Inicio > Relato > JUEVES, 11

JUEVES, 11

 

xxRimbaud y los hombres. Uno de los enriquecimientos mayores, entre tanto como enriquece la relación pura y profunda con la mujer, con una mujer, es que le permite a uno ver al hombre, a los hombres, desde ella, a través de ella, o sea, en una perspectiva inédita para otro hombre, mediante una óptica distinta y asombrosa. Así, los hombres que rondan a Rimbaud, que iluminan sus noches sin sueño, el poeta rubio de provincias que quiere incendiar la ciudad con un libro lento y feble, el que viene aureolado por el aura vaga de la gloria local, un poco manchada y ferroviaria, ya, porque ha hecho el viaje en tren, o el que le manda a Rimbaud claveles blancos y anónimos, o el que saca a la niña a cenar y pasa la noche dentro de un arpa criptomallarmeana, donde finalmente quiere besar el cuello modigliano de la muchacha, hasta que ella le da una hostia.
xxEl carrozón blanquibaboso, ex burócrata, parado dentro de un abrigo de otros fríos, ahora que ya hace calor, el homosexual que quizá la sueña chico, el profesor de música desmelenoide que quiere compartir con ella cama, mesa y Mozart, el que le trae coca en moto, por flipar y ver si se entrega, la rueda de los locos, los ligones, los enamorados, los corresponsales en sus lejanas cabezas de partido judicial, los amigos de la infancia, crecidos en barba indecisa y grano granujiento, los embozados en su bigote negro que siempre les quedará postizo, despegándose mucho una punta cuando la quieren besar, los hijos de puta, los que la raptan hacia sus colegios mayores, hasta hacérmela vomitar de olor a sopa.
xxLos hombres, en fin, el perfumista, el rentista, el telefonista, el cerrajero, los que vienen en gremios, en sindicatos, en multitud, a ver si le tocan un poco el culo kepleriano a la niña, este culo cuyas órbitas dudan entre Kepler y Copérnico, los que no son nadie, el empleado de Banco, que la ve aparecer por la mañana y toda la colmena de los números se le vuelve amarilla.
xxEl cómico de risa desgualdrajada, el marica argentino, el solitario que cree estar haciendo una obra de arte de su soledad, y sólo está haciendo un bostezo que es como el vaciado de la nada, las mascarilla del tedio.
xxLos hombres, en fin, en torno de Rimbaud, y yo entre ellos, llevando y trayendo cosas, gardenias, petunias, bibliografías, maletas, gatos negros, bombones de licor, licor sin bombón, cafés de barrio con todos los camareros muertos. Los hombres, el hombre, con su urgencia de orgasmo y su priapismo mecánico, fallido, inútil y colegial.
xxQué buen observatorio del hombre es la mujer.

 

 

 

Umbral, Francisco. La bestia rosa. Barcelona; Libros y Publicaciones Periódicas 1984, S. A., 1984.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: