Inicio > Poesía > INMOVILIDAD DE LOS BARCOS

INMOVILIDAD DE LOS BARCOS

 

MENSAJES

Se escribe
como se lanza una botella al mar:
soñando con una playa
un lector, una lectora
Pero cuando por azar de los vientos
y la conjunción errática de las mareas
la botella navegante llega a la orilla
y alguien la recoge
—lee el mensaje—
hay que confesar: quien envió el mensaje
está ya en otra cosa.

 

 

 

 

ENCUENTRO

Tanta conversación —te dije en el vestíbulo del hotel
donde nos encontramos inesperadamente—
sólo puede ser una actividad desplazada.
Hablamos tanto cuando tenemos miedo
de hacer el amor.

 

 

 

 

INMOVILIDAD DE LOS BARCOS

Ayer extravié la carta que te dirigía
No tenía importancia
sólo contarte
—a ti, que estás lejos—
los objetos que me rodean:
un barco de madera
y velas de hilo
encerrado en una botella de ron
un largo poliedro de cristal
con un ancla de bronce en su interior
un pisapapeles de cuarzo con delfines
el farol de un viejo barco
que ya no navega
Cosas del mar
cosas del morir
en un apartamento de Barcelona,
calle de Les Corts,
desde el cual no se ve el agua.

 

 

 

 

OFUSCACIÓN

Cuando ofuscada
te lames las heridas
antiguas
y como una leona
te revuelves
en la cama
Hay que estar a distancia suficiente
como para que tus garras
no destrocen la carne
de la persona más cercana,
esa que no te ha hecho daño
todavía.

 

 

 

 

LECTURA

Se atraviesa un libro
como se vadea un río

xxxxxxlas palabras
son las piedras para asirse
Impiden naufragar.

 

 

 

 

EDAD

Cuando le dije que no me contara nada
de su vida anterior
(tenía cuarenta y dos años, una larga
vida anterior, pues)
lo tomó como una muestra de generosidad.
Se equivocaba:
era puro egoísmo
a los cuarenta y dos años,
nadie puede contar más que obscenidades
y fracasos,
el arte de sobrevivir, en suma.

 

 

 

 

ARTE MODERNO

Ciertos escultores usan materiales de desecho
para hacer sus esculturas
la lata de cerveza el detergente y el envase de cartón
tienen otra oportunidad
de vivir y transformarse
Todos los humanos
somos material de desecho
Emplea mis cervicales
mi cuello mi ombligo
mi deseo de fumar
mis escalofrfíos
mi páncreas
mi tiroides
Dales otra oportunidad.

 

 

 

 

ORACIÓN

Líbranos, Señor,
de encontrarnos,
años después,
con nuestros grandes amores.

 

 

 

 

UNA BIOGRAFÍA

Procuradora del Estado
muchos talonarios
tarjetas American Express
y Visa-Oro
una moderna residencia en la ciudad
y otra en el campo
Pero cuéntame —lo prefiero—
cuando a los diecisiete años
fuiste la amante del Primer Ministro
y del Jefe Guerrillero
al mismo tiempo
xxxxxxx(los dos te inspiraban cierta ternura,
dijiste)
y en tus orgasmos se mezclaba el miedo
con el deseo de cambiar el mundo.

 

 

 

 

GRANDES ALMACENES

En las grandes tiendas
me mareo
ando exiliada
confundo los pisos
tantos objetos me saturan
Sólo quiero comprar un bolígrafo
o un rotulador
Estoy en el centro de la Civilización Occidental:
que alguien me dé un mapa
Y además, toda esa gente feliz,
inmensamente satisfecha
de disponer
de poco dinero
para tantas cosas.

 

 

 

 

ADICCIONES

Todos somos adictos a algo.
Entre dosis y dioses, sólo
hay una e de diferencia.

 

 

 

 

DIPLODOCUS

Un viejo medio borracho
en la soledad del andén
me sonríe con una botella en la mano
Le sonrío
como a un animal anacrónico:
todavía se droga con alcohol.

 

 

 

 

ÚLTIMA ENTREVISTA

La última entrevista fue triste.
Yo esperaba una decisión imposible:
que me siguieras a una ciudad extraña
donde sólo se había perdido un submarino alemán
y tú esperabas que no te lo propusiera.
Con el vértigo de los suicidas
te dije: «Ven conmigo», sabiéndolo imposible
y tú —sabiéndolo imposible— respondiste:
«Nada se me perdió allí» y diste la conversación
por concluida. Me puse de pie
como quien cierra un libro
aunque sabía —lo supe siempre—
que ahora empezaba otro capítulo.
Iba a soñar contigo —en una ciudad extraña—,
donde sólo un viejo submarino alemán
se perdió.
Iba a escribir cartas que no te enviaría
Y tú, ibas a esperar mi regreso
—Penélope infiel— con ambigüedad,
sabiendo que mis cortos retornos
no serían definitivos. No soy Ulises. No conocí
Ítaca. Todo lo que he perdido
lo perdí a sabiendas
y lo que no gané
fue por pereza. La última entrevista
fue un poco triste.

 

 

 

 

BIOGRAFÍAS

Y no olvides nunca
que para cada cual
(para la ingenua doméstica recién casada
como para el guerrillero de Chiapas)
su vida es siempre una novela.
Pero por favor,
por lo menos,
que esté bien escrita.

 

 

 

Peri Rossi, Cristina. Poesía reunida. Barcelona; Ed. Lumen, 2005

 

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

El blog de Ben Clark

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: