Inicio > Poesía > LA HUIDA HACIA DELANTE

LA HUIDA HACIA DELANTE

 

CRÍMENES PERFECTOS

Simplemente tuve la suerte
de estar en el lugar oportuno
en un momento incierto de su vida.

Después,
nos encerramos seis días luminosos
en un sórdido hostal de nombre
impronunciable, ajeno a las miradas,
el escrúpulo y las propinas.

Juré que nunca le haría daño,
engolando la voz con ademanes
de político. Y acabó siendo mentira
(o tal vez lo fuera desde el principio).

Romper el corazón
de una desconocida
en una ciudad lejana
y huir sin dejar rastro, mail
ni número de teléfono.
Tal vez sí es posible
el crimen perfecto.

 

 

 

 

TODAVÍA ES TARDE (FEATURING MARÍA LÓPEZ PONZ)

No me vengas ahora con remiendos
de ocasión, patrañas de viernes noche
y anhelos de seductor en apuros.

Fuiste tú quien finiquitó esta historia
(cuerpos abiertos, sábanas mojadas),
y tu llamada a deshora
ya no provoca prisas ni deseo,
solo estupor, rabia y una leve
risita de placer sádico.

 

 

 

 

LA ESCALA DEL DOLOR

Pocas cosas más dolorosas
que el amor no correspondido.

El desamor correspondido
es, sin duda, una de ellas.

 

 

 

 

LO PEOR DE TODO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxPudo ser un amor del montón
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpero todo el montón era mío.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxxxxxSr. Chinarro

Lo peor no ha sido que te marcharas
como te fuiste (y los dos sabemos
que te fuiste de muy malas maneras),
ni que te marcharas cuando te fuiste
(y sabes que no pudo haber
momento más inoportuno),
sino que, vengas cuando vengas,
vengas como vengas y lo hagas
cuantas veces estimes oportuno
regodearte con mi amor pazguato,
yo seguiré esperándote de brazos
y pecho abiertos, abjurando
de partículas interrogativas
y pretéritos que no pueden
entender, imbéciles, que has vuelto,
que al fin has vuelto y que esta vez
quizá sea para siempre.

 

 

 

 

COROLARIO

Te quise desde el principio;
no me di cuenta hasta el final.

 

 

 

 

CIUDAD DEL  HAMBRE: CASABLANCA

Tildes en rojo, tacos en árabe
y eternas discusiones con taxistas
en francés macarrónico.

Código mínimo de mímica
básica, cibersexo limitado
por la diferencia horaria y llamadas
al orden en perfecto castellano.

Ten cuidado, amigo, ya nadie
te espera en casa y un turista
es un blanco fácil
aquí donde no respetan
los pasos de cebra.

 

 

 

 

EL GRAN PROCRASTINADOR

Algunas de las principales
obras de la literatura
han sido fruto del aburrimiento:
qué lástima de internet, fútbol
y de que no haya Premio Nobel
de Cibersexo.

 

 

 

 

POSMODERNIDAD

Mi abuela muere lentamente
en la habitación de al lado
mientras yo veo un capítulo
de Mad Men con los cascos puestos
pensando: “joder, qué bien
reflejan la sociedad
de los cincuenta los guionistas
de la HBO”.

 

 

 

 

LOS MINUTOS DE LA BASURA

He estado la mitad de media
vida estudiando cosas que cabrían
en medio disquette, echando currículos,
yendo a recitales de poesía,
aprendiendo idiomas que olvido,
subrayando y releyendo poemas
que creía haber comprendido.

He pasado unas treinta mil trescientas
horas haciéndome pajas, haciendo
colas, esquivando en la acera
a madres de amigos y amigas
de ex-novias.

He estado más de seis meses completos
de resaca; un verano entero haciendo
zapping, otro pelando gambas.
He pasado un lustro fregando platos,
casi una década haciendo la compra
y treinta trimestres firmando notas.

He pasado dos meses esperando
aviones, seis a oficinistas, otros
trece a camareros y llevo cerca
de diez semanas esperándome
a mí.

He pasado seiscientas doce noches
en vela, pensando en deudas, política,
oposiciones, poesía y tetas.

He invertido cinco años de mi vida
en gritarle a la tele mientras
veo el fútbol o los debates
y la teletienda.

He estado cerca de nueve billones
de minutos rascándome los huevos
y el alma. A veces, simultáneamente.

He estado semanas enteras
al teléfono, cuatrocientos
trillones de veces limpiando
mierda que volvía al momento
y treinta minutos completos
no consecutivos pensando
distintas maneras de suicidarme.

Imagino que es cosa mía,
pero tengo la sensación
de que esta situación
ya la he bebido antes.

 

 

 

Peña Dacosta, Víctor. La huida hacia delante. Sevilla; Ed. La Isla de Siltolá, 2014.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: