se ríe de las
anclas. Y mientras, llaves demandan
acción, pero sólo por amor, y
cerraduras anhelan como
labios. Aspiro a ambas
orillas de la tranquilidad, y sin
embargo ni la transparente ni
la opaca; como máximo, la
brisa en un jardín. No es
poco. Mientras, pasillos ansían
pasos, hojas se aburren como manos,
la tierra fresca espera con los brazos abiertos.

 

 

 

 

NADA MÁS

Soy a través del correo: todo
lo que desplaza palabras en
el espacio, lo que lima las
distancias y reúne los cristales
rotos es correo. Me
gusta lo que me altera,
llevar la vista al suelo e
identificarme con estos y no
otros pedazos de cristal, y así,
porque si la libélula se posa en
un fragmento ya me duele; o
poner donde dice pegue su
fotografía una pieza cualquiera de
puzzle. Eso que vuela es lo que me
vuelve otro y gusta y duele, nada
más. Algunas cartas llegan, algún
día abres el sobre que te debo
y un charco a tus pies.

 

 

 

 

DESTINO

Y para orientarme en este
laberinto dispones del mapa de una
ciudad en la que aún no has estado,
una brújula que señala la dirección que
tomarías sin ella, dos llaves que parecen
iguales, un reloj que atrasa veinticinco
horas por día, la propiedad
asociativa, provisiones que dan
hambre, la religión que elijas,
un resumen de tus próximos sueños,
visiones que dan sed, la salida ahí
enfrente, un recorte de
periódico que cuenta cómo
no pudiste salir.

 

 

 

 

UNOS OJOS

Unos ojos que no ven las pestañas
no funcionan, la boca es besos
y dientes, el abrazo es también
una estrategia de huida. Para el
tacto hay un cristal, si me resigno a mirar
se vuelve espejo, se
mueve el horizonte a cada
paso, sol
cargado de noches. Y si
aceptamos que desde dentro de un sistema
nunca entenderemos el sistema,
no hay más que hablar.

 

 

 

Peyrou, Mariano. A veces transparente. Madrid; Bartleby editores, 2004

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: