Inicio > Poesía > EL PELIGRO Y EL SUEÑO – JAVIER LORENZO CANDEL

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – JAVIER LORENZO CANDEL

el-peligro-y-el-sueno-javier-lorenzo-candel

 

JAVIER LORENZO CANDEL (Albacete, 1967) es poeta y crítico literario. Entre su obra cabe destacar los libros de poemas Visiones al costo (Barcarola, 1997), Hotel Central (Sial, 2002), Juegos de Construcción (Visor, 2004), Ecosistemas (Visor, 2007), Amoretti o las tribulaciones de John Thomas Farwell (Biblioteca Nueva, 2010), Territorio Frontera (Visor, 2012) y Manual para resistentes (Valparaíso, 2014). Ha recibido, entre otros, los premios Barcarola, Fray Luis de León, Emilio Alarcos, Antonio Machado, este último convocado por la Fundación de Ferrocarriles Españoles con “La tierra que persigue” (FFE, 2006), y Jaime Gil de Biedma. Como ensayista ha publicado en colaboración el libro El milagro de Cervantes, y ha editado y prologado el libro de artículos de Antonio Martínez Sarrión Preferencias.

 

 

Y aquí tienen su poética y una selección de sus poemas.

 

UNA POÉTICA ANTE EL MENSAJE

Ser otro como un motivo más para dejar de ser yo, un yo com-
pleto, dubitativo, un yo que pregunta para encontrar sólo unas
cuantas respuestas. La comodidad, en este instante de la histo-
ria, es ser lo que otros quieren que seas, practicar en el gesto
para tener los mismos resortes ante las cosas de la vida, hablar
con las mismas razones y defender con los mismos argumentos,
discernir, poco, para llegar a conclusiones que pertenecen a la
mayoría, frente a una minoría silenciosa que optó por no ser
ese otro que implica compenetración y complicidad. Esta inte-
gración en la “globalidad”, objeto de un dudoso movimiento de
vanguardia de las sociedades, ha dejado en sus premisas una
forma de expresión que es, más que un proceso de comunica-
ción entre un emisor y un receptor, una suerte de acomodación
al mensaje. Este, y no otro, es el principal problema de nuestra
poesía. Estamos defendiendo un mensaje unitario, de acepta-
ción general, sean cuales sean las premisas que lo identifiquen,
frente a la originalidad del análisis del poeta. Un lenguaje que
no es del emisor y no descansa en el lector, sino que pertenece,
como digo, al propio mensaje. La poesía es, a estas alturas, una
suerte de abandono del yo que pregunta, del poeta escindido
del mundo para interrogarlo, en pos de un poeta que habla
desde el propio mundo, sin cuestionarlo, sin abrirlo en canal.

 

 

ESTAMPA

Dos púgiles, después de la pelea,
caminan sobre el río.
El más joven ha puesto su desnudo
cara al viento del Norte,
y tranquilo recuerda su victoria.
La corriente humedece las manos
y transporta la arena río abajo.
El otro ordena su derrota.
La seda de la toga
remedia los dolores de la herida.
Con la vista recorre, río abajo,
un manantial de sangre.

La arena del primero
ignora que es el fruto de la entrega,
del valor de la lucha y del coraje.
La sangre del segundo
sabe bien que atesora su vergüenza.

xxxxxxx(de Juegos de construcción)

 

 

 

 

XIX

No es duro el corazón de la piedra, no es firme
su sencilla estructura de sillares. Observa
cómo el viento la horada, la ocupa, va habitándola
para hacerla de viento. Nadie sabe si hay roca
por dentro de la roca, si sostiene su esquema
de material macizo, o el andar de los años
la ha transformado, ajada, en ilusión de piedra.
El paño de este muro, que una vez fue sostén
en su naturaleza, es ahora memoria.

Yo también vivo en mí la desnudez del muro,
como él he inclinado el valor de la roca
para dejarme al viento. Mira cómo se lucha
por mantenerse en pie donde el vacío habita,
y observa luego al hombre ser piedra, ser pared,
ser paño traspasado, pétrea razón del aire.

 

 

 

 

LA CLARIDAD DE LA NOCHE

Acepta lo que nace de la hora
en que el sol ya se oculta, mira entonces
la oscuridad, y si no hay desaliento
procúrate los ojos, los sonidos
de las aves nocturnas que someten
al fragor de tus pasos. Mira bien
si es el pensar más ágil o si tienes
en tal misterio un punto, un buen momento
para la reflexión. Y sé entonces
la claridad del ser en su conciencia,
y su misma verdad, la que quedara
escondida en la luz de las amanecidas
y que ahora se apremia en describir
todo aquello que buscas. Avanzar
por entre los zarzales y la noche,
por los inmensos páramos tupidos,
por un manto de helor que los azota;
avanzar por el miedo y contemplar
que la noche no asusta más que a aquel
que no pisa la noche y su opulencia,
su verdadero enigma.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMira luego
más adentro de ti y hallarás
que lo oscuro describe, imponente,
tu propia condición. Y, en tal trance,
adivina que eres también la noche,
la virtud del silencio, el pleno ocaso.

 

 

 

 

NO CONFÍES

No confíes en los caballos blancos,
ni en sus jinetes, sobrios
y perfumados encima de la grupa;
no confíes en los buenos propósitos
de la equina conciencia,
ni en las riendas que,
sujetas de las manos de amazonas,
sostienen todo el ímpetu
de las bestias más blancas.
Ellos también acusan la fuerza de su estirpe.

Si es pequeño tu espíritu
y no elevas tu condición humana
por encima del brillo de todas las espuelas,
no confíes en los caballos blancos
ni en la apuesta destreza de quien guía
el brío de sus crines.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(de Ecosistemas)

 

 

 

 

11

Un flautista interpreta, con rigor y medida, a Thakemitsu.
La concepción de música desde duros registros
Donde simplicidad se une a sugestión y a entendimiento
Me recuerda al proyecto de vida de las masas:
Un espacio diáfano para ser conquistado
Tan sólo con los pasos de civilizaciones,
Un sentimiento puro de posesión y, al hilo,
La defensa feroz al conservarla.

Se comprende la música de flauta
En la misma medida en que empiezo
A comprender al hombre, imperturbable
En su guarida de siglos, dominada
Por la simplicidad de los comportamientos
Y la dureza fría de mantenerlos aptos.

Thakemitsu es verdad, como es verdad la tierra conquistada
Y su convalecencia.
Escucho la virtud del gesto del flautista
Subiendo a las alturas de la interpretación
De algo tan singular como la sencillez,
Del complejo resorte que la mantiene, en su defensa,
Extraña.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(de Territorio frontera)

 

 

 

 

QUEDA LA VIDA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxAl poeta Antonio Rodríguez

Nunca, desde las cimas altas
Que he visitado, he sido ni seré
Más alto y más esbelto que el resto de los hombres.
Ni desde los abismos donde llegué
He sido el extravío que me ha hecho diferente.
Y nunca ante el dolor he sentido dolor
Muy distinto, ni amor tan desigual
Que nadie sea capaz de comprenderlos.

Por eso cuando escribo
Escribo de la culpa, de la piedad,
La calma prolongada del que observa,
También de libertad, de entendimiento,
De pasión y renuncia,
Con las mismas palabras, no otras diferentes,
De los hombres.

Es el lenguaje, armónico y vital,
La forma más precisa de comunicación
Que nos iguala. Allí donde lo somos
Queda la libertad, queda vida.

xxxxxxxxxxxxx(de Manual para resistentes)

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: