Inicio > Poesía > ÍCAROS DESORIENTADOS

ÍCAROS DESORIENTADOS

Visita a la playa

 

HAY una teoría
según la cual en algún sitio lejos
tal vez al otro extremo del planeta
en mis antípodas
existe un hombre como yo:
mi estrella par
mi alma gemela
el otro cabo de la cuerda el hombre
que sueña con mi sueños antes
de que sueñe con ellos
que siente antes que yo lo que siento
con diez o doce horas
de ventaja

no sé si él lo sabe
si como yo es consciente de la vida
de mierda que tenemos en el caso
de que tengamos vidas paralelas:
dos veces cada día
una
cada diez mil kilómetros
el mismo tipo de basura:
mi estrella par
mi alma gemela
el otro cabo de la cuerda el hombre
que sueña con mis sueños antes
de que sueñe con ellos

ignoro dónde estás
cuál es tu nombre
pero lo siento mucho

lo siento
mucho.

 

 

 

 

ME bastas tú,
una ciudad cualquiera
y un dios al que poder encomendarnos,
hecho de piel,
de carne y de deseo.

Es una lista corta, ya lo sé.
Pero no falta nada.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxLe pregunté a la culta dama si conocía el cuento de
xxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxxxxAugusto Monterroso titulado “El dinosaurio”.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxx-Ah, es una delicia- me respondió-, ya estoy leyéndolo.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxJosé de la Colina. La culta dama.

PUEDES pensar
que han sido necesarios seis mil años
(los libros de Virgilio las pirámides
la Eneida la Odisea
los griegos los romanos
culturas aplastándose formando
otras culturas nuevas
guerras interminables desembarcos
en nuevos continentes
siglos de luces y de sombras
de amor y de barbarie
y Gutenberg sentado ante el futuro
la iglesia y Marx y Hegel y Platón
y luego los pintores los poetas
Valente por ejemplo
o Hopper o Velázquez o Picasso
el jazz Miles Davis Charlie Parker
las máquinas y Freud Rayuela
el muro de Berlín cayéndose a pedazos
la posmodernidad el punk
Strummer Los Ramones Johnny Cash
Apocalipsis Now
Leibovitz Dylan Lennon Calamaro
y así hasta ayer
por resumir un poco
y no entrar en detalles).

Puedes pensar en eso, recordar
que un río
no pasa dos veces nunca por el mismo sitio.
Tirar de clásicos,
tratar de demostrar que vuestro encuentro
obedece a un plan preconcebido,
a sendas insondables de la sangre,
los astros,
la suerte o el destino.
A la causalidad insobornable
de la historia,
el arte,
la cultura.
La civilización, en suma.

O puedes meterle ya la lengua dentro de la boca
y dejarte de tantas tonterías.

 

 

 

 

AHORA no lo ves
(el engranaje lento de los días,
esta casa,
el sexo como hábito constante,
esta vida sin riesgo
ocultan la evidencia)
pero tú y yo soñamos otra vida.

No te atormentes,
la culpa no es de nadie;
hay que comer tres veces cada día.
Mira por la ventana:
el mundo nos ofrece
una hermosa mañana de febrero,
y olvida lo que digo.
Después de todo
sigues oliendo igual que el primer día.

 

 

 

 

POR una caja llena de cerezas
rojas
por un antiguo blues de Robert Johnson
y por tu lengua dentro de mi boca

hoy

si estás dispuesta
si tú quieres pagarlo
me dejaré comprar por ese precio.

 

 

 

 

DEJAR que el sol se ponga.
Subir a las terrazas,
contemplar
la vida en la ciudad:
abierta y luminosa
como son luminosas las heridas.
Mear en las cabezas de la gente,
mojar
el dedo en la ginebra y escribir
tu nombre,
rascarle al gato de la noche
la barriga
y colocarnos en mitad de nada:
justo
entre el espejo líquido del tiempo
y el sábado sin luz de la nostalgia.

Ahora ya lo sabes:
no estábamos cargados de futuro.
Reconozcámoslo:
no era verdad que el mundo
estaba más allá de las botellas,
detrás de los neones
del sexo y el exceso.
No quiero que se entienda mal:
estuvo bien,
pero no nos llevó a ninguna parte.
Cuando ya se hizo tarde
para seguir jugando a los borrachos,
era ya tarde para casi todo.
Tuvimos que aprender,
en poco tiempo,
una manera nueva de querernos;
a distinguir el tenedor de carne
del de pescado, a caminar
por un alambre cada vez más grueso,
más bajo
y menos peligroso.
A esta manera nueva de vivir,
en suma.

Puedo afirmar sin miedo a equivocarme
que te quiero.
También que tú me quieres,
pero no sé si eso es suficiente.
No sé si es suficiente y sin embargo

que es más de lo que un hombre como yo
merece.

 

 

 

 

CARMINA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxpara Andrés García Cerdán

UN disparo de luz
un diapasón de sombra
una espiral de fuego y de ceniza
(donde hay peligro, ahí estoy yo)
un cartucho
de dinamita dentro de la boca
los cuadros de Pilar Belmonte
una mañana rara
(las cosas van muy bien últimamente)
un libro
una guitarra un bote de cerveza
(nuestro primer encuentro:
De todos los que estamos aquí
uno, al menos, te ama)

un trueno
una tormenta
dentro de una tormenta
un disparo de luz
un diapasón de sombra.

 

 

 

 

UN hombre
se mira en el espejo por encima
del hombro.
Una mujer lo abraza sin saberlo.
Van a hacer el amor,
pero les sobra uno.

 

 

 

 

BREVE HISTORIA DE AMOR

Yo sólo sé una cosa:
un día
despertará y el dinosaurio ya
se habrá marchado.
Ocurre siempre, antes o después.

 

 

 

 

ANTES,
cuando mis pies tenían
la edad de las aceras, todo
tenía solución con mercromina.
Ahora,
tres mil años después
(no sé ni cuánto hace ya de aquello),
todo puede arreglarse con dinero
(en ocasiones,
además,
algunas cosas
solo
con dinero).

Hemos ido a peor,
sin duda alguna.

 

 

 

 

BREVE AUTOBIOGRAFÍA INCOMPLETA EN TERCERA PERSONA

CUANDO regresan,
los hombres que partieron
hacia ningún lugar, de dónde vuelven.

A qué nombres responden.

 

 

 

 

LA tesis es sencilla y recurrente:
la mejor parte de la borrachera
es la que no recuerdas.
Es la única explicación para lo nuestro:
debimos ser felices
solo que no me acuerdo.

 

 

 

 

ESTRATEGIA

UN puñado
de zorras proletarias a la puerta
de un gallinero de gallinas ricas
(aburridas y gordas
y con las crestas fofas).
Unas cuantas cigarras marginales
en posición de ataque,
sosteniendo
consignas incendiarias.

Cero retórica
(tal vez algún poeta en los eslóganes):
la piedra sigue siendo la distancia
más corta entre dos puntos.
Remaches,
tubos de acero, tuercas y tornillos.

Nada de por favor.
Nada de gracias.

 

 

 

 

TATUAJES
tabaco de liar
papel de plata
una canción sonando desde ayer
en bucle
en el equipo
latas de atún tiradas por el suelo
entre mecheros rojos
cuerpos en ruinas
y restos de basura
ya ni recuerdo si nos avisaron:
es cuanto queda
del cofre del tesoro.

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxMe sé hacer de todo.
xxxxxxxxxxxxxxxxxixxxxxxxxxxxxxxxxJosele Santiago

EN cuanto al sexo
como en todas las cosas:
mejor solo
(por organización por coste por
logística
por hábitos higiénicos)
que mal
acompañado

todo
entre mi mano y yo
de forma democrática:
minoría absoluta.

 

 

 

 

NOS cuesta tanto y aprendemos tan
despacio.
Millones de caricias para nada,
una vida de lágrimas inútiles,
una y mil veces el mismo fracaso
para saber, al fin,
dos mil años después de la primera vez,
que solo es necesario utilizar
una palabra
para decir adiós:
adiós.

Es una palabra meteorito:
cuesta creer que cause tanto daño
con tan poquitas letras, siendo tan
pequeña.

 

 

 

 

Y mientras todo cambia
el mapa de tu sexo permanece
mostrando
inalterable
el único camino hacia el tesoro.

 

 

 

Vidal, Natxo. Ícaros desorientados. Murcia; Ed. Raspabook, 2015.

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: