Inicio > Poesía > CENTRIFUGADOS. SEGUNDO ENCUENTRO DE LITERATURA PERIFÉRICA.

CENTRIFUGADOS. SEGUNDO ENCUENTRO DE LITERATURA PERIFÉRICA.

 

INAXIO GOLDARACENA

OBSESIONES

Con frecuencia reflexionas
sobre las horas que has dedicado
a pensar en lo que nunca fue.
Tanto vértigo y desperdicio,
tanto protegerte ante el futuro
y todavía sigues vivo.

Cada vez
lo ves más claro.
Se hace más nítida
aquella pérdida de tiempo.

Pese a todo
continúas pensando

por si acaso.

 

 

 

 

PEDRO OJEDA ESCUDERO

A veces pienso
que hubiera sido mejor nacer en Wisconsin,
en Milwaukee, por ejemplo,
y no por estas tierras.

Todo allí debe ser interesante,
el campo mucho más verde, la caza
abundante en los bosques y praderas.
Los habitantes llevan hacha y libros
que narran el ocaso de los tiempos
los leen todas las noches junto al fuego.
Los escritores de Wisconsin se refugian en una cabaña
en mitad del bosque
para escribir poemas que citarán los suplementos culturales
como las nuevas biblias
que exploran los senderos desconocidos en el arte.
Todos los poetas de Wisconsin son dignos de admiración
y por aquí son leídos como si fueran Walt Whitman.

Escribir en Wisconsin debe ser algo emocionante
porque siempre abrirás el mundo
a nuevas realidades
después de haber pasado dos meses en soledad
en una pradera inmensa
comiendo lo que tú mismo hayas cazado.

Tampoco está mal escribir como un polaco al que nadie haya leído
o citar siempre las grandes montañas del Himalaya.

Siempre puedes ser como Bukowski, sin ser Bukowski,
y jugar a ser un poeta maldito de salón o bar de copas.

No está mal, tampoco, plantearse seguir
en la escritura que se hacía por estas tierras
hace ya cuarenta años.

Pero resulta que no puedo porque no soy de Wisconsin
ni he viajado nunca a Milwaukee.
Ni siquiera puedo escribir desde Nueva York
para que me lean en mi pueblo,
aunque tenga ganas.

Tampoco soy Bukowski
y me aburre torear en un salón
en el que todos se ríen las mismas gracias
o hacer poesía con postura social
que nunca construye de verdad las barricadas
y hace cuarenta años yo era un niño
que corría detrás de una pelota
y tampoco —soy así de raro— me apetece escribir poemas
sobre centros comerciales
o lo que me gusta hablar con mis amigos
ni si envío o no mensajes por el teléfono móvil
o si anoche me emborraché y el mundo me parecía muy negro.

Tampoco, qué le voy a hacer,
sobre si Chus Visor me quiere o no
en sus catálogos.

Tengo la justa edad
para que no me importen
determinadas cosas
que no pueda llevar sobre mi cuerpo
porque no tengo más:

unas cuantas lecturas que hice mías,
los paisajes que he visto con mis ojos,
la huella de la piel de las mujeres
que alguna vez me amaron,
un puñado de amigos que me quieren,
los rosales plantados por mi padre
el olor de las manos de mi madre,
la ternura que siento por mi hija,
la tierra que he pisado,
recordar el origen de mi gente
para dar los combates adecuados
y las ganas de ser siempre horizonte
por encima de todo lo que me ate.

 

 

 

 

URBANO PÉREZ SÁNCHEZ

TRES MOMENTOS CASI NAVIDEÑOS

xxxxx3

Los del tercero han tendido la colada.
xxPrendas corrientes de diversos colores (alguna con
demasiados lavados a su espalda), a las que agita de
manera brusca el viento.
xxEn el flanco izquierdo ha aparecido una nube. De la
ventana de enfrente sale una luz amarilla que contrasta
con la pátina gris que ha adquirido la fachada.
xxSé lo que va a pasar, como el que ve por segunda vez
una película de crímenes y se concentra en las víctimas.

 

 

xxxxx2

xxElla, a la que no ve porque están a oscuras en el
dormitorio, le ignora. Emite pequeños gemidos,
monosílabos fallidos, cuando cambia de postura. Él
habla sin parar -como si desahogase consigo mismo-
mientras se viste con cierta dificultad. Abrocha la
mitad de los botones de la camisa, no se pone el
cinturón ni ata los cordones de los zapatos. Se acerca
por su lado y besa aquella porción de negrura caliente
que es su mujer. Permanece en silencio. Sale de la
habitación y va al salón donde enciende un cigarrillo.
Del monte se derrama una bruma ligera como el humo
que exhala -va bajando lentamente sobre las superficies
de castaños-. Apaga el cigarrillo y coge las llaves de
casa y la cartera. Cierra de un golpe la puerta. Mis
hermanos y yo aún dormimos.

 

 

xxxxx1

Emma, a la que no veo porque estamos a oscuras en el
dormitorio, me ignora. Sabe que he vuelto porque tira
del edredón de plumas hacia arriba. Le hablo mientras
me idesvisto ideprisa. iNo xson xlas xdiez xaún xy xson
vacaciones. iMe imeto ien la cama y agarro su cintura.
Ella deja su pierna muerta sobre la mía. Respira. Nada
más. xLe xcuento xque illevo itoda ila imañana idando
vueltas a ese sueño. Todo es muy real en él: mis padres
en isu ihabitación, imis ihermanos, iyo ien ila imía, ia
excepción de una cosa. Estoy dormido pero a la vez los
veo a ellos en medio de la oscuridad, icomo isi illevara
gafas de visión nocturna. iAlguien icomo iél, parco en
palabras, hablando ininterrumpida-mente. iComo yo.
Me hace pensar que tal vez sea ésa inuestra imarca de
hombres: ihablarle ia ila ioscuridad, ia nuestra propia
incomprensión en voz alta.

 

 

 

 

BALLERINA VARGAS TINAJERO

V-0349-AK

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA mis padres,
xxxxxxxxixxxxxxal Chorla y al Enano.

La tapicería roja
Sudada la espalda
Cada cual en su sitio
Yo detrás de mi padre
El Chorla en medio
Y el Enano
xxxque ahora mide dos metros
Detrás de mi madre

El trayecto el de los sábados
xxxxxxxxsi quedaba gasolina
De Quart de Poblet a El Saler
Niños bajad los pestillos
Sin aire ni cinturones
xxxxxxxxqué diría la DGT
Y mi perro de pie en mis rodillas
Pelo al viento
Asomado por la ventanilla
En la radio Nino Bravo
Porque mi padre decían no cantaba
Del todo mal y Nino
xxxxxxxxxxxxera Dios
Y si no
La misma cinta siempre
Una variadita que le grabó un amigo
Bob Marley Sade
Mango El Lebrijano
xxxxxxxxse te cayó el anillo dentro del pozo
Triana Black Pareja Obregón
Lole y Manuel
Cómo los odiaba
xxxxxxxxentonces

Y pensaba enfurruñada
En el día en que pudiera
Dar un golpe de estado
Hacerme con la radio
Y poner a los Hombres G ia Mecano
Y a los New Kids on the Block

xxxxxxxxxxxxoh my God

x
Ardía veloz el paisaje fuera
El aire en combustión
Los pinos pintados por Cezánne
El tiempo sudado eterno
Lento y caliente
Dentro

Las curvas cerradas
xxxxxxxxxxxxQue me pisas
xxxQuita la pierna
xxxxxxxxxxxxMamá dile a este que no dé patadas
xxxImbécil
xxxxxxxxxxxxPanocha
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxCabezón
xxxxxxxxxxxxTú no te metas
Como tengamos un accidente
Dejad tranquilo a tu padre
xxxHa empezado ella

Olor a pimiento y tortilla
Untados en crema solar a la ida
Todos en salazón y quemados
xxxxxxxxxxxxxxmala combinación
A la vuelta

Mi mundo contenido en aquel coche
En aquel asiento trasero
Que no veía el momento de abandonar
Que ya nunca será de nuevo

Se nos cayeron los años como anillos
La vida es el pozo
Y no habrá quien los encuentre
Ni novio

Después aprendí a conducir y supe
Lo que pesaba elegir el desvío
xxxxxxxxxxxxxxxxxla música
xxxxxxxxxxxxxxxxxla carretera
El dolor de cuello y espalda
Conduje y elegí
Y muchos días
xxxxxxxI wanna love you
xxxxxxxand treat you right
xxxxxxxNoelia
Puse aquellas

Esta mañana de lluvia
Daría cualquier cosa
Por volver a ese 12 DLS abarrotado
Por dejarme llevar a la playa
Entre pinos impresionistas
Entre gritos y empujones
Porque la verdad es que me aburro un poco
Con los ojos cerrados apuntando al techo
En este asiento trasero
De una sola plaza

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: