Inicio > Poesía > EL PELIGRO Y EL SUEÑO – MERCEDES DÍAZ VILLARÍAS

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – MERCEDES DÍAZ VILLARÍAS

el-peligro-y-el-sueno-mercedes-diaz-villarias

 

MERCEDES DÍAZ VILLARÍAS estudió Humanidades en Albacete y Teoría de la Literatura en Turku, Finlandia. Se especializó en Diseño en la Escuela Politécnica de Valencia y en el Istituto Europeo di Design en Madrid. Punlicó el poemario Finlandia en el 2002, y en el mismo año la colección de salmos Enviada Especial (Premio Internacional de Poesía Barcarola). Su tercera obra, Mi Nombre es Rojo, fue publicada por la Editorial Plurabelle en 2004. En 2008 promovió el proyecto literario colectivo Canciones en Braille, generado on line y editado en formato libro (lulu, 2009). En 2011 editó y publicó la colección de poemas This Is Your Home Now, un proyecto transmedia de literatura, vídeo, fotografía y pintura. Ha participado con creaciones audiovisuales en festivales literarios como el versatil.es de Valladolid o El Mapa Poético de Córdoba, y con relatos cortos en diversas antologías y publicaciones periódicas. En la actualidad trabaja como diseñadora de branding en Madrid.

 

 

POÉTICA

Recuerdo que me quedé sentado en el tabu-
rete de vinilo color púrpura, incapaz de comer,
mirando por la ventana y esperando el estalli-
do, esperando que los coches pasasen flotando
por el cielo, que la estatua de Hamburglar se
fundiera, que el suelo de terrazo se agrietase y
despidiera lava.

Por supuesto, no pasó nada.

xxxDouglas Coupland, La vida después de Dios

 

 

 

 

LAS COSAS

Desbordada
como el tanque de agua del municipio
(el día de la inauguración, es cierto,
con las autoridades vestidas de domingo
vomitó todo el sulfuro, el agua,
dejando tras de sí un rastro
de hojas lavadas sobre las mantas).

Y éste es nuestro teatro del verano:
Desierto bajo una luz desgarradora
de anomalía.

Sea lo que sea que se acerque
a este entorno pasivo
sé que cuidarás de mis notas en esta casa
sacarás la basura, comprobarás el hornillo
cerrarás la pasta
y repartirás
los pedazos de carne
en porciones de hambre cotidiana.

Sé que quedarás guardando
cada momento discreto y concatenado,
el pan
las dos vueltas a la llave,
la factura del agua.

 

 

 

 

COME WHAT MAY

Hay que poner las manos por detrás
así, a la espalda.

La fila de mujeres por aquí,
cuidado con algunas partes de la hierba,
puede ser resbaladiza,
así,
en círculos,
bien,
sí, sigue así, May,
el campo municipal se va a quedar pequeño,
bien, bien,
allá vamos con un trabajo
de adivinación de los sentidos
encontrando el camino en el frío aire
intuyendo los accidentes en el campo.
Aho. Ahora formen en círculo.
Fuera del cuerpo que una vez fui.
Del cerebro que me aburre
(los encargos de arreglos florales
como peces congelados en el hielo
aún con vida que puede ser reactivada).
Sigan girando.

Bajo el sol, sigan girando.

 

 

 

 

BETTY

Se aburre y posa la frente como un pájaro gris sobre el cristal de la
cafetería. Tedio tras tedio y tedio dentro del tedio. Cocacola con tedio
y una bola de helado de vainilla. No espero nada. Sin embargo, miras
hacia fuera, apoyando el maxilar sobre el puño de rayas. El aparca-
miento, los coches, busco un hueco. Fe, necesidad y eyeliner. Azules
blancas. Las rojas las veo desde aquí, a través de la doble cristalera.
De un tejido parecido al de los albornoces, que da sueño. Las cancio-
nes que quizá ahora recita dentro de su cabeza. Mira como tirando
polaroids a nada en concreto. Supongo, con el vestido que le pedí que
se probara. Entonces echo la llave a cada una de las puertas. Ojos
entornados arañas negras de mala hostia. Dónde ir, qué hacer, casi
todos los trenes y carreteras van hacia el mismo lado. 35.000 cabezas
de ganado observando. Se muerde la muñeca y deja ver un mechón
de pálido rosa tras la oreja. Veo mi reflejo sobre uno de los dos cris-
tales. Como en una de esas láminas que venden en la feria. Portadas
de los Grateful. Más allá el mostrador. Una vieja, envuelta en la luz
verde y podrida de los halógenos. Menuda en su diminuta apariencia,
removiendo uno de los dieciocho híbridos de sirope para helados.
De pronto no puedo respirar. Sigo caminando. Dejo atrás el centro
comercial. La cafetería. El aparcamiento. Paso por delante del equipo
local. Veo a los adultos ensayando el baile anual. Bloques homogé-
neos de viviendas. Reses. Raíles de tren, un paisaje inconcreto.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(de This Is Your Home Now)

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: