Inicio > Poesía > MADRE

MADRE

Zavattini Cobijarme en una palabra Madre

 

MADRE

Nuestras miradas, madre,
que esperan morir juntas,
si no lo escribo no lo sabrá nadie.
Decíamos chuleta y era muerte.
¿Sabes que he encontrado en el mercadillo
la cama en que dormías con tu marido?
Sí, con mi padre. Setenta mil liras
he pagado por ella, La cabecera
la tengo apoyada a la pared de un cuarto
de la casa natal donde tengo intención
de volver a vivir. ¿Para qué
todas estas maniobras?
El corazón también tiene sus prejuicios.
Me compraría un reloj nuevo
pero mientras vivas, como el que llevo
me lo regalaste tú en el 1948,
no es posible.
Cuando pienso en el día que te vayas
me veo comprando poco después un Patek.
¿Le hablarás de mí orgullosa
a quien va a ponerte las medias?
Mi impotencia es infinita.
Derrotados, nos sentamos en el balcón
que da a la calle, te gusta estar sentada
viendo pasar todo lo que ha pasado.
¿En qué piensas? me preguntas.
No te respondo. ¿Cómo podía informar
a una medio analfabeta que según Lutero
no se puede contar con Italia
porque en los momentos cruciales
nos echamos atrás
con una de aquellas volutas de Bernini
largas desde entonces hasta aquí?
El presente parece siempre
menos solemne que el pasado.
Qué torpemente vivimos
el misterio de la vida.
Entre nosotros, madre, en cualquier caso,
nunca hubo ni habrá primero ni segundo.
Madre, ¿por qué no me hiciste héroe?
Hemos perdido la dignidad —¿sabes
exactamente qué es?— entre la mierda
de los saludos y los desmoronamientos
de los que no oímos el ruido.
No imaginas que me siento tentado de
tirarme de este balcón pensando
en las plegarias de siempre
mientras caen las bombas y tú, desesperada,
te tirarías detrás de mí y acabaríamos
bajo la misma sábana por distintas razones.
Hazme un milagro, madre, de cenar.
Con la mano en tu hombro resisto
a la noisaclicait a levistrós fucolt
a todos aquellos que cuando estás convencido
de ser (como ahora que los Mariani
han encendido la luz, están a punto
de sentarse a la mesa), llegan ellos
y te borran o te convierten en otros.
Te soy sincero, madre,
yo también pienso cosas noche y día
y cambio desde lejos
a gente que no lo sabe.

 

 

 

Zavattini, Cesare. Cobijarme en una palabra (Trad. Juan Vicente Piqueras). Madrid; Bartleby editores, 2016.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: