Inicio > Poesía > EL PELIGRO Y EL SUEÑO – ARTURO TENDERO

EL PELIGRO Y EL SUEÑO – ARTURO TENDERO

el-peligro-y-el-sueno-arturo-tendero

 

ARTURO TENDERO estudió Teatro y se licenció en Periodismo. Trabajó de payaso y fue director de informativos en COPE Albacete. Ha ganado, entre otros, los premios Manuel Alcántara, Gerardo Diego, José Agustín Goytisolo y Jaén. Ha impartido talleres de poesía en la Universidad de Castilla-La Mancha y centros de profesores de esta Comunidad. Entre sus libros, destacan los poemarios La memoria del visionario (Visor, 2006), Adelántate a toda despedida (Pre-textos, 2005), Cosas que apenas pasan (Hiperion, 2008) y Alguien queda (Renacimeinto, 2013). También ha publicado ensayos, teatro, artículos y la colección de relatos La hora más peligrosa del día. Ha estrenado la obra teatral Un café bien cargado y una versión libre de El mercader de Venecia. Fundó y dirige con Juanjo Jiménez la revista La siesta del lobo. Escribe una columna los domingos en el diario La Tribuna. Mantiene varios blogs; El mundanal ruido y Con las manos en los bolsillos son dos de ellos. Ha sido alcalde de Chinchilla como independiente con Izquierda Unida. Es profesor de Educación Física en el Instituto Bachiller Sabuco de Albacete.

 

 

Y aquí tienen su poética y algunos de los poemas que aparecen en la antología.

 

A MODO DE POÉTICA
OÍR LA PROPIA VOZ, QUÉ ASOMBRO

Bendita luz, mi brújula, poesía,
en ti busco mi refugio como en el agua fresca
hallada en un venero, oculta en un culantrillo.
Bebo de ti con avidez furiosa.
En ti calmo la sangre tarántula que corre por mis venas.
En ti vuelvo a la Arcadia y toco lo intocado:
el oro, la ballena, el azafrán silvestre,
y revivo el romance que se extravió en el bosque,
y bato alas sobre el precipicio.
Qué asombro, sí, qué asombro
recuperar la arqueología, escribir con las manos,
con el niño, con el tesoro
que una y otra vez recuento a solas
en la noche, en el bosque, en mi escondite.

 

 

 

 

ORIGEN

Procedo de una hoguera en el bosque
y oigo cantar las llamas dentro y fuera de mí.
Cuántas veces la sangre de mi sangre
se quemó con ortigas, cómo tiene
grabada en el instinto la fuga de la liebre,
una rama que cruje, el lejano relámpago,
la aspereza del liquen en la piedra.

Si oyes pasar la brisa en los abrojos,
la oímos a la vez. Si te cercó la lluvia
al abrigo de un risco,
si has confundido una carrasca oscura
con una alimaña en el barranco,
nos acurrucábamos juntos.

Oigo la sed de la simiente
y cuando abrazo un árbol
abrazo a su raíz, y en el jersey
presiento el pulso de la lana viva
y escucho las campanas vacías de sonido
y en los torrentes secos oigo correr el agua.

Porque en la sangre llevo los parajes
tal como estaban antes de que llegáramos.
Y, aunque vivo en ciudades hechas para el olvido,
saco a galopar mis venas
y el sudor me devuelve las tierras arrasadas.

xxxxxxxxxxxxxxx(de La memoria del visionario)

 

 

 

 

FINIS TERRAE

Despierto y oigo un mirlo
que disputa al silencio su reinado.
Vuelvo a cerrar los ojos.

La mañana es un tren que se avecina
en la estación desierta.
Todos duermen,
nada, sino la voz del mirlo
deja pensar que el mundo está existiendo.

Como si, solos,
el mirlo y yo que escucho,
no muy despierto aún,
mantuviéramos viva
la conciencia del mundo.

Por eso, cuando el mirlo calla más
que de costumbre,
vacila la existencia, se adelgaza,
más leve que el rocío,
se desvanece
en humo su fragilidad extrema.

xxxxxxxx(de Adelántate a toda despedida)

 

 

 

 

DÍA DE DIFUNTOS

A veces vuelve uno de la noche,
y aunque entra en la casa,
y da la luz y cierra, no consigue
sacudirse la noche.

Y se cambia de ropa,
y se pone más cómodo, se sienta
en su sillón de siempre, y no consigue
sacudirse la noche.

Y toma un libro y huye
a través de las páginas
como un ciervo acosado,
y ni aun así consigue
sentir que ha vuelto a casa,

sacudirse la noche,
sacudirse ese peso de los ojos,
ese peso profundo
que no vencen las luces terrenales

y ni el sillón, ni el libro,
ni la casa derrotan.

xxxxxxxxxxxxxxxx(de Alguien queda)

 

 

 

 

CÉSAR BORGIA

Según dicen las crónicas,
aquí pasó unos días
en el castillo, preso.
Si no mienten, sin más remedio tuvo
que atravesar la plaza
y adentrarse por una de estas calles
empedradas, posar tal vez la mano
en un sillar cualquiera
de cuantos todavía se sostienen,
deslizar la mirada
por la vasta llanura en la que ahora
se recrean mis ojos.
Puedo superponer
sus gestos a los míos,
reconstruir aquel paso fugaz
con conjeturas
que sólo se sostienen por vagas referencias.
Pues sólo los anónimos
labriegos y albañiles
tocan la realidad y en ella dejan
huellas que permanecen.
El esfumado rostro de aquel aventurero
es poco más que un cuento para niños.
Mi propio paso
que intento sostener con esta crónica
deja de ser verdad mientras me alejo.

xxxxxxxxxxx(de La memoria del visionario)

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: