Inicio > Poesía > BREVE TEORÍA DEL DESASTRE

BREVE TEORÍA DEL DESASTRE

David Sarrión Breve teoría del desastre

 

2.4. VIVIR LO BREVE

xxxxxI

La vida es un recuerdo breve al que uno accede día tras día a lo largo de su vida.

 

xxxxxII

Se considera imprescindible hacer de lo inhóspito algo cotidiano, vigilar sonrisas pasajeras, pasear con pómulos desencajados, mandíbulas traviesas, con huecas impresiones de lo que no acontece nunca.

La vida es un conjunto de actos inexplicables a los que rendimos tributo día tras día.

Tendemos a vestir la vida con pajarita, pantalón con raya al medio para fechas señaladas y, al filo de la mañana, morir, por primera vez con tirante escueto, escasa escama, quietos ante los golpes que derrama su hermoso drama.

La vida es un gato malevo y perezoso al que ofrecemos caricias y contadas ocasiones, besamos sin esperar nada a cambio.
En el vaivén de su existencia la vida transcurre entre agonía y orgullo, mostrándose candidata perfecta para ser anillo en nuestros índices dedales.

La vida es la mayor de las casualidades a la que pueda estar expuesto el ser humano, pero esta afirmación no siempre querremos comprenderla.

 

xxxxxIII

La vida es un puñado de imágenes definitivas envueltas al azar o quizás por prioridades.
La vida tiende a dar, en ocasiones, más de lo que quita.
La vida es la trastienda de los sueños. El BOOM, el PUM, el BANG que acaba con las sienes de todos los presentes de esta vida pasajera.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSe puede resumir en partes nuestra vida,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpero sólo los recuerdos unirán el puzzle que
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxexcede la muerte.

 

 

 

 

3.3. PROBABILIDAD PASADA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxTodo resulta
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxun desierto quebrado
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxa las tres de la mañana.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJavier Temprado

Pensé que tras la noche partirían los fantasmas. Me empeñé en transformar escalofríos en espasmos. Quise volar bajo el agua, tener un tapiz indestructible, no darme por vencido fácilmente.

Intenté no pensar sin quedarme dormido. Lamenté no dormir por pensar demasiado.

Dejé para luego, entonces, el encuentro endemoniado, las virtudes mal curadas o las ganas de partir sin optimismo por mi falta de costumbre a los milagros.
Porque, al fin y al cabo, uno también puede estar bien dando palos de ciego a las puertas
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxdel olvido
en el lado equivocado.

 

 

 

 

3.4. PROBABILIDAD PRESENTE

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxSi nos quedara algo
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxno lo dudes
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxsería un plan de fuga
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMatías Miguel Clemente

Pensar que existe una estancia común a la vuelta de la esquina. Pensar que no queremos más, vivir en este mar que algunos llaman Vida. Pensar que el náufrago perdió sus coordenadas. Pensar quizá que estás envuelto en el cemento de un océano muy amplio.

Poder perder mañana el verso que hoy clarea. Poder también permanecer en e borde de la cama y no dar tiempo por perdido.

Poder romper palabras como se rompen cristales, quemar agallas como se queman postales del pasado o pasar sin demanda sobre la línea que separa el horizonte de la tierra, vestido de astronauta por delante de tu puerta,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpara que al fin confíes en la idea de mudarnos de planeta.

 

 

 

 

4.4. LOS DÍAS MUERTOS

Los días pasaban sin mucho sentido. Amarte era la única manera posible de enjaular el tiempo. Bebimos orgasmos y compartimos la ducha, la dicha, el verano y un jardín de látex para dos.

Amarte era el único lugar seguro y así lo hice: a ciegas, a escondidas, a espasmos.

Los días pasaron. Comprendimos el lenguaje de la nada. Nos mostramos como animales en su hábitat, sin perder el sentido de la calma.

Amarnos fue la única manera de sentirnos vivos y así lo hicimos:
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxNos atamos al cuello la soga del deseo
para descansar después sobre la hoguera de los sentimientos.

 

 

 

 

4.8. LA BÚSQUEDA IDÓNEA

Te sabes de memoria el ciclo: Primero arriba, después decepcionado, hibernar durante años, caer sin salpicones, despertar mojado, secarte con nutrientes naturales, tropezar de nuevo, golpear el suelo, compadecerte de ti mismo, llorar mucho y mear poco hasta descubrir que tu rutina, como el cuarto que habitas o los libros que lees, debe variar acorde a la intuición de una búsqueda. Eso que tú,
xxxxxsolo,
xxxxxxxxxxllamas
xxxxxxxxxxxxxxxxxvida.

 

 

 

 

5.1. LA LUZ

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxHoy regresas a casa ocupando un océano
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxque ha sido atravesado por la luz.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxRubén Martín Díaz

El mundo dejó de oler mal un día de resaca.
Al despertar me cegó el reflejo del atardecer incrustado en una ventana que poseía una cantidad incontable de horas de flaqueza.
El transcurso de la tarde estuvo bañado en caricias. Cumpliendo cuentas pendientes con mi rostro cotidiano. Materializaba alguna sonrisa indisciplinada, tímida y hueca, discutiendo en voz alta por los pasillos del supermercado sobre el menú que iba a degustar cuando llamara a mi puerta la fuerza del hambre.

Mientras que eso ocurría analicé mi vida, recaí en la ingestión de algún producto químico sin importancia y hablé contigo, aunque ya no eras la misma.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(Llegué a notar la sensación de alivio cuando colgué).

Mis manos lejos del deseo, gritaba yo, cuando la fuerza del hambre surcó mi cerco, con cierto aire reposado, confirmando que ningunos ojos son los mismos después del cuarto (o quinto) parpadeo.
Me di un festín con los recuerdos más dulces de nuestro paso por la vida. Traté de no excederme con la sal al reducir una salsa transgénica de lágrimas. Descongelé los miedos y mezclé los platos rotos para elaborar un postre con verdades. Después guardé la siesta en un cajón seis horas. Y ahora cuando ya no huele mal el mundo, soy capaz hasta de hablar cuando hay alguien a mi lado.

 

 

 

 

5.2. RECORDATORIO

Me apodero de este instante breve y denso.
No es momento para bromas, he llegado aquí desde el recuerdo.

 

 

 

 

5.4. MUDAR LA PIEL

Olvidar que hubo un yo antes del mí que ahora escribe este poema.
Presenciar la muerte del yo nocturno, del mí sereno.
Sobreponer a los recuerdos que aturden imágenes reales, figuraciones o sueños que llegan desde el futuro y no hacer nada por detener el rumbo de los ojos cansados, de los pies hundidos, de la memoria cancerígena.

No hacer nada pero al mismo tiempo asumir, tan de golpe, la muerte del yo de antes y saber que en mi memoria
xxxxxxxxxxxxxxxsolo queda espacio para instantes bellos.

Sentir,
xxxxxxxtan de pronto,
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxeste arrebato a favor de la razón.

 

 

 

Sarrión Galdón, David. Breve teoría del desastre. Madrid; Ed. Huerga y Fierro, 2015.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: